lunes, 25 de mayo de 2015

PATRIA



Patria si eternamente proclamada
Siempre más derrotada que vencida
Siempre más asustada que atrevida
Siempre más que querida, violentada.

Patria, que el veinticinco, nos contaran,
Naciste. Y nació un mito con tu vida:
Te inventamos lluviosa y conmovida,
Te pintamos pacífica y romana,
Tan altiva, de trigos bien poblada,
Tan soberbia, de glorias más erguida,
De blanco peplo toda revestida,
Señora de laureles coronada.

Apenas nos sostienes la mirada
Cuando en tu espejo nuestro afán se mira
Pues en los niños lloran tus heridas
Y sobre la indigencia te derramas.
Patria completamente traicionada,
Patria que desayunas con mentiras,
Patria que te recuestas sobre espinas,
Patria desconsolada,
De desaparecidos alumbrada,
De deudas confundida,
De demagogos harta y convencida,
De sabios que se fueron olvidada.

Aquí tienes la sangre renovada,
Aquí tienes tu fuerza renacida:
Ellos dirán tu nombre una mañana,
Tendrán que decidirse por la vida,
Tendrán que establecer las cuentas claras,
Ser la verdad, ser toda la justicia,
Ser el pan solidario y el trabajo,
El estudio, la honra, el sacrificio,
Como el abuelo que empezó de abajo
Con su silencio y su sencillo oficio…
O dejaremos de llamarte “Patria”
O dejarán de festejar tus días.
Diles, ¿qué esperas? ¡Qué se acaba el tiempo,
Que necesitas de su juramento,
Que tienes esperanza todavía!

María Rosa Meléndez
Fábulas para el siglo niño

No hay comentarios: