sábado, 7 de julio de 2012

RAMÓN AYALA




                                                                RAMÓN AYALA 
 Ramón Ayala es un referente imprescindible de nuestra música folklórica, es un monumento histórico andando.Tiene una historia riquísima llena de datos, tuve la oportunidad de conocerlo personalmente en 1984 y a partir de ese momento hemos compartido una amistad que personalmente me llena de orgullo. Hemos presentado algunos espectáculos y a veces disertaciones donde me cumple la tarea de entrevistarlo y a la vez que nos cuenta sus andanzas y anécdotas, vá desgranando sus canciones sin ningún tipo de condicionamiento previo. Es maravilloso poder compartir parte de tantos recuerdos y hechos que enriquecen nuestro conocimiento.Como para hacer una muy breve reseña les comento que Ramón comenzó a trabajar como guitarrista de Félix Dardo Palorma en 1947. Tiempo estuvo además con Damasio Esquivel (a quien Damasio bautizó con ese nombre). Integró aquel recordado trío Los Tres Amigos (Sánchez- Monges- Ayala)  y en la década del 60 comenzó su trabajo como solista.Una anécdota muy singular que no se conoce y describe en parte la trascendencia de Ramón Ayala. Es el único artista (en un momento donde se escuchan tantas historias de homenajes, casi siempre con un objetivo comercial) que yo conozco, que estuvo personalmente con el Che Guevara. Eso ocurrió en 1962 cuando Ramón fué invitado a Cuba junto a personalidades de nuestro continente como Ernesto Cardenal, José Marías Rosa (nuestro historiador), el anfitrión Nicolás Guillén y otros nombres que no recuerdo. Allí se enteró que su canción El mensú era cantado en los fogones revolucionarios de Sierra Maestra y por los cosecheros que iban a la zafra.Cuenta Ramón que en la costa se podía ver un horizonte de barcos (era el momento de crisis cuando el bloqueo de EE. UU. a Cuba por la llegada de barcos rusos llevando misiles a Cuba) que rodeaban la isla. Historias que se pueden escuchar de un testigo y partícipe de la historia, que además recorrió el mundo con su guitarra.Si nos tomamos el trabajo de revisar y escuchar el disco de Mercedes Sosa, producción de su marido Oscar Matus y editado en el sello Diapasón en 1965, podremos reconocer la guitarra inconfundible de Ramón Ayala en sus obras "El cachapecero", "El cosechero", "El jangadero","Kichororó" de Aníbal Sampayo, y "Los inundados" de Ramírez y Aizemberg.En los restantes temas el acompañante de Mercedes fué el Zurdo Ovejero, pero en las obras con temática litoral se sentía más cómoda la guitarra de ramón Ayala.En aquellos años su relación era más cercana a Oscar Matus que a la misma Mercedes.Ramón nos contaba que en Misiones existe un lugar llamado Nueva Esperanza donde sus calles llevan el nombre de sus obras: El cosechero, El mensú, Posadeña linda, Mi pequeño amor, etc. En Posadas existe un anfiteatro con su nombre.Hace unos pocos años caminábamos juntos por el centro de Rosario y se paró a mirar en un kiosco la oferta del CD y libro sobre un cuarteto folklórico muy famoso y vendedor en esos momentos. Me sorprendió su interés y le pregunté intrigado. Me respondió "Quizás algún día llegue a ser tan famoso como estos muchachos y estar en las vidrieras ¿no te parece?". Actualmente Ramón Ayala tiene 85 años, pero con un entusiasmo que parece un pibe de 20. Vive viajando y presentándose en Paraguay y Argentina, donde muchas veces presenta también sus pinturas. Además ha escrito varios libros.
Ramón Ayala vive para el arte: compone, toca la guitarra, canta sus obras, pinta, escribe. ¿Qué mas le podemos pedir?
Hay muchísimas cosas más para contar de Ramoncito, pero no quiero cansarlos.
Saludos

                            José Luis Torres

No hay comentarios: