viernes, 21 de diciembre de 2012

JOAQUÍN V. GONZALEZ


           Nació el 6 de marzo de 1863 en Nonogasta, pequeño pueblito del departamento de Chilecito, La Rioja. El tradicional y severo hogar porteño le marcó el rumbo hacia la carrera de jurisprudencia, que estudió en la provincia de Córdoba, donde se doctoró en 1886. Desde niño se inclinó por las letras y la escritura, esta vocación se vio demorada por su actitud política, apenas regresado a su provincia, en el mismo año de su doctorado, es electo a la diputación. Antes de terminar su período, es nombrado gobernador de La Rioja, cargo que volvería desempeñar entre 1898 y 1902. En éste último año fue designado por el presidente Roca, Ministro del Interior, y lo volvió a hacer de 1904 a 1906; continuador de Alberdi y Sarmiento en todos los departamentos que dirigió desplegó iniciativas importantes como reformador social o político de la educación nacional. Hombre bueno y modesto, trabajó sin descanso durante más de cuarenta años por el bienestar de su patria, con una perseverancia y un desinterés únicos. Como escritor, sus numerosas obras literarias, didácticas y políticas, significan una valiosa contribución a nuestra cultura. En este sentido, "La tradición nacional" y "Mis montañas" son obras literarias y folklóricas de gran valor, que ocupan después de Facundo y Recuerdos de provincia, de Sarmiento, y el Martín Fierro de Hernández, lugar destacado en la literatura.
Fundó la Universidad de La Plata, de la que fue presidente y profesor (1905 - 1916). De 1907 a 1916 fue senador, y en el año siguiente intervino en el Tribunal Arbitral de La Haya. Fue educador, periodista y pensador, reconocido internacional-mente. Fue también un eximio orador. Improvisaba sus discursos académicos, dejando fluir la elocuencia de sus sentimientos. Su capacidad de trabajo fue extraordinaria y quedó evidencia de su obra. Donó su riquísima biblioteca a la Universidad de La Plata. Su talento lo abarcó todo: la técnica del derecho, la lucha política, la poesía, la erudición orientalista, los problemas de la enseñanza, las leyendas autóctonas y las confesiones personales. Murió en Buenos Aires el 21 de Diciembre de 1923. Al año siguiente, a requerimiento de la Provincia de La Rioja, sus restos fueron trasladados a Chilecito y sepultados en su quinta de Samay Huasi.
Obras:
De toda su producción puramente literaria se destacan: "La tradición nacional" y "Mis montañas", libros escritos en una prosa poemática, musical y dulce, en los que reflejan, los paisajes, los tipos y las costumbres de su tierra natal. Mis montañas está compuesta por páginas intituladas como: "Cuadros de la Montaña", "La vidalita montañesa", "La flor del aire", quedarán en nuestra letra como pieza de antología; haciendo hincapié, sobre la tierra pedregosa, las costumbres típicas de La Rioja.
En cuanto a sus obras de educación, constituyen capítulos importantes de su bibliografía. Entre ellas podemos nombrar: "Problemas escolares", "Educación y gobierno", "La universidad Nacional de La Plata", "Universidades y colegios", "Política espiritual", "Hombres e ideas educadoras", "Política universitaria".
En el terreno de las ciencias históricas fue autor de los siguientes libros: "Ensayos sobre la revolución", "Manual de las Constitución Argentina", "La Argentina y sus amigos", "Patria y democracia".

No hay comentarios: