lunes, 18 de julio de 2011

FIESTA DE LA VIRGEN DE ITATÍ






Hemos peregrinado a Itatí. Tuvimos un excelente viaje, pese a todos las contingencias climáticas que nos sorprendieron por el trayecto de de 800 Km de ida y lo mismo de regreso. Espesas neblinas, lluvia torrencial de a tramos, calor y luego frío fueron algunos de los avatares que atravesamos. Pero Dios y la querida Madre de Itatí nos cubrieron con su manto y no tuvimos contratiempos. Pudimos cumplir como muchísimo otra gente de casi todo el país y de los países vecinos, con nuestras promesas, disfrutar de todo lo que pudimos, entre tanta gente, del encuentro de las dos imágenes en el Río Paraná. Muy bello y emotivo fue saludar a la Virgen de Caacupé transportada en medio de cánticos y banderas desde el Paraguay y a Nuestra Sra. de Itatí que fue a su encuentro. Luego la concurrida procesión y la Misa en la Basílica. Regresamos con el corazón en paz y el cuerpo cansado, pero contentos de haber podido peregrinar, en mi caso, por 19 años consecutivos. Gracias querida MADRE DE ITATÍ.El diario El Litoral de Corrientes publica hoy sobre el regreso de los peregrinos
Con el regreso de los peregrinos de San Luis del Palmar y otras localidades, culminaron los festejos por el 111º Aniversario de la Coronación Pontificia de la Virgen de Itatí. Lentamente, el Santuario mariano de más convocatoria del país, recupera su estado habitual, aunque quedará en el corazón de sus lugareños y de los más de 190 mil fieles que lo visitaron, cientos de hermosos momentos para el recuerdo.
Ayer, a las 7, partieron los promeseros llevando consigo a su patrono, San Luisito, que fue despedido en la última misa del sábado. Tras pasar la noche en el parador, esta mañana retomaran el camino, para llegar a San Luis, alrededor de las 17.
Las jornadas que se vivieron en Itatí, han dejado miles de historias para contar. Como la de Mercedes Núñez, una correntina que hace más de 30 años vive en Rafael Calzada. Desde entonces, más allá de épocas difíciles y complicaciones económicas, nunca dejó de venir a “la fiesta de la Virgencita. Somos un grupo de correntinos, que todos los años venimos. Algunos, es la única vez que vienen en el año, incluso, reservan sus licencias en el trabajo para poder estar”.
Así también, desde más cerca, Doña Ana, de Corrientes, con sus más de 70 años, no dudo en recorrer las paradas de minibús o ir a la terminal para hacer el viaje. “Terminé tomando un remis, porque había que esperar mucho, y no quería llegar tarde”. Sentada en un escalón de la plaza, sobrellevó incasable toda la jornada.
A un pintoresco grupo de devotos de la localidad bonaerense de José C. Paz se los pudo ver, tanto a hombre como a mujeres, vestidos con bombacha y chaqueta de gauchos de color celeste, todos con facón en la cintura, durante la fiesta.
Hasta el año que viene querida Virgen María de Itatí! Gracias por acompañarnos en todo momento.

No hay comentarios: