sábado, 21 de septiembre de 2013

DÍA DE LA PRIMAVERA



La primavera es conocida como la estación del amor. Se trata de la transición entre el invierno y el verano, la época del año que nos trae las flores y los colores. Por eso la primavera aparece siempre como un sinónimo de vida y del renacer.
En el hemisferio sur, según la astronomía, esta estación comienza con el equinoccio de primavera (entre el 22 y el 23 de septiembre) y finaliza con el solsticio de verano (el 21 de diciembre). En el hemisferio norte, en cambio, la primavera comienza entre el 20 y el 21 de marzo y termina el 21 de junio.
Más allá de la fecha indicada, esta estación es recibida con alegría en todo el mundo. Y los poetas, por supuesto, nunca fueron inmunes a sus encantos. Así, son muchos los poemas que fueron escritos en honor a la primavera.

                                                        Primavera de los quince años

El viento es un canto de amor en el agua
los sauces acunan palomas de blanco silencio
y  en la primavera de mis pensamientos
me miran perplejos dos ojos inmensos.

Los camalotes desfilan como islas extensas,
rasantes, cerquita del agua, vuelan los pájaros,
 paisaje de río con hierba mojada y barro en la orilla, 
mientras ,altos, cerca de las nubes silban los patos.

Dentro de mi  alma resuenan tus pasos
estudiante alegre, tan joven y alto,
busco mi canasto y encuentro una flor
la que silenciosamente pusiste en ni vaso.

Feliz primavera! le deseo al muchacho
que haya muchas flores,en tu casa, en el patio,  
tal vez recuerdes que una vez  festejamos juntos
con la alegría torpe de los quince años.

Lydia Musachi

JOSÉ PEDRONI



Poeta argentino, nacido en Gálvez, Provincia de Santa Fe el 21 de setiembre de 1899,y murió en Mar del Plata, Pcia de Bs.As., el 4 de febrero de 1968. Sencillo, humano, accesible por su claridad fraterna, religioso en la intimidad o en el hogar, compañero de la naturaleza, cantor primitivo, honesto, revelador de un vitalismo de su propio mundo cotidiano.Se dice de él que fue un hombre muy trabajador, apasionado y que sufría ante el dolor ajeno. Se destacó como poeta de la tierra, expresando en versos las historias que había escuchado de pequeñito y que caminaban con él; fue defensor de la tierra, de las culturas aborígenes y de la vida y en toda su obra puede notarse un espíritu de denuncia y activismo absolutamente cautivadora. En lo que respecta al estilo, se nota una cercanía al poemario tradicional gauchesco pero con ciertos tintes de romanticismo.
Muchos poetas argentinos se han apoyado en la obra de Pedroni para plasmar sus versos; se lo considera un poeta ineludible de su tiempo y maestro de autores posteriores. Cabe mencionar que algunos músicos como Orlando Vera Cruz, han musicalizado poemas de este escritor, consiguiendo llevar su poesía a las nuevas generaciones y volviéndola todavía más popular.

CUANDO ME VES ASI

Cuando me ves así, con estos ojos
que no quieren mirarte,
es que al oírte hablar pienso en la lluvia
sin dejar de escucharte.

Porque tu voz, amiga, como el agua
rumorea el amor,
y pensando en la lluvia me parece mejor
que te escucho mejor.

Cuando me ves así, con estos ojos
que te miran sin verte,
es que a través de ti miro a mi sueño,
sin dejar de quererte.

Porque en tu suave transparencia tengo
un milagroso tul,
con el cual, para dicha de mis ojos,
todo lo veo azul.

 Escribió las siguientes obras:
La gota de agua (Buenos Aires 1923), Gracia plena (Buenos Aires, 1925),
Poemas y palabras (Buenos Aires, 1935), Diez mujeres, romances
(Buenos Aires, 1941, 2da.Ed., 1945), Nuevos cantos (Buenos Aires, 1944),
Canto a Cuba (Buenos Aires, 1960), Cantos del hombre libre
(Santa Fe, Argentina, 1960), La hoja voladora (Buenos Aires, 1961),
El nivel y su lágrima (Santa Fe, 1963), Obra poética
(Rosario, Argentina, 1962, 2 vols.).


viernes, 20 de septiembre de 2013

DÍA NACIONAL DEL JUBILADO






Hoy celebramos en Argentina,  el “Día del Jubilado”, una merecida jornada en honor de los mayores, oficialmente inactivos laboralmente, pero muy productivos de muy diversa manera.
La elección de la fecha se da porque el 20 de septiembre de 1904, se sancionó la primera ley nacional de jubilaciones, que lleva el  Nro. 4349 y que correspondía solamente a los jubilados estatales.

EL JUBILADO

Le dijeron “Se jubila”,
después lo felicitaron;
y mas tarde le obsequiaron
en la infaltable cantina,
el adiós de una comida
y un pergamino estirado,
que a peso por invitado
se firma, con tinta china....!
.
Fueron llegando empleados,
ordenanzas y peones
que colmaban de atenciones
al flamante jubilado....
Todos muy bien afeitados,
luciendo esos trajes nuevos
que se llevan al empleo
cuando ya están mas usados...!!
.
Hizo su entrada triunfal
como siempre- el de la foto-
puso unos sobre otros,
autoritario y teatral,
para llegar al final
después de cinco fracasos
sacudir de un fogonazo
la calma del restaurant...!
.
Mas tarde a lucir las flores,
que estaban sobre las mesas
y al repetir, mayonesa,
lo mismo que los ravioles,
se aflojaron cinturones
y entre solapas con talco
el pollo paso por alto
Por: postre, café y licores...!!
.
Vino después, como siempre
el discurso pegajoso,
con los: “sereis” y “vosotros”
que se oyen tantas veces...
donde se ahogan las eses
por el peso del menú,
y terminan con salu..
“”Que la disfrute con suerte”...!
.
Mas tarde, al tomar mas!
aprovechando el cubierto,
el sucesor de su puesto
fue la figura central...
Una miguita de ....pan....
y después....un pan entero...
y al rato, sección “internos”
se peleaban con Central...
.
Y entre saludos y aplausos
el jubilado aturdido,
se fue con el pergamino
apretado, bajo el brazo...
La calle tenia raso
y la luna era de harina
y de la Recova caían
Las “emes”....sobre el asfalto....!
.
Paso de activo a pasivo
en el Mayor de la Vida
al jubilarse se archivan
los desengaños sufridos....
Cruel desquite del Destino,
que al darle su Independencia
se cobra en indiferencia
un descanso merecido....!
.
Sin saber lo que sentía
abandonado asimismo
rodaba por los abismos
que hacia tiempo presentía...
El Domingo....pasaría
ese día no contaba
pero, el Lunes, debutaba
como actor de la Rutina...!
.
Seria ese jubilado
que hasta en su casa molesta...
tendría que hacer la siesta
y aguantar a los de al lado
a misa y al mercado
ayudar a su mujer,
podar, pintar y barrer...
y no fumar... demasiado...
.
Conformarse con dolor
a ser... ése Don del barrio,
y pasarse con el diario
leyendo en el corredor.....!
Y ser, para el vendedor
de toallas o tomates,
el anónimo marchante
del nueve cincuenta y dos...!
.

Y apretado al pergamino
allá sigue el jubilado...
como, un "ex" que ha diplomado
la ironía dcl Destino..
Un alerta de suspiros
lleva el aire –centinela-
y parece una diamela
la Luna... mirando al rió...!

.

Le dijeron “Se jubila”,
después lo felicitaron;
y mas tarde le obsequiaron
en la infaltable cantina,
el adiós de una comida
y un pergamino estirado,
que a peso por invitado
se firma, con tinta china....!
Fueron llegando empleados,
ordenanzas y peones
que colmaban de atenciones
al flamante jubilado....
.

Todos muy bien afeitados,
luciendo esos trajes nuevos
que se llevan al empleo
cuando ya están mas usados...!!
Hizo su entrada triunfal
como siempre- el de la foto-
puso unos sobre otros,
autoritario y teatral,
para llegar al final
después de cinco fracasos
sacudir de un fogonazo
la calma del restaurant...!
.

Mas tarde a lucir las flores,
que estaban sobre las mesas
y al repetir, mayonesa,
lo mismo que los ravioles,
se aflojaron cinturones
y entre solapas con talco
el pollo paso por alto
.

Por: postre, café y licores...!!
Vino después, como siempre
el discurso pegajoso,
con los: “sereis” y “vosotros”
que se oyen tantas veces...
donde se ahogan las eses
por el peso del menú,
y terminan con salu..
.

“”Que la disfrute con suerte”...!
Mas tarde, al tomar mas!
aprovechando el cubierto,
el sucesor de su puesto
fue la figura central...
.

Una miguita de ....pan....
y después....un pan entero...
y al rato, sección “internos”
se peleaban con Central...
.

Y entre saludos y aplausos
el jubilado aturdido,
se fue con el pergamino
apretado, bajo el brazo...
.

La calle tenia raso
y la luna era de harina
y de la Recova caían
Las “emes”....sobre el asfalto....!
.

Paso de activo a pasivo
en el Mayor de la Vida
al jubilarse se archivan
los desengaños sufridos....
Cruel desquite del Destino,
que al darle su Independencia
se cobra en indiferencia
un descanso merecido....!
.

Sin saber lo que sentía
abandonado asimismo
rodaba por los abismos
que hacia tiempo presentía...
El Domingo....pasaría
ese día no contaba
pero, el Lunes, debutaba
como actor de la Rutina...!
.

Seria ese jubilado
que hasta en su casa molesta...
tendría que hacer la siesta
y aguantar a los de al lado
a misa y al mercado
ayudar a su mujer,
podar, pintar y barrer...
y no fumar... demasiado...
.

Conformarse con dolor
a ser... ése Don del barrio,
y pasarse con el diario
leyendo en el corredor.....!
Y ser, para el vendedor
de toallas o tomates,
el anónimo marchante
del nueve cincuenta y dos...!
.

Y apretado al pergamino
allá sigue el jubilado...
como, un "ex" que ha diplomado
la ironía dcl Destino..
Un alerta de suspiros
lleva el aire –centinela-
y parece una diamela
la Luna... mirando al rió...!

Héctor Gagliardi

DÍA NACIONAL DEL CABALLO






El Día Nacional del caballo es designado por Ley 25. 125 de 1999, por iniciativa de la Federación Ecuestre Argentina.

Caballo libre

Cabalgas sobre los campos,

tan libre como los vientos,

Me gusta verte tan fuerte

Con tus crines aladas

criadas a puro tiempo.

Te veo asta sudada

de nuestro bella Bandera,

pedestal de generales

y soldados de la gleba.

Me gusta verte cimarrón

con mirada de ojos vivos

nada que puedan lograr

tus compañeros urbanos

que viajan a la muerte 

tirando pesados carros.

Caballos de peón de campo

compañeros de trabajo,

andador de sus pequeños,

parejeros de domingos.

Sigue escapándole al carro

del vil destino pueblero, 

vuelen tus crines al viento

por los campos y los cerros.

Mi lindo potro salvaje

no te dejes maltratar,

recibe solo caricias,

así déjate domar,

en las manos de los niños

encontrarás amistad.




Lydia Musachi

jueves, 19 de septiembre de 2013

DIA NACIONAL DEL CHAMAMÉ

                                         


Hace más de 30 años fallecía en Buenos Aires uno de los más grandes representantes del chamamé. En su honor se instituyó el 19 de septiembre como el Día del Chamamé
Hace 31 años, un 19 de septiembre como hoy, fallecía en Buenos Aires el prodigioso del Chamamé, Don Tránsito Cocomarola, fecha que posteriormente fue instituida como el "Día del Chamamé".
Tránsito Cocomarola nació en el Paraje El Albardón, departamento San Cosme, el 15 de agosto de 1918. Fue el cuarto hijo del matrimonio de Felipe Cocomarola, inmigrante oriundo de Capri (Italia) y de María Vicenta Aquino. Su contacto con la música comienza siendo él muy pequeño, ya que pasaba mucho tiempo "jugando" con un pequeño acordeón que su padre había traído.
DON COCOMAROLA. Su contacto con la música comienza siendo él muy pequeño, ya que pasaba mucho tiempo "jugando" con un pequeño acordeón.
Su carrera profesional comienza a los 13 años, cuando muere su padre y él decide dedicarse por entero a la música. Es entonces cuando empieza a tocar en lugares "de vida nocturna", teniendo que disfrazarse para parecer mayor, ya que la presencia de menores en esos lugares estaba terminantemente prohibida.
Formó parte de numerosos grupos, hasta que es descubierto por un ejecutivo de la grabadora "Odeón", quien lo invita, junto con su grupo, a grabar por primera vez. La canción elegida para esta grabación es la inolvidable "Laguna Totora".
A partir de allí el camino musical del artista fue siempre ascendente, incorporando nuevas propuestas en sus composiciones, cuyas métricas y ritmos se escuchaban diferentes a las de los chamamés más tradicionales.
Grabó más de seiscientos temas, de los cuales casi quinientos son de su autoría

CONFEDERACIÓN GAUCHA ARGENTINA


San Antonio de Areco, día 28 de diciembre de 1980, esa tarde un grupo de líderes gauchos se reunieron para considerar la posibilidad de crear una institución que congregara a todos los gauchos argentinos.
"Don Pepe", el anfitrión, acababa de regresar de un viaje a México, donde había sido huesped de la Confederación de Charros Mexicanos.
Un centenar de voluntades puestas al servicio de una causa, resolvieron iniciar las tareas tendientes a dar vida a la que en un principio se llamó "Confederación de Gauchos Argentinos" y luego "Confederación Gaucha Argentina".
Siguieron días de intensa actividad por parte de la Comisión Convocadora, cuyos miembros elaboraron el anteproyecto de creación de una entidad de alcance nacional que reuniera a todas las Federaciones, asociaciones, círculos, centros, fortines, fogones, peñas y otras instituciones, cuyo objetivo fuera el de preservar, cultivar y promocionar los valores tradicionales argentinos, en especial los relacionados con el gaucho y sus actividades.
Los inicios
La Comisión Convocadora hizo un llamamiento a todos los representantes de las entidades tradicionalistas del país hermanadas en el ideal de preservar y difundir el conocimiento de los usos, costumbres, destrezas criollas, música, artesanías, artes y bailes nativos de la tradición argentina. Buenos Aires, Córdoba, Misiones, Tucumán, San Juan, Mendoza, Chaco, Formosa, Santa Fe, La Pampa, Santa Cruz y la Capital Federal estuvieron presentes en el acontecimiento y aportaron sus ideas.
Así nació la Confederación Gaucha Argentina, siendo proclamado por unanimidad como su primer Presidente, el Comodoro Juan José Güiraldes, de quien fue la siguiente frase: "Sí -dijo- tengo ganas, no ganas de dirigir, sino de interpretar a quienes se reúnen en torno a una idea". Y este "¡Sí!" pronunciado con voluntad férrea y amor sin reservas para la "causa gaucha", dio a lo largo de dos décadas frutos espléndidos, sólo comparables con la evolución de las grandes epopeyas nacionales.
Entre otros conceptos, el Comodoro Güiraldes expresó: "Nuestra Patria está necesitando de respuestas a las demandas que nos llegan con voces de la historia. La reafirmación de nuestros valores tradicionales debe trascender las declaraciones y llegar a los hechos positivos. Un hecho afirmativo es la exaltación del espíritu de nuestras costumbres nativas en prácticas rememorativas de las mismas".



ANIVERSARIO DE LA MUERTE DEL COMODORO JUAN JOSÉ GÜIRALDES


Juan José Güiraldes solía decir que "la tradición no es un recuerdo melancólico del pasado, es un proceso permanente que no termina nunca", y agregaba que "los hombres hacen hoy la tradición de mañana". Así, entre reflexiones de nuestros orígenes, sentencias camperas y aires de milongas se fue, el 19 de setiembre de 2003, el gaucho, el aviador, el pensador, el periodista, el escritor. Se fue el admirado comodoro, el querido "Cadete", el Tatá de sus nietos. Insistía en que ser gaucho no es saber pialar, andar de botas y rastra, sino más bien un sentir, y, entonces, recordaba las palabras de su tío Ricardo: "Al gaucho que llevo en mí, como la custodia lleva a la hostia". Por eso hablaba de la actitud del gaucho en la vida, ese que por hospitalario dejó la palabra gauchada como la más elevada forma de un acto solidario. Entonces, sin equivocarse, resumía que ser gaucho era antes que nada una actitud ante la vida. Volvía con las palabras del tío para definir: "Nuestra raza nació de una raza muy vieja y de una tierra muy nueva, y al salpicarse de rojo el damasquinado verde de la tierra, nació una amalgama de tierra y hombre que fue nuestro parto original". Por eso no dudaba y sentenciaba con razón: "El gaucho es el arquetipo del ser nacional".Pero si la tradición no es un recuerdo melancólico del pasado, todos quienes lo quisieron seguirán viviendo sus fundamentos en un proceso permanente que no terminará nunca. Y aunque "El Cadete" se haya ido a los 86 años, o como decía él, 87, "porque ya estoy viviendo ese año", su mujer, Tachi, sus siete hijos y los más de 40 nietos y bisnietos, lo recordarán y seguirán sus pasos de amor por las tradiciones. Murió hace ya, 10 años, quien fuera entre tantas cosas, uno de los primeros aviadores militares, presidente de Aerolíneas Argentinas, director del Aeropuerto Internacional de Ezeiza y director de la revista Confirmado, pero, mayormente y con toda su pasión, presidente fundador de la Confederación Gaucha Argentina, cuya titularidad ejerció durante 18 años. Por eso su estampa, más allá de la de aquellos impecables galones o la del traje con la corbata azul que incluía la marca de su estancia, será y es la de la tradición: sombrero con retranca, blusa bataraza, corralera negra, rastra, facón y poncho pampa.Será así, aunque en vez de Don Güiraldes, con respeto lo sigan llamando Comodoro o con cariño "El Cadete". Es que éste fue y es su sobrenombre que se explica fácilmente cuando de joven y algo alejado de su querido San Antonio de Areco, todos llamaban a Güiraldes por lo que era: un cadete del Colegio Militar. Pero, la marca de su tío, el escritor Ricardo Güiraldes, lo acompañaría de por vida, como el mismo Don Segundo Sombra, Fabio Cáceres, La Porteña, el Puente Viejo y todo ese gauchaje de la "Cuna de la tradición", allá bien cerca de la Santa María, la estancia en la que con su mujer, Ernestina "Tachi" Holmberg Lanusse, vieron durante años crecer más de 600 tipos de plantas. Tras haber estudiado en el Colegio Militar de la Nación, siguió sus cursos de aviador militar y el 15 de diciembre de 1937 recibió las insignias y diplomas correspondientes junto a un reducido grupo de cadetes. Estudió Derecho Aeronáutico, Ciencias Sociales e hizo la escuela de Estado Mayor de la Royal Air Force, en Gran Bretaña. Tras haber pasado a retiro en 1951, durante el gobierno de Juan Perón, recuperó la actividad militar tras la Revolución Libertadora para alejarse definitivamente poco después luego de la caída de Lonardi. Fue esto algo que se explicaba por su consustanciación de entornos con un ideario nacionalista. En 1949 dirigió el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y nueve años más tarde se desempeñó como presidente de Aerolíneas Argentinas, época en la que la empresa compró los modernos Comet IV. Su dirección y la defensa de la línea de bandera siempre fueron consideradas como brillantes.Sus críticas a las posteriores gestiones de Aerolíneas o a algunos manejos políticos le valieron días de prisión durante distintos gobiernos. Alguna vez también denunció la censura en la televisión, como cuando se refirió al secuestro y asesinato de su cuñada, la diplomática Elena Holmberg. Tuvo algunas intervenciones políticas en la UCRI e intentó el acercamiento entre frondizistas y peronistas, en 1963. Otros campos, como el empresarial lo tuvieron en diversos puestos de asesor y jamás dejó de volcar sus acertadas inquietudes sobre la privatización de Aerolíneas Argentinas, el destino de los aeropuertos y, especialmente el futuro del Aeroparque: manifestaba la necesidad de una "pista fluvial", puesto que jamás la llamó aeroísla.Escribió libros premiados, como "Tiro aéreo" o "El poder aéreo de los argentinos". Incursionó en el campo de la publicidad y su frase más recordada fue aquella que creó para la compañía que lo apasionaba: "Aerolíneas Argentinas, ¡su compañía!".Tras la guerra de las Malvinas publicó en los diarios una extensa y famosa solicitada llamada "Seamos triunfalistas": "... hay que tatuar la marca del desprecio en la frente de quienes confunden un revés militar -por doloroso que sea- con una derrota...", escribía en un pasaje. La Exposición Rural de Palermo lo tuvo varias veces como jurado de clasificación o montado a caballo al frente de sus gauchos con sus típicas aclaraciones: "Los gauchos no desfilan, los gauchos pasan". Y aunque después tomó distancia de la Sociedad Rural Argentina, por disidencias en la conducción, jamás se olvidaba de los gauchos.Así intervino en la edición de varios libros como "Los gauchos, lujos y costumbres" o interpretó a Martín Fierro, recitando toda la obra, que quedó plasmada en cinco discos compactos. También, vestido con traje de gaucho viajó a las Malvinas cuando se reanudaron los vuelos con el continente. Aquella anécdota es para el recuerdo. Los periodistas argentinos y todo el grupo fue celosamente requisado por las tropas inglesas hasta que le llegó el turno a "El Cadete". Con un impecable inglés, impidió que le tomaran su maletín para abrirlo él mismo y mostrar su foto con el Príncipe Carlos. Al hombre que había estudiado en la Royal Air Force casi se le cuadran para pedirle disculpas.Galante, educado y leído, era capaz de citar cientos de versos gauchescos como de recitar Cyrano de Bergerac en francés. Las centenares de conferencias, como las recordadas "San Martín y los gauchos" o "Los gauchos, amalgama de tierra y hombre", lo llenaron de aplausos. En el Rotary concluyó la disertación con una de sus citas: "Los gauchos están vivos. Si el gaucho no es un mito ni una leyenda cualquiera, ayudemos a desterrar la idea de su fantasiosa muerte". Juan José Güiraldes era mucho más que un lector de LA NACION. Colaboró decenas de veces con agudas notas y fue un "animador" permanente de la sección Cartas de lectores.

martes, 17 de septiembre de 2013

ALBERTO DIONISIO CASTILLO






Alberto Dionisio Camba Castillo nació el 8 de abril de 1912 en el paraje Paiubre Chico del Departamento de Mercedes Corrientes.
Desde muy pequeño se le manifiesta el amor hacia la música, y a los 12 años ya ejecuta el acordeón de “dos hileras” instrumento predilecto que lo acompañara hasta el dia de su muerte el 17 de septiembre de 1982 en la Ciudad de Mercedes Corrientes.
Con otros músicos lugareños se hace conocer como inspirado acordeonista y por su permanente bohemia es el preferido en los bailes y fiesta de sus pagos. Su Conjunto “Los Matua” estaba integrado generalmente por él en acordeón y dos guitarras. Sin embargo en otras oportunidades llega a integrar dos bandoneones y tres guitarras junto a su acordeón.
Su itinerario musical no sobrepasa su terruño, pero en 1950 viaja a Bs As y registra para el sello Odeón-EMI una placa discográfica hoy discontinuada.
Los músicos que lo acompañaron en sucesivos años y actuaciones son: Juancito “El Peregrino” en voz y guitarra, “Nene” Colman en guitarra, Alberto Pucheta en guitarra, los bandoneones de Carlos Sissi y Ramón Lovera, entre otros.
Creador de una gran cantidad de temas musicales que no fueron registrados en SADAIC por su autor fueron recopilados por numerosos músicos profesionales que lo inscribieron como propios. Este echo por muchos años conocido establece un fenómeno singular dentro de la música correntina, al determinar que su famoso tema “El Toro” sea reconocido por todos como de Camba Castillo, y pese a no haber recibido dinero alguno como derecho de autor, pervive en el pueblo el reconocimiento a su talento. El pueblo a quien él dedicara numerosas páginas musicales fue el portavoz de sus derechos como un acto de innegables méritos a sus dotes de músico excepcional.
Con su Trío “Los Matuá” recorre permanentemente escenarios donde recibe el aplauso de un público consecuente con su estilo que por su originalidad es el mas vivo exponente de la vitalidad musical de Corrientes.

DÍA DEL PROFESOR

                                                  


En honor a José Manuel Estrada, el día 17 de setiembre, día de su fallecimiento se celebra  en nuestro país el día de la Enseñanza Media o Día del profesor. Estrada nació en Buenos Aires el 13 de junio de 1842. Desde muy joven colaboró en diferentes periódicos juveniles cuando tenía 22 años fue proclamado por Avellaneda como “el primer escritor del país” por su libro “Comuneros del Paraguay”. Fue profesor del Colegio Nacional y de la Universidad de Buenos Aires. En 1882, fundó el diario “La Unión”, desde donde defendió la necesidad de lograr la unión nacional, bajo los ideales católicos. Cautivó a los jóvenes por ser poseedor de una brillante oratoria. Fue profesor de la cátedra de Historia Argentina, en la Escuela Normal Popular, llegando a ser Rector del Colegio Nacional. Escribió, entre otros: “Lecciones de Historia Argentina” y “Génesis de nuestra raza”. José Manuel Estrada murió el 17 de septiembre de 1894 en Asunción del Paraguay.


domingo, 15 de septiembre de 2013

ANIVERSARIO DE RAWSON

                                                          






Rawson es la ciudad capital de la provincia del Chubut, Argentina, y ciudad cabecera del departamento homónimo. Fue fundada el 15 de septiembre de 1865. De acuerdo con el Censo de 2001, contaba con una población de 22.493 habitantes (INDEC, 2001).
Su nombre recuerda al sanjuanino Guillermo Rawson, ministro del interior de entonces, que favoreció la inmigración.
Ciudad administrativa, con varios edificios gubernamentales de la década del 70, en sus cercanías cuenta con puerto pesquero y balnearios sobre la Bahía Engaño, destacándose la villa balnearia de Playa Unión, ubicada a 5 km de la ciudad.
A escasos 3 km, y prácticamente sobre la desembocadura del río Chubut se localiza Puerto Rawson, recientemente ampliado, de actividad netamente pesquera, donde se destaca la "Flota amarilla", de barcos fresqueros que pescan mayormente merluzas y langostinos.
Primer asentamiento
Esquema del Caer Antur, sobre la base del croquis dibujado por Richard Berwyn alrededor de 1865. Se ve un gran meandro del río Chubut, el borde de las bardas, y las construcciones precarias que los galeses hicieron junto a los restos del fuerteEl primer asentamiento en el lugar se debe a Henry Libanus Jones, ganadero y explorador de origen galés, residente en Buenos Aires desde 1810 y que fundó el Fuerte Paz a orillas del río Chubut en 1854 como puesto de avanzada para expediciones de caza y recogida de ganado cimarrón. Sin embargo, aún no se han hallado restos que prueben sin riesgo de duda el sitio exacto donde fue construido.
Origen de la ciudad 

Los galeses denominaron a la nueva colonia junto al río Trerawson (galés=Pueblo de Rawson), en reconocimiento al entonces Ministro del Interior de la Argentina, quien había facilitado las tramitaciones oficiales que les permitieron instalarse en esa región patagónica.
Iniciaron el trazado y la construcción de sus casas, y el 15 de septiembre de 1865, con la presencia del comandante militar de Carmen de Patagones, teniente coronel Julián Murga, delegado al efecto por el gobierno nacional se fundó oficialmente la ciudad de Rawson, sobre una loma de grava y arena junto al río, a escasos metros de la localización del fortín viejo.
Con Julián Murga viajó a la zona el agrimensor Julio V. Díaz, comisionado para efectuar el trazado definitivo del pueblo, y la demarcación de las tierras que el gobierno argentino cedía a la colonia galesa.
El representante de los colonos ante el gobierno nacional era Lewis Jones, en cuyo honor se nombró posteriormente a lo que sería la vecina ciudad de Trelew (galés=Pueblo de Lewis (Luis)).
Primer puente de madera sobre el río Chubut (1900)La única vía de comunicación de la colonia con el resto del mundo se efectuaba a través de la desembocadura del río Chubut, donde en un pequeño desembarcadero, precursor del actual Puerto Rawson, arribaba de vez en cuando alguna goleta con destino a las Islas Malvinas, o trayendo provisiones enviadas por el gobierno de Buenos Aires.
El 3 de julio de 1866 llega el cacique Chiquichano con los primeros indígeneas que se acercan al pueblo. Enseñan a los galeses a cazar y cuidar el ganado, y comienza el trueque entre ambas comunidades. La buena relación entablada desde un principio con los patagones, fue sin duda una de las causas que permitieron la supervivencia y éxito de la colonización galesa.
En 1874 arriba un segundo contingente de familias galesas, completando para esa época una población residente de alrededor de 200 personas. Para 1876, el pueblo estaba formado por no más de veinte casas de adobe dispersas, sin cercados ni forestación. En 1877 se inaugura la primera escuela, en un local de ladrillos construido a tal fin.
Territorio nacional 

Mediante Ley Nº 1742 del 9 de octubre de 1885, el Congreso Argentino creó el Territorio Nacional del Chubut. La ley no identificaba la que sería la capital, aunque por entonces la única localidad con acta de fundación oficialmente registrada era Rawson. Esta falencia, sumada a la gran inundación de 1899 y los intereses comerciales contrapuestos de diversas zonas de la naciente colonia, generarían con el tiempo numerosos conflictos y discusiones relativas a la designación definitiva de la capital.
"En el pueblo de Rawson, Capital del Territorio Nacional del Chubut, a los diez días de marzo de 1886, primer día de Cuaresma 8º año del pontificado de S.S.León XIII, siendo Presidente de la República Argentina el Teniente General don Julio Argentino Roca y Arzobispo de la Arquidiócesis S.E.R. el doctor Federico Aneiros reunidos S.S. el señor Gobernador de dicho Territorio, Teniente Coronel don Luis Jorge Fontana, la señora Carmen Guerrero de Nuñez, en representación de la Sra. Isabel Amstrong de Elortondo, el Capellán de la Gobernación Canónigo don Francisco Vivaldi, los empleados de la Nación y vecinos del Territorio que suscriben el acta, con el objetivo de colocar la piedra fundamental.



sábado, 14 de septiembre de 2013

DÍA DEL CARTERO








Bruno Ramírez fue el primer cartero designado del correo, este oficio no existía y recién se estaba implementando el servicio en el Virreinato del Río de la Plata. Ramírez tomó posesión de su cargo el día 14 de septiembre de 1771, fecha en que se celebra en Argentina el "Día del Cartero".
Evolución del Servicio de Correo Postal en Argentina.
Desempeñó un papel importante durante la Revolución de Mayo ya que mediante este servicio se repartieron partes y órdenes de la Primera Junta. El señor Melchor de Albín fue el primer Administrador del servicio designado por la Primera Junta de Gobierno en junio de 1810.
En el año 1826, durante la presidencia de Bernardino Rivadavia el servicio fue nacionalizado mediante una ley aprobada por el Congreso General Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata, denominándose a partir de esa fecha Dirección General de Correos, Postas y Caminos, organismo que quedó a cargo del señor Juan Manuel de Luca, quien estuvo en ese cargo durante 32 años, sucediéndolo Gervasio Antonio de Posadas, quién instaló los primeros buzones de la Ciudad de Buenos Aires, redactó el Reglamento del Servicio de carteros y fijo un nuevo valor, más económico, de las tasas postales.
En 1874 es elegido como sucesor de Posadas Eduardo Olivera quien continuo el trabajo de Posadas, elaboro el nuevo reglamento de Telegrafos y proyecto la Ley Nro. 816 de renovación de los servicios postales.
Durante administraciones posteriores se implementaron los servicios de encomiendas, giros postales, valores declarados y carta certificada.
Entre 1853 y 1856 el Correo dependio del Ministerio de Hacienda, luego dependio del Ministerio del Interior y el 13 de junio de 1944 el Poder Ejecutivo dispuso la autonomía del Correo pasándose a denominar Dirección General de Correos y Telecomunicaciones.
El 26 de enero de 1949 el Gobierno pasa el mando del Correo a la recién creada Secretaria de Correos y Telecomunicaciones de la Nación, pasando a ser Ministerio y finalmente una Secretaria de Estado -Secretaria de Estado de Comunicaciones.
La Empresa Nacional de Correos y Telégrafos (ENCOTEL) fue una empresa pública argentina creada en 1972 que prestaba servicio postal, telegráfico y monetario que sucede en su rol por la Secretaría de Estado de Comunicaciones.
Durante el llamado Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983) se permitió la actividad de empresas privadas en el servicio de correos y encomiendas en el marco de un proceso de apertura económica, si bien la prestación del Servicio Postal Universal continuó estando exclusivamente en manos de la empresa estatal. En 1992, durante el gobierno de Carlos Menem, fue convertida en la Empresa Nacional de Correos y Telégrafos S.A. (ENCOTESA), constituyéndose en Sociedad Anónima como paso previo a una privatización.
En 1997 ENCOTEL fue finalmente privatizada mediante el Decreto Nro. 265/97,2 al liquidarse ENCOTESA y darse la prestación de los servicios en concesión a la empresa Correo Argentino S.A., propiedad del Grupo Macri. De esta forma la Argentina se convirtió en uno de los primeros países del mundo en privatizar el servicio postal, que adoptó ahora el nombre comercial de Correo Argentino.
Luego de años de incumplimientos del contrato de concesión por parte del concesionario e incumplimientos en el pago del cánon acordado con el Estado, la concesión fue revocada-mediante el Decreto Nro. 1075/2003 y la empresa volvió a la órbita estatal a finales de 2003 como Correo Oficial de la República Argentina S.A. (CORASA), manteniendo la denominación comercial de Correo Argentino. Si bien en la práctica está sujeta a privatización, el llamado a licitación ya ha sido prorrogado varias veces y el gobierno está satisfecho con la operación de la empresa reestatizada.






    viernes, 13 de septiembre de 2013

    DÍA DEL BIBLIOTECARIO





    “Más de Cuatro Siglos de quehacer bibliotecario arrojan hoy un saldo fecundo; desde la creación de la Biblioteca Mayor de la Universidad de Córdoba a principios del siglo XVII hasta la fecha, el desarrollo bibliotecario argentino ha sido constante, se crearon miles de bibliotecas de todo tipo a lo largo y a lo ancho del país, se afianzó la formación profesional del bibliotecario, se organizaron asociaciones profesionales a nivel nacional y provincial y se gestó una literatura bibliotecológica que refleja a una profesión en permanente evolución”.Asociación de Bibliotecarios Graduados de la República Argentina.
    En la Gazeta de Buenos Aires, en 1810, edición del jueves 13 de septiembre, encontramos un artículo titulado EDUCACIÓN, firmado con el seudónimo Veritas. Algunos autores indican a Mariano Moreno como autor, otros a Manuel Belgrano, puesto que ya había publicado sobre el tema en su periódico Correo de Comercio, utilizando el mismo epígrafe.
    En dicho escrito leemos, entre otras cosas, lo siguiente: “... ha resuelto la Junta formar una Biblioteca Pública, en que se facilite a los amantes de las letras un recurso seguro para aumentar sus conocimientos. Las utilidades consiguientes a una Biblioteca Pública son tan notorias, que sería excusado detenernos en indicarlas...”-“... por fortuna tenemos libros bastantes para dar principio a una obra, que crecerá en proporción del sucesivo engrandecimiento de este pueblo. La Junta ha resuelto fomentar este establecimiento...”
    “... nombrando desde ahora por Bibliotecarios a el Dr. D. Saturnino Segurola y al Rvdo. P. Fray Cayetano Rodríguez..” y “... nombra por protector de dicha Biblioteca al Secretario de Gobierno Dr. Mariano Moreno...”
    De este texto se desprende que el doctor Saturnino Segurola y Fray Cayetano Rodriguez, fueron los primeros bibliotecarios oficiales de la nueva era de la independencia de la República, aunque poco pueden realizar por la biblioteca. El Padre Segurola que es nombrado recién el 28 de diciembre, renuncia al cargo pocos días después.
    Con fecha 30 de enero de 1811, en la misma nota de renuncia de Segurola , se encuentra la designación del P. José Luis Chorroarín, por solicitud de Mariano Moreno, como Bibliotecario. No se ha podido ubicar documentación que indique su designación como Director, pero sí existen distintas referencias que lo reconocen como tal. Fue pues el primer Director y también el primer Bibliotecario.
    De la designación de Fray Cayetano Rodríguez no existe ninguna documentación al respecto. Si se sabe de sus tareas en el Convento de San Francisco.
    Se contaba sólo con un local y dos bibliotecarios. Eran cinco habitaciones en los altos de la esquina de las hoy calles Moreno y Perú. Por entonces eran las calles de la Biblioteca y de los Representantes. Los dos bibliotecarios, en orden jerárquico: Fray Cayetano Rodríguez y Presbítero Saturnino Segurola. A los pocos meses, en 1811, otro sacerdote, Luis José Chorroarín, reemplazó a Cayetano Rodríguez. Los cargos se denominaban primer y segundo bibliotecario. Y esto era todo; a partir de allí el ingenio tendría que ser el principal capital. Y lo fue.
    Extracto de El Negro de la Biblioteca
    Por José Luis Trenti Rocamora
    En enero de 1811 asumió la dirección Luis Chorroarín, y bajo su dirección la Biblioteca Pública abre sus puertas el 16 de marzo de 1812. Chorroarín mantendría en el cargo hasta 1821, cuando mediante un decreto de Martín Rodríguez fue reemplazado por Saturnino Segurola. Desde 1822 a 1828 ejerció el cargo Manuel Moreno, hermano de Mariano, y la biblioteca contaba en ese entonces con un patrimonio considerable: en 1823
    El 5 de octubre de 1884 fue designado el primer Director Nacional, y desde ese momento es conocida oficialmente como Biblioteca Nacional.
    El Centro de Estudios Bibliotecológicos del Museo Social Argentino (CEB/MSA), fundado el 12 de octubre de 1943, por iniciativa del Secretario General Antonio A. Vizzini presenta el proyecto de realizar actividades que se destacaran para celebrar el “Día del Bibliotecario”, establecido en el Congreso de 1942, convocando así a las “Jornadas Bibliotecológicas Argentinas” que se realizaron a partir de 1946.
    Las primeras Jornadas consistieron en un ciclo de conferencias pronunciadas del 9 al 12 de Septiembre (1946), asistiendo a tal acto bibliotecarios uruguayos y del interior del país. En esa oportunidad participaron, entre otros destacados bibliotecarios José Edmundo Clemente, Washington de la Peña, Carlos Víctor Penna, Josefa Emilia Sabor y J. Frederic Fino, refiriéndose respectivamente a los siguientes temas: “Bibliopsicología”, “Función social de las bibliotecas populares”, “Algunos aspectos de recatalogación y reclasificación”, “Información bibliográfica en nuestras bibliotecas” y “Algunas consideraciones sobre mapotecas”.
    Desde hace más de 50 años ABGRA acompaña a la profesión bibliotecaria, y a escasamente un año de su fundación, logra que en 1954 se dicte el decreto 17.650/54 estableciendo que el día 13 de septiembre se conmemore en todo el país el “DÍA DEL BIBLIOTECARIO”, como un homenaje a la labor de los bibliotecarios en favor de la comunidad. El presidente Arturo U. Illía, mediante decreto 3.114/64, complementa el anterior decreto nº 17.650/54
    Todos los años, ABGRA celebra este día tan significativo para los bibliotecarios y aprovecha esta oportunidad para realizar la entrega del Premio ABGRA a los egresados con los mejores promedios de las Escuelas de Bibliotecología de todo el país. En ese acto nos acompañan autoridades nacionales, personalidades del libro y la cultura y distinguidos profesionales del quehacer bibliotecario.

    miércoles, 11 de septiembre de 2013

    DÍA DEL MAESTRO



    Ninguna fecha puede ser más oportuna para celebrar el día del maestro que el 11 de septiembre, día en que pasó a la inmortalidad, en el año 1888, Domingo Faustino Sarmiento.
    Y si hablamos de fechas, este maestro de maestros nació setenta y siete años antes, el 15 de febrero de 1811, en la provincia de San Juan, en un humilde hogar, convertido, a los cien años de su nacimiento, en museo histórico.
    Hijo de doña Paula Albarracín y de don José Clemente Sarmiento, el deseo de aprender y enseñar se conjugaron en él desde muy joven: aprendió a leer de corrido a los 4 años y empezó la escuela a los cinco en la Escuela de la Patria, de su ciudad natal (1816). A los quince años fundó su primera escuela en San Francisco del Monte de Oro (provincia de San Luis), donde ya se desempeñaba como maestro de un grupo de alumnos que lo superaban en edad.
    Este ilustre prócer llegó a ser, desde su multifacética obra, un gran luchador y una de las figuras más importantes de la historia latinoamericana: fue maestro, subteniente de milicias, escritor, periodista, senador, ministro, director general de escuelas, sociólogo, diplomático, gobernador, hasta convertirse en presidente de la Argentina.
    Fue un activo militante político, lo que lo llevó varias veces al exilio, principalmente debido a su oposición a Rosas y al caudillo riojano Facundo Quiroga. En Chile, su actividad fue muy notable, tanto en la enseñanza (se le confió la organización de la primera escuela del magisterio de Sudamérica) como en el periodismo (publicó artículos en El Mercurio de Valparaíso y en El Progreso de Santiago). Visitó además Estados Unidos y Europa, donde publicó obras literarias y conoció a pedagogos y escritores.
    En San Juan fundó el periódico El Zonda. De su obra literaria, se destacan: Facundo, inspirado en el caudillo riojano Facundo Quiroga; Recuerdos de Provincia, de corte autobiográfico; Viaje, donde cuenta sus experiencias en el extranjero; Vida de Dominguito, que narra la vida de su hijo adoptivo muerto en Paraguay; De la Educación Popular y Método de Lectura Gradual.
    Como gobernador de su provincia natal, decretó la ley de enseñanza primaria obligatoria y, ya a los cincuenta y siete años, ocupó la Presidencia de la República (entre los años 1868 y 1874), época en la que promovió sus ideas liberales, que se centraron en los principios democráticos, las libertades civiles y la oposición a los regímenes dictatoriales.
    Como presidente, Sarmiento estimuló aquello por lo que había luchado toda su vida: la educación y la cultura de su pueblo. Entre su vasta obra educativa, además de lograr que en este período la población escolar se elevara de treinta mil a cien mil alumnos, merece citarse la creación de numerosas escuelas primarias, la Academia de Ciencias, la Escuela Normal de Paraná (contrató maestros extranjeros), la Universidad Nacional de San Juan, la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, la Biblioteca Nacional de Maestros y elObservatorio Astronómico de Córdoba. Interesado en la formación profesional de las fuerzas armadas, fundó la Escuela Naval y el Colegio Militar. Fomentó además el desarrollo del comercio, la agricultura y los transportes. Realizó el primer censo demográfico, alentó la inmigración, encargó la reforma del puerto, contribuyó al desarrollo de las telecomunicaciones y contrató a hombres de ciencia extranjeros.
    Ya en 1881, como superintendente general de escuelas, fundó la revista El Monitor de la Educación Común, referencia fundamental para la educación argentina.
    En su primer exilio a Chile, tuvo una hija, Ana Faustina (que se casó con Julio Belín y tuvo un hijo, Augusto Belín Sarmiento). Ella lo acompañó en sus últimos días.
    En su segundo exilio, Sarmiento se casó con Benita Martinez Pastoriza, una viuda de la sociedad chilena, y adoptó a su hijo Domingo Fidel, más conocido como Dominguito, que murió en la guerra contra Paraguay.
    Por cuestiones de salud, Sarmiento viajó a Paraguay (Asunción), donde escribió sus últimos artículos periodísticos y donde, finalmente, falleció, tan pobre como había nacido.

    jueves, 5 de septiembre de 2013

    DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER INDÍGENA







    El día 5 de septiembre, fue instituido como el Día Internacional de la Mujer Indígena, en memoria de la heroína aymara Bartolina Sisa quien fuera brutalmente asesinada y descuartizada el 5 de septiembre de 1782, en la Paz, Bolivia por los representantes de la Corona Española en el marco del gran movimiento de rebelión continental indígena de 1780.
    Su esposo, Tupak katari es asesinado el 14 de Noviembre de 1781 y ella es quien asume el mando del ejercito aymara. Sin embargo, el 2 de julio de 1782, Bartolina es apresada por las autoridades coloniales quienes dictan la siguiente sentencia:
    "A Bartolina Sisa Muger del Ferós Julián Apaza o Tupa Catari, en pena ordinaria de Suplicio, y que sacada del Quartel ala Plaza mayor por su sircunferencia atada ala cola de un Caballo, con una soga de espatro al Cuello, y Plumas, y una Aspa afianzada sobre un Bastón de palo en la mano y a vós de pregonero que publique sea conducida ala Horca, y se ponga pendiente de ella hasta que naturalmente muera; y después se clave su caveza y manos en Picotas con el rótulo correspondiente, y se fijen para el público escarmiento en los lugares de Cruzpata, Alto de San Pedro, y Pampaxasi donde estaba acampada y Precidía sus juntas sediciosas; y fecho sucesivamente después de días se conduzca la caveza a los pueblos de Ayohayo, y Sapahagui de su Domicilio y origen en la Provincia de Sicasica, conla orden para que se queme después de tiempo, y se arrojen las senizas al aire, donde estime convenir".
    La sentencia se cumplió, Bartolina Sisa, comandante de las fuerzas de las naciones andinas, muere ahorcada no sin antes sufrir todo tipo de crueldades, torturas, azotes, etc. Ya muerta sus verdugos descuartizaron su cuerpo y exhibieron su cabeza y sus extremidades en distintos lugares de los Ayllus y caminos donde ella resistió con su lucha. Su cabeza fue clavada en la punta de una picota, “para escarmiento de los indios”, decían los verdugos coloniales.
    No obstante tantas crueldades y abusos las mujeres indígenas ocuparon un importante y valiente en la lucha de sus pueblos, basta citar a Micaela Bastidas, Domitila Quispe, Bartolina Sisa, Wuacolda, Janequeo, Fresia, etc.

    miércoles, 4 de septiembre de 2013

    DÍA DEL INMIGRANTE






    El abuelo
    El abuelo un día cuando era muy joven
    allá en su Galicia
    miró el horizonte y pensó que otra senda
    tal vez existía
    Y al viento del Norte que era un viejo amigo
    le habló de su prisa
    le mostró sus manos que mansas y fuertes
    estaban vacías
    Y el viento le dijo:
    "Construye tu vida detrás de los mares,
    allende Galicia"
    Y el abuelo un día, en un viejo barco
    se marchó de España
    El abuelo un día, como tantos otros
    con tanta esperanza
    La imagen querida de su vieja aldea
    y de sus montañas
    se llevó grabada muy dentro del alma
    cuando el viejo barco
    lo alejó de España
    Y el abuelo un día subió a la carreta
    de subir la vida
    empuñó el arado, abonó la tierra
    y el tiempo corría
    Y luchó sereno por plantar el árbol
    que tanto quería
    Y el abuelo un día, lloró bajo el árbol
    que al fin florecía
    Lloró de alegría cuando vio sus manos
    que un poco más viejas
    no estaban vacías
    Y el abuelo entonces cuando yo era niño
    me hablaba de España
    del viento del Norte, de la vieja aldea
    y de sus montañas
    Le gustaba tanto recordar las cosas
    que llevó grabadas muy dentro del alma
    que a veces callado, sin decir palabra
    me hablaba de España
    Y el abuelo un día cuando era muy viejo
    allende Galicia
    me tomó la mano y yo me di cuenta
    que ya se moría
    Y entonces me dijo, con muy pocas fuerzas
    y con menos prisa:
    "Prométeme hijo que a la vieja aldea
    irás algún día
    Y al viento del Norte dirás que su amigo
    a una nueva tierra, le entregó la vida"
    Y el abuelo un día se quedó dormido
    sin volver a España
    El abuelo un día, como tantos otros
    con tanta esperanza
    Y al tiempo al abuelo, lo vi en las aldeas
    lo vi en las montañas
    y en cada leyenda, por todas las sendas
    que anduve de España
    Alberto Cortez


    ARIEL RAMIREZ



    Ariel Ramírez nació en Santa Fe, el 4 de setiembre de 1921 y falleció en Monte Grande, Pcia de Bs. As, el 18 de febrero de 2010. Fue un músico de extensa trayectoria [compositor y pianista] , fue una de las figuras más destacadas del nativismo argentino. Difusor de la cultura tradicional a través de una amplia discografía y de sus actuaciones al frente de su compañía de folclore desde 1955 hasta ca. 1980. Autor de numerosas canciones criollistas sumamente populares y de la Misa Criolla, una de las obras más importantes de la música argentina. Fue electo como Presidente de SADAIC (Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música), en cinco períodos: 1970/74, 1974/77, 1993/97, 1997/2001 y 2001/2005.] 
    Estudió piano en su ciudad natal. Sus estudios de composición los realizaría muchos años más tarde en Buenos Aires con Luis Gianneo y Erwin Leuchter. Impulsado porAtahualpa Yupanqui, quien lo escuchó en Córdoba, emprendió hacia 1941 una larga temporada de viajes por varias provincias del centro y noroeste del país, para familiarizarse con la música regional. En ese lapso ofreció recitales de piano interpretando obras de música tradicional argentina y sudamericana, entre las que intercalaba sus primeras composiciones. En 1943 llegó a Buenos Aires, donde brindó numerosos conciertos y tuvo contrato permanente en Radio El Mundo. En 1946 grabó para RCA Victor sus primeros discos, uno de los cuales incluía la zamba La Tristecita, obra que le brindó popularidad.
    En 1950 viajó a Europa, donde permaneció alrededor de cuatro años con residencia permanente en Roma, pero efectuando numerosas giras como intérprete de música argentina en distintas salas de conciertos y teatros de Italia, Austria, Alemania, Holanda, Bélgica e Inglaterra. En España fue becado por el Instituto de Cultura Hispánica para efectuar estudios sobre la música española de transmisión oral. En 1954 se instaló en Lima, donde continuó su carrera de solista haciendo presentaciones en distintas ciudades de ese pais, así como también en otras de Bolivia, Chile y Uruguay.
    En 1955 volvió a la Argentina, donde organizó la Compañía de Folklore Ariel Ramírez para llevar adelante un espectáculo coreográfico musical convocando a artistas de distintas regiones del país. A partir de su debut en el Teatro SODRE de Montevideo, gracias al estímulo de su director, el maestro Hugo Balzo, la compañía desarrolló su actividad durante más de veinte años por todo el territorio argentino. Entre los músicos más destacados que iniciaron o desarrollaron sus incipientes carreras actuando con el Maestro Ariel Ramírez se puede mencionar a Jorge CafruneJaime TorresRaúl Barboza y Los Fronterizos. En 1957 el grupo, que en ese momento estaba integrado por veinte músicos y bailarines, realizó una gira de cinco meses por la antigua Unión Sovietica, Polonia y la entonces Checoslovaquia. A su término, Ramírez continuó ofreciendo conciertos como solista de piano en Europa. Varias composiciones suyas se popularizaron en su país: Triste pampeano n° 3, Agua y sol del Paraná, Los inundados, Volveré siempre a San Juan, Allá lejos y hace tiempo, El Paraná en una zamba, y fueron adquiriendo gran difusión en versiones de los más importantes intérpretes nativistas.
    En la década de 1960 realizó innumerables giras por Argentina y comenzó a grabar para Philips una serie de LP con sus obras, y piano solo o en colaboración con otros músicos, y también una colección que constituye una antología de la música de algunas regiones argentinas (pampeana, litoraleña o mesaopotámica) y de algunos géneros musicales (el vals criollo, la zamba y el tango). De todos sus LP como intérprete, el que adquirió mayor trascendencia fue Coronación del Folklore, uno de los hitos fundamentales del nativismo, grabado en 1963 con Eduardo Falú y Los Fronterizos. Como compositor escribió, además de una larga lista de canciones, varios ciclos integrales, presentados todos ellos a través de ediciones discográficas que tuvieron una notable repercusión. El primero de estos discos es es que incluye la Misa Criolla y, también en carácter de estreno, los villancicos reunidos bajo el título Navidad Nuestracon textos de Félix Luna. En 1965 grabó con Ramón Navarro la cantata épica Los Caudillos escrita en colaboración con el historiador y poeta Félix Luna. Un nuevo gran acontecimiento fue la aparición en 1969 del disco Mujeres Argentinas, cantado por Mercedes Sosa y también con textos de Luna. Algunas de sus canciones, Alfonsina y el mar y Juana Azurduy, se cuentan entre las más logradas de su amplia producción.
    Cantata Sudamericana 1972) y Misa por la Paz y la Justicia (1981) son sus últimas producciones de largo alcance. En estos años también compuso música para algunas películas argentinas. En otro terreno, con fines didácticos, escribió los 15 Estudios para piano sobre ritmos y formas de la tradición musical argentina y las Canciones provincianas, para voces iguales.
    Continuó ininterrumpidamente sus giras y presentaciones tanto en su país como en el exterior, aunque con menor frecuencia que en décadas anteriores. El 5 de agosto de 1992 se realizó un concierto en su homenaje en el Teatro Colón de Buenos Aires bajo el títuloAriel Ramírez, 50 años con la música nacional, en el que participaron algunos de los más importantes intérpretes de la música popular argentina, y en cuyo transcurso se ejecutaron exclusivamente obras suyas..
    En 1964 la compañía discográfica Philips dio a conocer el álbum Misa Criolla, resultando inmediatamente un éxito mundial. Esta obra fue realizada en base al texto castellano redactado por la Comisión de las Iglesias de América latina, después de que el Concilio Vaticano II dispusiera la realización de los oficios religiosos en el idioma de cada lugar, abandonando el latín, y contó con el apoyo y colaboración del sacerdote Osvaldo Catena, asesor de Liturgia para América Latina, el sacerdote Jesús Gabriel Segade (director de la Cantoría de la Basílica del Socorro) y del sacerdote Alejandro Mayol.2 Editada al año siguiente, Misa Criolla. Para tenor, coro mixto, percusión, instrumentos andinos y clave o piano, presenta un notable conjunto de inspiradas melodías originales de su autor, basadas en ritmos regionales de la tradición musical argentina e hispanoamericana. La interpretación está a cargo de un solista, un coro de voces mixtas, piano y un conjunto instrumental basado en medios sonoros ligados a la etnofonía americana en el que figuran charango, quena y siku, entre otros. Consta de cinco partes de la liturgia común:
    Kyrie baguala-vidala
    Gloria carnavalito-yaraví
    Credo chacarera trunca
    Sanctus carnaval cochabambino
    Agnus Dei estilo pampeano
    Misa Criolla marcó la irrupción en el mundo de la música litúrgica argentina con un nivel artístico que le permitió ser admirada y amada por grandes sectores del público europeo, americano y de otras latitudes. El estreno público se realizó en la ciudad alemana de Stuttgart, el 9 de marzo de 1967, en la Mozart-Saal de Liederhalle, con la participación del hoy disuelto grupo Los Fronterizos, Ariel Ramírez, Chito ZeballosLuis AmayaJaime TorresDomingo Cura y el Coro Easo y Maitea con la dirección del Maestro Bastida. Se ejecutó por primera vez en el Teatro Colón de Buenos Aires con versión escénica a cargo de Roberto Oswald y Aníbal Lápiz, y quince días después en el Avery Fisher Hall en el Lincoln Center de Nueva York, y en la catedral de San Patricio de la misma ciudad. Aquella versión contó con el propio Ariel Ramírez (piano), Zamba Quipildor (voz), Jaime Torres (charango) y su conjunto, con Domingo Cura(percusión), Jorge Padín y el Coro Polifónico Nacional Argentino dirigido por Roberto Saccente. De difusión internacional, fue editada en más de 40 países con más de 3 millones de placas discográficas y fue cantada, entre otros, por George DalarasMercedes Sosa yJosé Carreras (Plácido Domingo cantaba el Kyrie con Dominic Miller).
    Participó en los festivales folclóricos más importantes de Argentina, como Cosquín y Jesús María.