sábado, 24 de noviembre de 2012

CARLOS SAAVEDRA LAMAS


                                                  
Las gestiones del canciller argentino Carlos Saavedra Lamas, por su intermediación en el conflicto entre Bolivia y el Paraguay durante la guerra del Chaco en 1936, le significó la obtención del premio Nóbel de la Paz. Hubo un acuerdo que se firmó entre los dos países en Buenos Aires durante la presidencia de de Agustín P. Justo, el 12 de junio de 1935. Saavedra Lamas había nacido el 1 de noviembre de l878, era biznieto de Cornelio Saavedra y pertenecía a una familia tradicional.Obtuvo su doctorado en la Universidad de Buenos Aires con una tesis sobre el “Régimen Municipal de la ciudad de Buenos Aires”. Realizó una carrera muy destacada como docente en la Universidad de La Plata y en la de Buenos Aires.Fue electo diputado por la Capital Federal en 1908 y por Buenos Aires en 1912.De tendencia conservadora durante la década del veinte intervino en gestiones relacionadas a la legislación laboral. Por los méritos alcanzados los representantes de las naciones lo eligieron como presidente de la XI Conferencia Internacional del Trabajo que se realizó en Ginebra. Luego fue designado como Ministro de Relaciones Exteriores y Culto, cargo durante el cual realizó la mediación en la guerra del Chaco.Mientras se desempeñó como canciller, en 1933 la Argentina volvió a pertenecer a la Liga de las Naciones de la que se había retirado en 1920.Más adelante presentó allí El pacto Antibélico Sudamericano que tuvo gran repercusión.Desde 1938 se dedicó a la docencia. Publicó numerosos libros sobre Diplomacia y Derecho internacional. Fue rector de la Universidad Nacional de Buenos Aires entre 1941 y 1945. En la conferencia de paz celebrada en Río de Janeiro el 21 de enero de 1936 Saavedra Lamas dijo:”Aspirábamos que la guerra (del Chaco) no fuera como todas la otras, destructiva sino creadora de principios y derechos…”.También dijo:” Cuando los beligerantes estaban en el fragor del combate, la cancillería argentina les dijo que sus violencias no modificaban los derechos.”“Fue ésta la declaración del 3 de agosto que iniciamos, obteniendo la adhesión de diecinueve naciones de América.”“Además dijimos que queríamos que esa fuera la última guerra, y que por ello y para ello estructuramos y proyectamos el Pacto Antibélico, que una vez ratificado y aceptado por todos los pueblos de América haría imposible otra guerra en el territorio.”Sin duda su intervención fue muy importante para resolver este conflicto y hacerse acreedor a tal distinción.
Fuente: Clarín Bicentenario-

No hay comentarios: