jueves, 21 de noviembre de 2013

DÍA DE LA ENFERMERA ó ENFERMERO





Hace 50 años, el Ministerio de Salud de la Nación instituyó el 21 de noviembre como el Día de la Enfermería, en coincidencia con la festividad de Nuestra Señora de los Remedios, considerada patrona de la actividad. Como quienes realizaban esta práctica eran, en su mayoría mujeres, nació como Día de la Enfermería.
A todos los enfermeros y enfermeras, nuestro reconocimiento, respeto y admiración, en mérito a su labor, porque es un oficio difícil, sostenido por la capacitación y por el amor por los semejantes.
En ellos la vocación, el sentimiento de protección aunado al profesionalismo y la calidez humana hace que nos preguntemos: que seria de un hospital, un sanatorio, una posta sanitaria, de ese enfermo especial que necesita de sus servicios permanente, sin la presencia y la tarea de la enfermera o enfermero.
Una enfermera o enfermero es un profesional de la salud al servicio de la comunidad. Está capacitado para prestar servicios en la prevención de las enfermedades, promoción, protección, y recuperación de la salud, así como en la rehabilitación ya sea individual, familiar y comunitaria. Es decir su capacitación es orientada en lo asistencial, administrativa, docente y de investigación.
FELIZ DÍA!


miércoles, 20 de noviembre de 2013

LA VUELTA DE OBLIGADO





LA VUELTA DE OBLIGADO

Situado a 19 kilótremos de la ciudad cabecera, se accede por ruta asfaltada a la localidad de Vuelta de Obligado, lugar donde recuerda la “Batalla de la Vuelta de Obligado declarado lugar histórico por Decreto Nacional, el 21 de Marzo de 1942.
La Batalla de Obligado es geopolíticamente la consecuencia de la defensa de los primeros intereses económicos para el país. Se produjo en momentos en que las potencias europeas (Inglaterra y Francia) buscaban nuevos mercados para sus productos comerciales y además le interesaban nuestros suelos que producían materia prima muy barata para la época.
Por otra parte, Brasil impulsaba la política expansionista iniciada por los portugueses sobre los territorios del Río de la Plata.
Francia e Inglaterra ejercían el imperialismo económico y trataron de aprovechar el momento propicio que ofrecía la situación reinante en el Río de La Plata. Creían posible desarrollar una acción más amplia de la libre navegación de nuestros ríos.
El Combate
El 20 de noviembre de 1.845, vuelta de Obligado fue el escenario de lo que hoy recordamos como Batalla de Obligado. En este suelo combatieron las fuerzas nacionalistas de Rosas, al mando de Lucio Mansilla contra fuerzas anglo-francesas. Como Rosas no permitía el libre paso por el río para comercializar en Corrientes y Paraguay, y ante la insistencia de las fuerzas anglo - francesas. Como Rosas no permitía el libre paso por el río para comercializar en Corrientes y Paraguay, y ante la insistencia de las fuerzas oponentes, el por entonces gobernador mandó a encadenar el río, simbolizando de ésta manera su desacuerdo para con aquellos quienes por la fuerza intentaban remontar el río Paraná. Vuelta de Obligado, lugar histórico, donde la agreste belleza se muestra con extraordinaria generosidad, en el que se unen la magnificencia del paisaje y el encanto proveniente de pisar el suelo que fue escenario de una proeza criolla. La flota anglo - francesa estaba compuesta por seis barcos de bandera inglesa y cinco con pabellón francés. Además de las barcas carboneras para abastecer los navíos a vapor, detrás del contingente bélico, navegaba un convoy de noventa barcos mercantes de distintas banderas, cargados con mercadería para ser comercializadas, en cuanto a nuestras fuerzas estaban compuestas por cuatro baterías denominadas: Restaurador Rosas, Gral. Brown, Gral. Mansilla y La Manuelita. Entre la batería 1 y 2, y un poco más atrás se encontraban cien hombres; detrás de estos, cuatrocientos soldados del regimiento de Patricios de Buenos Aires y luego había situados cuatro cañones y a la altura de la batería 2 se encontraban doscientos soldados de la caballería y seiscientos de infantería, componentes del regimiento de milicia Nº4 con asiento en San Nicolás. Entre ellos un centenar de sampedrinos y más atrás el Juez de Paz de San Pedro, Don Benito Urraco, con ciento setenta de sus vecinos y con ellos los de igual cargo de Baradero y San Antonio de Areco, con cien y treinta de sus vecinos respectivamente.
El montículo de tierra que todavía se percibe habría sido el lugar desde donde se ataran un juego triple de cadenas, en la otra orilla donde finalizaban estas, se encontraba el bergantín “Republicano”, la cadena tenía un largo de 360 brazadas y había sido solicitada ese mismo año por Mansilla, comandante en Jefe de todas las fuerzas. En lo fluvial se habían colocado delante de las cadenas, cinco chalanas con material incendiario para que el humo quitara visibilidad a lo Anglo - franceses y si el ataque se producía a la noche, daría suficiente luz para distinguir la posición de los agresores. Detrás de las cadenas, hacia el lado de San Nicolás, se hallaban tres lanchones, cada uno de ellos tenía un cañón, finalmente en la bahía estaban estacionadas seis balleneras y ocho embarcaciones menores con doscientos infantes a la espera de dirigirse a la isla si los invasores desembarcaban en ella, al frente de la escuadra anglo-francesa y como burla navegaba la fragata “San Martín” ex nave insignia del Alte. Brown, vilmente apresada frente a Montevideo, luciendo el pabellón de Francia y que fue la encargada de dar la señal de abrir fuego.
Hacia medio día, Mansilla pasa un informe a Rosas, el cual decía que si bien el enemigo no había logrado su propósito de cortar las cadenas y remontar el río, lo harían en breve ya que se quedaban sin municiones, comienza así a decaer la maravillosa y valiente defensa de Obligado.
Después de casi doce horas de intenso combate, las fuerzas patriotas se retiran.
Con proximidad se entiende que entre las 09:00 y las 09:30 hs., de la mañana del 20 de noviembre comenzó el cañoneo entre ambas fuerzas, pasadas las 12:30 hs., ya habían tomado la batería de Alzogaray, quien era la única que quedaba con municiones para continuar la lucha.
Debemos recordar que cuando aconteció lo de Obligado, las dos orillas del Paraná, a la altura, pertenecían a la Confederación Argentina , comandada por Rosas, por lo tanto demás está decir que Francia e Inglaterra estaba usurpando derechos legales establecidos, recién nuestra constitución de 1.853, permitió la libre navegación de los ríos de la confederación a cualquier bandera.

martes, 19 de noviembre de 2013

ANIVERSARIO DE LA PROVINCIA DE JUJUY









Al iniciarse la conquista española, el actual territorio de Jujuy estaba poblado por diversos pueblos indígenas. Predominaban los omaguacas, entre cuyas parcialidades se destacaban los ocloyas, purmamarcas, yavis, yalas, churumatas y los jujuyes, de quienes deriva el nombre de la provincia, aunque los atacameños -en especial la parcialidad lipe- eran predominantes en la región puneña. Los omaguacas eran una síntesis étnica dediaguitas y atacameños con un fuerte componente genético arawak. La tenaz resistencia de estas poblaciones dificultó primero el avance de los quechuas y luego el avance español. En 1536 Diego de Almagro recorrió la Puna jujeña.
A lo largo del siglo XVII la población asentada en la ciudad, pueblos, estancias, haciendas y chacras fue creciendo lentamente. Según el primer censo (1779) había 14.694 personas. De ellas el 14% vivía en la ciudad donde españoles, negros, mulatos y mestizos eran mayoría, mientras que en el área rural predominaban los indígenas. Los esclavos negros provenían de Buenos Aires y se los destinaba a tareas domesticas o artesanales. Sus uniones con indgenas o españoles (mestizaje) dieron lugar a las castas afromestizas: mulatos, zambos.
La región formó parte del Virreinato del Perú hasta 1776, en que la corona española creó el Virreinato del Río de la Plata. Al subdividirse administrativamente el Virreinato del Río de la Plata, conforme a la Real Ordenanza de Intendentes del 28 de enero de 1782, la actual Provincia de Jujuy quedó ubicada dentro de la Gobernación Intendencia de San Miguel de Tucumán. Un año y medio después, la Real Cédula del 5 de agosto de 1783, suprimió la Gobernación Intendencia del Tucumán, con lo cual Jujuy junto con Catamarca, Santiago del Estero, Salta, Tucumán y la Puna de Atacama, pasó a integrar la nueva Gobernación Intendencia de Salta del Tucumán, con sede gubernativa en la ciudad de Salta.
El 18 de noviembre de 1834, Jujuy y su zona de influencia proclamaron la autonomía provincial, independizándose de la Provincia de Salta, con mucho retraso en relación a las demás provincias argentinas del siglo XIX. El teniente gobernador, coronel José María Fascio llamó a cabildo abierto y consultó a la multitud:
¿Juráis libre y espontáneamente a Dios Nuestro Señor, por la señal de la Cruz, de sostener y defender con vuestra fortuna y vuestra vida la independencia política de esta ciudad, su territorio y campaña y su separación de la capital de Salta?
Ante la respuesta ¡Si juramos!, quedó proclamada la autonomía provincial y Fascio fue nombrado gobernador provisorio. Fascio era un militar español, que había combatido en el bando realista. El 2 de diciembre de 1834 la Legislatura de Salta reconoció la autonomía de Jujuy.7 Fascio invadió Salta y el 13 de diciembre logró triunfar en la Batalla de Castañares, asegurando la autonomía. El 27 de diciembre fue nombrado gobernador propietario, renunciando el 25 de febrero de 1835.
Jujuy, nombrada, con mucho acierto como el Pórtico Maravilloso de la Patria, es una provincia argentina situada en la Región del Norte Grande Argentino, Limita al oeste con Chile por la Cordillera de los Andes al norte con Bolivia, al este y al sur con la provincia de Salta.
Cobija en su tierra generosa y multicolor, fragmentos brillantes de la historia argentina que la enorgullecen porque tuvieron una ingerencia definitiva e incuestionable ya que marcaron el rumbo mismo de la nación entera. Su protagonismo, notable en instancias clave, vinculadas con la libertad del heterogéneo territorio argentino, es atesorado no sólo por cada hijo de su tierra sino también reconocido por los habitantes de las más diversas latitudes del país y aún de Latinoamérica.
Conocida también, como la Tacita de Plata despliega su paisaje majestuoso, que incrementa progresivamente su altura de este a oeste en un relieve predominantemente montañoso. Su geografía privilegiada ha dado lugar, en las últimas décadas a un significativo desarrollo económico de la actividad turística por el abanico de alternativas que ofrece en sus cuatro zonas distintivas: Valle, Quebrada, Puna y Yungas.


“La singularidad de la belleza de la paleta de estas regiones ha inspirado a nativos y visitantes y se erigió en motivo literario y musical. Un descollante ejemplo lo conforma la pintoresca historia de las lavanderas del Río Xibi-Xibi, mujeres tenaces y “guapas” (laboriosas, en el registro lingüístico de la provincia), quienes con frío, calor o lluvia, fregaban con vigorosos golpes, la ropa en las redondas piedras del río, también nombrado como “Chico”, en contraste con el “Grande” que abraza la ciudad desde el otro lateral (“el uno de pura nieve/ el otro de pura sangre/ bajan lamiendo las breñas y corren besando sauces/ desde las punas más altas/ hasta los cañaverales/…./con su voz de flauta el uno/ el otro, con su voz grave/ como si el uno bramando/ rogase al otro, que cante /…/ Y entre el ceibo de sus tejas / y la cal de sus azahares, San Salvador con sus calles, San Salvador de Jujuy, que está demás el nombrarla”)” (Domingo Zerpa).

sábado, 16 de noviembre de 2013

LOLA MORA, la escultora salteña







La ilustre artista universal Dolores Candelaria Mora Vega de Hernández conocida como Lola Mora, nació en El Tala -Departamento La Candelaria (Salta)- el 17 de Noviembre de 1866.
Es la Primera Escultora Argentina y Sudamericana, pionera de la Minería Nacional, Inventora, Investigadora y Urbanista. Escritora y Precursora de la Cinematografía y la TV. Como artista fue laureada con tres premios mundiales en Francia, Australia y Rusia. En nuestro país, esculpió obras de singular belleza, entre ellas:
- La Fuente de las Nereidas en Capital Federal, Costanera Sur.
- El grupo escultórico del que sería el Segundo Monumento a la Bandera Argentina, hoy parte del tercero y definitivo, erigido en la Ciudad de Rosario Provincia de Santa Fe.
- Eh la Provincia de Jujuy: las estatuas de La Justicia, El Progreso, La Paz y La Libertad(emplazadas alrededor de la Casa de Gobierno) El Trabajo (frente a la estación ferroviaria) y Los Leones (en Ciudad de Nieva).
- Estatua del Dr. Facundo de Zuviría (Jardines de Lola Mora, Parque San Martín, Ciudad Salta).
- Algunas de las obras fundidas en bronce para el Monumento 20 de febrero (Ciudad de Salta) se realizaron en París, bajo su supervisión artística.
- En la localidad de El Tala (Departamento La Candelaria, Salta) está su Casa Natal -declarada Monumento Histórico Nacional- y en el Cementerio de dicho Municipio, la lápida de la que es autora, erigida en memoria de Don Facundo Victoriano Zelarayán identificada con las siglas F.V.Z. (primer jefe de la estación ferroviaria de la localidad).
- También existen obras de su autoría, en las provincias de: Tucumán, San Luis, San Juan, Córdoba, Mendoza, Corrientes, Buenos Aires y Capital Federal.
Lola Mora participó como contratista en la obra del tendido de rieles del Ferrocarril Transandino del Norte, más conocido como Huaytiquina, por donde hoy transita el mundialmente famoso Tren a las nubes (Provincia de Salta). Como urbanista, es autora del Primer Proyecto de Subterráneo y Galería Subfluvial de nuestro país, previsto para Capital Federal; y del trazado de calles de la Ciudad de Jujuy.
Falleció en Buenos Aires, el 7 de junio de 1936.
En memoria de la genial escultora, el Congreso de la Nación Argentina ha instituido por ley 25.003/98, la fecha de su natalicio -17 de Noviembre-, en "Día Nacional del Escultor y las Artes Plásticas".
Por su parte, la Comísión Interprovincial de Homenaje Permanente a Lola Mora, el 17 de noviembre de 1996, descubrió la Piedra Basal del "Monumento a Lola Mora", que se erigirá frente a los Jardines que llevan su nombre, en el Parque San Martín de la Ciudad de Salta. Comisión que desde 1995, viene organizando año tras año la "Semana de las Artes", que se celebra en simultáneo en El Tala y la Ciudad de Salta (del 17 al 23 de noviembre) con participación de todas las disciplinas artísticas y las Regiones del país bajo la denominación de Festival Nacional de las Artes "Lola Mora" (o Lola Mora Festival).
El Tala en la Región
Aspecto Político: De 1782 a 1814, el Noroeste Argentino constituía lo que se denominaba"Gobernación Intendencia de Salta del Tucumán", cuya capital era la Ciudad de Salta. El 8 de Octubre de 1814, por Decreto del Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Gervasio Antonio Posadas -hoy República Argentina- la región fue dividida en dos territorios; creándose con la fracción norte - Salta, Jujuy, Orán, Tarija y Santa María- la denominada "Provincia de Salta", y con el desprendimiento sur la "Provincia de Tucumán" -que comprendía además de la hoy provincia del mismo nombre, la de Catamarca y Santiago del Estero.
Aspecto Religioso: Tucumán dependió eclesiásticamente del Obispado de Salta, que fue la tercera Diócesis del país -de 1807 a 1897-. El Tala no tuvo parroquia hasta principios de 1900. Por esta razón los bautismos se registraban en la parroquia de la localidad vecina de Villa Vieja de Trancas(Tucumán). El Curato de Trancas, al igual que la Iglesia Matriz de Tucumán y toda su jurisdicción, dependían en forma directa del Obispado de Salta. Recién en 1897 se produce la creación del Obispado de Tucumán.
Creación de la Villa
En 1873 se hizo el trazado de la Villa El Tala a cargo del Agrimensor Oficial de la Provincia de Salta, Dn. Carlos Schossig, el 16 de julio de dicho año, en base al plano realizado por el Ingeniero Guillermo Rücker, casado luego con Paula Justina Mora, hermana mayor de Lola. En el acta del trazado de dicha Villa - firma como primer testigo de este hecho - Dn. Romualdo Mora, padre de la escultora.
La familia Mora - Vega
En 1829, Juan Rosa Vega era propietario de tierras en el Partido "Río del Tala" y tenía un sobrino, Benigno Vega, nacido en Tarija en 1795 (cuando ésta era parte de Salta, de 1782 a 1825). En 1833, Benigno Vega heredó la propiedad de su tío (2300 hectáreas) denominada "Tala", que en 1856 aparecía en el Censo Territorial del Departamento La Candelaria -donde también figura finca "Las Moras" (fracción del antiguo "Campo de los Mogotes") a nombre de Victorino Solá.
El 16 de junio de 1857, el Dr. Martín Güemes (hijo del prócer) decretaba que el Partido "Río del Tala", era jurisdicción exclusiva del Departamento la Candelaria (Provincia de Salta).
A mediados de 1857, llegaba desde San Miguel de Tucumán al Partido "Río del Tala", Romualdo Alejandro Mora, donde conoció a la salteña Regina Vega (hija de Benigno Vega y Paula Sardina) con quien se casó el 16 de marzo de 1859. radicándose en el lugar.
El martes 13 de marzo de 1860. Romualdo Mora fue designado Juez de Paz Titular, en el partido "Río del Tala". En agosto de ese año, adquirió "Campo de los Mogotes" y "Río del Tala" (cuyas escrituras se hicieran en 1869). También en 1860, nació en El Tala, la primera hija del matrimonio: Paula J. Mora. Al año siguiente en el mismo lugar, Ana Regina Mora; y en 1863, Alejandro Mora en igual localidad de Salta.
En 1864, Romualdo Mora fue nombrado Jefe Político del Departamento La Candelaria.


viernes, 15 de noviembre de 2013

DÍA DEL TAMBERO



El 14 de Noviembre se celebra en la República Argentina el Día del Tambero.
Esta fecha surge en conmemoración a la fundación de la Unión de Tamberos en el año 1920, un acontecimiento relevante de la Lechería Argentina. En algunas provincias se celebra el 23 de febrero, pero cualquiera sea la fecha elegido, el tambero se merece nuestro reconocimiento, ya que gracias a él y su trabajo podemos disponer de la leche como alimento cotidiano en nuestras mesas del campo y la ciudad.
El día del tambero es un homenaje a los que con su esfuerzo y tezón crearon la entidad en la difícil tarea de sacar la leche.
Las personas que se dedican a esta tarea, sin lugar a dudas merecen un reconocimiento especial, sabiendo que es una tarea que se realiza de lunes a lunes, los 365 días del año, en cualquier condición climática, con el
esfuerzo de estos trabajadores cuando no están bien físicamente. Con los pies enterrados en el barro en
época de lluvias torrenciales o haciendo lo imposible para alimentar a los animales cuando acecha la sequia.
Es sabido que los tamberos cargan sobre sus espaldas muchos achaques que se incrementan con el paso del tiempo.
Hoy los tiempos han cambiado y la tecnología simplifica algunas tareas, pero de todas maneras hay gente que todavía ordeña a la vieja usanza.
Feliz Día para todas las personas: hombres, mujeres y niños que realizan esta tarea. 
Quiero recordar a mis padres tamberos, extrayendo trozos de su vida en unas pocas letras:
Mi padre nació precisamente en un tambo, porque sus padres eran tamberos y él siguió la tradición. El ordeño se realizaba a mano, con ternero atado a la pata delantera de la vaca, los corrales eran de tierra abovedada para que escurriera el agua de lluvia, un tambo mediano era de 120 vacas, que ordeñaban dos personas, mientras que otra se las preparaba, maneándolas por las patas traseras y atándoles el ternero. No había francos, ni paros, ni se dejaba de ordeñar por lluvia ni por ningún otro motivo. La leche había que sacarla y llevarla a la fábrica donde se procesaba, en carros con dos ruedas y 3 ó mas caballos atados, según la distancia y el estado de los caminos. Mi padre usaba un carro con un caballo atado a las varas y otros dos, llamados cadeneros, que se ubicaban adelante del varero. Llevaba un látigo muy largo, que hacía chasquear por arriba de las orejas de los caballos para azuzarlos cuando la marcha se hacía muy lenta. Mis recuerdos se remontan a cuando vivíamos en un tambo a 7 Km del pueblo donde nací y en el cual resido, y a la antigua fábrica Delorenzi, donde mi padre traía la leche por la mañana y también por la tarde en verano, porque no había mas que agua sacada del jagüel para enfriarla y que llegara en condiciones hasta la fábrica. Cuántos tamberos dejaron sus vidas, muy jóvenes, como en el caso de mi papá, que sólo tenía 49 años cuando murió, porque las condiciones de trabajo eran muy primarias y sin ninguna protección. El tambo es una tarea que casi siempre se realiza en familia, solamente en establecimientos muy grandes, se contratan peones, en nuestro caso, siempre se trabajó en familia. Mi padre, mis tíos y mi madre, luego mis hermanas, mi hermano y alguna vez también yo, pero casi nunca hubo  una persona ajena a la familia.
Hoy en día se estudia para ser tambero profesional y todos los tambos utilizan tecnología de última generación para producir leche en las condiciones que exigen las industrias lácteas modernas. Los cursos son dictados por  profesionales capacitados especialmente para esta actividad, en conjunto con instituciones de cada localidad donde tiene su sede el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria o algunas Cooperativas de tamberos, según la región. 
Los tiempos han cambiado pero mientras que el ser humano consuma leche y sus derivados, siempre existirán los tamberos y en mi corazón siempre estará uno de los mejores ordeñadores que hubo en la zona: mi padre, Antonio Julio Musachi.

Lydia Musachi




domingo, 10 de noviembre de 2013

DÍA DE LA TRADICIÓN


En homenaje a José Hernández hoy en mi patria celebramos el DÍA DE LA TRADICIÓN.
José Hernández nació el 10 de noviembre de 1834 en los caseríos de Perdriel, en la Chacra de su Tío Don Juan Martín de Pueyrredón, durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas.
Educado en el Liceo de San Telmo, en 1846 fue llevado por su padre al sur de la provincia de Buenos Aires, donde se familiarizó con las faenas rurales y las costumbres del gaucho. Una enfermedad de la adolescencia le obligó a vivir en las pampas, donde entró en contacto con el estilo de vida de los gauchos.
Autodidacta que gracias a sus numerosas lecturas definió sus ideas políticas. De 1852 a 1872, defendió que las provincias no debían permanecer ligadas a las autoridades centrales, establecidas en Buenos Aires. José Hernández tomó parte en la última rebelión gaucha, la de López Jordán, que finalizó en 1871 con la derrota de los gauchos y su exilio. A su regreso en 1874, fundó el periódico Revista del Río de la Plata, en el que defendió posturas federalistas.
Fue diputado provincial y en 1880, siendo presidente de la Cámara de Diputados, defendió el proyecto de federalización, por el cual Buenos Aires pasó a ser la capital del país. En 1881 escribió Instrucción del estanciero y fue elegido senador provincial, cargo para el cual fue reelecto hasta 1885.
José Hernández consiguió un gran eco para sus propuestas con su poesía. El gaucho Martín Fierro (1872), un poema épico popular, está considerado como una de las grandes obras de la literatura argentina. Martín Fierro narra su vida, retratando la sencillez rural, la independencia y la paz de su espíritu. El poema arranca con la felicidad de su vida familiar, hasta que es obligado a alistarse en el ejército, su rebelión y su consiguiente deserción. A su regreso, descubre que su casa ha sido destruida y su familia se ha marchado, y la desesperación le empuja a unirse a los indios y convertirse en un hombre fuera de la ley. En la secuela del poema, La vuelta de Martín Fierro (1879), se reúne por fin con sus hijos. En el gaucho, descubrió la encarnación del coraje y la integridad inherentes a una vida independiente.
José Hernández falleció el 21 de octubre de 1886 en su quinta de Belgrano.

Obras

1863 — Vida del Chacho
1867 — Los treinta y tres orientales
1872 — El Gaucho Martín Fierro
1879 — La vuelta de Martín Fierro
1881 — Instrucción del Estanciero






jueves, 7 de noviembre de 2013

DÍA DEL CANILLITA


El 17 de enero de 1875 nace en Montevideo Florencio Sánchez.
Desde los 16 años se dedica al periodismo en distintos medios uruguayos y siendo aún muy joven decide que su futuro está en el teatro, sueña con ser autor.
Llega por primera vez a Buenos Aires en el año 1892, trabaja en La Plata como escribiente en una oficina donde el jefe es Juan Vucetich , célebre funcionario policial creador del sistema dactiloscópico (1858-1925). En esta ciudad nacen sus primeras obras. En 1902 viaja a Rosario, Provincia de Santa Fe, para asumir como redactor en el diario La República fundado por Lisandro de la Torre.
El ambiente periodístico lo inspira y escribe una pieza teatral, una pequeña obra de un acto con tres cuadros. El personaje principal es un niño vendedor de diarios. Le faltaba el título, pero lo conmueve uno de los vendedores rosarinos de piernitas muy delgadas. Espontáneamente, le surge la palabra "canillita" y así denomina su obra.
Una compañía española dedicada a las zarzuelas, la de Enrique Lloret, accede a ponerla en escena. Se estrena el 1º de octubre de 1902. El rol principal lo desempeña la "tiple" del conjunto una tal señora Iñíguez, conforme surge del elenco publicado en el programa. "Tiple" se denomina las más agudas de las voces humanas, propia de las mujeres y los niños.
La obra tiene buena acogida, tanto que se representa doce noches seguidas. En aquella época, Florencio padecía urgencias de dinero, vivía casi en la miseria, además aspiraba casarse con su novia de siempre, a quien finalmente hizo su esposa.
En 1903, conoce al actor y empresario Jerónimo Podestá, quien le estrena su título: "M'hijo el Dotor" que tuvo un gran éxito.
A raíz de este suceso, se anima proponerle a la compañía, presentar en Buenos Aires su pieza de un solo acto "Canillita". En aquel entonces no existían niños actores, pero sí mujeres jóvenes con las condiciones para interpretar a un niño. La elegida fue la luego famosa actriz Blanca Podestá.
La repercusión de "Canillita" supera lo esperado. Las críticas son altamente elogiosas. Los "diarieros" se identifican totalmente con el nombre. Entonces, de común acuerdo con los artistas, se propone una función gratuita para todos los vendedores de periódicos. El acontecimiento sucede en el Teatro Comedia, aquel de la calle Carlos Pellegrini, entre Cangallo y Cuyo (en la actualidad Presidente Perón y Sarmiento). La cita es un domingo a las dos y media de la tarde. La concurrencia excede la capacidad de la sala y festeja ruidosamente los versos sencillos de las partes cantadas e intenta intervenir cuando la policía se lleva preso al "canillita". Aún no distinguen entre ficción y realidad, como en tiempos pasados ocurriera con las representaciones de "Juan Moreira".
Florencio está enfermo de tuberculosis, tiene un dinero ahorrado y viaja a Europa. Pero, igual que en el tango, su cuerpo enfermo no resiste más. Es internado en el hospital "Fate bene Fratelli" de Milán, donde fallece el 7 de noviembre de 1910. Años más tarde ese día es consagrado "El Día del Canillita", en homenaje al querido Florencio Sánchez.
Hay otros datos que intentaron explicar el significado de la palabra, alguno de ellos provenientes de la imaginería popular, según los casos. Se dijo que el apodo había nacido cuando alguien observó en invierno a los pibes con las narices chorreando como una canilla.

lunes, 4 de noviembre de 2013

EL MÉDICO ARGENTINO QUE VIVE COMO INDIGENTE


Hace 18 años el hombre protagonizó un accidente en la ruta y fue el único sobreviviente. Desde ese momento vive allí sometido a una penitencia eterna. Vive como indigente y conmueve las redes sociales.La historia conmueve y en menos de tres días fue compartida por más de 77 mil usuarios en Facebook. El médico que vive como indigente tras perder a su familia en un accidente automovilístico, se sometió a una penitencia eterna. El kilómetro 1.508 de la ruta nacional 237 que va desde Piedra de Águila a Bariloche, en Collón Cura esconde una penosa historia que tiene como protagonista a un hombre que hoy recorre los perfiles de miles de usuarios de la red social más utilizada del mundo. 
Según cuenta la historia, hace 18 años una mala maniobra automovilística acabó con la vida de toda la familia de este médico convertido en indigente quien fue el único sobreviviente. En una curva peligrosa, donde año tras año es el escenario de cientos de accidentes, allí es donde hace casi dos décadas vive este hombre.  Autocondenado a una penitencia eterna, quizás por culpa, Libertador Araneda se construyó una casilla de chapa y allí sobrevive a las heladas del invierno y las altas temperaturas del verano, entre el polvo y la indigencia extrema. 
Junto a la casilla miserable, entre cartones y chaperíos de vehículos, hay un corralito de bebé destrozado. Además, colgando de un palo, un volante negro de un auto imposible de identificar. Cientos de automovilistas y transportistas que pasan por allí y conocen su historia le acercan víveres y ropa al "loco de Collón Cura", tal como lo bautizaron. Mientras tanto en las redes sociales dan a conocer su historia para que todos aquellos que pasen por el kilómetro 1.508 de la ruta 237 le acerque comida, agua o abrigo.
Dios lo ayude a soportar tanto dolor! él trata de expiar su culpa a su manera.

MIGUEL FIGUEROA , su conjunto y RAÚL BARBOZA

 Como me gustó mucho escuchar a  Miguel Figueroa, su hijo que es un genio tocando el acordeón, Antonio Figueroa y Raúl Barbosa en el chamamé Granja San Antonio, clásico de la música correntina, se los recomiendo. Lo pueden buscar en www.youtube.com.ar.