sábado, 20 de octubre de 2012

SE ACUERDAN DE SABINO MORALES?


SE ACUERDAN DE SABINO MORALES?
 El hombre del telefono.

Sabino Morales era policía y un día, de repente, se convirtió en actor de cine. De actor de cine, en jefe de una comunidad mapuche. Y ahora se animó a la política. En sus primeras elecciones no le fue bien: quería ser el primer comisionado elegido por el pueblo en Colán Conhué, pero hace dos semanas le ganó el radical que es el delegado desde hace más de 20 años. Igual, no tiene planes de abandonar su militancia.Sabino es el personaje más famoso de la zona. Fue el protagonista de una publicidad que la televisión repitió hasta el hartazgo. "Vieja, a que no sabés de dónde te estoy llamando", decía desde Clemente Onelli, el pequeño pueblo donde vivía, al que llegaba por primera vez el teléfono. Entonces, él era policía. Mirando la filmación conoció al director Carlos Sorín, que le propuso actuar en el comercial. "Al que trajeron de Buenos Aires le salía mal", se ríe Sabino. Después, Sorín lo llevó a Santa Cruz a filmar Historias Mínimas y El Perro. Pero se cansó de viajar y, jubilado de la policía, volvió a Colán Conhué, donde había nacido. Al lado de este caserío, Clemente Onelli, a 140 kilómetros, parece una ciudad.Colán está a 88 kilómetros de la ruta de ripio que une Jacobacci con Maquinchao y a más de dos horas del pueblo más cercano. Son 32 casitas de adobe desparramadas a la vera de un camino rojizo, que tienen luz eléctrica dos horas a la mañana y dos a la tarde, y un único teléfono, que suena fuerte para que lo atienda quien ande más cerca. La calefacción es a leña o a bosta de caballo, y hace tanto frío que en octubre sigue cayendo aguanieve; este año, con ceniza. Sus habitantes son casi todos mapuches; la mayoría, parientes. Viven de la cría de ovejas.En 2005, organizó una comunidad mapuche que reúne a 60 familias. "Recuperamos 20.000 hectáreas", dice. Sabino está contento, pero querría que en Buenos Aires se acordaran más de pueblitos como el de él. "Somos una provincia proveedora de nafta y electricidad y acá no tenemos nada -dice-. Ni siquiera una ruta para cortar.".

No hay comentarios: