miércoles, 14 de diciembre de 2011

COMO TODAS LAS MAÑANAS




COMO TODAS LAS MAÑANAS

Como todas las mañanas de mi vida
después de haberte conocido
la esperanza de verte me levanta,
tu sonrisa es el mejor de los calmantes
cuando azota el dolor de la nostalgia

Como todas las tardes de mi vida
desde el sueño febril de aquella siesta
la angustia de saber tu sufrimiento
me desbasta y me aniquila.

Como todas las noches de mi vida
desde cuando a tus ojos me trepara,
me muero de ganas por besarte
hasta que acabe tu delirio vagabundo
de subirte a un tren lleno de nubes
y escaparte!

Lydia Musachi

No hay comentarios: