viernes, 31 de agosto de 2012

SANTA ROSA DE LIMA


         
Nació en Lima (Perú) el año 1586; cuando vivía en su casa, se dedicó ya a una vida de piedad y de virtud, y, cuando vistió el hábito de la tercera Orden de santo Domingo, hizo grandes progresos en el camino de la penitencia y de la contemplación mística. Murió el día 24 de agosto del año 1617. Rosa de Lima, la primera santa americana canonizada, nació de ascendencia española en la capital del Perú en 1586. Sus humildes padres son Gaspar de Flores y María de Oliva.Aunque la niña fue bautizada con el nombre de Isabel, se la llamaba comúnmente Rosa y ése fue el único nombre que le impuso en la Confirmación el arzobispo de Lima, Santo ToribioRosa tomó a Santa Catalina de Siena por modelo, a pesar de la oposición y las burlas de sus padres y amigos. En cierta ocasión, su madre le coronó con una guirnalda de flores para lucirla ante algunas visitas y Rosa se clavó una de las horquillas de la guirnalda en la cabeza, con la intención de hacer penitencia por aquella vanidad, de suerte que tuvo después bastante dificultad en quitársela. Como las gentes alababan frecuentemente su belleza, Rosa solía restregarse la piel con pimienta para desfigurarse y no ser ocasión de tentaciones para nadie. Una dama le hizo un día ciertos cumplimientos acerca de la suavidad de la piel de sus manos y de la finura de sus dedos; inmediatamente la santa se talló las manos con barro, a consecuencia de lo cual no pudo vestirse por sí misma en un mes. Estas y otras austeridades aún más sorprendentes la prepararon a la lucha contra los peligros exteriores y contra sus propios sentidos. Pero Rosa sabía muy bien que todo ello sería inútil si no desterraba de su corazón todo amor propio, cuya fuente es el orgullo, pues esa pasión es capaz de esconderse aun en la oración y el ayuno. Así pues, se dedicó a atacar el amor propio mediante la humildad, la obediencia y la abnegación de la voluntad propia.Aunque era capaz de oponerse a sus padres por una causa justa, jamás los desobedeció ni se apartó de la más escrupulosa obediencia y paciencia en las dificultades y contradicciones. Rosa tuvo que sufrir enormemente por parte de quienes no la comprendían. El padre de Rosa fracasó en la explotación de una mina, y la familia se vio en circunstancias económicas difíciles. Rosa trabajaba el día entero en el huerto, cosía una parte de la noche y en esa forma ayudaba al sostenimiento de la familia. La santa estaba contenta con su suerte y jamás hubiese intentado cambiarla, si sus padres no hubiesen querido inducirla a casarse. Rosa luchó contra ellos diez años e hizo voto de virginidad para confirmar su resolución de vivir consagrada al Señor.Al cabo de esos años, ingresó en la tercera orden de Santo Domingo, imitando así a Santa Catalina de Siena. A partir de entonces, se recluyó prácticamente en una cabaña que había construido en el huerto. Llevaba sobre la cabeza una cinta de plata, cuyo interior era lleno de puntas sirviendo así como una corona de espinas. Su amor de Dios era tan ardiente que, cuando hablaba de El, cambiaba el tono de su voz y su rostro se encendía como un reflejo del sentimiento que embargaba su alma. Ese fenómeno se manifestaba, sobre todo, cuando la santa se hallaba en presencia del Santísimo Sacramento o cuando en la comunión unía su corazón a la Fuente del Amor.
Extraordinarias pruebas y gracias.
Dios concedió a su sierva gracias extraordinarias, pero también permitió que sufriese durante quince años la persecución de sus amigos y conocidos, en tanto que su alma se veía sumida en la más profunda desolación espiritual.
El demonio la molestaba con violentas tentaciones. El único consejo que supieron darle aquellos a quienes consultó fue que comiese y durmiese más. Más tarde, una comisión de sacerdotes y médicos examinó a la santa y dictaminó que sus experiencias eran realmente sobrenaturales. 
Rosa pasó los tres últimos años de su vida en la casa de Don Gonzalo de Massa, un empleado del gobierno, cuya esposa le tenía particular cariño. Durante la penosa y larga enfermedad que precedió a su muerte, la oración de la joven era: "Señor, auméntame los sufrimientos, pero auméntame en la misma medida tu amor".
Dios la llamó a Sí el 24 de agosto de 1617, a los treinta y un años de edad. El capítulo, el senado y otros dignatarios de la ciudad se turnaron para transportar su cuerpo al sepulcro.
El Papa Clemente X la canonizó en 1671.
Aunque no todos pueden imitar algunas de sus prácticas ascéticas, ciertamente nos reta a todos a entregarnos con mas pasión al amado, Jesucristo.  Es esa pasión de amor la que nos debe mover a vivir nuestra santidad abrazando nuestra vocación con todo el corazón, ya sea en el mundo, en el desierto o en el claustro.





miércoles, 29 de agosto de 2012

DÍA DEL ARBOL




Suecia fue el primer país del mundo en instituir un día del año como "Día del árbol". Esto ocurrió en 1840, cuando en dicho país se había tomado conciencia de la importancia que tienen los recursos forestales, del cuidado que se debía brindar a los árboles, y la necesidad de introducir a los niños desde temprana edad, en el conocimiento y la práctica de una tarea a largo plazo.
Años más tarde, muchos suecos emigraron a Estados Unidos y llevaron consigo esta valiosa herencia cultural, cuyo ejemplo sirvió para que Norteamérica en 1872, también instituyera su "Día del árbol".

Y a partir de allí comenzaron a establecerlo los otros países del continente y del mundo.

El 21 de agosto de 1860 Canadá había adoptado la hoja del arce (árbol de singular belleza y buena madera para la construcción) como emblema nacional. Razón por la que la hoja del arce o maple pasó a ser el centro de la bandera y escudo que exhibe Canadá ante el mundo, usándose también, bajo la forma decorativa de broches, alfileres y botones, cada vez que se celebra el "Día del árbol" en esa nación.

En la República Argentina el principal impulsor de la actividad forestal fue Domingo Faustino Sarmiento (Presidente de la Nación de 1868 a 1874) que en un discurso subrayó: "El cultivo de los árboles, conviene a un país pastoril como el nuestro, porque no solo la arboricultura se une perfectamente a la ganadería, sino que debe considerarse un complemento indispensable" y agrega: "La Pampa es como nuestra República, tala rasa. Es la tela en la que ha de bordarse una nación. Es necesario escribir sobre ella ¡Arboles! ¡Planten árboles!".
La prédica de Sarmiento encontró eco treinta años después, cuando el 29 de agosto de 1900, el Consejo Nacional de Educación, en base a la iniciativa del Dr. Estanislao Zeballos, instituyó dicha fecha, en celebración al "Día del Arbol", y cuyo festejo se concretó a partir de 1901.
Fuente: Revista El Bosque. Asociación Amigos del Arbol, Bosques y Parques Nacionales

sábado, 25 de agosto de 2012

ANIVERSARIO DE SAN LUIS



                                  
 Hoy, 25 de agosto, se conmemora un nuevo aniversario de la fundación de la ciudad de San Luis, por Luis Jufré de Loaysa y Meneses, en el año 1594. Luego de su fundación, la ciudad fue abandonada , pero a los dos años, fue refundada por  Martín García Oñez de Loyola, capitán general de Chile.En esa segunda fundación  la ciudad recibió el nombre de San Luis de Loyola. Allí, los nuevos pobladores comenzaron a establecer sus vaquerías y a dividirse los terrenos.
Actualmente, la capital de la provincia de San Luis tiene más de 170 mil habitantes , es una de las principales ciudades industriales de Argentina y es una de las más visitadas por el turismo internacional. A pocos kilómetros de San Luis, capital, se puede visitar Potrero de los Funes y la Salina del Bebedero, entre tantos hermosos lugares.

jueves, 23 de agosto de 2012

200 AÑOS DEL EXODO JUJEÑO


El éxodo jujeño
El 23 de agosto de 1812 el ejército patriota a las órdenes del general Manuel Belgrano comienza el heroico éxodo del pueblo jujeño en dirección a Tucumán. Ante la inminencia del avance de un poderoso ejército español desde el norte al mando de Pío Tristán, el 29 de julio de 1812, Belgrano emite un bando disponiendo la retirada general. La orden de Belgrano era contundente. Había que dejarles a los godos la tierra arrasada: ni casas, ni alimentos, ni animales de transporte, ni objetos de hierro, ni efectos mercantiles. Para recordar este heroico episodio transcribimos a continuación el bando de Belgrano y unos fragmentos del libro Jujuy. Apuntes de su historia civil.
Fuente: Carrillo, Joaquín, Jujuy. Apuntes de su historia civil, Universidad de Jujuy, Jujuy, 1989, pág. 142-149.
Los días fastos en que el pueblo conmemoraba los sucesos nacionales habían ya sido cambiados. (…) En vez del natalicio de los reyes, comenzaba a marcarse en el calendario popular la festividad nacional del 25 de mayo, día de libertad y de esperanzas. Jujuy debía celebrarlo con pompa y solemnizarlo con una ceremonia memorable, que cumplió con entusiasmo sin igual en los períodos de sus glorias y sus trabajos. El 25 de Mayo era ocasión de reanimar con formalidades tocantes el espíritu que había comenzado a levantarse con la marcha del ejército sobre los territorios antes abandonados. El sentimiento patriótico de Belgrano tuvo fecundidad en la invención de una ritualidad patriótica para herir el corazón de los pueblos y retemplarlos en la fatiga, sublimándolos para el sacrificio en el ardor de las más rudas batallas.
Aquel día (25 de mayo de 1812) el ejército apareció de pie, en formación, cuando el horizonte, tiñéndose del albor esparcido por los rayos del sol naciente, parece abrirse como inmensa cortina, para que desperado el orbe eleve sus cánticos: en aquel momento resonó en la plaza municipal de Jujuy un himno enfático al Dios de la Libertad de América. Lo entonaba aquel pueblo cuyas masas alternaban con las compañías en organizaciones del ejército de Belgrano, y de cuya fraternización en el culto patriótico de aquel día, debía nacer la común resolución de mantener el juramento de ser libres. (…)
Aquel pueblo, que así se estremecía de júbilo, que por la multitud agrupada dejaba escapar las aclamaciones generales, y que por sus autoridades y Cabildo transmitía al jefe su incontrastable resolución de arrostrar el conjunto de los sacrificios que la causa imponía, aquel pueblo llenaba las cuadras designadas a sus bisoños soldados ciudadanos, con que se organizaba el Regimiento Nº 6, y cuya bandera, bendecida el 25, fue también mandada ocultar por el Gobierno. Belgrano la guardó con cariño para legarla al pueblo de Jujuy el día en que fuese coronada por los laureles de la victoria.
Cochabamba caía, cuando en Jujuy se enarbolaba y bendecía la bandera argentina, y se rehacía un tanto aquel ejército, aumentado por el número 6 de jujeños.
Manifiesto era que el itinerario de Goyeneche sería el día después de su triunfo sobre el pueblo de Cochabamba, el que lo condujese hasta los fogones del campamento de Belgrano, o a los tesoros abandonados de las provincias del valle argentino. Terminaba julio, y las avanzadas enemigas eran seriamente reforzadas. A los patriotas les vinieron también algunos fusiles, con los que prepararon a hacer algo, siguiendo a su jefe, que prefirió una retirada, como lo ordenaba el gobierno, y el abandono al enemigo de las poblaciones y ciudades de Jujuy y Salta. Pero no fue tan solo una retirada militar; ordenó un abandono del país a todos sus habitantes; un levantamiento de todo objeto de recursos, o su destrucción, si no era fácil su transporte.
El bando con que precedió su marcha retrógrada fue terrífico e hizo estremecer de ansiedad y amargura a la sociedad de Jujuy. Lo insertamos íntegro por su originalidad, y efectos que produjo.
Bando de Belgrano
“Don Manuel Belgrano, general en jefe…  Pueblos de la Provincia: Desde que puse el pie en vuestro suelo para hacerme cargo de vuestra defensa, en que se halla interesado el Excelentísimo Gobierno de las Provincias Unidas de la República del Río de la Plata, os he hablado con verdad. Siguiendo con ella os manifiesto que las armas de Abascal al mando de Goyeneche se acercan a Suipacha; y lo peor es que son llamados por los desnaturalizados que viven entre vosotros y que no pierden arbitrios para que nuestros sagrados derechos de libertad, propiedad y seguridad sean ultrajados y volváis a la esclavitud.
”Llegó pues la época en que manifestéis vuestro heroísmo y de que vengáis a reunirnos al Ejército de mi mando, si como aseguráis queréis ser libres, trayéndonos las armas de chispa, blanca y municiones que tengáis o podáis adquirir, y dando parte a la Justicia de los que las tuvieron y permanecieren indiferentes a vista del riesgo que os amenaza de perder no sólo vuestros derechos, sino las propiedades que tenéis.
”Hacendados: apresuraos a sacar vuestro ganado vacuno, caballares, mulares y lanares que haya en vuestras estancias, y al mismo tiempo vuestros charquis hacia el Tucumán, sin darme lugar a que tome providencias que os sean dolorosas, declarandóos además si no lo hicieseis traidores a la patria.
”Labradores: asegurad vuestras cosechas extrayéndolas para dicho punto, en la inteligencia de que no haciéndolo incurriréis en igual desgracia que aquellos.
”Comerciantes: no perdáis un momento en enfardelar vuestros efectos y remitirlos, e igualmente cuantos hubiere en vuestro poder de ajena pertenencia, pues no ejecutándolo sufriréis las penas que aquellos, y además serán quemados los efectos que se hallaren, sean en poder de quien fuere, y a quien pertenezcan.
”Entended todos que al que se encontrare fuera de las guardias avanzadas del ejército en todos los puntos en que las hay, o que intente pasar sin mi pasaporte será pasado por las armas inmediatamente, sin forma alguna de proceso. Que igual pena sufrirá aquel que por sus conversaciones o por hechos atentase contra la causa sagrada de la Patria, sea de la clase, estado o condición que fuese. Que los que inspirasen desaliento estén revestidos del carácter que estuviesen serán igualmente pasados por las armas con sólo lo deposición de dos testigos.
”Que serán tenidos por traidores a la patria todos los que a mi primera orden no estuvieran prontos a marchar y no lo efectúen con la mayor escrupulosidad, sean de la clase y condición que fuesen.
”No espero que haya uno solo que me dé lugar para poner en ejecución las referidas penas, pues los verdaderos hijos de la patria me prometo que se empeñarán en ayudarme, como amantes de tan digna madre, y los desnaturalizados obedecerán ciegamente y ocultarán sus inicuas intensiones. Más, si así no fuese, sabed que se acabaron las consideraciones de cualquier especie que sean, y que nada será bastante para que deje de cumplir cuanto dejo dispuesto.
”Cuartel general de Jujuy 29 de julio de 1812”.
Manuel Belgrano
Apenas se lee sereno aquella orden tremenda lanzada contra todo habitante, que sin distinción alguna, debía obedecerla o perecer. El terror del bando hizo su efecto, y como el general se prometía; no encontró resistencias para ser cumplido. (…)
El patriotismo y decisión hizo llevaderas las penurias de la emigración próxima; y “hasta las mujeres se ocupaban de construir cartuchos y animar a los hombres”, como dice también el historiador Mitre.
No se emprendió la marcha sino cuando se había preparado todo y el enemigo se encontraba próximo, adelantando sus partidas sobre las últimas guardias de las fuerzas que habían estado en Humahuaca. Estas sin perder formación, sufrieron la picada que las orgullosas partidas realistas les hacían y atravesaron por las inmediaciones de la ciudad sin que ni se les permitiese a los oficiales detenerse con cualquier objeto un solo momento en las casas de la población. El grueso de la columna había marchado el 23 y la vanguardia, convertida en retaguardia, pasaba en la tarde de ese día. Belgrano fue el último que abandonó la ciudad en la noche, incorporándose a las fuerzas antes del día siguiente. El enemigo se posesionó de aquella solitaria ciudad en medio de su total abandono. Estaba desierta y desmantelada, y espantado del aspecto tristísimo de aquellos hogares desamparados y de aquellas calles mudas y tristes, después de la agradable animación de otros tiempos, escribía el jefe Tristán a Goyeneche: “Belgrano es imperdonable por el bando del 29 de julio”. Cuando pasó sus ojos sobre aquel ultimátum le calificó de “bando impío”.

miércoles, 22 de agosto de 2012

DÍA MUNDIAL DEL FOLKLORE













EL FOLKLORE, LA CENICIENTA                       
Cuatro minutos le dedicó el noticiero del canal del Estado a la gira europea de la estadouniden­se Madonna. Cinco gastó Telefe en el adelanto de una película inglesa que se estrenará ¡dentro de seis meses! Y cuatro mereció una rueda de prensa del artista brasileño Michel Teló. En la misma semana comenzaba la Fiesta de la Artesanía en Co­lón, Entre Ríos, terminaba el Festival de la Salamanca en La Banda, Santiago del Estero, yse preparaban los motores de la Fiesta de la Chaya, que terminó la semana pasada. Pero ni la Serenata a Cafayate, en Salta, ni la Fiesta del Sol, en San Juan, conmueven la atención de los canales. Si aparece el folklore musical en la televisión abierta es porque un caballo mató a unjinete, porque se cayó enla cabeza de un cantante una luz del escenario, porque la gente le tiró con tomates al artista o se desmayó un vocalista. Encima, el folklore no tuvo su Cromagnón, no tendrá bengalas coloridas ni letras tribuneras para el fácil agite.
Un ejemplo del trato que recibe el género: la señal de cable Todo Noticias grabó en Puente Pexoa (en Ríachuelo, Corrientes, en la última edición de la Fiesta Nacional del Chamamé, que transmitió) a dos señoras emulando el grito del sapucaya la cámara Lo hizo sin contar qué es ese puente ni por qué la gente se reúne allí, ni qué diablos significa el sapucay para el correntino. Si no es ruidoso o colorido, el folklore no le suma a las fauces televisivas, aunque junte en una noche la misma cantidad de gente que Roger Waters. A las señoras chamameceras se las vio separando la tanda de un bloque del noticiero. Ese es el lugar; el entresijo, el rincón.
Es apenas un ejemplo de un mal endémico de los medios de comunicación de la ciudad de Buenos Aires. La manía de mirar para afuera se replica. En los diarios, revistas, radios, canales de televisión y redacciones de agencias de noti­cias existen obcecados intentos de hablar de los artistas de afuera en vez de mirar a los que cuentan la historia nuestra y esto no quiere decir que aquellos nacidos fuera del país no sean valiosos. Pero el pensamiento centralista de la ciudad siempre gana. Su expresión pequeña se magnífica aunque no se llene el teatro.
Incluso dentro de los géneros populares el plato de la balanza del tango es más denso que el del folklore. El tango no tiene un artista - ni uno solo- que sea capaz de llenar un estadio, como sí le ocurre al folklore con sus tanques (Soledad Pastorutti, Los Nocheros, Abel Pintos, Jorge Rojas, Chaqueño Palavecino, Luciano Pereyra). Ni tiene el tango la manifestación poética que le sobra al folklore, que tiene letristas jóvenes que cuentan lo que pasa ahora en las provincias: por ellos nos enteramos del desmonte, de la falta de agua, de la explotación minera. Pero los festivales de tango tienen un seguimiento día por día, mientras que los de folklore pasan desapercibidos para los ojos -y los oídos- de la mayoría de los medios de comunicación radicados en la ciudad de Buenos Aires.
Las cortinas musicales de ningún programa tienen artistas nacionales. Todo viene de afuera, como si culturalmente no hubiéramos madurado aún yno seamos capaces de descubrir la trampa de dominio que imponen las potencias económi­cas. Porque no se vaya a creer que la producción de bienes culturales es inocente: no dej a de ser una mercancía que se compra y se vende.
Esa visión ignorante de los periodistas de la ciudad - más de que del medio como aparato difusor- priva de una totalidad del entramado cultural. Y por eso, claro, corremos el riesgo de pensar que sólo existe eso que está en la televisión. Aunque fuera de ella esté un país. Un país cantando su música. 

Esteban Raies*      

FELIZ DÍA MUNDIAL DEL FOLKLORE! a todos los que llevamos en el alma nuestra música, nuestro canto y las danzas que se transmiten de generación en generación.  Sigamos luchando para que se dicte la materia FOLKLORE en todas las escuelas de nuestra Patria. 







martes, 21 de agosto de 2012

RECUERDOS DE INVIERNO


                                              BOLICHE DE CAMPO

Ando rasguñando recuerdos esta tarde de invierno.Y como si una burbuja de tiempo estallara ante mis ojos veo el viejo Boliche de Campo Ceschini, allá entre Montes de Oca y Las Rosas, camino viejo a Tortugas… principios del ’71…Cuánta agua ha pasado bajo el puente!!
Por ese entonces éramos pocos en la familia, mi esposo, mi hija y yo. Mi nena cumplió 2 añitos por esos días y lo festejamos con abuelos, tíos y primos. Lugar era lo que sobraba, voy a buscar las fotos para refrescar las vivencias, aunque hoy no me hacen falta alicientes, se me dio por recordar y las imágenes llegan nítidas y percibo hasta los olores típicos del boliche, mezcla de vino, yerba,  harina y de pastelitos los domingos.
Era una vieja casona, del tiempo de la inmigración italiana, sus primeros dueños lo alquilaban por haberse ido a vivir al pueblo…. Pista de baile, cancha de bochas con campeonatos los domingos… Ahí jugué por primera vez un campeonato entre  matrimonios, contra mi cuñada Estela y su marido, quienes eran los bolicheros en ese momento. Nosotros les habíamos alquilado una parte de la casa, por un tiempo hasta que encontráramos el nuevo rumbo que le queríamos dar a nuestras vidas.
En esos tiempos las distancias se notaban, especialmente los domingos, así que los vecinos se reunían por las tardes, algunos a jugar al truco, otros a las bochas y las mujeres, que solían venir acompañadas de sus hijos, jugaban al chin chón, a mí, que no me gustan esos juegos, me tocaba cebar mates y servir pastelitos que hacíamos especialmente para vender ese día.
Había también una pista de baile con los alambres para armar la carpa una vez o dos al año, cuando se organizaba alguna cena o baile, a beneficio de la Cooperadora de la Escuela, que se encontraba enfrente, cruzando la calle o para las fiestas patronales de la Capilla que hoy no recuerdo a que Santo Patrono estaba encomendada.
Una típica esquina de campo, de caminos muy transitados, con muchos vecinos, chacareros, tamberos y puesteros, todos parroquianos del lugar. En la semana llegaban los chicos a caballo y de paso para la escuela, compraban galletitas o caramelos…Ah! los chocolatines y los clásicos chupetines de dulce de leche… Los viajantes traían latas de galletitas, de ésas surtidas que venían con confites en forma de huevitos de colores,  que tanto le gustaban a los chicos y a nosotras también, si éramos tan jóvenes!.Y el viajante de artículos de perfumería, ofreciendo las Colonias 555, Floral y también  de Lavanda, además del talco y el jabón que venían todos de la misma marca.. No sea que alguien piense que en un boliche de campo, no hubiera artículos de tocador, por supuesto no faltaba tampoco el dentífrico Colgate. Ese perfume que se percibía en la vitrina del rincón, quedó como grabado en mi alma y  el olor a la madera bien lavada de los pisos entablonados, es otro de los recuerdos que me vienen a la mente cuando veo un boliche abandonado en una esquina de campo.
Sentí muchísimo irme de ese lugar, porque lo había pasado muy bien en familia, haciendo amistad con los vecinos y hasta tuve tiempo de hacer un curso de dulces y mermeladas dictados por la gente del INTA, en la humilde y prolija escuelita rural.
Son cosas de la vida que pasan en épocas de sueños y de luchas, y para más,  en un lugar tan especial de nuestros campos, el infaltable boliche de ramos generales y Club Social y  Deportivo, que con el correr del tiempo van desapareciendo, dejados de lado por el progreso.  
Hace un tiempo, me di un paseo por el campo, en época de cosecha, Por los caminos rurales, polvorientos y abandonados, encuentro en un cruce un viejo boliche sobreviviendo, alumbrado a Sol de Noche, con unas pocas estanterías y un viejo, sólo, detrás del mostrador. Tuve de ganas de bajar a saludarlo, me dio mucha alegría saber que todavía hay cosas que siguen siendo necesarias, aún con las nuevas tecnologías, porque sin duda alguna, hay valores que nunca deberían perderse, aunque mas no sea como lugar de reunión de amigos, parientes y vecinos.
Hoy siento de verdad que cada día que pasa me vuelvo más nostalgiosa del olor a alfalfa, pasto seco, maíz y tierra arada, a la vida natural. Claro que hoy el ambiente no es tan ecológico, existen los agroquímicos contaminantes y venenos, destructores de la fauna, la flora autóctona y la gente que aguanta en los puestos y las chacras.
También el bolichero y su negocio  en el cruce de caminos, es parte del paisaje y acaso lo sentimos como una especie en extinción.
Sería bueno que las personas  que tenemos cariño por la naturaleza y los que se desempeñan diariamente en contacto con el campo, tomáramos conciencia de que tenemos algo muy valioso al alcance de nuestras manos. Como reserva natural, en términos de humanidad y también en la posibilidad de hacer un turismo controlado, sin agresiones al ecosistema. Defender la existencia de los boliches, capillas y las aún muy necesarias escuelas rurales, sería una buena alternativa para que nuestra zona siga siendo la que soñaron nuestros antepasados. Me resisto a pensar nuestros campos, como una mera llanura cubierta de sembrados, sin casas, ni árboles, ni animales y cada vez menos habitantes.

 Lydia Musachi- Foto: Rodolfo Velázquez

viernes, 17 de agosto de 2012

GRAL. JOSÉ F. DE SAN MARTÍN


Don José de San Martín Matorras nació el 25 de febrero de 1778, en Yapeyú, en el norte del Virreinato del Río de la Plata. Fue hijo de los españoles don Juan de San Martín y doña Gregoria Matorras. Algunas investigaciones sugieren que sus verdaderos padres fueron el español Diego de Alvear y la indígena Rosa Guarú. Cuando tenía 7 años fue llevado a Buenos Aires, y dos años después a España. Desde muy joven siguió estudios militares, llegando a combatir en guerras contra moros, franceses y portugueses.
Cuando en 1808 el ejército napoleónico invadió España, San Martín destacó en la batalla de Bailén, y siguió luchando contra los franceses hasta que en 1812 decidió contribuir en la independencia del Río de la Plata. Se embarcó rumbo a Londres, y poco después viajó a Buenos Aires.
Al llegar a su patria natal se casó con Remedios de Encalada, con quien tuvo su única hija, Mercedes. En 1813, junto a su regimiento “Granaderos a Caballo” tuvo una decisiva participación en la batalla de San Lorenzo, que aseguró la independencia de Argentina. Al año siguiente se instaló en Mendoza, para organizar el Ejército de los Andes. En 1817, cruzó la Cordillera de los Andes y logró la independencia de Chile derrotando a los españoles en las batallas de Chacabuco (1817) y Maipú (1818).
En setiembre de 1820 llegó al Perú, al mando de 4500 hombres. En julio de 1821 logró ingresar a Lima, proclamando la Independencia del Perú el día 28. Se quedó gobernando con el título de Protector hasta setiembre de 1822. Trabajó arduamente organizando el nuevo Estado, tratando de implementar una Monarquía Constitucional. También intentó de derrotar definitivamente a las fuerzas del virrey José de La Serna. Sin concretar ambos proyectos, renunció al gobierno peruano y se retiró para dejarle el camino libre al Libertador Simón Bolívar.
Llegó a Buenos Aires en 1823, encontrando que su esposa acababa de morir. Al año siguiente, junto a su hija, enrumbó a Europa. Pasó por Escocia, Bélgica, y finalmente se instaló en Francia. Siempre se mantuvo atento a la situación política de América Latina, especialmente de Argentina, Chile y Perú, hasta que en 1850 falleció en Boulogne-sur-Mer, a la edad de 72 años.
Fuente: www.amautacunadela historia.com

Se lo recuerda en los billetes argentinos, en estampillas postales y en casi todas las plazas de ciudades y pueblos de nuestra Patria. 

miércoles, 15 de agosto de 2012

ASUNCIÓN DEL PARAGUAY



Madre de ciudades, cuna del país
Por primera vez en décadas, la Municipalidad de Asunción destinará G. 160.000 millones en obras, pero sigue perdiendo habitantes debido a alto costo de los tributos y del nivel de vida en la capital que hoy celebra 475 años.La vista desde la calle Colón y el puerto da una perspectiva del trazado de la Av. Costanera, la obra de infraestructura más importante que está encarando la ciudad. La construcción se encuentra muy retrasada. Ya debía estar terminada para esta época.La ciudad se parece a un test psicológico: algunos ven en ella solo problemas y otros solo belleza. Lo cierto es que Asunción cumple hoy 475 años de fundación y por primera vez en décadas, se están asfaltando más calles que nunca, construyendo importantes desagües pluviales y apostando a convertirla en capital verde. Pero la población ha ido disminuyendo. En el año 1999 se contaba con unos 592.661 habitantes, y ahora solo hay 520.000. Hay unos 10.000 terrenos ociosos y se estima que en el microcentro existen fácilmente unas dos mil unidades habitacionales sin ocupantes, y una decena de edificios antiguos abandonados. El alto costo de los tributos, así como en los alquileres y otros servicios, hacen que menos gente apueste a vivir en la ciudad, según el concejal Elvio Segovia.La ciudad es utilizada todos los días por dos millones de personas, pero solo 123.000 pagan tributos.En conmemoración al aniversario de la ciudad, las personas podrán recorrer hoy la zona de obras de la Avenida Costanera, que culminará en noviembre, de 08:00 a 17:00, según anunció Obras Públicas.Según el arquitecto Luis Villalba, titular del Área Urbana de la Comuna, la ciudad puede aguantar hasta tres veces más de su población actual. Para la urbanista Mabel Causarano, hay que preguntarse en qué situación estará la ciudad en diez años, si sigue perdiendo población. Con respecto a la idea de sumar 27.0000 hectáreas del suelo chaqueño, la urbanista mencionó que sería mejor corregir los errores con los que se conviven en la actualidad, antes de pensar en extender el territorio.Existen propuestas para densificar, como la del grupo Capitalis, que representa el Arq. Víctor González Acosta, de construir 5.000 unidades habitacionales en el centro, pero todo depende del acompañamiento que realice la Comuna. Mientras tanto, la ciudad seguirá sumando años y perdiendo gente.
Fuente: www.abc.com
ARIO CIUDAD DE ASUNCIÓN!

martes, 14 de agosto de 2012

CUANDO DUELE LA AUSENCIA



CUANDO DUELE LA AUSENCIA

Te fuiste y necesité leer tus cartas
No olvidé las huellas que dejaste en mí
Me rodeó la tristeza y volví en el tiempo
Me refugié en el cielo que vivimos juntos
Y besé las fotos que tengo de ti.

Me cubrí con un muro y cuatro candados
Cerré las ventanas y te guardé en mi alma
Encendí unas velas sorbiendo mis lágrimas
pero morí contigo y apagué las llamas.

Busqué entre la gente el calor de tu mirada
Me imaginé en tu vida y encontré la ausencia,
La esperanza surge con el pensamiento
De ir a buscarte y encontrarte allí.´


Lydia Musachi




viernes, 10 de agosto de 2012

FIESTAS PATRONALES DE EL TRÉBOL



Era San Lorenzo uno de los siete diáconos de laIglesia de Roma, cargo que gran responsabilidad, ya que consistía en el cuidado de los bienes de la Iglesia y la distribución de limosnas a los pobres. El año 257, el emperador Valeriano publicó el edicto de persecución contra los cristianos y, al año siguiente, fue arrestado y decapitado el Papa san Sixto II, San Lorenzo le siguió en el martirio cuatro días después. Según las tradiciones cuando el Papa San Sixto se dirigía al sitio de la ejecución, San Lorenzo iba junto a él y lloraba. "¿A dónde vas sin tu diácono, padre mío? ", le preguntaba. El Pontífice respondió: "No pienses que te abandono, hijo mío, pues dentro de tres días me seguirás". 
San Agustín dice que el gran deseo que tenía San Lorenzo de unirse a Cristo, le hizo olvidar las exigencias de la tortura. También afirma que Dios obró muchos milagros en Roma por intercesión de San Lorenzo. Este santo ha sido, desde el siglo IV, uno de los mártires más venerados y su
nombre aparece en el canon de la misa. Fue sepultado en el cementerio de Ciriaca, en Agro Verano, sobre la Vía Tiburtina. Constantino erigió la primera capilla en el sitio que ocupa actualmente la iglesia de San Lorenzo extra muros, que es la quinta basílica patriarcal de Roma.
Oración
Señor, que fortaleciste al diácono san Lorenzo para que resistiera los tormentos y diera testimonio de Ti, te pedimos por su intercesión nos concedas proclamar Tu Nombre con firmeza y valentía y así seamos dignos de entrar en tu morada eterna. 
Por Jesucristo Nuestro Señor. 
Amén.

jueves, 9 de agosto de 2012

DÍA INTERNACIONAL DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS


 DÍA INTERNACIONAL DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS
Homenaje especial y recuerdo a los PEHUENCHES, único grupo indígena auténticamente de origen territorial neuquino, desaparecido por un cruel proceso de araucanización. "Su autodenominación y su idioma original no se han conservado, aunque sí se sabe que formaban parte del conjunto de los huarpes antes de su completa araucanización, como ellos eran altos, delgados y de tez oscura. Para mediados del siglo XVIII todos los pehuenches hablaban mapudungún, aunque su asimilación cultural por los araucanos no fue completa hasta mediados del siglo XIX. Hacia el siglo XVI los araucanos los denominaron pehuenches, y el territorio que habitaban era el butalmapu conocido como Pehenmapu (tierra de las araucarias) o Piremapu (tierra de las nieves). Las tierras al este de la cordillera de los Andes fueron denominadas Puelmapu (tierra del este)". Isidro Belver

Un saludo especial al pueblo Qom de Formosa, que se encuentra en plena lucha por sus derechos. 

martes, 7 de agosto de 2012

SAN CAYETANO


ORACIÓN A SAN CAYETANO

¡Oh glorioso San Cayetano Padre de la Providencia!,
no permitas que en mi casa me falte la subsistencia
y de tu liberal mano una limosna te pido en lo temporal y humano.
¡Oh glorioso San Cayetano!,
Providencia, Providencia, Providencia. 
(Aquí se pide la gracia que se desea conseguir)
Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
Jaculatoria.

Glorioso San Cayetano,
interceded por nosotros ante la Divina Providencia.
Dios de todo consuelo, Padre Misericordioso, 
que ves en los secretos y conoces nuestras necesidades,
 y alimentas a los pájaros del cielo y vistes los lirios del campo; 
te pedimos por intercesión de San Cayetano, que nos des fuerzas
 para arrepentirnos de nuestros pecados de modo que, viviendo 
en amistad con Dios y con todos nuestros hermanos, no nos falte 
el pan y el trabajo de cada día.

Te lo pedimos por Cristo Nuestro Señor.Amén