martes, 30 de julio de 2013

LA LEYENDA DE LA PACHAMAMA



"Leyenda" es una narración de un suceso con parte de la realidad y parte fantasiosa, generalmente las leyendas se transmiten de generación en generación. La leyenda es parte de la cultura y las creencias de un pueblo una ciudad o un estado, cuando las leyendas se pasan de generación en generación es posible que sufran algunos cambios en su contexto, es decir que variaría un poco la leyenda en la narración pero el objetivo es el mismo.

                                            LA LEYENDA DE LA PACHAMAMA
Don Hilario y su hijo solían cazar guanacos, vicuñas y llamas; por lo general mataba más animales de los que necesitaba, aunque a los sobrantes los vendía luego en el pueblo. Es sabido que la Pachamama, Madre tierra, no permiten que cacen sus animales por deporte, y menos que maten a las madres de las manadas. Don Hilario, sordo a los decires, fue cazar como todos los días, pero aquella mañana la Pachamama les dio un aviso, haciendo retumbar la tierra y produciendo derrumbes en los cerros; padre e hijo intentaron cubrirse en una saliente pero la mula se empacó y forcejeando se fue acercando al abismo hasta vencer las fuerzas de don Hilario y el animal cayó al abismo... esta fue el primer pago que cobró la Pachamama.

Segundo después se terminaba el temblor y volvía el silencio a las peñas... los viajeros, asustados, contemplaban al mular al fondo del precipicio... asustados corrieron a hacerle una ofrenda a la Madre tierra, para calmar su enojo. Enterraron cosas que llevaban, como ginebra, coca y un cigarrillo, le hablaron en voz baja, con mucho respeto, pidiendo perdón, buenas cosechas y muchos animales.

Don Hilario pidió permiso para seguir cazando. La gente del pueblo también oró a la Pachamama y hasta le sacrificó una llama en su honor. Don Hilario, convencido de tener permiso para seguir cazando, se internó en los cerros, pero no lo siguieron ni su hijo ni la gente del pueblo. Luego de la cacería, Hilario retornó a su rancho y no encontró a su chango, que había salido a juntar las cabras... Preguntó a los vecinos, que nada sabían... Lo buscaron hasta pasada la oración, interrumpiendo la búsqueda al caer la noche.

Rastrearon las huellas del muchacho por uno y otro lado, pero fue inútil. Sólo al caer la tarde hallaron las cabras, lejos del caserío. Pasaron varios días y semanas y hasta el mismo Hilario dejó de buscar a su hijo.

Una madrugada, unos arrieros que bajaban al pueblo, vieron de lejos al hijo de don Hilario... cabalgaba sobre un guanaco guiando a la manada... parecía un fantasma... iba vestido con pieles, y desapareció en la neblina del monte junto con los animales.

La Madre tierra volvió a cobrarse una deuda... llevándose al único hijo que don Hilario tenía, a cambio de los animales que él había matado innecesariamente.

Los arrieros contaron lo visto a don Hilario, quien comenzó a realizar ofrendas a la Pachamama, quien no le otorgó buenas cosechas, pero tanto y tanto debió orarle y tan puro habrá sido su arrepentimiento, que al cabo de unos años don Hilario se vio bendecido con otro hijo... a quien enseñó el respeto por los animales y la tierra.

jueves, 25 de julio de 2013

LOS 460 AÑOS DE SANTIAGO DEL ESTERO








Santiago del Estero es una ciudad del norte de Argentina, capital de la provincia... más antigua ciudad del país, tomando como referencia las que aún se mantienen en pie. Se encuentra en una amplia llanura, sobre la orilla derechadel río Dulce.Aunque no fue la primera ciudad que los españoles fundaron en la actual Argentina, sí es la más antigua ciudad que logró sobrevivir, y de ella partieron numerosas expediciones que establecieron otras importantes ciudades argentinas. Es por ello que a menudo se la llama madre de ciudades.
Posee interesantes edificios, como la Catedral, el Convento de Santo Domingo y el Museo Arqueológico Provincial. Es sede de dos universidades y de una diócesiscatólica.
Durante el siglo XVI los españoles fundaron por lo menos unas 40 ciudades en el actual territorio argentino, empezando por Sancti Spiritu, fundada por Gaboto en 1527, a orillas del río Paraná. Pero la mayoría de esas ciudades no duraron mucho, pues tuvieron que ser abandonadas, ya sea a causa de desastres naturales (inundaciones, tormentas, etc.) o a causa de los ataques de los indígenas (la misma Sancti Spiritu tuvo una vida efímera, pues a los dos años de haber sido fundada los indígenas la atacaron e incendiaron, poniendo en fuga a los pocos sobrevivientes.
Santiago del Estero, en cambio, sorteó todo tipo de vicisitudes y logró llegar hasta la actualidad como la ciudad más antigua del país. Los historiadores, sin embargo, discrepan sobre la fecha exacta de su fundación, mientras que algunos consideran que fue fundada en 1550, otros creen que la fecha real de su fundación fue 1553. Pero sea cual sea la fecha exacta, 1550 ó 1553, ninguna otra ciudad argentina la supera en antigüedad.

SIETE ÁRBOLES

                                                         Siete árboles
Siete árboles y el recuerdo de una casa…solamente queda eso. Algunos son olmos deshojados y aún así, altivos, firmes haciendo su guardia…otros son ligustros, con sus hojas coriáceas y verdes soportando heladas y hasta la nieve que este año no perdonó ni al Trópico.
Los miro y me pregunto cuántas cosas guardarán entre sus ramas, además de algún nido abandonado. Si tuvieran voz me contarían que alguna vez oyeron risas y suspiros, llantos y rezongos, pero sobre todo me dirían que fueron testigos de la vida de un hombre que trabajaba en el campo  y vivía allí con su familia. De amaneceres con mates y tortas fritas y la salida en su caballo recién ensillado , con su perro fiel bajo el estribo  rumbeando para las aguadas. Abrir el molino y salir al trote a recorrer alambrados con la california y la tenaza como armas. Era un puestero nomás, peón del campo que el patrón le encomendara y que él como buen criollo, con mucho celo custodiaba.
A lo lejos se escuchan los gritos alarmados de los teros, mezquinando sus nidos o sus veloces pichones. Lo chista la lechuza desde la puerta de su cueva y los chimangos le indican, haciendo giros en el cielo, que por allí nomás se encuentra una vaca muerta. Mentalmente toma nota y cuenta el ganado, desenrrolla su lazo y cura un ternero embichado  o carga sobre la cruz de su montado alguno que se ha extraviado. Su perro Fiel ladra a una comadreja,  que corre asustada con sus crías sobre el lomo, porque la ha sorprendido el día sin haber trepado al hueco del viejo paraíso donde tiene su morada.
Sin darse cuenta el sol ha trepado bien alto, ya es hora de volver para las casas, silbando bajito, pitando un cigarro y con ganas de llegar, para sentarse a la mesa  y compartir con su mujer y sus hijos un puchero criollo, de esos que también hacía su madre, con carne, verduras , papas y choclos de la quinta.

Cuántos recuerdos se esconden entre las ramas de apenas 7 árboles en la esquina de un campo, sin señas de vacunos y  con un rastrojo de soja brillando con la helada.
Lydia Musachi

miércoles, 24 de julio de 2013

SAN FRANCISCO SOLANO

SAN FRANCISCO SOLANO, Santo Patrono del folklore
Presbítero Franciscano Evangelizador de América.  Antiguamente se recordaba a San Francisco Solano el 18 de abril, el Martirologio Romano actual lo festeja el 24 de julio.  En Lima, capital del Perú, san Francisco Solano, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, que para salvar almas recorrió en todas las direcciones América Meridional, enseñando con palabras y con milagros a los indios y a los mismos colonizadores españoles la novedad de la vida cristiana (1610). Etimológicamente: Francisco: Aquel que porta la bandera, es de origen germánico. Fecha de canonización: 27 de diciembre de 1726 por el Papa Benedicto XIII. Aquellos primeros misioneros que vinieron a nuestras tierras americanas junto con los conquistadores son de una grandeza casi sobrehumana. Entre ellos descuella la figura imponente de San Francisco Solano, el de una vida apostólica inconcebible que hoy vamos a presentar. ¿Cómo es posible realizar tanto trabajo en sólo veinte años, desde las costas de Panamá hasta las inmensidades peruanas, argentinas y uruguayas, para finalizar sus días de nuevo en el soñado Perú?... Nace en Andalucía, ingresa en la Orden de San Francisco, y es un religioso y sacerdote sabio y santo. Pero España es un campo muy estrecho para su celo apostólico, y a sus cuarenta años solicita venirse para nuestra América, donde tantas almas están sedientas de Dios. Se embarca, llega a Cartagena y Portobello, y se detiene en Panamá durante cuatro meses, tan llenos de males y de dificultades, que mueren dos de sus compañeros. La vida del misionero empieza con grandes peligros, pero él no se va a rendir. Toma una nave para el Perú, aunque el viaje se presenta difícil. Ante las costas de Colombia se produce la tragedia. La nave se parte en dos y en una lancha salvavidas pueden llegar algunos náufragos a la playa. Francisco no intenta salvarse el primnero y se queda en la nave para dar ánimos a los que se ven del todo perdidos. Vuelven las lanchas, y todos logran llegar a la arena entre grandes dificultades. El misionero es el último en abandonar el navío, se ata el hábito a la cintura, se lanza al mar, llega a la barca, y cuando alcanza la playa no le queda cubriendo su cuerpo más que la túnica. Decidido, se regresa a buscar su hábito, mientras dice a los compañeros aterrados: - Voy por mi hábito. El Padre San Francisco me lo dio y a él se lo tengo que devolver. Ese pobre hábito será su orgullo mayor y lo va a pasear con gallardía por aquellas tierras vírgenes. Dos meses largos permanecen los náufragos en la playa inhóspita, comiendo sólo hierbas y los peces que llegan a sacar del mar como pueden. Francisco infunde ánimos a todos: -¡Tranquilos! Dios nos sacará de aquí de una manera u otra. Por fin, aparece una nave providencial, que recoge a los náufragos y los deja en el norte del Perú. Francisco sigue a pie su camino hasta la lejana Lima, de donde arrancará ahora y donde acabará después su prodigioso apostolado. Se arrodilla ante su superior, y le suplica con lágrimas casi en los ojos: - ¡Padre, mándeme, mándeme a mí! Por amor a mi Señor Jesucristo, yo quiero ir a las misiones más difíciles. El superior comprende que aquellos impulsos tan vehementes hacia las misiones más arriesgadas vienen de Dios, y autoriza todo: - ¡Vaya, pues, y que Dios le acompañe siempre! Francisco escala los Andes, sube a las alturas más encumbradas de Bolivia, desciende después hasta la Argentina y llega al Tucumán, donde va a tener el centro de su apostolado durante once años pro-digiosos, apostolado que se extenderá hasta el Estero y Paraguay. Estudia con ahínco las lenguas de los indígenas, a los que trata con un amor enternecedor. Y, cuando una vez se ve ante varias tribus, sin conocer las lenguas de todos, confía en el Espíritu Santo, que renueva con él aquella vez el prodigio de Pentecostés. Todos sus oyentes lo han entendido, y exclaman atónitos: - ¿Y cómo el Padre español habla a la vez todas nuestras lenguas?... El caso de conversiones más famoso en la vida de Francisco Solano se dio en La Rioja. Cuarenta y cinco caciques se dan cita en ella, y las autoridades se ponen al tanto, con los soldados a punto de entrar en acción ante el primer peligro. Era Jueves Santo, y en la procesión, organizada por el santo misionero, formaba un grupo de disciplinantes. Desnudos de la cintura para arriba, y con el despiadado látigo en la mano, iban dándose duros golpes en las espaldas, en memoria de la flagelación de Jesús y haciendo así penitencia por los pecados de todos. Los caciques indios se conmueven ante aquel espectáculo. Abrazan la fe católica que predica Francisco, y se hacen bautizar todos con muchos otros de sus tribus, después de la rigurosa instrucción a que los somete el misionero. Dicen que llegaron hasta nueve mil los que se fueron bautizando después poco a poco, una vez recibida la debida instrucción. Todo fue fruto de aquella procesión tan devota y singular. Los caciques, que habían venido al acecho como fieras, se habían convertido en corderitos mansos y obedientes... El infatigable misionero, obediente a la voz de sus Superiores, regresa a Lima, donde permanecerá haciendo prodigios de santidad y de conversiones durante los seis últimos años de su vida. Esta vida tan preciosa del misionero acaba mientras el sacerdote alza la Sagrada Hostia en la Misa que se celebra en su presencia por el moribundo. Con el Cristo de la Hostia se alzaba hasta el Cielo uno de los mayores apóstoles que han recorrido nuestra América, tan prometedora...(texto publicado en EWTN)  Francisco Solano, llamado "el Taumaturgo del nuevo mundo", por la cantidad de prodigios y milagros que obtuvo en Sudamérica, nació en 1549, en Montilla, Andalucía, España. Su padre era alcalde de la ciudad, y el jovencito desde muy pequeño se caracterizó por su habilidad en poner paz entre los que se peleaban. Cuando había algún duelo a espada, bastaba que Francisco corriera a donde los combatientes a suplicarles que no se pelearan más, para que hicieran las paces. Estudió con los Jesuitas, pero entró a la comunidad Franciscana porque le atraían mucho la pobreza y la vida tan sacrificada de los religiosos de San Francisco. Los primero años de sacerdocio los dedicó a predicar con gran provecho en el sur de España. Sus sermones no tenían nada de rebuscado ni de elegante, pero llegaban hasta el fondo del corazón de los pecadores y conseguían grandes conversiones. Es que rezaba mucho antes de cada predicación. Primer contagio. Llegó a Andalucía la peste del tifo negro y Francisco y su compañero Fray Buenaventura se dedicaron a atender a los enfermos más abandonados. Buenaventura se contagió y murió (y ahora es santo también) luego se contagió también Francisco y creyó que ya le había llegado la hora de partir para la eternidad, pero luego, de la manera más inesperada, quedó curado. Con eso se dio cuenta de que Dios lo tenía para obras apostólicas todavía más difíciles. Pidió a sus superiores que lo enviaran de misionero al Africa, y no le fue aceptada su petición. Pero poco después el rey Felipe II pidió a los franciscanos que enviaran misioneros a Sudamérica y entonces sí fue enviado Francisco a extender la religión por estas tierras. Fue una gran alegría para su corazón. Y sucedió que una terrible tempestad lanzó el barco contra unas rocas frente a Panamá y se partió en dos. No había sino una embarcación para volver a tierra firme, y el misionero prefirió aguardar allá en esos escollos con los esclavos negros que él había venido instruyendo durante el viaje y acompañarlos hasta que llegara otra barca a salvarlos. Y aprovechó esos tres días de terror y peligro, para acabar de instruirlos y bautizarlos allí mismo. Varios de ellos perecieron luego entre aquellas olas pero ya habían sido bautizados. La pequeña embarcación los llevó a unas costas inhospitalarias y allá pasaron días terribles de hambre y peligros. Cuando los marineros se desesperaban lo único que podía calmarlos era la intervención del Padre Francisco. Cuando había peleas, al único que le hacían caso para dejar de pelear, era el Padre Solano. Al fin lograron que un barco los recogiera y los llevara a la ciudad de Lima. Fray Francisco Solano recorrió el continente americano durante 20 años predicando, especialmente a los indios. Pero su viaje más largo fue el que tuvo que hacer a pie, con incontables peligros y sufrimientos, desde Lima hasta Tucumán (Argentina) y hasta las pampas y el Chaco Paraguayo. Más de 3,000 kilómetros y sin ninguna comodidad. Sólo confiando en Dios y movido por el deseo de salvar almas. Y le sucedió en aquel gran viaje misionero, que lograba aprender con extraordinaria facilidad los dialectos de aquellos indios a las dos semanas de estar con ellos. Y le entendían todos admirablemente sus sermones. Sus compañeros misioneros se admiraban grandemente de este prodigio y lo consideraban un verdadero milagro de Dios. Pero lo más admirable es que las tribus de indios, aun las más belicosas, y opuestas a los blancos, recibían los sermones del santo con una docilidad y un provecho que parecían increíbles. Dios le había concedido la eficacia de la palabra y la gracia de conseguir la simpatía y buena voluntad de sus oyentes. Fray Francisco llegaba a las tribus más guerreras e indómitas y aunque al principio lo recibían al son de batalla, después de predicarles por unos minutos con un crucifijo en la mano, conseguía que todos empezaran a escucharle con un corazón dócil y que se hicieran bautizar por centenares y miles. Un Jueves Santo estando el santo predicando en La Rioja (Argentina) llegó la voz de que se acercaban millares de indios salvajes a atacar la población. El peligro era sumamente grande, todos se dispusieron a la defensa, pero Fray Francisco salió con su crucifijo en la mano y se colocó frente a los guerreros atacantes y de tal manera les habló (logrando que lo entendieran muy bien en su propio idioma) que los indígenas desistieron del ataque y poco después aceptaron ser evangelizados y bautizados en la religión católica. El Padre Solano tenía una hermosa voz y sabía tocar muy bien el violín y la guitarra. Y en los sitios que visitaba divertía muy alegremente a sus oyentes con sus alegres canciones. Un día llegó a un convento donde los religiosos eran demasiado serios y recordando el espíritu de San Francisco de Asís que era vivir siempre interior y exteriormente alegres, se puso a cantarles y hasta a danzar tan jocosamente que aquellos frailes terminaron todos cantando, riendo y hasta bailando en honor del Señor Dios. San Francisco Solano misionó por más de 14 años por el Chaco Paraguayo, por Uruguay, el Río de la Plata, Santa Fe y Córdoba de Argentina, siempre a pie, convirtiendo innumerables indígenas y también muchísimos colonos españoles. Su paso por cada ciudad o campo, era un renacer del fervor religioso. Un día en el pueblo llamado San Miguel, estaban en un toreo, y el toro feroz se salió del corral y empezó a cornear sin compasión por las calles. Llamaron al santo y éste se le enfrentó calmadamente al terrible animal. Y la gente vio con admiración que el bravísimo toro se le acercaba a Fray Francisco y le lamía las manos y se dejaba llevar por él otra vez al corral. A imitación de su patrono San Francisco de Asís, el padre solano sentía gran cariño por los animalillos de Dios. Las aves lo rodeaban muy frecuentemente, y luego a una voz suya, salían por los aires revoloteando, cantando alegremente como si estuvieran alabando a Dios. Por orden de sus superiores, los últimos años los pasó Fray Francisco en la ciudad de Lima predicando y convirtiendo pecadores. Entraba a las casas de juegos y hacía suspender aquellos vicios y llevaba a los jugadores a los templos. En los teatros, en plena función inmoral hacía suspender la representación y echaba un fogoso sermón desde el escenario, haciendo llorar y arrepentirse a muchos pecadores. En plena plaza predicaba al pueblo anunciando terribles castigos de Dios si seguían cometiendo tantos pecados y esto conseguía muchas conversiones. Un día estando predicando en una misa empezó a temblar. Las gentes quisieron salir huyendo, pero él les dijo: "Si piden perdón a Dios, no les sucederá nada malo". Todos pidieron perdón y nada malo sucedió aquel día allí. Otro día en pleno sermón exclamó: "Por las maldades de estas gentes, todo lo que está a mi alrededor será destruido y no quedará sino el sitio desde donde estoy predicando". Y así sucedió años después. llegó un terremoto y destruyó el templo y todos los alrededores, y el único sitio que quedó sin que le pasara nada, fue aquel desde donde el santo había predicado. En mayo de 1610 empezó a sentirse muy débil. Los médicos que lo atendían se admiraban de su paciencia y santidad. El 14 de julio, una bandada de pajaritos entró cantando a su habitación y el Padre Francisco exclamó: "Que Dios sea glorificado", y expiró. Desde lejos las gentes vieron una rara iluminación en esa habitación durante toda la noche. San Francisco Solano: pídele a Dios muchas bendiciones para América.



martes, 23 de julio de 2013

DÍA DEL PAYADOR





 En Argentina se celebra el 23 de julio el Día del Payador por haberse realizado en esa fecha del año 1884, en Montevideo, la famosa payada entre Juan Nava y Gabino Ezeiza.
Sin embargo, en Chile el día de payador es el 24 de junio debido a que ese día tuvo lugar el contrapunto entre don Javier de la Rosa y Mulato Taguada. Duelo que duró durante dos días con sus noches.
Y en Uruguay el día del payador es el 23 de Agosto por ser ese día el nacimiento de Bartolomé Hidalgo
En Buenos Aires (Argentina) existe un monumento al payador ubicado en Tres arroyos. Cada año, se reunen ahí decenas de payadores para celebrar el día del Payador
No fue hasta en 1996 donde se celebró la primer fiesta conmemorando al Payador.
El payador posee una virtud innata para expresar reflexiones casi filosóficas en un breve instante en que su pensamiento se las dicta. Todo es repentino, nada se tiene escrito.
Este género es muy popular en toda América de habla hispana, especialmente en Uruguay, Argentina,Chile y Brasil.
La palabra payador no tiene origen preciso: en Castilla (España) el campesino era llamado "payo", mientras que en Cataluña (España) era llamado "Payés".
El payador nace en el campo, utilizó la payada como forma de expresar sus sentimientos y la realidad que le rodea. Se podría decir que es un poeta, que cuenta con gran maestria y habilidad innata lo que ve y/o le sucede, acompañado de su guitarra y con rima improvisada.
Cuando una payada es a dúo se llama contrapunto, por lo que sería un duelo cantado.
FELIZ DÍA A TODOS LOS PAYADORES ! 

sábado, 20 de julio de 2013

MERCEDES, Pcia de Corrientes






Su importancia turística radica en que es el portal de acceso a la Reserva Provincial Iberá. Sin embargo, Mercedes ofrece mucho más para conocer. Es considerada la cuna del folklore correntino y sus artesanías de cuero, lana, madera y piedra son famosas. La ciudad invita a ser recorrida. Sus anchas calles, casonas antiguas al igual que su Iglesia y museo de Ciencias Naturales con más de 1000 ejemplares de vertebrados e invertebrados, son dignos de visitar. A 10 km de la ciudad se levanta el altar en memoria al gaucho Antonio Gil, conocido como el "Gauchito Gil", famoso por sus milagros, y que es permanentemente homenajeado con banderas rojas en todas las rutas de nuestro país. Imperdible conocer también el parque Mitre donde se encuentra un antiguo Reloj del Sol, y el mausoleo de Marcos Azcona.

jueves, 18 de julio de 2013

MIRAMAR








Miramar es una pequeña población en el noreste de la Pcia de Córdoba, Depto San Justo, sobre la costa sur de la gran laguna de Mar Chiquita. El clima es muy agradable, templado cálido con buena heliofania casi todo el año. El balneario se desarrolló rápidamente entre los años 1940 y 1960, merced a las propiedades terapéuticas de las aguas del gran lago salado llamado "laguna" de Mar Chiquita o Mar de Ansenuza. De este modo en 1970 llegó a tener una población estable de 4.500 habitantes y 110 hoteles más un casino.
La localidad surgió prácticamente con la construcción de un importante hotel durante los años 40. Ese hotel fue construido por una familia alemana quienes, dadas las propiedades curativas del agua y del barro de la laguna decidieron invertir en la localidad. Debido a la declaración de guerra por parte de Argentina a Alemania y a la "Argentina Sindical", la familia se retiró del país cerrando las puertas del Gran Hotel Viena y volviendo a Alemania.Falsamente se relaciona a esta familia con el Nacional Socialismo ya que los mismos llegaron a la Argentina en 1904.
Este hotel era uno de las más importantes de la Pcia de Córdoba, en él se alojaban las principales familias aristocráticas argentinas. La mayoría de los huéspedes del hotel se untaban en el barro de la laguna porque se decía que éste tenía propiedades terapéuticas y que podía curar enfermedades como la tuberculosis, etc.
Durante la inundación de 1977, el hotel fue destruido casi en su totalidad y hoy en día funciona como un atractivo turístico más y se realizan visitas guiadas por lo que queda del mismo.
Se ha formado toda una leyenda urbana alrededor del este hotel, y se dice que hospedó personalidades como Juan Domingo Perón.
La inundación  de 1977, se produjo debido a los excesivos aportes hídricos del río Dulce, inundación angustiante principalmente por el desconocimiento del Hemiciclo Húmedo "Florentino Ameghino" (de 1870 a 1920 y de 1970 a 2020). Antes de 1900 no existió ninguna deforestación masiva de la Región Chaqueña ni de las yungas del NOA y sin embargo las inundaciones de fines del  siglo XIX  les hicieron cambiar muchos planes de "ahorro" a los diseñadores franceses e ingleses de los ferrrocarriles, necesitando de alteos extraordinarios.
En 1977 la inundación debida al período húmedo del mencionado hemiciclo resultó catastrófica por su carácter abrupto debido a las masivas deforestaciones en las yungas y en los bosques y selvas de la región chaqueña , ya que al faltar una cobertura arbórea el agua discurrió superficialmente y laminarmente a gran velocidad en una onda hasta encontrar su nivel de base en la Mar Chiquita (tal problema, en gran medida de origen antrópico luego sería la causa de la abrupta inundación de la ciudad de Santa Fe en el año 2003. En 1977 la inundación que afectó a Miramar, y otras poblaciones, sumergió la planta original de la población, quedando muchas casas, hoteles y negocios, bajo el agua y significó una emigración masiva de sus pobladores. Durante todo ese periodo la única alternativa económica casi se redujo a la cría de "nutrias" -en realidad se llaman coipos- con fines peleteros.
Muy lenta y gradualmente el poblado se fue refundando a partir de mediados de los 1980, tal refundación se ha realizado unos 5 km al sur de la primera localización, en un sitio  aparentemente no inundable (pero que se inundó en anteriores ciclos húmedos).
Actualmente Miramar se encuentra en un período de florecimiento económico, ayudado por el arribo de una gran cantidad de turistas, procedentes en su mayoría de la región denominada “Pampa Gringa”. Sus habitantes, beneficiados por los grandes rindes obtenidos en los últimos años por la exportación de cereales, han elegido este apacible lugar para vivir durante el período de vacaciones.
En 2008 Mar Chiquita fue declarada PRIMERA MARAVILLA NATURAL DE CÓRDOBA,  distinción que permitió un exponencial crecimiento del número de visitantes, considerada hoy la nueva frontera turística de Córdoba. Esta deferencia fue lograda luego de una votación popular organizada por el Gobierno de la Provincia de Córdoba y el importante diario La Voz del Interior.El municipio destinó recursos para remozar las diferentes playas de Miramar construyendo quinchos, duchas de agua dulce y un embarcadero de madera, para facilitar el acceso de los turistas al mar. Sus playas se colman de visitantes desde horas muy tempranas, aprovechando las bondades de sus cálidas aguas, que se mantienen así durante todo el período estival.
Colonia Müller
A solo 4 km al noroeste del centro de Miramar y también sobre la orilla sur de Mar Chiquita se hayan las ruinas del balneario conocido como  Colonia Müller, que fue una colonia de vacaciones perteneciente al gobierno nacional creada en la primera mitad de los 1950 pero luego de la llamada Revolución Libertadora  fue abandonada.


sábado, 13 de julio de 2013

CAÑA CON RUDA

                                                       





En toda el área guaranítica, y allí donde esta cultura ha calado en su expansión, con actitud casi religiosa, se cumple el rito de beber “caña con ruda”, todos los 1º de agosto. El preparado, para combatir lo supuestos males que podrían venir con este mes, se elabora días antes, y debe ingerirse como primer alimento del día. En la actualidad se ha “modernizado” en sus componentes. Del licor fabricado con chañar, algarroba, patay o tunas, se pasó a la caña (la más popular es la caña paraguaya) y el lugar de la “contrayerba” (mezcla de hierbas medicinales) ahora es ocupado por la ruda.Según cronistas de la conquista, en esta época del año (agosto) se producían grandes lluvias, las que, agregando el frío estacional, provocaban enfermedades, algunas epidemiológicas. Muchas aldeas se diezmaban a causas de las pestes. Los nativos encontraron la forma de combatir los males. A través de sus chamanes elaboraron el remedio consistente en mezclar hierbas con licores, del cual debía beberse un trago al comenzar la estación de las lluvias chaqueñas (hablamos del Chaco Gualamba).El encuentro de culturas, generó la predominancia de la conquistadora que cambió los componentes, llegando a nuestros días tal como se la conoce. Aquel que no compra caña en los comercios, mezcla agua potable con alcohol etílico en proporciones que varía según el gusto, le agrega hojas de ruda maceradas, y se colorea el compuesto con azúcar quemada. Más cerca en el tiempo, los “gringos” le agregan cáscara de naranja al quemar el azúcar. El preparado debe estacionarse varios días, para permitir la conjunción de las sustancias que componen el remedio.La moderna medicina, aconseja vacunar a los ancianos y a las personas de bajas defensas, al llegar el invierno, para evitar la gripe. Es posible que se hayan operado cambios climáticos importantes, que trasladaron en el tiempo, la práctica cultural.La imaginería guaranítica le adosó virtudes a los componentes y al compuesto mismo. Desde afirmar que una ramita de ruda colocada debajo de la almohada del cónyuge poco cariñoso, cambia su actitud haciéndolo mimoso, hasta llevar una rama en la oreja para calmar los dolores menstruales. Algunos médicos antiguos han hablado de las virtudes de la ruda para calmar la fiebre producida por picaduras de avispas, hasta ser efectiva para demorar los efectos del veneno inyectado en una mordedura de víbora.Sin dudas, esta inofensiva práctica, forma parte del folclore guaranítico fuertemente arraigado en Corrientes.
Receta casera
Más allá de las alternativas populares, cada uno puede preparar la tradicional caña con ruda casera, ya que los elementos y la elaboración son accesibles. El remedio contra los males que trae el clima puede prepararse sin mayores inconvenientes.
La caña es una bebida que se consigue en las vinotecas de la ciudad y vale aproximadamente 7 pesos el litro. La bebida espirituosa, que contiene un 30% de whisky, cuesta alrededor de 12 pesos el litro, mientras que el ramito de ruda cuesta cerca de 3 pesos.
Según se supo de entendidos, la preparación lleva una parte de caña de ombú, cuatro partes de bebida espirituosa y unos gajitos de ruda.
Además de esto existen también personas que venden el brebaje casero preparado. En la calle Junín hay quienes los comercian en botellas de diferentes proporciones y a diferentes precios, tal es el caso de las botellas de medio litro que valen entre 18 y 20 pesos. Otras opciones más pequeñas que vienen en frascos o las llamadas comúnmente “petacas” se consiguen desde 7 pesos en adelante.
LA RUDA
Nombre científico: Ruta graveolens L
Familia: Rutáceas.
Otros nombres populares: Ruda oficinal. Ruda de olor pesado, hoja de ruda. Inglés, rue; portugués, arruda domestica, arruda fedorenta, arruda dos jardins, ruta de cheiro forte.
Lugar de origen: Europa meridional. Naturalizada y cultivada en diversas partes del mundo.
Usos y propiedades
Aparato circulatorio, por ejemplo las varices. Aparato genital femenino, favorece la menstruación femenina. Pero hay que tener cuidado porque es una planta abortiva. Es digestiva. Por su toxicidad se desaconseja el uso casero, dejándolo para el personal médico.
Descripoción
Es una planta de color verde claro, con tallos erectos, leñosos y puede llegar hasta el metro de altura. Las hojas muy divididas y carnosas desprende un aroma fuerte y penetrante no demasiado agradable. Flores pequeñas de unos 2cmts y de color amarillo. Los frutos son cápsulas.
Hábitat
Muy difundida en el mediterraneo, en terrenos secos
Composición
Aceite esencial, varios alcaloides, principios amargos, vitamina C, rutina, taninos etc.
Uso
Aparato circulatorio, por ejemplo las varices. Aparato genital femenino, favorece la menstruación femenina. Pero hay que tener cuidado porque es una planta abortiva. Es digestiva. Por su toxicidad se desaconseja el uso casero, dejándolo para el personal médico.
FUENTE:  SOLO CORRIENTES  


viernes, 12 de julio de 2013

JUANA AZURDUY DE PADILLA


Juana Azurduy de Padilla, nació en Chuquisaca, el 12 de julio de 1780 y falleció en Jujuy en1860. Heroína de la independencia del Alto Perú (actual Bolivia). Descendiente de una familia mestiza, quedó huérfana en edad muy temprana. Pasó los primeros años de su vida en un convento de monjas de su provincia natal, la cual fue sede de la Real Audiencia de Charcas.
En 1802 contrajo matrimonio con Manuel Ascencio Padilla, con quien tendría cinco hijos. Tras el estallido de la revolución independentista el 25 de mayo de 1809, Juana y su marido se unieron a los ejércitos populares, creados tras la destitución del virrey y al producirse el nombramiento de Juan Antonio Álvarez como gobernador del territorio. El caso de Juana no fue una excepción; muchas mujeres se incorporaban a la lucha en estos años.
Juana colaboró activamente con su marido para organizar el escuadrón que sería conocido como Los Leales, el cual debía unirse a las tropas enviadas desde Buenos Aires para liberar el Alto Perú. Durante el primer año de lucha, Juana se vio obligada a abandonar a sus hijos y entró en combate en numerosas ocasiones, ya que la reacción realista desde Perú no se hizo esperar. La Audiencia de Charcas quedó dividida en dos zonas, una controlada por la guerrilla y otra por los ejércitos leales al rey de España.
En 1810 se incorporó al ejército libertador de Manuel Belgrano, que quedó muy impresionado por el valor en combate de Juana; en reconocimiento a su labor, Belgrano llegó a entregarle su propia espada. Juana y su esposo participaron en la defensa de Tarabuco, La Laguna y Pomabamba.
Mención especial merece la intervención de Juana en la región de Villar, en el verano de 1816. Su marido tuvo que partir hacia la zona del Chaco y dejó a cargo de su esposa esa región estratégica, conocida también en la época como Hacienda de Villar. Dicha zona fue objeto de los ataques realistas, pero Juana organizó la defensa del territorio y, en una audaz incursión, arrebató ella misma la bandera del regimiento al jefe de las fuerzas enemigas y dirigió la ocupación del Cerro de la Plata. Por esta acción y con los informes favorables de Belgrano, el gobierno de Buenos Aires, en agosto de 1816, decidió otorgar a Juana Azurduy el rango de teniente coronel de las milicias, las cuales eran la base del ejército independentista de la región.
Tras hacerse cargo el general José de San Martín de los ejércitos que pretendían liberar Perú, la estrategia de la guerra cambió. San Martín quería atacar Lima a través del Pacífico, por lo que era necesario, para poder desarrollar su estrategia, la liberación completa de Chile. Esta decisión dejó a la guerrilla del Alto Perú en condiciones muy precarias; Juana y su marido vivieron momentos extremadamente críticos, tanto que sus cuatro hijos mayores murieron de hambre.
Poco tiempo después Juana, que esperaba a su quinto hijo, quedó viuda tras la muerte de su marido en la batalla de Villar (14 de septiembre de 1816). El cuerpo de su marido fue colgado por los realistas en el pueblo de la Laguna, y Juana se halló en una situación desesperada: sola, embarazada y con los ejércitos realistas controlando eficazmente el territorio. Tras dar a luz a una niña, se unió a la guerrilla de Martín Miguel Gümes, que operaba en el norte del Alto Perú. A la muerte de este caudillo se disolvió la guerrilla del norte, y Juana se vio obligada a malvivir en la región de Salta.
Tras la proclamación de la independencia de Bolivia en 1825, Juana intentó en numerosas ocasiones que el gobierno de la nueva nación le devolviera sus bienes para poder regresar a su ciudad natal, pero a pesar de su prestigio no consiguió una respuesta favorable de los dirigentes políticos. Murió en la provincia argentina Jujuy a los ochenta años de edad, en la más completa miseria: su funeral costó un peso y fue enterrada en una fosa común. Sólo póstumamente se le reconocerían el valor y los servicios prestados al país.


lunes, 8 de julio de 2013

DÍA DE LA INDEPENDENCIA ARGENTINA





Se celebra el 9 de Julio en Argentina uno de los acontecimientos decisivos de la historia del país: el Día de la Independencia, que fuera declarada el 9 de julio de 1816; es decir, la concreción de la afirmación y definición formal de su existencia como Nación, como Nación latinoamericana; la conclusión de un sentir que se inició en Mayo de 1810 y que culminó con esta Declaración de la Independencia, que no está de ningún modo concluída, puesto que es un proceso permanente que se debe interpretar como hecho histórico y como hecho esencial de la vida humana, al que hay que ir conquistando y manteniendo constantemente, como individuos y como pueblo.
Aquellos Congresales que se reunieron en la vieja casona tucumana en ese invierno, tuvieron un propósito claramente concebido, perseguido y realizado, que determinó el nacimiento oficial de la Argentina. La Independencia se logró llevando adelante un proyecto deliberado, con fe en el futuro, viendo con optimismo el devenir histórico de nuestra Patria.
Ningún país puede ir hacia delante si no es por la fuerza del espíritu que lo alienta, si no es por la puesta en práctica de los ideales que inspiraron a estos hombres.
Esta Argentina de hoy, este pueblo que celebra sus 187 años de vida independiente, no puede relegar ni desprenderse de ese legado, aunque padezca períodos de temor y desorientación, aunque se yerre mientras se avanza, siempre nos debe guiar la voz de la libertad, de la dignidad humana, de la responsabilidad ante nosotros mismos, de la defensa de los derechos humanos.
La declaración de independencia de la Argentina fue una decisión tomada por el Congreso de Tucumán que sesionó en la ciudad de San Miguel de Tucumán de las entonces Provincias Unidas en Sudamérica. Fue proclamada el 9 de julio de 1816 en la casa que era propiedad de Francisca Bazán de Laguna, la cual fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1941. Con dicha declaración, se rompían los vínculos de dependencia política que los gobiernos locales tenían con la monarquía española.

lunes, 1 de julio de 2013

DÍA DEL HISTORIADOR


En marzo de 2002, el Congreso de la Nación declaró el 1 de julio como día del historiador, con el fin de homenajear el esfuerzo que escritores, investigadores, profesores y aficionados realizan para el estudio, difusión y análisis de los acontecimientos del pasado.
La fecha remite al día en que el Primer Triunvirato ordenó, a través de un decreto de 1812, asentar por escrito los acontecimientos de la Revolución de Mayo, con la finalidad de “perpetuar la memoria de los héroes y las virtudes de los hijos de América del Sud, y a la época gloriosa de nuestra independencia civil”. La tarea recaería en el Deán Gregorio Funes, quien a partir de la documentación recuperada redactó el “Ensayo de la historia civil del Paraguay, Buenos Aires y Tucumán”.