miércoles, 29 de junio de 2011

HUMITA EN CHALA


HUMITA EN CHALA

Ingredientes

Choclos, 18
Manteca, 3 cucharadas
Aceite, 2 cucharadas
Cebolla picada fina, 3 cucharadas
Tomates pelados, sin semillas y picados, 800 gr.
Leche, ½ vaso
Ají morrón rojo finamente picado, 2.
Pimentón dulce, 1 cucharada
Queso rallado, 4 cucharadas
Azúcar molido, 1 cucharadita
Sal y pimienta
Preparación
- Pelar y lavar los choclos conservando las chalas.
- Rallar los choclos.
- Poner el aceite y la manteca en una sartén, rehogar la cebolla junto con el ají hasta que la cebolla quede transparente.
- Agregar los tomates, pimentón, sal y pimienta.
- Cocinar durante 10 minutos.
- Retirar de la cocción.
- Agregar el choclo, la leche, el queso y el azúcar.
- Poner dos chalas en cruz.
- Colocar dos cucharadas de humita en el centro.
- Envolver como si fueran paquetes.
- Atar con tiritas de la misma chala.
- Hervir las humitas en abundante agua con sal de 30 a 40 minutos.
- Servir calientes en la misma chala.

Fuente: Recetas de Argentina

lunes, 27 de junio de 2011

EL CAMINO AL CIELO




En nuestros pueblos del interior existen creencias, superticiones y leyendas que se transmiten de generación en generación y que los abuelos cuentan en ruedas de fogones o alrededor de la mesa familiar. Para que no se pierdan en los tiempos, nosotros queremos poner nuestro granito de arena.

EL CAMINO DEL CIELO

Este era un matrimonio de viejecitos muy pobres que tenían tres hijos.
Un día, el mayor pidió permiso para salir a rodar tierra y buscar trabajo. Los padres se pusieron muy tristes, pero como el hijo insistió tanto, le dejaron hacer su voluntad. La madre le preparó unas tortas y unos quesillos y se los acomodó en las alforjas. Se despidió prometiendo volver en cuanto cambiara de suerte, y marchó.
Al poco tiempo, el segundo hijo también pidió permiso para salir a rodar tierra. Fue doble la pena de los padres, pero también tuvieron que consentir. La madre le preparó para el viaje tortas y quesillos como al otro hijo. Hizo la misma promesa, y partió.
Cuando el menor, que era un niño, dijo a los padres que quería salir a buscar trabajo, como sus hermanos, los viejecitos se echaron a llorar y le pidieron que se quedara. El les aseguró que se conduciría con prudencia, para que nada malo le sucediera, y lo dejaron marchar. Esta vez la madre no pudo darle más que una sola torta y un solo quesillo.
El mayor encontró en el camino a un viejecito, muy pobre al parececer; iba montado en un burro y le pidió algo de comer.
• No tengo nada, - le contestó ásperamente.
• Y eso que llevas en las alforjas, ¿qué es?
• Eso es carbón, - le dijo en tono de burla.
• Que carbón se te vuelva cuanto pongas ahí, - le respondió el viejo, y siguió su camino.
El mediano, encontró en otro punto del camino al viejecito que pedía limosna, y también se la negó. Con él sostuvo el mismo diálogo que su hermano mayor, y “que carbón se te vuelva cuanto lleves ahí”, fueron las últimas palabras del viejo.
En otro lugar, el viejecito que pedía pan se encontró con el hermano menor. El niño no sólo fue cortés y respetuoso sino que partió con él su torta y su quesillo. Tienes un corazón de oro; que oro se vuelva todo lo que pongas en tus alforjas, - le dijo el viejo agradecido; y se despidieron.
Llegó el mayor a la casa de un señor poderoso y pidió trabajo.
El señor le dijo que precisamente buscaba un mandadero para encomendarle un encargo urgente. Necesitaba mandar una carta a una señora que vivía lejos. Debía recorrer un camino lleno de accidentes, guiado por unas ovejitas. Nada debía temer ni retroceder ante ningún peligro, si quería cumplir el mandato. El muchacho aceptó.
A la madrugada del día siguiente le entregaron la carta y soltaron las ovejitas que emprendieron la marcha. El las siguió.
Después de caminar algunas horas, llegaron a un río de aguas cristalinas pero muy caudaloso. El muchacho sintió miedo; pensó que el viaje era un pretexto para hacerlo morir ahogado, y regresó. Las ovejitas pasaron mojándose apenas las pezuñas.
El patrón despidió al muchacho porque no le había servido para su trabajo, y le dijo:
• Dime, cómo quieres que recompense lo que has hecho en mi servicio, ¿con un Dios te lo pague o con una carga de oro?
• Con una carga de oro, señor. ¿Qué puedo hacer con un Dios te lo pague?
Con la carga de oro emprendió viaje hacia su casa.
En todo el camino no hizo otra cosa que rumiar su felicidad de ser rico y pensar en el asombro de los padres al verlo descargar el oro.
Al llegar, gritó a los viejecitos, desde lejos, que abrieran las sábanas, que traía oro para llenar todos los baúles. Así lo hicieron, y, al vaciar su carga, cayó carbón en lugar de oro. El enojo de los padres, por lo que creían una burla, fue mayor al conocer la falta de piedad y el poco valor de su hijo, cuando él relató todo lo que le había sucedido y recordó las palabras del pordiosero.
El segundo hermano llegó al poco tiempo a la casa del rico hacendado. Le ocurrió en todo exactamente lo mismo que al primero, y su carga de oro, al ser vaciada en las sábanas de sus padres, se convirtió también en carbón.
El menor llegó a pedir trabajo en la casa del mismo amo, quien le encomendó la misma tarea y le hizo las recomendaciones acostumbradas. Aceptó y prometió cumplir fielmente las órdenes.
A la madrugada, recibió la carta y las ovejas, y marchó detrás del hato.
Llegaron al gran río de aguas cristalinas. Pensó que lo arrastraría la corriente, pero como las ovejitas entraron, se armó de valor y las siguió. Las aguas se abrían haciéndoles camino, y así pudieron cruzar el río sin dificultad.
Más adelante un turbulento río de sangre les cortó el paso. Sintió asombro y miedo, pero, como las ovejitas siguieron adelante, él fue tras ellas. La gran masa roja les abrió paso, y pudieron cruzarla.
Más allá, vio a la orilla del camino una oveja que jugaba con su corderito, corriendo, saltando y dándose topes.
Más lejos, en un alfalfar floreciente, observó con extrañeza que unos bueyes flaquísimos pastaban.
Próximos a éstos, unos bueyes, relucientes de gordos, se paseaban en un terreno pedregoso donde no crecían sino algunas matas de hierba.
Al rato de andar, dos peñas enormes que se entrechocaban haciendo saltar chispas, les cortaron el camino. “Aquí moriré aplastado”, pensó el valeroso muchacho. Las ovejitas, aprovechando el momento preciso en que las rocas se separaban, pasaron, y él junto con ellas.
A poco trecho vio con horror que en un árbol estaban dos hombres colgados de la lengua.
Llegaron a una casa. Las ovejitas atravesaron el patio y se echaron a la sombra de los árboles. El muchacho comprendió que ese era el término del viaje. Salió una señora muy afable y le pidió la carta. Lo trató con todo cariño, le dio de comer y le hizo dormir la siesta con la cabeza apoyada en su regazo. Más tarde, lo bendijo y lo despidió.
El patrón se alegró mucho de verlo regresar, después de haber cumplido sus órdenes. Le pidió que le refiriera cuanto le había llamado la atención, y él le fue explicando el significado de aquellas cosas.
El río de aguas claras como cristal lleva las lágrimas que la Virgen María derramó por Jesús, las mismas que derraman todas las madres por sus hijos.
El río de sangre es el que brotó de las heridas de Jesús, en su sacrificio por redimir a los hombres.
La oveja y el corderito que jugaban son la buena madre y el hijo cariñoso y reconocido.
Los bueyes flacos en el alfalfar floreciente son los ricos avaros.
Los bueyes gordos en el pedregal son los pobres avenidos.
Las peñas que se golpeaban son las comadres peleadoras.
Los hombres colgados de la lengua son los calumniadores condenados.
La señora a quien le entregaste la carta, era la Virgen María, y el viejecito que pedía limosna, Jesús que recorría el mundo probando la caridad de los hombres. Las ovejitas eran ángeles.
• Dime, ahora, cómo quieres que te recompense, ¿con un Dios te lo pague, o con una carga de oro?
• ¡Oh, señor!, - contestó el muchacho -, una carga de oro ha de terminarse algún día, mientras que un Dios te lo pague dura siempre. Déme Ud. un Dios te lo pague. Y así fue.
Cuando regresó a su casa, los padres lo recibieron contentísimos. Había dicho que no traía nada, pero, al descolgar las alforjas, se encontró con que estaban llenas de monedas de oro. Cuando contó lo que le había ocurrido en su viaje, todos reconocieron que el oro era el premio que Dios daba a sus virtudes. Los hermanos, arrepentidos, prometieron enmendarse.
Todos vivieron ricos y felices.
Aún hoy nuestro campesino pobre del Interior, amasa diariamente su pan (torta) que cuece en el rescoldo. Pero, ésta, como otras prácticas de la vida doméstica, tiende a desaparecer.
(2) El quesillo es un queso que se hace en hojas
(3) Expresión dada corrientemente en el habla rural argentina del Interior

sábado, 25 de junio de 2011

EL GRITO DE ALCORTA






EL GRITO DE ALCORTA

El Grito... No es una Historia mas. Casi un siglo atras miles de brazos y corazones, personas de bien y de trabajo, dieron vida a una gesta inédita y revolucionaria que trascenderia y marcaria no solo las croni-
cas argentinas, si no las de todo el mundo. Esta Gesta que nos engrandecio, no lo olvidemos,
tuvo como base primera la lucha contra la injusticia y la desigualdad social. Un ejemplo que,
sin lugar a dudas, llevaremos grabado para siempre. Conozcamos y seamos parte de los cimien-
tos que darian vida al Grito de Libertad:

Hacia 1850, nuestro país se encontraba aún intentando organizarse: casi todo el territorio nacional se encontraba en manos aborígenes, los medios de transporte se reducían a vehículos de tracción a sangre, la organización nacional era sólo el sueño de muchos.
En esos años, aparece un grupo de políticos e intelectuales, deseoso de dar esta situación por terminada: Alberdi, Sarmiento, Mitre, Avellaneda. Embebidos en las ideas liberales europeas, creían en el desafío de modernizar nuestro país y convertirlo en parte de la escena internacional.
Como punto de partida, este desafío requería de tres acciones básicas: la organización democrática, que permitiría alcanzar una estabilidad política; la económica, con el fin de responder a las demandas del mercado internacional; y la social, para poner en marcha la producción. Sin embargo, había un ineludible paso previo: el crecimiento demográfico del país, que sólo podía lograrse a través de políticas inmigratorias.
En consecuencia, ya en la Constitución Nacional, promulgada en 1853, esta necesidad era considerada: en su artículo 25 precisa el compromiso del gobierno de la
Confederación Argentina de fomentar y facilitar la llegada de inmigrantes europeos que tuvieran como objetivo trabajar en este país.

Inmediatamente, comienzan a llegar inmigrantes de distintos países de Europa. No obstante, no se dicta legislación al respecto hasta 1876: bajo el gobierno de Nicolás Avellaneda se dicta la “Ley de inmigración y colonización”, que precisaba quiénes serían considerados inmigrantes, sus derechos y deberes y las formas que podía adoptar la colonización de las tierras.

A mediados del siglo XIX, comenzaron a realizarse campañas militares con la intención de anexar los territorios que se hallaban en manos de los aborígenes. Las más expansivas, efectuadas entre 1858 y 1869, permitieron la incorporación definitiva de 57.000 km2 al dominio provincial.
Sin embargo, esos territorios fueron aceleradamente traspasados a manos privadas, transformándose inmediatamente en inmensos latifundios, generalmente dedicados a la ganadería extensiva (1) .

(1) En la zona norte de la provincia, por ejemplo, Mariano Cabal poseía más de 2.000.000 de hectáreas.

Es en este momento en el que el gobierno de la provincia de Santa Fe, decide realizar sus primeras acciones en pos de la colonización de su territorio. La primera colonia agrícola de la provincia, Esperanza, se funda en 1856, pero no es hasta la década de 1870 que la provincia comienza a poblarse.
A partir de ese momento, se ponen en marcha dos sistemas de colonización, sobre todo en el centro de la provincia:

La colonización gubernamental, que consistía en la venta de tierras a los inmigrantes a precios muy bajos, que no tuvo grandes resultados, ya que las tierras fiscales eran escasas y poco aptas para el cultivo. Por su parte, la colonización oficial, estaba en manos de empresarios privados, pero organizada por el Estado: éste vendía las tierras a un precio conveniente a los empresarios, pero establecía la forma que adoptaría la colonización.
Durante la década de 1880 Santa Fe logró un crecimiento espectacular. La “campaña al desierto”, llevada adelante por el Gral. Roca, terminó con la amenaza aborigen y expandió aún más las fronteras, se extendieron drásticamente las líneas ferroviarias y se redujeron los costos de navegación ultramarina. Colateralmente, estos cambios produjeron la triplicación del valor de la tierra y un cambio radical en la forma adoptada por la colonización. Esto es, la venta de tierras por parte de propietarios se tornó impensable, y las tierras fiscales estaban desapareciendo.

En el sur de la provincia, los departamentos General López y Constitución, comenzaron a practicar la agricultura recién a fines de esta década. Por lo tanto, sólo se implementaron allí los sistemas de colonización más tardíos.
Para conformar las colonias privadas, el empresario compraba tierras, y las vendía luego de parcelar.

Estos empresarios eran beneficiados por el Estado, ya que se los eximía del pago de impuestos por tres años. La condición para ello era que las tierras no fueran arrendadas. Sin embargo, rara vez esta condición fue cumplida. A principios de la década de 1890 aparecen las colonias particulares. Las tierras eran arrendadas, parceladas, y subarrendadas a los colonos. Generalmente, este sistema era puesto en práctica por comerciantes de la zona, lo que derivó en una serie de cláusulas en los contratos que ataban al colono a la empresa.

En este sistema, que fue el más difundido a partir de 1895, el arriendo podía ser pagado en dinero o con un porcentaje de la cosecha, y en ambos casos el arrendatario debía hacerse cargo de todos los gastos. Asimismo, a partir de las obligaciones y restricciones que imponía al chacarero, se fue convirtiendo en obstáculo para la innovación tecnológica, además de provocar bajos niveles de vida, malas condiciones de asentamiento y escasa movilidad social para el trabajador de la tierra.
En el período comprendido entre 1895 y 1914, las tierras volvieron a sufrir un importante incremento en su valor, que se tradujo en el costo de los arrendamientos: mientras que hasta 1895, oscilaba entre un 8% y un 15%, con contratos de alrededor de 6 años; en este período, no sólo aumentó a un 30% como mínimo, sino que, la duración de los contratos era de tres años como máximo, además de estar plagados de una serie de cláusulas que permitían al propietario desalojar al arrendatario cada vez que quisiera.
Así, en el último tercio del siglo XIX, Santa Fe, que había sido uno de los estados menos desarrollados de la Confederación Argentina logra convertirse, en la segunda provincia argentina y en el primer productor de cereales del país. Obtuvo, también, una importante expansión comercial y la instalación de industrias dedicadas a la producción de insumos agrícolas.

Asimismo, la población de la provincia se cuadruplicó y la cantidad de colonias alcanzó las 350. Comienza a conformarse un nuevo grupo social, compuesto por inmigrantes agricultores dispuestos a trabajar la tierra, a lograr una mejor calidad de vida que la que podían esperar en Europa, cada uno con sus costumbres, con su lengua.

Alrededor de 1910, el sueño de muchos inmigrantes comenzaba a transformarse en pesadilla: para los agricultores arrendatarios del sur de Santa Fe no sólo se volvió impensable comprar tierras, sino que se encontraban sujetos a contratos desmedidos, que coartaban todas sus libertades, que los mantenían viviendo en la miseria, casi esperando todos los días ser desalojados de la chacra por motivos absurdos, sujetos completamente a las decisiones y caprichos de sus patrones.

Como corolario de esta situación, la langosta y la sequía hicieron que se perdiera la cosecha de 1911 y los arrendamientos alcanzaron su punto máximo en precio. Esta situación despertó a los arrendatarios, que sintieron la necesidad de gritar basta, que quisieron seguir soñando aquel sueño engendrado en la Europa natal. Vinieron a Argentina para cambiar su situación de miseria y pobreza, y por eso mismo, no estaban dispuestos a conformarse con lo que la realidad les ofrecía.

Creyeron que esta era una causa conjunta. Comenzaron a reunirse, sabían organizarse y lo hicieron aquí, en Argentina, en la pampa gringa, en Santa Fe.

Alcorta y Bigand compartían la colonia La Adela, administrada por la firma Genoud, Benvenuto, Martelli y Cía, que subarrendaba la tierra a doscientas once familias por el 34 % de la producción, trillado, embolsado en bolsas nuevas y puesto en estación, con contratos de un año de duración. Además, los arrendatarios estaban obligados a comprar y vender en el almacén de ramos generales de la empresa, trillar y desgranar con sus máquinas y hacer todos los seguros con ellos.
En los primeros años del siglo XX, este tipo de contratos era moneda corriente en la región cerealera. Algunos con cláusulas más absurdas que otros, algunos por mayor porcentaje que otros –en Firmat alcanzaban hasta el 54% de la producción-, pero indefectiblemente, todos legalizaban, de algún modo, el abuso y la explotación de los arrendatarios.

“Los arrendatarios no tenían la menor seguridad en su trabajo, en cualquier momento podían ser desalojados del campo en que trabajaban y despojados de sus máquinas y útiles de labranza. Cualquier mejora que introdujera en la chacra quedaba a beneficio del patrón.” (diario "El Zonda-Suplemento historia")
Frente a la pérdida de la cosecha de 1911, y la certeza de que una excelente cosecha en el próximo año no sería suficiente para recuperar el desastre, los colonos de Firmat y algunos comerciantes de campaña comienzan a reunirse para pensar posibles salidas a su situación.
En estas reuniones comprenden que la salida sólo puede ser conjunta, que debían unirse para reclamar a sus patrones, y que la conformación de una liga agraria los ayudaría a organizarse. Conforman, así, la Sociedad Cosmopolita de Agricultores de Firmat, primera liga agraria de la provincia, que agrupaba a los chacareros de la zona.
En marzo de 1912 escriben un manifiesto en el que alentaban a los colonos a unirse a la protesta y en una reunión a la que asiste Francisco Bulzani, arrendatario de la colonia La Adela, éste se hace cargo de distribuirlos en Alcorta, Bigand y Bombal.

Manifiesto que comenzó a circular en el sur de la provincia a fines de 1911, principios de 1912, elaborado por la Sociedad Cosmopolita de Firmat. Francisco Bulzani, que asistía a las reuniones de esta entidad, tomó el manifiesto para distribuirlo en Alcorta, Bigand y Bombal . (Fuente: Cecchi, A.: "Tras la huella socialista en Firmat")
Francisco Bulzani, se convierte en voz de los pesares de los chacareros, organizando, hablando, demostrándoles que era necesario hacer algo para cambiar la situación en la que se encontraban. Y poco a poco, fueron sumándose: Francisco Perugini, Francisco Gilarducci, Francisco Menna, Nazareno Lucantoni… El Padre José Netri, el comerciante Ángel Bujarrabal.

Pronto decidieron realizar una reunión en la casa del comerciante, quien les explicó que la única manera posible de cambiar la situación en que se encontraban era iniciar una huelga. Además, lea ofreció apoyo económico y ofreció su almacén como centro de reuniones. Decía José Gilarducci, uno de los principales organizadores de la huelga:
“Con seis o siete compañeros, los colonos Damián Arfinetti, Francisco Bulzani, Domingo Biagotti, Nazareno Lucantoni y Francisco Menna, a quien posteriormente asesinó la policía durante una reunión agraria en Firmat, solíamos reunirnos en un sótano de la casa del comerciante Bujarrabal.
“Era un buen mayorista don Ángel Bujarrabal” —recuerda Gilarducci-, “porque él fue quien principalmente nos aconsejaba de que hiciéramos la huelga y peticionáramos lo que nos correspondía: la rebaja de la tierra.
“Al principio teníamos miedo porque la policía nos amenazaba y nos encarcelaba por perturbadores del orden, por eso en la casa de ramos generales, en el sótano entre comestibles, artículos de labranza y cajonería, nos reuníamos y discutíamos la huelga.”

(citado en: diario "DEMOCRACIA", 27 de junio de 1954)

Poco a poco, las reuniones comenzaron a multiplicarse: en el almacén, en la chacra de Bulzani, en la parroquia o donde fuera, corridos por los patrones o la policía, los chacareros sabían que la huelga sería un hecho. En Alcorta, en Bigand, en Bombal, en Máximo Paz, sabían que todos trabajaban por lo mismo. Recorrían las chacras, repartían los manifiestos, hablaban, explicaban que la fuerza de todos podía lograr que cambiara la situación en que se encontraban.
El 15 de junio de 1912, los chacareros de la zona se reunieron en asamblea en la plaza de Bigand, en la que Luis Fontana, dependiente de un almacén de campaña del señor Víctor Bigand, sugirió elevar un petitorio a los propietarios para modificar los contratos de arrendamiento, dándoles un plazo de quince días para la contestación.
El 17 de junio los chacareros de Alcorta se reunieron en el edificio de la Sociedad Italia de Socorro Mutuo e Instrucción, bajo la presidencia de Francisco Bulzani, y decidieron invitar a los propietarios a una asamblea pública el día 25 de junio para tratar los contratos de arrendamiento.

En Alcorta y Máximo Paz los párrocos eran José y Pascual Netri, hermanos que apoyaron incondicionalmente a los chacareros, participaron de sus reuniones, los escucharon, los confortaron y les ofrecieron el asesoramiento legal de su hermano, el Dr. Francisco Netri. El 18 de junio, Francisco Bulzani y el Padre José Netri visitan al abogado en Rosario para pedirle redactara un modelo de contrato especificando las reformas que los chacareros creían necesarias. El Dr. Netri no sólo aceptó el pedido, sino que se comprometió a asistir a la asamblea del 25.
En los días siguientes, las reuniones se intensificaron, el Padre José Netri invitaba a los chacareros a la asamblea desde el púlpito de la parroquia, Bujarrabal los ayudaba a organizar y María Robotti, esposa de Francisco Bulzani, los alentaba a declarar la huelga.

Más de dos mil agricultores de Alcorta, Bigand, Bombal, Carreras, Firmat y San Urbano (Melincué) asistieron a la asamblea en el local de la Sociedad Italia de Socorro Mutuo e Instrucción el 25 de junio de 1912. Además de los colonos presentes, las delegaciones de las localidades vecinas acercaron petitorios firmados por dos mil colonos más.
"El aspecto era imponente, pues aquella gran masa de hombres acostumbrados a empuñar el arado, convertida en asamblea deliberante, causaba una impresión casi exótica y semejante en algo a la que producen en el ánimo del observador los grandes concursos populares en que se debaten cuestiones ideológicas, de índole política o doctrinaria, en pro del resurgimiento de las colectividades concientes de sus derechos" (3)

(3) “La Capital”, 26 de junio de 1912.

El Dr. Francisco Netri, en compañía de algunos periodistas, Francisco Bulzani, Francisco Caporalini, Hermenegildo Gasparini, Nazareno Lucantoni y otros colonos, se reúnen a almorzar en el Hotel Colón, propiedad de Juan Ardizio, para hablar acerca de la asamblea que se realizaría luego.

Se inicia la asamblea en el edificio de la Sociedad Italia de Socorro Mutuo e Instrucción bajo la presidencia de Francisco Bulzani. Toma la palabra el joven de Bigand, Luis Fontana, y a continuación el Dr. Francisco Netri. Se discute el modelo de contrato que él había confeccionado:
• Se pagará por arrendamiento el 25% del bruto de la cosecha, en parva y troja.
• Los señores propietarios cederán gratuitamente 6% de la tierra arrendada con destino a potrero o pastoreo.
• El colono pasará aviso a los señores propietarios cinco días antes de trillar o desgranar, quienes tendrán ocho días de plazo para retirar la parte que les corresponde por arrendamiento. Pasados los ocho días, el colono podrá disponer de la parte que le corresponda.
• El colono se obliga a destruir malezas y conservar en buen estado los edificios con alambrado, etc., de que se haga entrega, salvo el deterioro por el uso. En caso de ser invadida por la langosta, se compromete a combatirla.
• La falta de cumplimiento de cualquiera de estas cláusulas por una de las partes, autoriza a la otra a pedir su rescisión, haciéndola responsable de los daños y perjuicios.
• La duración de los contratos no podrá ser menor de tres años. (4)
(4) Fuente: La Capital, 27/06/1912


Este modelo de contrato se aprueba por unanimidad y además se aprueba la declaración de huelga general propuesta por Francisco Bulzani:
“No hemos podido pagar nuestras deudas y el comercio, salvo algunas honrosas excepciones, nos niega la libreta. Seguimos ilusionados con una buena cosecha y ella ha llegado, pero continuamos en la miseria. Apenas si nos alcanza el dinero para pagarle al almacenero que nos viene surtiendo todo el año. Esto no puede continuar así. Debemos ponerle fin a tan triste como temeraria situación, caso contrario se producirá el éxodo campesino que debemos evitar a cualquier precio. Los propietarios se encuentran reacios a considerar nuestras reclamaciones y demandas. (…) Pero si hoy sonríen por nuestra protesta, puede que mañana se pongan serios cuando comprendan que la huelga es una realidad…”(5)

(5) En: Grela, P.: “El grito de Alcorta. Historia de la rebelión campesina de 1912.” Ed. Tierra Nuestra, 2º ed. 1997. Pág. 60.

Aunque la declaración formal de huelga se realizara el 25 de junio, ya hacía días que los colonos de la zona habían abandonado los trabajos, y en menos de dos semanas habían declarado formalmente la huelga más de cien mil agricultores de Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y La Pampa.


Las formas se repetían hasta el cansancio: asamblea de chacareros, declaración de huelga, designación de comisión, nueva asamblea para constituir una liga agraria… Los colonos organizadores recorrían las localidades, ayudaban, apoyaban, junto al Dr. Netri. Y pronto comenzaron a trabajar para conformar una asociación gremial agrícola, que los representara, que los defendiera de los abusos de los patrones, que los uniera.
Los medios gráficos de todo el país empiezan a hacerse eco de la protesta. Todos acordaban en que el silencio y falta de respuestas (6) por parte de los propietarios conduciría al país a una crisis total, ya que, en una especie de efecto dominó, al no sembrarse el lino o el trigo, sobrevendría una crisis comercial, seguida de una desvalorización de la propiedad rural y, finalmente, la restricción del crédito y credibilidad en el exterior.

(6) Hubo excepciones: Camilo y Juan Cucco aceptaron las condiciones de los colonos el 27 de junio, y Víctor Bigand, el 3 de julio.

Sin embargo, en la medida en que fueron pasando los días y los colonos no cambiaban su actitud, los propietarios y subarrendadores comenzaron a preocuparse. Comienza a escucharse su voz en la prensa, acusando a los colonos de avaros, pretenciosos, ineptos, holgazanes… Organizaron una reunión en la Sociedad Rural de Rosario, en la que conformaron una comisión para que se ocupara de la resolución del conflicto.
El 30 de junio se realizó una nueva asamblea en Bigand. Asistieron más de 2.500 colonos de varias localidades, entre ellas, Firmat, Bahía Blanca, La Plata, y quienes estaban conformando la Unión Agrícola de la Provincia de Buenos Aires. Allí, muchos colonos comunicaron que habían recibido a los patrones en sus chacras, intentando convencerlos de volver al trabajo con amenazas de desalojo.

A la vez, comenzaron a aparecer todo tipo de declaraciones en los medios gráficos. Decía a “La Capital” un propietario de Bigand:
“A los propietarios –agregó nuestro declarante- lo que nos resiente y lo que no podemos tolerar es que el labriego se nos imponga en forma violenta «porque sí» y quiera obligarnos a hacer en provecho de aquello que él quiere, no lo que estemos dispuestos a cederle nosotros.” (7)

(7) En: “La Capital”, 6 de julio de 1912
En la medida en que el conflicto se extendía, las autoridades comenzaron a preocuparse. El Dr. Menchaca, gobernador de la provincia de Santa Fe, decide nombrar una comisión, formada por el vice gobernador Ricardo Caballero, el intendente de Rosario Daniel Infante y un estanciero, Toribio Sánchez, para investigar el conflicto.

Se reunieron con colonos y propietarios, escucharon todas las voces, y elevaron al gobernador un informe en el que se manifiesta claramente a favor de los colonos, haciendo responsables de la crisis agraria a propietarios y empresas subarrendadoras.

Asimismo, sugieren las características que consideran deberían tener los contratos y expresan claramente su postura frente al conflicto:
“Pero, donde a juicio de esta comisión se halla la solución definitiva para todas las cuestiones de esta índole, es en la reforma de toda la legislación, común o constitucional, que se oponga al establecimiento de la siguiente facultad, que consideramos de derecho pleno de todo labrador, en todas las partes del mundo:

El jefe de familia, de oficio labrador, que no tenga tierra propia y la desee para labrarla por sí y por los suyos, tiene derecho a que se expropie para él en el paraje que él designe, siempre que se trate del perímetro de una propiedad mayor de mil hectáreas y no cultivada por el dueño, una fracción no mayor de veinte y cinco hectáreas por el precio asignado para la contribución directa y un cincuenta por ciento más, la mitad del cual se reputa tolerancia en la avaluación para el impuesto, y la otra mitad precio de afección y compensación del trabajo a emplear y el tiempo a perder en el nuevo empleo de los capitales, que habrá de hacer el propietario expropiado.”

“La Capital”, 23 de julio de 1912.
A pesar de la claridad del informe de la comisión, el gobierno provincial no tomó cartas en el asunto: su única acción fue ofrecer a los agricultores tierras del norte de la provincia con un costo de arrendamiento más bajo.

En la medida que pasaban los días y los tiempos de roturación de la tierra se agotaban, el Ministro de Agricultura de la nación, Mugica, se decide a investigar la situación, enviando al Director de la División de Ganadería y Agricultura, Sr. Emilio Lahítte a la región en conflicto. Luego de una gira hecha por la provincia de Santa Fe y de varias reuniones con los miembros de la Sociedad Rural de Rosario, el Sr. Lahítte informó:
“(…) todo cuanto se refiere a cumplimiento, reconsideración y modificación de contratos preexistentes, puede y debe ser resuelto por los mismos contratantes, porque no hay poder alguno que pueda sobreponerse a lo que las partes han acordado “legalmente” y pueden modificar por la voluntad de ambos.(…)

Los arrendatarios y aparceros han conformado una colectividad incidental para un fin único, la rebaja de arrendamiento, o la parte de utilidad que corresponde al capital inmobiliario de la explotación agrícola; (…) Lo más práctico, a mi entender, sería que las partes acordaran la constitución de una “junta arbitral”, compuesta de personas elegidas por cada una y autorizadas para entender y resolver sumariamente en cada uno de los contratos comprometiéndose unos y otros a aceptar la resolución de la junta.”

“La Prensa”, 17 de julio de 1912.
Mientras tanto, el conflicto se acrecentaba. A pesar de que en las publicaciones periódicas hablaban de la calma con que los chacareros manejaban el conflicto, la policía los asediaba permanentemente. Atendiendo a los intereses de los patrones, persiguieron, encarcelaron y reprimieron a los huelguistas.
Durante el tiempo que duró el conflicto, fueron detenidos colonos de Firmat, Santa Teresa, Villa Constitución, Alcorta, Los Molinos, San Vicente, Marcos Juárez, Carmen, Arteaga y Venado Tuerto. Además, fueron apresados el señor Basualdo, director del diario “Eco del Sur” de Venado Tuerto, el Pbro. José Netri de Alcorta y el Pbro. Ángel Grotti de Arteaga, cuyo único delito fue apoyar el movimiento de agricultores.

Mientras el movimiento se extendía, empezó a surgir, cada vez con mayor fuerza, la necesidad de conformar una entidad capaz de agrupar, representar y defender a los agricultores.
El Dr. Netri, como asesor letrado de los colonos, organizó una asamblea general con los delegados de todas las localidades y la comisión veedora del gobierno de Santa Fe, con el fin de fundar una institución para luchar por los derechos de los agricultores.

El 1° de agosto, en la asamblea, los agricultores conforman la Federación Agraria Argentina, cuya finalidad principal sería:
“(…) conseguir por todos los medios lícitos la mejora de la situación de los trabajadores del campo, solidarizando sus esfuerzos, a fin de que las energías de todos, defiendan los derechos de cada uno.”

Palabras del Dr. Netri. En “La Prensa”, 6 de agosto de 1912.

El 15 de agosto, en una nueva asamblea, se aprueban los estatutos para la Federación Agraria Argentina redactados por algunos de los agricultores, y Antonio Noguera es designado presidente del Comité central. El Dr. Francisco Netri ocupa el lugar de asesor letrado. De Alcorta participan del Comité Central Francisco Bulzani, como Primer Vocal Titular, y Francisco Perugini, como Prosecretario

En el número 1 del Boletín Oficial de la Federación Agraria Argentina, dice el Dr. Netri:
“El grito de rebelión proclamado en Alcorta el 25 de junio ppdo., está por cerrar una página de las más hermosas del histórico movimiento. La huelga agraria que ha tenido la virtud de levantar a más de cien mil colonos en Santa Fe, primero, y sucesivamente en Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y territorio de La Pampa, puede decirse que está terminada después de tres meses de sacrificios, heroicamente soportados por los cultivadores de la tierra.”

En Grela, P.: “El grito de Alcorta. Historia de la rebelión campesina de 1912”; Ed. Tierra nuestra, 2ª edición, 1997. pág. 67.
Sobre fines de septiembre de 1912, todos los agricultores habían vuelto al trabajo. Habían obtenido ciertas mejoras: el 28 % de la cosecha, en parva y troja y como salga, el 6 % de la chacra para pastoreo, libertades para contratar máquinas, para comprar y para vender, contratos con una duración de tres años…
La pampa gringa comenzaba a retomar su tranquilidad, la tierra volvía a ser roturada, la solución parecía haber llegado. Sin embargo, en poco tiempo la alegría del triunfo comenzó a desvanecerse: no se dictó una ley de arrendamientos, y, por lo tanto, en poco más de un año, los contratos abusivos resurgieron en todos lados.
Los colonos volvieron a movilizarse, una y otra vez, ahora exigiendo la promulgación de esa ley, reclamando el amparo del Estado, pidiendo protección frente a la explotación.
Pero ahora unidos, agrupados, acompañados
“Si aún fracasando en sus solicitaciones actuales de mejoramiento, volvieran los colonos sobre el arado, ¿podría decirse que habrían perdido el éxito de la causa que proclaman? De ninguna manera. El hecho natural de paro, es una incidencia de la gran batalla del resurgimiento en que se ha empeñado el colono. Su principal triunfo consiste en haber demostrado que «posee y ejerce» su conciencia, por decirlo así, y que ha sido capaz de solidarizarse colectivamente, inspirado en manos ideales de lucha para el mejoramiento de la vida agraria nacional, tan injustamente olvidada por todos, a pesar de las continuas solicitaciones de la prensa.”

“La Capital”, 22 de agosto de 1912.

miércoles, 22 de junio de 2011

TOTO SEHMAN


Hoy es el cumpleaños de Pablo " Toto" Sehman, un gran estudioso de la cultura guaraní, recitador, autor y compositor de temas musicales. Amigo y compadre del Padre Julián Zini, juntos han compuesto temas que honran el folklore de su provincia. Toto nació en Mercedes, provincia de Corrientes. Feliz cumpleaños!
ENTREVISTA A TOTO SEHMAN
No significa solo poemas en una voz estridente sino llegar a hacer docencia en cualquier lugar de la provincia, la región o el país. “El chamamé es el vehículo primordial en el que nos embarcamos para llevar a todo el país nuestro mensaje de correntinidad”, afirma Toto Semhan.
“Compartimos la alegría de querer transitar este camino desde hace años y nos encontramos en una edición del programa ”Es tu nombre, chamamé” que se emite en Radio City de Lunes a viernes de 13 a 14 Hs.
En El Dorado –Misiones junto a Los de Imaguaré compartieron la alegría del mensaje y la palabra con Julio Cáceres de quien destaca que como autor de unos de los autores del manifiesto chamamecero peleando para que Corrientes pudiera acceder a la fiesta nacional del chamamé” ,recordó.
“Esta bendición de poder estar en tantos lugares nos ayuda a tener una visión más ampliada del verdadero alcance de nuestra música y en que medida es el vehículo adecuado e idóneo para que la gente conozca y reconozca nuestro modo de ser”.
“El chamamé es el vehículo primordial en el que nos embarcamos para llevar a todo el país nuestro mensaje de correntinidad”, afirma Toto Semhan.
La cantata de Antonio Gil
“Junto a Nélida Argentina Zenón fue una experiencia sobre el trabajo de Román Vallejos, ella desarrollo la parte musical y yo le agregué las glosas”, cuenta Toto Semhan.
“En el comienzo ensayé una suerte de desarrollo de los criterios de la religiosidad popular que tenían que ver con los fundamentos que nos daban nuestra convicción religiosa como católico apostólico romano sobre las opiniones de la Diócesis de Goya a cerca de ese fenómeno de religiosidad popular que ya todos sabemos esta en la zona de Mercedes.
Con este espíritu ecuménico que le impuso Juan Pablo II sobre todo dándoles respuestas a los postulados de aquélla reunión de los obispos latinoamericanos en Puebla –México donde en 1976 aconsejaban orientar, encausar y promover este tipo de actitudes sobre todo para que no se desvíen.
La presencia del obispo en el Santuario de Mercedes el 8 de enero no significa que se esté canonizando al Gauchito Gil sino simplemente reconociendo un espacio ,un lugar donde esta la gente para llevarle hasta la palabra de Dios ,un punto de inflexión dentro de la actitud la Iglesia hacia estos fenómenos de fe popular.
Quien simplemente los rechaza y no actúa sobre ellos deja librado a la magia, el oscurantismo, la superstición.
En este caso el obispo se constituye en el lugar y eleva una oración por el difunto donde la gente se constituye para venerar la cruz.
Justamente un símbolo sagrado que nos identifica a todos los correntinos y es venerar lo que es primero el milagro de la cruz que es uno de nuestros símbolos sagrados y marca los destinos de nuestra Fe :La Cruz de los Milagros que es algo muy fuerte en nuestra correntinidad” fundamenta Toto Semhan.
El idioma guaraní
“Tenemos una ley que nos da la estructura y el respaldo orgánico institucional como para que podamos insertar nuestra lengua en el lugar que corresponde y poderla asimilar a otras lenguas del mundo que ya cuentan con ese lugar.
No es fácil es todo un desafío que tiene también un aval y un reconocimiento de quienes nos gobiernan.
La instrumentación no es tan sencilla porque primero hay que enseñar al docente y de ahí hay que darle el perfil adecuado y el nivel de conocimiento que se exige pero lo más importante es que la Ley nos va a imponer la necesidad de marcar por ejemplo todo lo que signifique la toponimia guaraní de nuestro suelo que es tan rica.
Hasta hoy nos encontramos con muchos lugares con nombres en guaraní que están mal escritos porque todavía no esta bien definida ni conocida ni aceptada la grafía guaraní.
Haciendo uso de la memoria esto ya empezó a perfilarse por el año 50 en la reunión de los pueblos guaraníticos en Montevideo en un congreso con representantes de Brasil , Paraguay, Uruguay y Argentina y donde empezamos a tener una manera común de escribir para que podamos entendernos todos.
En una visita que hiciera el Ministro de Educación de Corrientes a la ciudad de Mercedes , hace unos años atrás logramos que la primer escuela bilingüe de Corrientes ya esté creada y que están simplemente terminando las instalaciones para empezar a trabajar en la zona de “ Itatí Rincón” de Mercedes .
Está comprendida en las nacientes del Río Corrientes y la Laguna Iberá .Entre el pai -ubre y la Laguna.
Sobre el significado de esa palabra Toto Semhan recomienda un libro cuyo autor es Federico Raynero donde existen por lo menos veintiocho maneras de definir etimológicamente lo que es el PAI –UBRE. “Indudablemente es un híbrido porque en guaraní no existen los grupos consonánticos bre-bri “ , nos explica y continúa diciendo que “ es una cosa que quedó como resabio deformado de lo que originariamente sonaba así en guarani”
Yo que tuve la suerte de criarme en esa zona , un poco más allá cerca de Itá Corá sé que los que los lugareños decían : pai-ure.
De todas maneras me quedo con un ensayo que por su método científico de investigación José Miguel Irigoyen de altísimo nivel académico convocado permanentemente en Europa tiene un concepto general algo así como: agua que corre en un lecho oscuro o entre las piedras oscura. Sucede que el pai-ubre tiene la característica de que sus fondo esta conformado por una piedra basáltica negra” termina relatando .
Vida artística actual
“Artísticamente estoy trabajando en la medida que me convocan y que puedo presentarme en algunos lugares ,nos cuenta a la vez que aclara “en esta zona donde estoy por cuestiones laborales comparto escenarios con amigos que nos visitan pero no es siempre.”
“En diciembre estuve por tercera vez consecutiva en el Festival del Agricultor en Juan Pujol, un lugar de mucha calidez y con un esquema cultural que también tiene sus características porque es difícil estar en zonas limítrofes con otros países y otras provincias manteniendo su manera de ser como sucede en el sur de la provincia de Corrientes” resalta.
Siempre es corto el tiempo cuando hay tantos temas y tantas ganas de hablar sobre nuestras cosas de todos los días fue la última frase con la que cerramos la charla con la promesa de volver seguramente a encontrarnos con Toto Semhan con algún chamamecito de fondo.
FUENTE: www.corrienteschamame.com - Fecha: Mayo 2005

LA LEYENDA DEL ÑEPIRÚ TATÁ AVÁ



EL ÑEPIRÚ TATA AVA
(infancia de la humanidad)

Tiempo hubo en que el hombre no tenía noción de lo que hacía. No sentía alegría ni pena; no se extasiaba ante el esplendor de las auroras ni la magnificencia de los crepúsculos. No sentía emoción al contemplar las estrellas rutilando en el cielo sereno, ni ternura en el silencio sublime de la noche. No lloraba ni reía. No cantaba ni gritaba. No sabía del Amor ni del Odio. Era, en suma, un ente mecánico rodando sobre la Tierra, sin sentimientos ni pasiones.
Pero un día brilló una lucecilla en su alma. y el hombre sintió deseos de cantar, de amar...
Ebhuá (Dios), que había encendido esa lucecilla en su alma, escuchó ese deseo vehemente del hombre y le dió lo que pedía.
Desde entonces el hombre sintió la Alegría, mas también el Dolor y la Tristeza. Sintió la emoción y la ternura, pero con ellas la pena, el desaliento, la angustia. Aprendió a cantar y a llorar, a reír y a gemir. Sintió en su alma la noche y la aurora. Sintió ansiedad por la belleza, la luz, el sonido. .. Levantó los ojos al cielo y aprendió a meditar mirando la luz de los mundos insondables. Escuchó el murmullo de la fronda y aprendió a cantar. Se extasió ante el paisaje y tembló de emoción. ante la mujer. Aprendió a amar, a amar intensamente. y aunque tras de cada pasión asomaba avieso el odio, instigado por el Demonio, amó y se sublimizó. Pero con cada amor venía inseparable una pena. Era el equilibrio lógico con que Ebhuá contrabalanceó los deleites inefables del Amor.
Y desde aquel entonces, por los siglos de los siglos, el hombre ama y sufre...

EL IPORÚ

(es chiriguano y significa Diluvio)
Todas las razas indígenas guardan la tradición del Diluvio, que por otra parte, es universal. Entre los guaraníes era Tamanduaré, el Sumo Sacerdote de Tupán, quien tuvo noticias anticipadas del Diluvio y se puso en resguardo sobre una elevadísima palmera con algunas familias, que después formaron las colonias guaraníes. Entre los araucanos fue el Futaleufú; y con leves variantes la tradición se repite en todas las razas.
Antojósele un día al Aguará Tunpa (Dios Zorro o Zorro poderoso) destruir la obra del Dios verdadero, haciendo morir bajos las aguas a todos los seres humanos. Complicóse para ello con el Iguazú (Agua Grande), que tiene encerrado en sus entrañas a Taubí (Genio del Mal). Consecuentes con ese propósito abrieron las orillas de ,todos los mares y ríos, y pronto las aguas inundaron la tierra. Estas, totalmente libres, querían llegar al cielo en su loco desenfreno. Bajo aquel mar inmenso, que llegó a una altura fantástica, pereció la raza humana. Pero antes que se concretara la total destrucción del chiriguano, en el que se circunscribía la humanidad, una mujer tomó a sus dos niños (varón y mujer) y los introdujo en un choguá (mate grande) y lo dejó a merced de las aguas.
Después de mucho tiempo las aguas bajaron, y la casualidad quiso que la pareja descendiera en el Paraguay, donde se afincaron y volvieron a multiplicarse. Los dos niños no murieron de frío como podría suponerse, porque cururú o guaicurú (sapo) sintiendo compasión por ellos, les trajo fuego en el paladar...
Desde entonces los chiriguanos nunca persiguen a los sapos y no permiten que nadie lo haga, en razón a la leyenda, que le atribuye un papel tan preponderante en la supervivencia de su raza.

La Leyenda - se ha dicho - es el eslabón que une la prehistoria con la Historia misma. Y en verdad, la historia del hombre en su período nebuloso no es más que una sucesión de leyendas.
Cada vez que el ser humano se encontró ante enigmas indescifrables o simplemente ante hechos inexplicables, buscó en la fantasía el origen y desenlace del enigma, de acuerdo a su sensibilidad, psicología y mentalidad. La mente tiene la facultad de reaccionar en idéntica forma ante lo incognoscible. Por eso la leyenda, que es la reacción del hombre ante lo inexplicable, tiene semejanzas en distintas latitudes. La universalidad de muchas leyendas tienen en esto, y en la unidad del género humano, su lógica explicación. Y como abarca todos los aspectos de la vida: amor, luchas, muerte, origen, fin, etc., constituye un valioso auxiliar de la Historia. Joaquín V. González ha dicho que la leyenda, desentraña muchos aspectos del espíritu humano que la Historia no pudo descubrir. Representa también, como todos los impulsos míticos, el esfuerzo del hombre por elevarse a los sobrenatural, magnificando hechos reales o fantásticos, para crear una vida distinta de la vida material, tan pobre en espíritu y poesía.

Lázaro Flury Estadista - Prof. de Folklore - Investigación Folklórica -
Fuente: Leyendas Americanas - 1951 Lázaro Flury

martes, 21 de junio de 2011

LEYENDA MOCOVÍ



ORIGEN DEL COLOR DE LOS PÁJAROS

Del Zorro y la Chuña

Para el aborigen el zorro es un animal astuto y por ello temido debido a que nunca sabe si su astucia será para bien o para mal, por eso cada vez que se le dice a una persona ¡Sos un zorro! hace referencia a esta característica.
Esta historia comenzó cuando en el Chaco hubo un largo período de sequía y grandes calores, por lo tanto el agua escaseaba debido a esto en los lugares que había un charco su dueño lo protegía y en este caso era una chuña la dueña absoluta de la aguada.
Un sediento zorro observaba el charco pero conociendo el carácter de la chuña dudaba de acercarse; pero la sed era más grande y venciendo su temor se acercó lo más simpático que pudo y le rogó que le dejara beber. La chuña recordando muchas picardías que el zorro le hizo a ella y sus parientes, le dijo que no y lo desafió a una carrera, el primero en llegar se adueñaría del charco. Como el zorro no vio dificultad en ganarle aceptó.
Cuando estaban en posición, el zorro sabiendo lo cansado que se sentía saltó antes que la chuña impartiera su voz de largada, pero la chuña con grandes zancadas llegó antes, esto no le gustó al zorro, e igual quiso beber, empujó a la chuña, y se produjo así un enfrentamiento entre ellos; en un momento de la pelea la chuña le dio una patada que lo hizo dar una vuelta por el aire cayendo sentado arriba de un tronco de un árbol quedando aprisionado por su parte trasera, los gritos de dolor y de angustia no mortificaron a la chuña ni a otros animales del bosque debido a que conocían las mañas del zorro, pensaron que seguramente era otra de sus zorrerías.
Ya habían pasado cuatro o mas días cuando el zorro vio acercarse un remolino y con lo que le quedaba de voz le pidió ayuda (el remolino es un duende que viene dando vueltas y vueltas) el duende se acercó al zorro y recordando, aunque parezca extraño, que en el pasado este le prestó ayuda; lo liberó.
Lo primero que hizo el zorro fue comer todo lo que encontraba en su camino; chañar, mistol que abundaban en esta temporada, pero muy afligido veía que todo lo que comía no era retenido, se le caía por atrás. De nuevo angustiado pidió a gritos que alguien lo ayudara. Todos oyeron su lamento, pero nadie se atrevía a acercarse a él, solamente lo hicieron las "rubiecitas" -avispitas doradas- (descendientes del pueblo que no conoció el mal) le taparon su parte trasera con cera fabricada por ellas, el zorro probo de nuevo alimentarse y al ver que retenía las frutas agradeció a las rubiecitas pero cuando quiso hacer sus necesidades hizo un pequeño esfuerzo y cayó toda la cera, encontrándose en la misma situación.
Volvió a pedir ayuda y esta vez fue a la "boquilla de barro" -avispas negras del árbol- (descendientes del pueblo que no conoció el mal) que lo ayudaron, taparon con barro la parte afectada; el zorro probó algunas frutas y haciendo un esfuerzo vio que su parte trasera resistía, esto lo llenó de confianza y comenzó a comer abundantemente hasta quedar satisfecho, pero cuando quiso hacer su necesidad no pudo debido a que la boquilla de barro se olvidó de hacer un agujerito.
Los días pasaban y la panza del zorro estaba a punto de explotar, este se revolcaba de dolor, en esta ocasión todos los animales y pájaros querían ayudar pero no sabían como, fue entonces que se presentó el pájaro carpintero con su poderoso pico ofreció darle la solución al zorro, haciéndole una abertura para aliviarlo de su dolor.
Al saberse esto todos los pájaros acudieron al lugar (en esa época todos los pájaros eran grises, ninguno tenía color).
El carpintero presto a iniciar su tarea miró a su alrededor y vio a pájaros de todas las especies que comenzaron a rodearlo y preocupado por lo que pudiera pasar pidió que se alejaran, pero ellos curiosos no le prestaron atención.
Entonces comenzó con su tarea, cuando estaba a punto de terminar volvió a insistir que se alejaran pero nadie le hizo caso, de pronto se oyó una gran explosión y el producto del zorro manchó a todos, el primer pintado fue el propio carpintero, la sangre manchó su cabeza de allí su copete rojo, todos, por igual fueron salpicados, las más tímidas, las palomitas, que estaban un poco mas alejadas del lugar; solo sus patitas fueron salpicadas por un poco de sangre, por eso siguen siendo grises como su antiguo color.
Debido a este hecho los pájaros obtuvieron sus colores.
Hasta el día de hoy en nuestra comunidad cuando se acerca un pajarito por sus colores sabemos si es curioso o no.

Relato: Francisco Ferrer
Chuña: lechuzón de los campos

domingo, 19 de junio de 2011

DÍA DE LA BANDERA ARGENTINA




2o de Junio Día de la Bandera Argentina

La bandera argentina fue creada por Manuel Belgrano el 27 de febrero de 1812, durante la gesta por la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata; Belgrano tomó los colores de la escarapela que ya estaba en uso. La primera vez que la bandera se izó en Buenos Aires fue el 23 de agosto de 1812, en la torre de la iglesia de San Nicolás de Bari, donde hoy se encuentra el Obelisco.La Asamblea de 1813 promovió en secreto su uso, pero no produjo normas escritas al respecto. El Gobierno no deseaba insistir en ese momento con símbolos independentistas.Tras la declaración de independencia el 9 de julio de 1816, la bandera azul celeste y blanca fue adoptada como símbolo por el Congreso el 20 de julio de 1816; el Congreso le agregó el sol el 25 de febrero de 1818.El 8 de junio de 1938, con aprobación del Congreso, el entonces Presidente de la Nación, Roberto M. Ortiz, promulgó la ley 12361. Esta dispone que el 20 de junio es el Día de la Bandera y lo declara feriado nacional, como homenaje a Manuel Belgrano (fallecido el 20 de junio de 1820).

Está compuesta por tres franjas horizontales de igual tamaño, la superior y la inferior de color azul celeste, y la central blanca; en el centro, un sol amarillo oro.Las medidas de la Bandera Oficial son 1,40 m de largo por 0,90 m de alto .Los argentinos llamamos simplemente celeste al tono claro de azul de nuestra bandera (en inglés, el adjetivo cerulean significa lo mismo, “color del cielo”). De modo que celeste y blanca es más frecuente que azul y blanca al referirnos a la bandera. Más allá de esta definición, se ha debatido desde siempre cuál sería el tono exacto de este celeste o azul claro.
FELIZ DÍA DE LA BANDERA para todos los argentinos. Los gauchos de la Federación Gaucha Santafesina estarán participando en el desfile que se llevará a cabo por las calles de Rosario hasta el Monumento Nacional a la Bandera.

viernes, 17 de junio de 2011

VILLA LA ANGOSTURA Y LA ZONA DE DESASTRE




Zona de desastre
Villa La Angostura fue declarada “en emergencia”. Escasea el agua y se adelantaron las vacaciones. En Ingeniero Jacobacci las clases siguen suspendidas y ya hay desabastecimiento.
Aunque la pluma del Puyehue no haya depositado nuevas cenizas sobre la Patagonia argentina, la vida cotidiana en distintas localidades de Río Negro, Neuquén y Chubut ayer fue aún más complicada, como resultado de las precipitaciones de residuos volcánicos de días anteriores. En Villa La Angostura, declarada ayer zona de “desastre y emergencia económica y social” por el gobernador neuquino Jorge Sapag, fueron adelantadas las vacaciones de invierno escolares, y la mitad de la población deberá restringir el consumo de agua potable hasta el sábado porque las cenizas rompieron una bomba subacuática. En Ingeniero Jacobacci, adonde llegó ayer por primera vez el gobernador rionegrino Miguel Saiz para reunirse con intendentes de la región, las actividades escolares siguen suspendidas y el desabastecimiento comienza a notarse en los almacenes. Es, dijo una habitante del lugar a este diario, “como un pueblo fantasma”. En tanto, las clases se reanudaron en algunos establecimientos de Bariloche, mientras que en todo Río Negro, estimó el director nacional de Emergencia Agropecuaria, Haroldo Lebed, el gobierno nacional asistirá a unos 3000 productores afectados por la ceniza.
El decreto con que el gobernador neuquino Jorge Sapag declaró zona de “desastre y emergencia económica y social” a Villa La Angostura incluye también a todo el departamento Lagos, con sus parajes aledaños a la ciudad turística. Esa declaración “significará importantes beneficios impositivos y subsidios especiales”, señaló el secretario de Gobierno de Villa La Angostura, Ariel Domínguez. Desde la gobernación anunciaron que Sapag envió a la Legislatura neuquina un proyecto para que la medida cobre fuerza de ley provincial. En tanto, hasta mañana la mitad de la Villa deberá restringir su consumo de agua potable: las cenizas caídas averiaron la bomba subacuática de Estación Quetrihué, una de las dos máquinas con los que los habitantes se abastecen de agua potable desde el lago Nahuel Huapi. “Máxima racionalización” es lo que pidió la municipalidad a nueve barrios, al tiempo que aseguró que “ya están trabajando buzos de Prefectura Naval para desmontarla y repararla –dijo Domínguez en referencia a la bomba–, lo cual demandará unas 48 horas”, desde la mañana de ayer. La otra bomba, de momento, “está funcionando sin inconvenientes”.
Con ayuda de los bomberos voluntarios, la empresa EPEN, señaló también Domínguez “logró recuperar el servicio de energía eléctrica en un 40 por ciento de la localidad, que no tenía electricidad en forma casi permanente desde la semana pasada”. Las vacaciones de invierno en las escuelas públicas del lugar empezaron a regir desde el miércoles 15, luego de que el Consejo Provincial de Educación las adelantara.
En la Villa persisten capas de cenizas de alrededor de 30 centímetros de altura. El Ministerio de Salud de Neuquén anunció que en los próximos días llegará al lugar un equipo de “abordaje psicosocial” especialmente preparado para contener psicológicamente a los pobladores. El grupo, enviado por el ministro de Salud nacional, Juan Manzur, mantuvo ayer una reunión con el ministro de Salud provincial, Daniel Vincent, y la directora del hospital de Villa La Angostura, Alejandra Cristina Piedecasas. Se trata de psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales entrenados en situaciones de crisis, que han tenido a su cargo la contención de los familiares de las víctimas del accidente del avión de la empresa Sol, a mediados de mayo.
En Ingeniero Jacobacci, “la situación es mucho más compleja que en zonas turísticas”, explicó a este diario Claudia Huircán, periodista de Radio Nacional Jacobacci. Allí llegó ayer el gobernador de Río Negro, Miguel Saiz, para presidir un encuentro con intendentes y comisionados de fomento de la región. Aun antes de llegar, en el proyecto que había enviado a la Legislatura provincial para solicitar que la zona fuera declarada “de desastre”, describía un “escenario casi dantesco” para referir la situación de pobladores y productores del sur rionegrino. “Toda la región se encuentra bajo los efectos de una fuerte sequía desde hace más de cinco años y ahora los pocos pastos disponibles quedaron tapados por 20 centímetros de ceniza”, explicó el presidente de la Federación de Sociedades Rurales provincial, Luis Sacco.
En Jacobacci, “esta ceniza hace la diferencia entre unas poquitas ovejas que tenía la gente y no tener nada”, contó la periodista Huircán. Lo extremo de la situación, además, “está desnudando las necesidades de la zona urbana”, como la subsistencia de “la gente que vive de hacer changas, que barre patios, que hace algún arreglito en alguna casa y ahora no sabe qué va a hacer”. Ayer, en el pueblo había energía eléctrica, y ya habían llegado al lugar tres equipos generadores enviados por el gobierno nacional, y que fueron instalados como reserva. Asegurar la energía, explicó Huircán, es asegurar el agua, porque se trata de zona semidesértica y es preciso extraerla con bomba. En algunos comercios, “no en todos”, productos básicos, como el azúcar, se encarecen de un día al otro; en otros, comienza el desabastecimiento. “Algunos almacenes, anoche (por el miércoles) ya no tenían leche en sachet ni otros lácteos”. Ayer no cayó nueva ceniza, pero el viento movía de un lado al otro la precipitada los días anteriores. “Está todo lleno de ceniza. Cuando corre viento, es una ciudad fantasma. La gente está metida en su casa.”
En tanto, algunas escuelas reanudaron las clases en Bariloche. Sin embargo, algunos habitantes comienzan a manifestar su descontento con la falta de información que las autoridades brindan a la comunidad. “En 12 días de emergencia, no hay un organismo que brinde tres partes informativos diarios: no sabemos si la ceniza es o no tóxica, qué pasa con el transporte, qué pasa con los servicios. Nada”, dijo a este diario Susana Lara, integrante del Consejo Indígena (CAI). “Necesitamos la información para tomar decisiones cotidianas: salir, mandar los chicos a la escuela.”



FUENTE:Diario Página 12

miércoles, 15 de junio de 2011

COMIDAS CRIOLLAS


Empanadas Salteñas

Ingredientes

Para la masa: 1 kilo de harina 0000, 200 gramos
de grasa de pella derretida, 550 cc. aprox. de agua
tibia con una cucharada al ras de sal (salmuera
tibia).
Para el relleno (recado): 350 gramos de cebollas
blancas, 150 gramos de grasa de pella preferentemente
vacuna, 1 kilo neto de carne cortada a cuchillo
(roast-beef o sobaco, nalga, bola de lomo), 1/2 kilo
de papas, 250 gramos de cebolla de verdeo de fina
textura, 1/2 cucharada de pimentón, 1/3 cucharada de
ají molido, pimienta y sal gruesa, 4 huevos duros. y
una aceituna por cada empanada.

Preparación

Masa: Poner la harina la harina sobre una tabla
en forma de corona y en el centro la grasa derretida
algo tibia. Tomar la masa incorporando harina a la
grasa y quede arenosa, agregar salmuera en cantidad
suficiente como para obtener una pasta de consistencia
regular. Trabajarla para que quede bien lisa. Dejar
descansar 30/60 minutos en la heladera. A la hora de
preparar las tapas, cortar en bollos, estirar con
palote no muy grueso, cortar en discos del tamaño de
un compact disc. Recuerde que la empanada salteña es
de pequeña dimensión.
Relleno: Conviene empezar a preparar primero con
hervir en agua y sal las papas cortada en daditos,
sacándolos bien al dente y apartando, Dejar el agua de
cocción. En una cacerola, poner los 150 gramos de
grasa de pella y la cebolla blanca cortada finamente
que debe rehogarse a fuego lento para lograr su
trasparencia apenas: si se pasa se vuelve dulce y si
adquiere color oscuro peor. Agregar la carne cortada
primero en filetes, después en tiras según la fibra y
luego en cuadraditos, se la rehoga unos pocos minutos
solamente para que blanquee, agregar un cucharón de
agua de cocción de las papas. Condimentar con sal
gruesa, el pimentón dulce, el ají molido. Añadir los
daditos de papa revolviendo suavemente. Dejar enfriar
bien.
Armado: Preparar el picado de huevo duro en un
bol, así también de cebolla de verdeo cortada
finísima. Alinear sobre la mesa 12/18 tapas,
colocándoles una cucharada de relleno, y agregando
encima una pequeña cantidad de huevo duro picado,
aceituna verde picada y otra de cebolla de verdeo.
Esto se debe para evitar ensuciar los sabor y los
colores de los ingredientes. Unir los bordes,
mojándolos ligeramente con agua, luego apretando
suavemente con los dedos. Seguir con el "repulgado",
es decir haciendo diestramente un rizo continuo y
regular. Esta fina cornisa dará vista y seguridad para
contener el relleno durante la cocción.
Horneado: Disponer las empanadas en una placa
para horno con bordes bajos. Lo ideal es cocinarlas en
horno de barro a una temperatura de 280ºC, con un
tiempo de 7/8 minutos. El resultado es un horneado
final desparejo. Pero, así debe ser. En el caso de no
poseer horno de barro, puede emplear el horno de su
cocina siempre y cuando consiga temperatura elevada.
Como siempre las empanadas deben quedar crocante pero
de un color claro.

Fuente: www.lacocinadeile.com

Riquísimas!!! Estas son las empanadas que yo hago y que más me gustan.

martes, 14 de junio de 2011

SAN FRANCISCO SOLANO




El Patrono de nuestro folklore es el milagroso San Francisco Solano.
Francisco Solano, llamado "el Taumaturgo del nuevo mundo", por la cantidad de prodigios y milagros que obtuvo en Sudamérica, nació en 1549, en Montilla, Andalucía, España.
Francisco fue el tercer hijo de Mateo Sánchez Solano y Ana Jiménez. Sus dos hermanos se llamaban Diego e Inés. Creció Francisco en un hogar noble y cristiano donde se apreciaba más la hidalguía del espíritu que la de la sangre.
Montilla era un lugar eminentemente religioso. Seguramente, Solano conoció a San Juan de Ávila, que murió cuando Francisco tenía veinte años. En aquella época, había en Montilla docena y media de iglesias, así como cinco conventos y numerosas cofradías.
Francisco estudió con los Jesuitas, pero entró a la comunidad Franciscana porque le atraían mucho la pobreza y la vida tan sacrificada de los religiosos de esa Orden; por ello, decidió ingresar como novicio en el convento franciscano de San Lorenzo, situado en la Huerta del Adalid. Era un lugar de enorme belleza natural, con abundantes árboles, plantas y flores, jazmines, un estanque con peces, caza menor y pájaros. En medio de este paraíso natural, había varias ermitas esparcidas que invitaban a la oración y la contemplación.
En el convento la disciplina era muy estricta, conforme a la regla primitiva. Los novicios franciscanos pasaban la mayor parte del tiempo dedicados al silencio y la meditación. Hablaban muy poco, siempre de dos en dos, en voz baja y no por mucho tiempo. En cuanto a la meditación, había tres turnos diarios de media hora de duración cada uno.
Francisco era muy virtuoso, paciente y humilde. Dormía siempre en el suelo, sobre una cobija o un cañizo de palos. Usaba un cilicio durante todo el año. Andaba descalzo a no ser que estuviera enfermo y sólo comía legumbres y fruta. Se excedía a menudo en la práctica de mortificaciones y penitencias, con el resultado durante toda su vida de una salud débil y quebrantada.
El día 25 de Abril de 1570 hizo profesión religiosa para ser fraile de coro. Tenía entonces veintiún años.
En 1581, Francisco Solano fue destinado como vicario y maestro de novicios al convento cordobés de la Arruzafa, donde solía visitar a los enfermos incluso desatendiendo algunas horas de oración, y recomendaba a los más jóvenes que tuvieran paciencia en los trabajos y adversidades.
En 1583, fue trasladado a San Francisco del Monte, en Sierra Morena, a 30 kilómetros al noreste de Córdoba. Era un paraje de gran hermosura. Allí comía sopas de pan con agua, vinagre y un casco de cebolla.
Una de las cosas que Solano intentó imitar de San Francisco de Asís era su relación especial con los animales. Pues bien, cuentan que había una serpiente de gran tamaño que atacaba a ganados y pastores y hacía estragos en toda la región, y a la cual Solano reprendió y ordenó ir al convento, donde fue convenientemente alimentada. Dicen que después de comer la serpiente se marchó y no volvió a causar daño en la comarca.
Fray Francisco Solano recorrió el continente americano durante 20 años predicando, especialmente a los indios. Pero su viaje más largo fue el que tuvo que hacer a pie, con incontables peligros y sufrimientos, desde Lima hasta Tucumán (Argentina) y hasta las pampas y el Chaco Paraguayo. Más de 3,000 kilómetros y sin ninguna comodidad. Sólo confiando en Dios y movido por el deseo de salvar almas.
Fray Francisco llegaba a las tribus más guerreras e indómitas y aunque al principio lo recibían al son de batalla, después de predicarles por unos minutos con un crucifijo en la mano, conseguía que todos empezaran a escucharle con un corazón dócil y que se hicieran bautizar por centenares y miles.
Estando el santo predicando en La Rioja (Argentina) llegó la voz de que se acercaban millares de indios salvajes a atacar la población. El peligro era sumamente grande, todos se dispusieron a la defensa, pero Fray Francisco salió con su crucifijo en la mano y se colocó frente a los guerreros atacantes y de tal manera les habló (logrando que lo entendieran muy bien en su propio idioma) que los indígenas desistieron del ataque y poco después aceptaron ser evangelizados y bautizados en la religión católica.
El Padre Solano tenía una hermosa voz y sabía tocar muy bien el violín y la guitarra. Y en los sitios que visitaba divertía muy alegremente a sus oyentes con sus alegres canciones. Un día llegó a un convento donde los religiosos eran demasiado serios, por lo que recordando el espíritu de San Francisco de Asís –quien decía que era necesario vivir siempre interior y exteriormente alegres- se puso a cantarles y hasta a danzar tan jocosamente que aquellos frailes terminaron todos cantando y bailando en honor de Dios.
San Francisco Solano misionó por más de 14 años por el Chaco Paraguayo, por Uruguay, el Río de la Plata, Santa Fe y Córdoba de Argentina, siempre a pie, convirtiendo innumerables indígenas y también muchísimos colonos españoles. Su paso por cada ciudad o campo, era un renacer del fervor religioso.
Un día en el pueblo llamado San Miguel, estaban en un toreo, y el toro feroz se salió del corral y empezó a cornear sin compasión por las calles. Llamaron al santo y éste se le enfrentó calmadamente al terrible animal. Y la gente vio con admiración que el bravísimo toro se le acercaba a Fray Francisco y le lamía las manos y se dejaba llevar por él otra vez al corral.
En octubre de 1605, Solano pasó a la enfermería del convento, donde se hallaba en la ciudad de Lima. Postrado y gravemente enfermo del estómago, apenas si podía salir a predicar y a visitar a los enfermos. Procuraba asistir a la comida en el refectorio junto con los demás frailes, pero comía muy poco, tan sólo unas hierbas cocidas. Además, seguía excediéndose en sus penitencias y no miraba por su delicada salud.
Cuando se levantaba, le gustaba dar paseos por el claustro del convento y rezar ante los cuadros de la vida de San Francisco de Asís. En el aula de teología, pasaba muchas horas ante un cuadro que había de San Buenaventura, a quien tenía gran devoción.
En octubre de 1609, hubo un terremoto en la ciudad de Lima. La primera sacudida fue de noche, pero después se produjeron hasta 14 nuevos temblores de tierra. Cuentan que el agua se derramaba de las fuentes y que las campanas tocaban solas. Las iglesias se llenaron de gente. Solano salió a predicar, aunque apenas si podía tenerse en pie.
Durante su última enfermedad, le trataron cuatro médicos. Solano era poco más que un esqueleto viviente. Tenía mucha fiebre y fortísimos dolores de estómago. Finalmente murió el 14 de junio de 1610, día de San Buenaventura. Dicen que ese día los pájaros se despidieron de él cantando junto a la ventana de su celda desde por la mañana temprano. Murió a las once y tres cuartos de la mañana. Ese mismo día y a la misma hora se produjo un extraño toque de campanas en el convento de Loreto.
Su cuerpo fue trasladado al oratorio de la enfermería, donde acudió gran cantidad de gente a venerarlo. Allí mismo fue retratado por dos pintores. A su entierro asistieron unas 5.000 personas.
Tan sólo 15 días después de su muerte, se abrió su proceso de canonización. Las gestiones comenzaron en Lima, donde hubo 500 testigos, y después continuaron en otras ciudades del Perú, en el Tucumán y en España. San Francisco Solano fue canonizado el 27 de diciembre de 1726.

lunes, 13 de junio de 2011

DÍA DEL ESCRITOR


LEOPOLDO LUGONES, en su homenaje hoy se celebra el Día del Escritor. Lugones nació el 13 de junio de 1874,en el seno de una familia cordobesa de antiguo linaje. Sus padres eran Santiago M. Lugones y Custodia Arg.Vivió su adolescencia en Córdoba y allí nació su vida literaria y de periodista. Se definió temprano como anticlerical en el Pensamiento libre. Fundó el primer centro socialista de Córdoba, y continuó su acción en Buenos Aires.Lo describían como ''bizarro muchachón de veintidós años, de anteojos''; como lo vio Rubén Darío, su mejor amigo, ''el convencido conquistable''.Desde 1897 es empleado de correos, hace crónica roja desde la Montaña.En 1900 es inspector de enseñanza media, y en 1903 separado del grupo socialista del cuál deciden expulsarlo por inconsecuencia, Lugones protesta en el nombre de reales servicios prestados en la causa. Lo cierto es que entre 1896 y 1903 Lugones integra con Roberto Payró con Alberto Gerchunoff con Miguel Ugarte el grupo de asaltos rebeldes contra el orden social y político. Fuera de ciertas contaminaciones, la estética de Lugones seguirá proclamando la ''aristocracia intelectual ''del arte, mientras su prédica política y doctrinaria, su propia oratoria, irá descendiendo. Lugones liberal rojo, subversivo e incendiario, según Romagosa, lee en el Ateneo su Profesión de fe. La vanguardia; comenta que en ella, Lugones, canta a la ciencia y a la igualdad, fulminar al dios Millon, desprecia el clero, espera de la agitación del pueblo, excita a la lucha por la idea, pinta sus dolores, predica y triunfo.Este grupo se disoció pronto. Cada uno de sus elementos asumió su propio rumbo.Lugones apoya la candidatura de Quintana a la presidencia. Goza de prestigio como poeta, orador y polemista.En 1897 nace su único hijo.Los crepúsculos del jardín son un triunfo reciente cuando viaja a Europa en 1906, viaje que repetirá en 1911 cuando ya ha escandalizado con Lunario sentimental, y rendido su homenaje a la patria en el centenario con las Odas seculares, Didáctica, Piedras limoneros y Prometio. El regreso de 1912 suscita en él aspiraciones de afirmación nacional, y las conferencias sobre Martín Fierro, que integrarán la primera y única parte de El payador, se suman a su Sarmiento del año anterior.En 1913 vuelve a Europa, enviado por la Nación.Está en Buenos Aires cuando muere Darío, amigo de veinte años.Lugones dio volúmenes de discursos y polémica doctriniana; en 1920 entrega, Mi beligerancia y La torre de Casandra, los estudios clásicos integran en 1919 el tónico sobre Las industrias de Atenas y el poeta ha reunido en El libro de los paisajes(1917).Después de 1920, Lugones aparece como un curioso investigador de la Física moderna en El tamaño del espacio(1921), como un rezagado simbolista en Las horas doradas(1922) como un avanzado de ideas políticas que se le vienen imponiendo desde el fin de la gran guerra y se manifiesta un día del coliseo de julio de 1923.En 1924 Lugones es el autor de Romancero, Filosofícula, Estudios helénicos y cuentos fatales.En los seis años siguientes Lugones publica Romances del río seco, La organización de la paz y La patria fuerte y en 1930 consigue ver cumplido el triunfo de una revolución militar, que el mismo había proclamado necesaria.Completa la serie de Romance y redacta la Roca.El 18 de febrero de 1938 se suicidó en un cuarto de El tropezón, en una isla del tigre.

domingo, 12 de junio de 2011

DÍA MUNDIAL CONTRA EL TRABAJO INFANTIL




En todo el mundo, y en franca violación de los derechos de la infancia, cientos de miles de niñas y niños realizan trabajos que los privan de la educación, la salud, el tiempo de ocio y las libertades elementales. De estos niños, más de la mitad están expuestos a las peores formas de trabajo infantil, como el trabajo realizado en entornos peligrosos, la esclavitud u otras formas de trabajo forzoso, actividades ilícitas como el tráfico de estupefacientes y la prostitución, así como la participación en conflictos armados.La Organización Internacional del Trabajo (OIT) instituyó el primer Día mundial contra el trabajo infantil en 2002 como forma de poner de relieve la gravísima situación de esos niños. Este día se celebra el 12 de junio y tiene por objeto ejercer de catalizador del creciente movimiento mundial contra el trabajo infantil, reflejado en el gran número de ratificaciones del Convenio núm. 182 sobre las peores formas de trabajo infantil y el Convenio núm. 138 sobre la edad mínima de admisión al empleo.El Día mundial contra el trabajo infantil ofrece la oportunidad de captar más apoyo para la campaña en contra del trabajo infantil por parte de los gobiernos y de los interlocutores sociales de la OIT, la sociedad civil y las demás partes interesadas, incluidas las escuelas, los grupos de jóvenes y de mujeres, y los medios de comunicación.

A nivel mundial, la agricultura es el sector en donde se encuentra el mayor índice de trabajo infantil – aproximadamente un 70 por ciento. Más de 132 millones de niños y niñas de 5 a 14 años de edad trabajan frecuentemente de sol a sol en fincas y plantaciones, cosechando y plantando, pulverizando pesticidas y cuidando el ganado.

En el contexto de los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el trabajo infantil es aquel que daña el bienestar de los niños y menoscaba su educación, desarrollo y calidad de vida futura. El hecho de que los niños trabajen largas horas en el campo, limita su capacidad de asistir a la escuela o de recibir una formación de capacidades, privándolos de adquirir una educación que los sacaría de la pobreza en el futuro. Las niñas se hallan doblemente en desventaja, ya que suelen llevar a cabo las tareas domésticas además del trabajo en el campo. Asimismo, la agricultura es uno de los tres sectores laborales más peligrosos, junto la minería y la construcción, en términos de muertes, lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo.Sin embargo, no todas las tareas que los niños efectúan en la agricultura son nocivas para ellos o se podrían calificar como trabajo infantil por abolir, según la definición de los Convenios núm. 138 sobre la edad mínima y núm. 182 sobre las peores formas de trabajo infantil de la OIT. Las tareas adaptadas a la edad del niño y que no interfieren con su escolaridad ni con su tiempo libre, pueden ser consideradas como parte de su entorno rural. De hecho, hay diferentes tipos de experiencia laboral que pueden resultar positivos para los niños, al proporcionarles calificaciones prácticas y sociales para su ulterior trabajo como adultos. Una mayor confianza y estima en sí mismos, al igual que una mayor competencia laboral, son atributos que suelen adquirir los jóvenes que se dedican, de una u otra manera, al trabajo en el campo.La OIT, especialmente a través de su Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC), está desarrollando una cooperación activa con organizaciones internacionales para la agricultura para erradicar el trabajo infantil en la agricultura, especialmente el trabajo infantil peligroso.

No todas las tareas realizadas por los niños deben clasificarse como trabajo infantil que se ha de eliminar. Por lo general, la participación de los niños o los adolescentes en trabajos que no atentan contra su salud y su desarrollo personal ni interfieren con su escolarización se considera positiva. Entre otras actividades, cabe citar la ayuda que prestan a sus padres en el hogar, la colaboración en un negocio familiar o las tareas que realizan fuera del horario escolar o durante las vacaciones para ganar dinero de bolsillo. Este tipo de actividades son provechosas para el desarrollo de los pequeños y el bienestar de la familia; les proporcionan calificaciones y experiencia, y les ayuda a prepararse para ser miembros productivos de la sociedad en la edad adulta.

El término “trabajo infantil” suele definirse como todo trabajo que priva a los niños de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico.

Así pues, se alude al trabajo que:

  • es peligroso y prejudicial para el bienestar físico, mental o moral del niño; e
  • interfiere con su escolarización puesto que:
  • les priva de la posibilidad de asistir a clases;
  • les obliga a abandonar la escuela de forma prematura, o
  • les exige combinar el estudio con un trabajo pesado y que insume mucho tiempo.

En las formas más extremas de trabajo infantil, los niños son sometidos a situaciones de esclavitud, separados de su familia, expuestos a graves peligros y enfermedades y/o abandonados a su suerte en la calle de grandes ciudades (con frecuencia a una edad muy temprana). Cuándo calificar o no de “trabajo infantil” a una actividad específica dependerá de la edad del niño o la niña, el tipo de trabajo en cuestión y la cantidad de horas que le dedica, las condiciones en que lo realiza, y los objetivos que persigue cada país. La respuesta varía de un país a otro y entre uno y otro sector.

sábado, 11 de junio de 2011

JUAN JOSÉ SAER

Serodino festejando sus 124 años.

Juan José Saer nació en Serodino (Provincia de Santa Fe) el 28 de junio de 1937. Fue profesor de la Universidad Nacional del Litoral, donde enseñó Historia del Cine y Crítica y Estética Cinematográfica. En 1968 se radicó en París. Su vasta obra narrativa, considerada una de las máximas expresiones de la literatura argentina contemporánea, abarca cuatro libros de cuentos –En la zona (1960), Palo y hueso (1965), Unidad de lugar (1967), La mayor (1976)– y diez novelas: Responso (1964), La vuelta completa (1966), Cicatrices (1969), El limonero real (1974), Nadie nada nunca (1980), El entenado (1983), Glosa (1985), La ocasión (1986, Premio Nadal), Lo imborrable (1992) y La pesquisa (1994). En 1983 publicó Narraciones, antología en dos volúmenes de sus relatos. En 1986 apareció Juan José Saer por Juan José Saer, selección de textos seguida de un estudio de María Teresa Gramuglio, y en 1988, Para una literatura sin atributos, conjunto de artículos y conferencias publicada en Francia. En 1991 publicó el ensayo El río sin orillas, con gran repercusión en la crítica, y en 1997, El concepto de ficción. Su producción poética está recogida en El arte de narrar (1977), paradójico título que expresa, quizás, el intento constante de Saer por –según sus propias palabras– "combinar poesía y narración". Ha sido traducido al francés, inglés, alemán, italiano y portugués.

"...decir que Juan José Saer es el mejor escritor argentino actual es una manera de desmerecer su obra. Sería preciso decir, para ser más exactos, que Saer es uno de los mejores escritores actuales en cualquier lengua y que su obra –como la de T. Bernhard o la de Samuel Beckett– está situada del otro lado de las fronteras, en esa tierra de nadie que es el lugar mismo de la literatura..." –Ricardo Piglia

"Si yo pudiera, escribiría un tratado de filosofía en una lengua popular del Río de la Plata. Eso sí que me gustaría." Reportaje a Saer en la revista Brecha.

Nota:Serodino es una Comuna del departamento Iriondo en nuestra provincia de Santa Fe, ubicada sobre la ruta provincial 91, a una distancia de 52 Km de Rosario y 125 Km de la ciudad de Santa Fe, se encuentra en el eje del MERCOSUR.


viernes, 10 de junio de 2011

DÍA DE LA AFIRMACIÓN DE LOS DERECHOS ARGENTINOS SOBRE LAS MALVINAS, ISLAS Y SECTOR ANTÁRTICO







"Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas, Islas y Sector Antártico"


"En esta fecha trascendente, el Gobierno argentino reitera su inclaudicable reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. Al mismo tiempo, reafirma su permanente disposición a reanudar las negociaciones con miras a resolver, a la brevedad posible y de manera justa y definitiva, la disputa de soberanía aún pendiente de solución", dice el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la República Argentina

"El 10 de junio, "Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas, Islas y Sector Antártico", la Nación Argentina recuerda la fecha de la creación en 1829 de la "Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas y las adyacentes al Cabo de Hornos en el Mar Atlántico", por decreto del Gobernador Interino de la Provincia de Buenos Aires, Brigadier General Martín Rodríguez.

Desde el inicio mismo de su existencia como Nación independiente, la República Argentina exteriorizó a través de actos de gobierno la firme voluntad política de ejercer su soberanía efectiva en los territorios australes y espacios marítimos heredados de España.

Mediante este acto, el Gobierno argentino reafirmó sus legítimos títulos sobre las Islas y buscó asegurar el respeto de las leyes para la mejor protección de las actividades de la población argentina y de otros países que residía en las Islas, sin discriminación alguna. Se creó de esta manera el marco institucional adecuado para la posterior empresa colonizadora del gobernador de las Islas Malvinas, Luis Vernet.

Este efectivo ejercicio de soberanía fue interrumpido cuando el 3 de enero de 1833 fuerzas británicas ocuparon las Islas Malvinas, expulsando a la población y autoridades argentinas allí establecidas, y reemplazándolas por otras de origen británico.

El pueblo y Gobierno argentinos nunca consintieron este acto de fuerza y ratifican hoy el mandato histórico, reflejado en la Disposición Transitoria Primera de la Constitución Nacional, de su permanente e irrenunciable determinación de recuperar por la vía pacífica de las negociaciones diplomáticas el ejercicio pleno de la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.

El reclamo argentino ha sido tradicionalmente respaldado por los países de nuestra región y por relevantes organismos internacionales, incluyendo la Asamblea General de las Naciones Unidas y la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos. Estos foros han pedido reiteradamente a los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido la reanudación de las negociaciones que permitan resolver definitiva y pacíficamente la controversia de soberanía.

En esta fecha trascendente, el Gobierno argentino reitera su inclaudicable reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. Al mismo tiempo, reafirma su permanente disposición a reanudar las negociaciones con miras a resolver, a la brevedad posible y de manera justa y definitiva, la disputa de soberanía aún pendiente de solución".

Fuente: hispanoargentinos.com
Fotos de Islas Malvinas
Esta foto de Islas Malvinas es cortesía de TripAdvisor