jueves, 1 de noviembre de 2012

DÍA DE TODOS LOS SANTOS


                                                   
En todos los países de tradición católica, se celebra el 1 de noviembre el día de Todos los Santos.Este glorioso día de Todos los Santos, resurjan todas las esperanzas y virtudes que aprendimos de las creencias cristianas y podamos recordar a nuestros santos pero en nombre del Supremo Creador de la vida y el amor.Es una llamada a que vivamos todos nuestra vocación a la santidad, cada uno según su propio estado de vida (como solteros, casados, viudos, consagrados, etc.). Dios nos creó para que seamos santos. Según Benedicto XVI, "El santo es aquel que está tan fascinado por la belleza de Dios y por su perfecta verdad que éstas lo irán progresivamente transformando. Por esta belleza y verdad está dispuesto a renunciar a todo, también a sí mismo. Le es suficiente el amor de Dios, que experimenta y transmite en el servicio humilde y desinteresado del prójimo".Ellos también nos señalan que la santidad cristiana no consiste en ser impecables, sino en la lucha por no ceder; y en volver a levantarse siempre, después de cada caída. Y no deriva tanto de la fuerza de voluntad del hombre, sino más bien del esfuerzo por no obstaculizar nunca la acción de la gracia en la propia vida, y ser, más bien, sus humildes “colaboradores”.Las almas bienaventuradas que ya alcanzaron el Cielo son muy diferentes entre sí; pero tuvieron en esta vida terrena un común distintivo: la Caridad, el Amor hacia Dios y hacia sus semejantes… y la alegría…
Los santos no sólo son para nosotros luces en nuestro camino, por el brillo de su ejemplo; ellos son para nosotros intercesores, pues nos socorren con sus oraciones.Los Santos del Cielo son como estrellas del firmamento, en una noche bien estrellada…Esto debe llenarnos de esperanza en los momentos difíciles.
Y en ese Cielo hay un Sol: Cristo.
Y una Aurora Luciente, que anunció su llegada: MaríaTambién como Ella, digámosle con toda nuestra vida “¡Fíat!”; y también como Ella, proclamaremos eternamente la misericordia de quien nos miró con amor, y nos quiso hacer sus hijos, sus amigos, sus santos.
Amén
ORACIÓN
Oh Dios, fuente de toda santidad, que nos escogiste antes de la creación del mundo para ser santos, concede una mayor abundancia de gracia a todo el pueblo argentino para que podamos realizar confiadamente este mandato tuyo, cumpliendo tu divina voluntad.Asimismo, dígnate glorificar a los Siervos tuyos que, por el ejemplo de su vida y su valiosa intercesión, más nos puedan estimular y ayudar para que perseveremos con ánimo constantemente renovado en el camino de la santidad.
Por Jesucristo Nuestro Señor.Amén.

No hay comentarios: