jueves, 19 de septiembre de 2013

CONFEDERACIÓN GAUCHA ARGENTINA


San Antonio de Areco, día 28 de diciembre de 1980, esa tarde un grupo de líderes gauchos se reunieron para considerar la posibilidad de crear una institución que congregara a todos los gauchos argentinos.
"Don Pepe", el anfitrión, acababa de regresar de un viaje a México, donde había sido huesped de la Confederación de Charros Mexicanos.
Un centenar de voluntades puestas al servicio de una causa, resolvieron iniciar las tareas tendientes a dar vida a la que en un principio se llamó "Confederación de Gauchos Argentinos" y luego "Confederación Gaucha Argentina".
Siguieron días de intensa actividad por parte de la Comisión Convocadora, cuyos miembros elaboraron el anteproyecto de creación de una entidad de alcance nacional que reuniera a todas las Federaciones, asociaciones, círculos, centros, fortines, fogones, peñas y otras instituciones, cuyo objetivo fuera el de preservar, cultivar y promocionar los valores tradicionales argentinos, en especial los relacionados con el gaucho y sus actividades.
Los inicios
La Comisión Convocadora hizo un llamamiento a todos los representantes de las entidades tradicionalistas del país hermanadas en el ideal de preservar y difundir el conocimiento de los usos, costumbres, destrezas criollas, música, artesanías, artes y bailes nativos de la tradición argentina. Buenos Aires, Córdoba, Misiones, Tucumán, San Juan, Mendoza, Chaco, Formosa, Santa Fe, La Pampa, Santa Cruz y la Capital Federal estuvieron presentes en el acontecimiento y aportaron sus ideas.
Así nació la Confederación Gaucha Argentina, siendo proclamado por unanimidad como su primer Presidente, el Comodoro Juan José Güiraldes, de quien fue la siguiente frase: "Sí -dijo- tengo ganas, no ganas de dirigir, sino de interpretar a quienes se reúnen en torno a una idea". Y este "¡Sí!" pronunciado con voluntad férrea y amor sin reservas para la "causa gaucha", dio a lo largo de dos décadas frutos espléndidos, sólo comparables con la evolución de las grandes epopeyas nacionales.
Entre otros conceptos, el Comodoro Güiraldes expresó: "Nuestra Patria está necesitando de respuestas a las demandas que nos llegan con voces de la historia. La reafirmación de nuestros valores tradicionales debe trascender las declaraciones y llegar a los hechos positivos. Un hecho afirmativo es la exaltación del espíritu de nuestras costumbres nativas en prácticas rememorativas de las mismas".



No hay comentarios: