miércoles, 31 de marzo de 2010

GAUCHITO GIL







Nuestras regiones, a lo largo y a lo ancho del país, cuentan con costumbres, ritos, leyendas, mitos e historias que nutren la vida cotidiana de su gente, y dan sentido a infinidad de acciones, motivaciones y esperanzas. Protegen y explican sucesos, fortalecen y marcan, la identidad de los pueblos. En este hacer se reivindica la creencia de poderes y gracias especiales que como un don poseen algunas personas que a su vez darán protección a otras. En esta creencia tienen lugar los cultos y celebraciones profesados a vírgenes y santos de la Iglesia Católica y veneraciones locales transmitidas de generación en generación, algunas de origen precolombino. En la zona del litoral, por ejemplo, se narran en toda ocasión leyendas y santificaciones populares que pueden verse plasmadas en las festividades, en el santoral de los pueblos, en su geografía.En Corrientes son casi exclusivamente de raíz guaraní y el pueblo practica en relación con ellas una devoción tal que ha abierto sus fronteras a comunidades del más variado origen y lugar. Estas leyendas no son vividas como tal sino como hechos y experiencias que ocurrieron alguna vez a un ser como ellos, a un compañero que hoy es un compañero de alma. Son autóctonas y desentrañan el sentir de la gente del lugar, uniendo el ayer y el hoy en una fe capaz de sembrar en cualquier terreno. Es así que hoy, ritos y celebraciones que eran patrimonio cultural de una zona pequeña y desconocida para muchos, son de la madre tierra y de todos los que en ella viven. Se observan muestras de ello a miles y miles de kilómetros. Esto pasa tanto con los santos populares correntinos, como con los de la Puna o de la Patagonia por mencionar sólo algunos. Y hablan a viva voz de la idiosincrasia creyente y abnegada de la gente que habita nuestros territorios. Estas creencias van de la mano de la naturaleza y del hacer del hombre en ella y es profundamente costumbrista motivo por el cual es fácil reconocer en cada una de estas prácticas al pueblo que le dio origen. Uno de estos santos populares es el Gauchito Gil. Antonio Mamerto Gil Núñez, Gauchito Gil simplemente, es hoy uno de los santos populares más difundidos entre la gente, de boca en boca, de milagro en milagro. Por todos lados, en Corrientes, Entre Ríos, en la Provincia de Buenos Aires, bien al sur, a la vera de los caminos, en las casas de sus promeseros y creyentes hay una insignia, un altar, una señal de la fe que nace y con el Gauchito se queda. En el Departamento Mercedes, en la Provincia de Corrientes, a pocos kilómetros de la planta urbana de la ciudad, está su santuario. Allí permanentemente va su gente a rezarle, a pedirle y a agradecerle. Cada 8 de enero se conmemora su muerte y se agradece su bendición y milagro. Con alegría, como él quería, se celebra su ayuda y se pide protección. En esos días y todos los días, entre cañas tacuara que elevan al viento sus banderas de color rojo y algunas blancas y celestes también, se escuchan bailes de chamamé, rezos, y los más diversos agradecimientos. Testigo de ello son objetos como vestidos de novia, títulos, papeles como testimonio de lo logrado, placas que cuentan los sucesos y contagian la fe a otros que vienen a pedir por algo que necesitan o los desespera, recuerdos y promeseros que cantan su santidad. Todos reciben consuelo, esperanza y fortalecen con algarabía la fe que en él han depositado. Montones de chicos y familias, acompañan al Gauchito con su trabajo diario y te proporcionan lo que buscás. Por ello, cuando de llevarte un recuerdo se trate encontrarás variados testimonios y si en cambio quieres regalarle algo a tu santo también hallarás allí lo que deseas; sabrosa comida típica para preparar la partida o reforzar el arribo, lugar para dormir si la noche te alcanza allí o si prefieres llegar en la noche o días antes para esperar el momento de su día en el calor del verano correntino, completas instalaciones aportan comodidad para tu estancia. Todo está preparado porque son muchos los que llegan y llegarán, y su gente es hospitalaria, no lo olvidarás. El cielo abierto, estrellado, es quien corona la noche de festejos del día 8 de enero. El sol del día reúne a todos en la fe, devotos y curiosos. El mismo cielo que lo acompañó cuando vivía y el sol que brilló sobre su piel cuando hacía lo que estaba a su alcance para ayudar a sus hermanos.
Cuenta la historia hecha leyenda, que un 12 de agosto, Encarnación Núñez dio a luz a un niño que llamó Antonio Mamerto Gil Núñez. Su padre era José Gil de la Cuadra. Corría el año 1847 según se cuenta pero pudo ser antes o un poquito después. De su niñez poco se sabe, su protagonismo comenzó a cobrar importancia siendo ya mozo.Eran tiempos difíciles, en el caso de Antonio Gil, la situación política de Corrientes lo expuso a un rol que no aceptó y que le fue exigido por el Coronel Juan de la Cruz Zalazar, que representaba a los celestes. En lucha con los colorados, la misión era enfrentar a sus hermanos, por lo que una persecución quedo planteada cuando eligió “alzarse” e irse del lugar para no tomar parte en esa lucha.No se sabe con seguridad la fecha histórica de sus vivencias. Lo que si se sabe es el día de su muerte y el período de lucha que atravesaba a la Corrientes de la época: liberales y autonomistas (celestes y colorados respectivamente) se enfrentaban a diario y obligaban a su gente, a sus gauchos, a sumarse a la partida. Esos gauchos eran correntinos, gauchos criollos y campesinos, vecinos y cuando no amigos o parientes, convocados a matarse entre sí por la causa política. Las guerras no eran nada nuevo, Gil ya había guerreado contra el Paraguay y conocía de esas muertes y de luchas. Dicen que por esa época, el Coronel Zalazar, llegó a Los Palmares. Allí Antonio Gil, reclutado anteriormente, decidió dejar el campamento y se internó en el monte. Sus detractores lo acusaron luego por delitos contra la propiedad y lo nombraron “desertor” por cuestión de rebeldía; otros en cambio lo defendieron y lo nombraron como un luchador por la causa de los más necesitados. Su gente lo recuerda como un hombre de bien y viejos pobladores aseguran que tenía el “don” de curar, una mirada capaz de hipnotizar y un coraje envidiable.Antonio Gil permaneció en los montes, y ayudado por sus amigos sobrevivía. Algunos cuentan que lo sorprendieron en el monte, otros dicen que se presentó ante el mismo Coronel Zalazar y que cuando se le preguntó porqué había desertado él explicó queÑandeyara, su Dios en guaraní, le había dicho mientras el dormía que no había razones para pelear ni agravios que vengar, tras lo cual decidió tomar sus cosas (y no otras) y salir al monte caminando, acompañado de dos compañeros que al escuchar lo que él decía del mensaje divino decidieron seguirlo. Sin embargo, parece que su explicación no fue suficiente, fue apresado y enviado a Mercedes, desde allí debía ser trasladado a Goya para ser juzgado en los Tribunales de la jurisdicción. Se entregó mansamente y maniatado emprendió el viaje con cuatro soldados. Conocía su destino.Los vecinos al ir enterándose se preocuparon, era sabido que la mayoría de los presos no llegaban a Goya, eran muertos antes, en el camino. Episodios que generalmente se justificaban como intento de fuga y un avenido tiroteo terminaba con la caída y muerte del preso. Entre los que se enteraron de los hechos, estaba Velázquez, un coronel veterano guaraní que conocía a Gil, a quien consideraba noble y honesto, y de quien decía que era conocido como hombre bueno, justo y conjurado cuando las circunstancias lo requerían. Pensando en estos hechos, se presentó ante Zalazar para pedir por él. Zalazar pidió entonces que si sus palabras eran ciertas le hiciera llegar 20 firmas de personas conocidas del pago de Mercedes y el daba su palabra de dejarlo en libertad junto con el perdón. Dicho esto Velázquez juntó las firmas y Zalazar cumplió con su palabra.Pero la nota remitida a la ciudad de Mercedes llegó tarde. Gil y los soldados ya habían salido para Goya. Y al llegar al cruce de las picadas, a unos 8 km., un poco más de una legua, al norte de Mercedes, los tres soldados, un sargento y el prisionero Antonio Gil hicieron un alto en el camino, para descansar los caballos o para cumplir otros fines; la historia parece confirmar que fue lo segundo: ningún prisionero llegaba a destino en esa época.Apelando a la bondad del sargento le pidió que no lo mate, que la orden de su perdón está en camino. Como el sargento no lo escuchaba, el Gaucho Gil le dice: vos me estas por degollar, pero yo te digo que cuando llegues esta noche a Mercedes, junto con la orden de mi perdón, te van a informar que tu hijo se está muriendo de mala enfermedad y, como vas a derramar sangre inocente, invocame para que interceda ante Dios Nuestro Señor, por la vida de tu hijo; porque sabido es que la sangre del inocente suele servir para hacer milagros…” Cuentan que el sargento no creyó en sus palabras y lo mató.Sobre su muerte se cuentan muchas cosas. Algunos dicen que lo ataron a un árbol y le dispararon pero las balas no le entraron en el cuerpo porque llevaba un amuleto de San la Muerte, otra creencia popular.También se dice que lo colgaron de los pies y con el mismo cuchillo de Antonio Gil, el sargento lo mató.Lo cierto es que murió brutal e injustamente siendo además inocente. Después de este momento sus matadores regresaron a Mercedes y se enteraron de la verdad de las palabras de Gil. El sargento recordó sus palabras al llegar a su casa, allí recibió la noticia de la gravedad de su hijo.De rodillas le pidió al Gauchito que intercediera ante Dios para salvar la vida de su niño y le suplicó perdón por sus actos. A la madrugada el milagro había sido concedido y el sargento construyó con sus propias manos una cruz con ramas de ñandubay y se dirigió caminando hasta el lugar donde había matado al Gauchito Gil.Desde ese momento y hasta hoy se hace un alto en el camino para pedir y dar gracias a Dios, por su intermedio. Los peregrinos y promeseros son cada vez más numerosos, se acercan para tocar su Cruz de Madera, prenderle una vela colorada o plantar una tacuara con una cinta o bandera roja con los nombres de las personas a las que se le pide que proteja o para dar testimonio del milagro realizado por el Gauchito. También se suele estampar en una placa el agradecimiento que perdurará por siempre en el recuerdo de los tiempos. Su culto se ha extendido a lo largo y a lo ancho de toda Argentina y también a los países limítrofes. Los santuarios con su imagen, banderas, cintas coloradas, velas rojas y flores, se encuentran a la vera de casi todas las rutas y caminos. La leyenda dice que hay que saludarlo al pasar o dejarle alguna ofrenda, ya sea una vela, un vaso de vino o un cigarrillo, así el Gauchito Gil cumplirá con lo que se le pida y le protegerá en su viaje.
Fuente: www.delchamame.com.ar

martes, 30 de marzo de 2010

XXI CABALGATA DE FE A LA DIFUNTA CORREA




XXI CABALGATA DE FE A LA DIFUNTA CORREA

Unas 70 agrupaciones gauchas de Argentina, Chile, Brasil y Uruguay participarán del 8 al 11 de abril de 2010, en San Juan, de la “ XXI Cabalgata de Fe a la Difunta Correa", que fusiona tradición con fe popular y está incluida en la agenda de los festejos por el Bicentenario de nuestra Patria.
La cabalgata recorre, desde 1989, más de 60 kilómetros entre la capital sanjuanina y el paraje Vallecito, departamento Caucete, donde está el oratorio a la santa popular.La primera vez fue en 1989 cuando "un grupo de amigos, no más de veinte, fuimos a agradecer a la Difunta por las cosechas de ese año", relató el titular de la Federación Gaucha Sanjuanina, Enrique Pantaleón Tapia, en el auditorio de la Secretaría de Turismo, al destacar que la convocatoria año a año se incrementó.Año a año, la Cabalgata de la Fe se consolidó como "una de las máximas concentraciones gauchas" de la Argentina, no sólo por la cantidad de instituciones de ese tipo que participan, sino por los peregrinos que la acompañan a lo largo del recorrido, que esta vez se cumplirá en dos etapas.El jueves 8 de abril recibirán a los visitantes y participantes y el viernes comenzará la primera etapa, de 30 kilómetros, hasta la ciudad de Caucete, donde los peregrinos acamparán y habrá fogones y asados.Con las primera luces del sábado la cabalgata partirá para recorrer los restantes 30 kilómetros hasta el oratorio de la Difunta en Vallecito, donde por la tarde realizarán un festival de destrezas criollas y a la noche un festival musical.Los devotos de la Difunta Correa agradecen favores recibidos, el encuentro de animales perdidos, las buenas cosechas y se acercan, a lo largo del año -y en especial durante la cabalgata de gauchos- a "pagar" con el esfuerzo de una peregrinación que, subrayan los organizadores, en la empinada "Cuesta de las Vacas" es difícil para caballos y jinetes.La Cabalgata de Fe es organizada por la Federación Gaucha Sanjuanina y cuenta con el auspicio del gobierno provincial y de la Confederación Gaucha Argentina.La columna de hombres y caballos supera los 5 kilómetros de extensión y por eso la cabalgata cuenta con una aceitada organización, que dispone dos jefes de tropas para cuidar el orden y encolumnar a los jinetes, con la asistencia de la Policía de San Juan, Gendarmería Nacional y el Regimiento de Infantería de Montaña (RIM 22).Veterinarios y ambulancias están a disposición a lo largo de todo el trayecto. Además, cada agrupación se organiza y lleva su gente de apoyo, que los asiste con agua y comida para los peregrinos y sus caballos.El oratorio, ubicado a 60 kilómetros al Este de la capital sanjuanina, hoy cuenta con una infraestructura que incluye capillas, espacios para exhibir las ofrendas, sanitarios, negocios de productos regionales, restaurantes, hotel y camping, entre otros servicios.Año a año llegan hasta allí miles de promesantes de todas partes del mundo -en especial para Semana Santa-, que dan muestras de fe con ofrendas y donaciones.

LA DIFUNTA CORREA















La “Difunta Correa” encierra una profunda e impactante historia de amor y fidelidad, y es hoy el fenómeno social – religioso extra-Iglesia, mas importante de América Latina.
¿Qué hace que centenas de miles de creyentes todos los años visiten el lugar de su martirio y su muerte y manifiesten a quienes los quieran escuchar su fé basada en milagros que afirman le concedió “la difuntita”? ¿ Que hace que familias enteras año a año vengan a visitar Vallecito no solo desde todos los departamentos de la Provincia de San Juan, sino también desde todos los puntos cardinales de Argentina, y desde los países hermanos de América Latina, y aún desde todos los diversos continentes? ¿Cual es el misterio humano de amor que la proyecta trascendente hasta hoy a mas de 150 años de su muerte? ¿ No será que con el simbolismo de su muerte nos está dando un mensaje para este tiempo? La imagen retenida por el pueblo es el de una mujer que yacía en los cerros y como la última expresión del amor de madre, sabiéndose cercana a la muerte, apretó a su hijo hacia su pecho y murió amantándolo, y ya muerta continuó su hijo alimentándose del pecho materno. Así los encontraron y así lo relataron los arrieros. Pero hay mas, mucho mas en la historia de la “Difunta Correa”.
Los hechos ocurrieron aproximadamente entre las décadas de 1840 y 1850, y la fecha tope que estimo pueden haber ocurrido estos hechos es hasta 1854, o sea con seguridad hace mas de ciento cincuenta (150) años. Se vivieron las luchas fraticidas entre “unitarios” y “federales”, y en todo el país las batallas llenaron de sangre el suelo argentino. Los jefes de tropas y de montoneras abusaban abiertamente de la población civil sometiéndola a sus violentos desmanes, y así terminada la batalla solían dedicarse a saquear al pueblo vencido y a violar a sus mujeres. De la regla del sufrimiento, injusticia y barbarie de aquellos tiempos no pudo salvarse la familia de Deolinda Correa.
En general todos los escritos que hay sobre el tema y toda la tradición oral coinciden en lo mismo: Una tropa montonera venida desde La Rioja pasó por San Juan para reclutar tropa y vituallas, las mercaderías las robaban a la fuerza, y a los hombres jóvenes los reclutaban a la fuerza. Y así reclutaron a Baudilio Bustos el joven esposo de Deolinda Correa. Dice la tradición que Baudilio Bustos se resistió a ser reclutado e incluso que huyó y tras de él lo fueron a prender la tropa montonera. Ante ello Deolinda Correa quedó desamparada.
La Difunta Correa habría sido una mujer linda, de buen porte, y “se dice que por aquellos tiempos había en la zona un comisario que quería requerir de amores a la joven esposa y madre Deolinda Correa” Y al pasar el reclutamiento “la leva” como se le llamaba entonces, para incorporar nuevos soldados a las fuerzas montoneras, reclutan al joven esposo Baudilio Bustos y lo quieren llevar por la fuerza. La tradición dice que fue contra su voluntad. ¿No podía ser que sabía necesaria su presencia para proteger a su joven esposa del acoso del Comisario del pueblo?. Al quedar desamparada sin su esposo indudablemente corría peligro. Su futuro cierto, tarde o temprano era ser mancillada,y convertirse en concubina obligada del Jefe de la zona. Y es indudable que ella amaba a su esposo. El ser humano dice la verdad de su vida por sus actos. Ella amó a su hombre hasta la muerte…..
Solo se abrían ante Deolinda dos caminos: aceptar al otro hombre que no era su marido y convertirse en amante infiel, o huir siguiendo la ruta seguida por la montonera con la esperanza de aguantar la sed entre aguada y aguada, y encontrarse con algunos arrieros que la ayudaran a llegar a las bases riojanas de las tropas Montoneras, y por lo menos convertirse en una de las tantas mujeres que solían seguir fielmente a sus hombres en los campamentos. Y es así que sale con su hijo en brazos siguiendo el camino de la tropa que había llevado a su marido.
Se habría ido con el niño pues no podía dejarlo en ningún pariente o vecino porque corría el seguro peligro de que el comisario convirtiera a su hijo en rehén, para exigir el regreso de Deolinda y la entrega abominable en su lecho. El peligro que correría su hijo en poder del Jefe policial en caso de no volver Deolinda, es la explicación lógica y coherente del porqué Deolinda Correa, al seguir tras los pasos de su esposo, no dejó al niño en la casa de cualquier pariente o vecina generosa, en vez de hacer correr a su hijo, el peligro de los cerros, el desierto y tal vez la muerte. Ante la situación insostenible, Deolinda Correa salió tras los pasos de su esposo llevando en, los brazos a sus hijo. Para reconstruir la posible verdad, tenemos que detenernos a analizar con los datos que estrictamente nos ofrece la tradición oral, en que condiciones inicia la travesía. Lo hace sin animales y con ropa liviana, solo una botella de agua, y es extraño que no hubiera tenido un caballo o tal vez un burro para montar en él y salir tras los pasos de su esposo. Comenzó el viaje con ausencia total de cualquier previsión o preparativo. Ello nos hace deducir que salió con urgencia, tal vez huyendo. No hay un solo elemento en la tradición oral cualquiera sea su vertiente, que nos dé una idea de un mínimo de previsión tomada para soportar ella y el hijo un posible largo viaje. Todo dá la idea de una partida súbita, de una huída; no puede deducirse otra explicación ante la urgencia y el desamparo con los que parte….. No hay otra explicación que ya conocido el reclutamiento del esposo, la indefensión de Deolinda….., la pronta llegada del Comisario o de una partida de los hombres del Comisario, Deolinda huye del mal…..
Habría salido desde su casa en calle Dos Álamos ubicada en la zona denominada La Majadita del hoy Departamento 9 de Julio de la Provincia de San Juan que desemboca en el río San Juan cruzando posiblemente en una balsa dirigiéndose a “Villa Independencia”, antigua zona capital de Caucete. Desde allí habría querido seguir el camino de la tropa montonera y queriéndose ocultar porque iba huyendo, se habría perdido entre los cerros y médanos deambulando sin rumbo antes de encontrar “Vallecito”, a donde habría llegado exhausta y sin agua ya en los límites de su fuerza y de su vida.- Allí habría subido al cerro mas alto del lugar, y sin encontrar ninguna esperanza de vida baja hasta el río seco, se sienta, y en su última expresión de amor abraza a su hijo hacia su pecho, trata de darle de mamar y le pide a Dios por su hijo, y mientras va muriendo de sed sigue alimentado y saciando la sed del niño….
Y así los encontraron los arrieros.
Esto habría ocurrido en la primavera avanzada, con un sol calcinante, que en los cerros sanjuaninos produce temperaturas sofocantes que no se pueden aguantar sin resguardo. Y así entre soles quemantes y el martirio de la sed habría muerto Deolinda Correa. Murió por amor, por ser fiel siguiendo a su esposo. Murió amamantando a su hijo. Murió como ejemplo de amor a dos grandes amores en la vida de una mujer: su esposo y su hijo.
FUENTE: http://www.visitedifuntacorrea.com.ar/ - Del libro La Difunta Correa del Dr.Oscar Romero Giaccaglia.





lunes, 29 de marzo de 2010

LA FERIA DE SIMOCA


¡La tradicional feria de Simoca!

Nacida hace 300 años, esta feria constituye un capítulo aparte dentro de la actividad económica de la región. Los vendedores acuden cada sábado a la feria a ofrecer los mas diversos productos, desde las exquisitas comidas regionales, artesanías, miel de caña, tabletas, pastel de novio, empanadillas, rosquetes, y cigarrillos en chala y hasta artículos importados. Resulta casi imposible enumerar la totalidad de la gran variedad de artículos que se pueden adquirir en este verdadero "Mercado Persa" atascado en el tiempo.
En esta feria que reúne presente y pasado, la tecnología intenta a veces vanamente ganar terreno, pero las costumbres y la idiosincrasia misma de un pueblo que se aferra a esta puerta hacia el pasado, no permite la entrada a "nada ni nadie" que pretenda atentar contra la tradición que se mantuvo en sus 300 años. Este lugar cuenta con 45 ranchos de comidas típicas alineados a lo largo de 400 metros; donde sigue vigente la modalidad de "trocar" productos. Sus fieles vendedores de todos los sábados canjean sus productos ante la mirada azorada de los visitantes que no imaginaron una docena de huevos o un lechón como moneda de cambio en el comercio local.
Cada vez que puedo paso por Simoca en sábado, no puedo dejar de asombrarme de la manera que se sigue llevando a cabo la feria, como hace 300 años, con las modificaciones y agregados que le va dando la época, por supuesto, pero siempre es LA FERIA DE SIMOCA. Gracias a todos sus habitantes por seguir siendo tan fieles a sus costumbres y recibiéndonos como uno mas de éllos.

jueves, 25 de marzo de 2010

JOSÉ ANTONIO ANSOLA


JOSÉ ANTONIO ANSOLA

El último gaucho correntino


Su vida fue rescatada con sus propias palabras, contador de cuentos, memorioso sin par, desde sus noventa años, Ansola revive innumerables anécdotas sobre el campo y los formidables paisanos correntinos, también la Buenos Aires de sus años mozos y la próspera Argentina de mitad de siglo. En sus madrugadas de fogón y silencio, medita sobre la actualidad y el futuro, los cambios de la vida rural y su lucha por envejecer con dignidad...Todo esto está en el libro de Magdalena Capurro "Che Patrón" Aquí extractamos apenas un esbozo de una lectura imperdible...José Antonio Ansola, el último gaucho correntino..."Un viejo paisano me dijo, por mis muchos años: "Oooo Don Ansola...¡Ud sí que habrá visto mucho en la vida...de lo bueno y de lo malo!" No hay forma más simple de expresar eso.Hay una sabiduría que solamente dan los años. En los retardados como yo, solamente los muchos años.Esa sabiduría a la que se comió el conocimiento...al que, a su vez, se lo comió la información.Veo en Muchas Islas pasar las bandadas de garzas que son reconocibles por su mover majestuoso de alas.El pato las mueve muy ligero. Los cuervos apenas, y vuelan en grandes círculos. El Carahué, rítmicamente y en formación, da asientos en enormes "v" cortas, como las escuadrillas de aviones de guerra. De oeste a este a la tarde y al revés en la mañana.Por la silueta en el aire, reconozco al Hoco y a las Tuyuyu, las cigüeñas.Sé si la perdiz que vuela está clueca...o si es la colorada, que al batir las alas lo hace con tanta fuerza que produce casi un silbido. Y cuando hay rocío, apenas se la oye.Escucho al Chahá, cuando muy alto planea gritando "chahá, chahá" y cuando grita de noche , en tiempo de postura, porque el yacaré o la curiyú le están por comer los huevos del nido.Sé que el Zorzal canta, cuando la hembra está empollando. Y veo al Tero Tero defendiendo con singular coraje, de la majada que pasa, los huevitos de su nido.Sé de todas las señales que anuncian la lluvia. Y escucho el canto de alegría del hornero cuando llega el agua, pues ya tiene barro ahí nomás.Cuando una brasa queda pegada a la pava, va a llover.Si florece el Tupychata va a llover dentro de las 48 próximas horas.Cuando el yacaré grita de noche va a llover...con su grito parecido al del Cururú, el sapo, pero menos profundo y uno solo.Si un toro se revuelca como un caballo, llueve. También cuando el caballo se echó y se baña en el agua.Y las vacas están acostadas hasta tarde, cuando va a haber mal tiempo.Si entra el sol entre nubes, casi seguro que va a llover...Si entra colorado, es para seca, pero si sale colorado, es tormentoso.Si en medio de la seca florece el Niño Rupa ésta no va a durar.Miro cómo el viento norte da vuelta siempre por el oeste y de ahí al sur, y del sur por el este, al norte.Y el liquen crece en los árboles del lado norte.Sé que cuando canta la chicharra, ya la sandía está madura.Y que la naranja no es dulce hasta que no hiele.He visto que si hiela en abril, después no hace frío en invierno y sí hace más tarde.Y si hiela enseguida de una lluvia, vuelve a llover.Sé que al ensillar tu caballo hay que hacerlo caminar, antes de subir, para saber que está pensando. El animal muestra que tiene miedo y dispara. El hombre no muestra que tiene miedo por honor. Si yo le tenía miedo a un caballo me le acercaba fumando un cigarro, para que tomara ese olor.Que si un caballo dispara contigo, hay que pegarle sobre el pescuezo con el cabo de tu guacha (atravesada) y entonces caerá de barriga. Pero si lo haces en la cabeza...se revolcará sobre el lomo.Aprendí que en lugares donde hay peligro no hay que pasar las puertas sin detenerse y mirar a los dos lados, y que entre el pasto, se ha de caminar mirando el suelo , por las vívoras.Pero para mirar el cielo, hay que detenerse..."
Magdalena Capurro, "Che Patrón". Buenos Aires, L.O.L.A., 2004.
(fragmento)

martes, 23 de marzo de 2010

IMPACTOS DE LA MINERIA











Impactos de la Minería
Muchas personas no saben de dónde viene el oro ni cómo se extrae. La minería de oro puede desplazar a comunidades enteras, contaminar el agua potable, dañar la salud de los trabajadores y causar graves daños al medio ambiente. Para muchas personas un anillo matrimonial o otra joyería de oro tienen un valor que no es medible. Tal vez usted mismo tiene un anillo de oro. Aunque el anillo es un símbolo que podria ser sin precio, el oro mismo tiene un costo alto. El costo del oro para la el planeta y su pueblo es mucho más que el valor del metal. La producción de un anillo de oro genera 20 toneladas de desechos. La minería de oro es sin duda una de las industrias más sucias del mundo. Utiliza cianuro, genera montones de desechos y deja un cicatriz permanente en las comunidades y paisajes.. Más de la mitad de todo el oro del mundo proviene de territorios indígenas. En lugares tan diversos como Ghana, Indonesia, los Estados Unidos y el Perú, minas de oro han desplazado a comunidades sin su consentimiento y han destruido maneras tradicionales de ganarse la vida. También han hecho daño a ecosistemas. En particular, los pueblos indígenas han sufrido de manera desproporcionada los impactos negativos de la minería de oro. Esto ha intensificado las injusticias de que ya sufren.
Desde el jueves 18 de marzo, a las 20hs la asamblea de Vecinos Autoconvocados por la vida, de Tinogasta se encontraban realizando un bloqueo a doce camiones que transportaban minerales desde Minera Bajo La Alumbrera hacia Chile y que se encontraban en Tinogasta realizando trámites aduaneros para regresar a Chile por Mendoza. Actualmente se ha levantado el bloqueo, pero Tinogasta se encuentra en estado de alerta y asamblea permanente, para analizar e implementar futuras acciones. Esta es una de las luchas de los pueblos afectados por la minería a cielo abierto en Argentina, existen otras como la de Pascua Lama en San Juan , la de Esquel en Chubut, la de Jujuy, Andacollo en Neuquén, Sierra Grande en Río Negro, las minas de carbón en Santa Cruz,etc.
Cuánto empeño en destruir la vida en pos de la riqueza y el poder de unos cuantos!!

domingo, 21 de marzo de 2010

CONVOCATORIA

CONVOCATORIA
La Peña Folklórica Los Lanceros, convoca a todos los interesados a la Asamblea General Ordinaria, a realizarse el Viernes 26 de marzo de 2010, a las 21,30 hs. en su sede de Estanilao López 197, a los efectos de tratar el siguiente ORDEN DEL DIA:
1) Lectura y Aprobación del Acta de la Asamblea Anterior.
2) Presentación del Estado Patrimonial y Balance del ejercicio finalizado.
3) Renovación Parcial de la Comisión Directiva.
4) Pautas a seguir para cumplir con nuestra tarea institucional.
5) Necesidad de contar con un local apropiado y posibilidades de tener nuestro propio edificio.

Juan Manuel Mansilla Lydia Musachi
Secretario Presidente

viernes, 19 de marzo de 2010

DIA DEL ARTESANO











FELIZ DIA A TODOS LOS ARTESANOS DE MI PATRIA!!


ARTESANÍAS ARGENTINAS

En la Pcia de San Luis, hay piezas estupendas realizadas en cuero crudo de ganado bovino o equino, que es convertido en tiento y sobado por hábiles sogueros, guasqueros o trenzadores. La especialidad de la provincia son las árganas: una artesanía en extinción. Se trata de alforjas de cuero con pelo que se arman humedeciendo el cuero para moldearlo, enterrándolo para que se seque con la forma deseada y cosiéndolo con tientos de cuero crudo sobado. Son indestructibles y tienen mayor capacidad y resistencia que cualquier alforja. Hace siglos se usaban para transportar las piedras de las canteras.
Los artesanos puntanos están organizados, desde 1987, para preservar su oficio y sus técnicas.
En los mercados artesanales es posible encontrar piezas únicas como tejidos de lana hilada en huso y realizadas en telares a la manera indígena, con madejas teñidas con colorantes extraídos de plantas como el aguaribay, el piquillín, el duraznillo y la chilca. Hay buenas mantas, alforjas, ponchos y caminos para mesa.
El ónix verde de San Luis es mundialmente famoso y con él se realizan artesanías que son el típico souvenir argentino.
Esta piedra, que sólo se encuentra en estas latitudes, se caracteriza por su translucidez, al extremo de que la luz traspasa planchas de hasta cuatro centímetros de espesor.

TRENZAS GAUCHAS

Muchas veces hemos visto como en el campo, con su pequeño cuchillo, los trenzadores cortan con calidad milimétrica los tientos que le servirán para componer sus riendas, lazos, bozales, etc., y seguramente hemos alabado la maestría con la que esas manos rugosas y fuertes pueden trabajar tales hilachas de cuero. En su libro"Trenzas gauchas", Mario López Osornio toma las enseñanzas de don Jacinto Nieves y nos da a conocer la forma de realizar trenzas desde 1 tiento hasta más de 13. "...primero como cebador de mates pa´l patrón y endespués como péon de campo me yevaron una punta'e años, sin más aspiraciones que cumplir con mi deber y pasar los ratos de ocio repartidos por partes iguales, entre mis dos aficiones predilectas, la de tocar la guitarra que sacaba del juicio a las chinitas de mi tiempo, y la de adornar con primorosos trenzados las pilchas 'e mi recao, qu'eran el constante asombro (modestia aparte) del paisanaje entero."
Mario A. López Osornio.

El HERMANO LUMINOSO


José Pedroni


21 de setiembre de 1899 - 4 de febrero de 1968


A treinta y siete años de la muerte del "hermano luminoso"
Para el año Pedroniano que con un grupo de esperancinos coordinamos en todo el país, logramos la tercera edición de sus obras completas, realizada por la Universidad Nacional del Litoral. En esta oportunidad, el prólogo fue elaborado por el reconocido escritor, también santafesino, residente en París, Juan José Saer. En un párrafo, dice Saer: "Aquella 'tarde gris y fría del invierno', entrar en la casa de Pedroni, fue como penetrar en el mundo, más atrayente que el que llaman real, de la literatura. Si Pedroni no fue el primer poeta que leí, fue sin la menor duda el primero que conocí y que admiré personalmente. La increíble emoción de tenerlo sentado frente a mí, atildado, atento y cordial, escuchando la lectura de mis poemas junto al fuego feliz de la chimenea, es sin duda uno de los más hermosos recuerdos de mi adolescencia, lo que equivale a decir: de mi vida". Sí, Pedroni, a quien conocí viviendo a la vuelta de mi departamento, era atildado y cordial. No todos los esperancinos tuvieron este concepto de él, y pocos son los que reconocen la grandeza de su obra, simplemente porque casi no lo han leído. Confunden su señorío espiritual con orgullo, sus ideas progresistas con alguna esotérica ideología política, su humanismo sencillo, claro, franco, como no acorde con el modo de vida de la provinciana ciudad a la que tanto amó. El había nacido en Gálvez, de padres italianos que arribaron al país para cambiar su suerte. En su autobiografía, breve, Pedroni dice: "He publicado libros de versos donde el hombre, en quien creo y a quien amo, participa de mi emoción y domina sobre el paisaje. El recuerdo del hombre dirá cuál es el mejor de mis poemas. Pienso que ha de ser aquel donde mi semejante de hoy y de mañana se reconozca.La gloria no es más que un verso recordado". José Bartolomé Pedroni, ese vecino que lentamente caminaba por la plaza de Esperanza junto a Elena, su bella esposa, ha logrado que muchos hombres y mujeres de latitudes diversas se reconozcan en sus poemas y que recuerden sus versos. Hace pocos días, un profesional cordobés residente en Alemania, escribió al hijo del poeta, Juan Carlos, una hermosa carta a la que adjuntó un magnífico poema. Eduardo Larraza, tal el nombre del profesional de Bell Ville radicado en Alemania, expresa en el primer párrafo de ella: "ignoro su dirección postal y sin embargo, sé que esta carta llegará a sus manos. Su apellido honra a Esperanza y a las letras de mi patria. Nada más ni nada menos que por este motivo, llegará". Y la carta llegó. Aquí la tengo, Juan Carlos, generosamente, me la ha traído. Compruebo que en Alemania, como en tantos sitios, respetan y aman a Pedroni. Pero experimento cierta desazón, porque sé que en el vecindario en el cual habito me sobran los dedos de una mano para contar a quienes lo han leído. Un tonto consuelo es decirse: nadie es profeta en su tierra, pero no es justo. Porque la circunstancia de algunos personajes sí es conocida, y sé que ni remotamente alcanzan la riqueza espiritual del poeta. La vida es así. Si sobresales, no te lo perdonarán los mediocres, eternos reyes de las representaciones sociales. Volver a escribir sobre los magníficos once libros de Pedroni, volver a relatar su biografía, una vez más referirse a sus premios de tan alto nivel, me parece redundante. Además, escasa y pobre resulta mi palabra ante la de ese señor que caminaba plácidamente frente a mi casa de recién casada, observando a las gentes de la ciudad a la que llamara "línea del río y la calandria". Sólo me tomaré el atrevimiento de no rotular a Pedroni, de no compararlo. Basta ya de poeta del sencillismo. Simplemente, poeta.
Como ves, cantador y poeta, quienes te hemos leído te recordamos. Sólo que nos falta tu luminosidad para cantarte, para decirte que contigo Esperanza germinó en belleza.

Rosa Mayo de Marcuzzi

Fuente: Diario la Opinión de Rafaela- http://www.pampagringa.com.ar/

EL BAILE








EL BAILE
Cuando galopábamos hacia una pequeña eminencia, Eustaquio Medina detuvo su caballo y se volvió hacia nosotros: “Ahí está la casa”, dijo... “en el fondo de ese bajo...”. Cuando vimos la titilación de las luces, golpeó con la palma de la mano sobre la boca, a la manera de los indios y soltó un grito penetrante ...
Había caballos por todas partes, unos atados, otros maneados. Del interior... salían notas del acordeón y cencerreos de guitarras.
...Saludamos a grito herido al dueño de la casa, un viejo gaucho alto, de nombre Frutos Barragán, que esperaba a un lado de la puerta con el mate en la mano. Nos dio la bienvenida aconsejándonos que atáramos las bestias...
En el bajo rancho de paja, cuyos aleros estaban ennegrecidos por el hollín, ardían, sobre hierros de marcar, tres o cuatro candilejas... de sebo de yegua y provistas de una mecha que requería con frecuencia el cuidado de las despabiladeras...
Cuando por acaso titilaban, iban a iluminar las fachas curtidas de los gauchos... y los vestidos de algodón de las mujeres, sentadas en sillas recostadas contra la pared. Algunos vascos robustos, uno o dos ingleses... y uno o dos italianos componían la sociedad. El piso era de tierra pisada, dura y brillante como un cemento.
Un ciego paraguayo, de muchos años, tocaba la guitarra, y un negro, enorme, le acompañaba en el acordeón. Sus esfuerzos aunados, producían una música que era, en verdad, vigorosa. De cuando en cuando, uno de los dos rompía en un canto de tono altísimo y melancólico... Llenaba el aire el humo de los cigarros y de las emanaciones del aguardiente y de un vino catalán y capitoso, muy favorecido por las mujeres, que bebían de un solo vaso y lo pasaban de mano en mano, ceremoniosamente... Al fin cesó el canto y la orquesta preludió... Los hombres se alzaron, se retiraron al rincón de la pieza, donde las mujeres se habían amontonado como para protegerse las unas a las otras y con un cumplimiento las trajeros al espacio destinado a la danza...
Las ropas sueltas les daban a los movimientos del gaucho, cuando giraba con su pareja, un aire de desenvoltura y facilidad, en tanto que los ojos miraban por encima de los hombros...
A ratos se separaban, volvía a acercarse con aire de gravedad y luego el hombre, adelantándose, tomaba a su pareja por el talle y parecía impulsarla hacia atrás con los ojos cerrados, en una expresión de beatitud. La circunspección era la nota dominante de la escena, y aunque los movimientos de la danza no carecían de atrevimiento, según la intención de los danzantes, en el efecto había mucha gracia, y la había también en el suave modo de escurrir el cuerpo y de agitar en la luz vacilante los vestidos rayados de colores vivos y originales.
Durante los intervalos, el aguardiente fluía copiosamente. Los danzantes se secaban el sudor de la frente... El viejo paraguayo y el negro, bañados en sudor, continuaban tocando... Cuando la música cesaba por momentos, hendía los aires el relincho de un caballo... como llamando a su dueño para volver a casa.
La noche se agotaba y el negro y el paraguayo continuaban empeñados en fatigar los instrumentos...

Autor: ROBERTO B. CUNNINGHAME GRAHAM
( 1870)

martes, 16 de marzo de 2010

CUCHILLOS CRIOLLOS











ALGO SOBRE CUCHILLOS
Cuando le ofrecen un cuchillo con cabo y vaina de alpaca y oro, no es lo que dicen. Y la razón es la siguiente: si un orfebre está dispuesto a incluir oro en una obra, no va a utilizar jamás alpaca como base, porque ese material no tiene la 'nobleza' suficiente para acompañar al oro. Utilizaría en tal caso plata, de título no inferior a 900, y con preferencia plata 'esterlina' de título 925.
Lo que se ha usado en este caso es un material conocido como 'double' que es una base de cobre con una película electrolítica muy superficial de oro bajo. También se lo llama enchapado, aunque en este caso la calidad puede variar y contener un porcentaje mayor de oro, pero no es lo que se utiliza en estos casos. Esta clase de enchapado, es el que se aplica comúnmente en piezas de plata, ya que el oro macizo es raramente utilizado por su costo. Por último, y más común, esta el 'simil', que es una aleación de bronce y cobre que imita perfectamente el color del oro rojo. Existen trabajos de muy buena calidad en alpaca realizados por algún platero o artesano pero, lamentablemente, son los menos. Una pieza de esas características puede alcanzar el valor de una de plata ya que el trabajo es el mismo, sólo que el costo del material es inferior.
Esto nos lleva a la parte más importante del cuchillo como tal, y la que define su precio: la hoja. Si usamos el razonamiento de la alpaca y el oro, no ha de ser de gran calidad la hoja que se encaba y envaina con los métodos mencionados.
Nuestras hojas de batalla son las muy famosas y conocidas fabricadas en nuestra ciudad de Tandil. Hoy ya no existe la diferencia de calidad entre las distintas marcas, todas utilizan el mismo material y método de fabricación, en consecuencia la variación en su costo, es a conciencia del vendedor. ¿Las antiguas? Sí, las hay todavía. Pero alguien que no sea un estudioso y coleccionista, que conozca todos los cuños utilizados por las distintas marcas a lo largo de los años, donde una pequeña diferencia en una "A" o una "M" nos indica en que período fue hecha, difícilmente pueda datar una hoja.
Definamos primero qué es un verijero y qué es un caronero, ya que los vendedores de cuchillos los mencionan de esta manera.
Un verijero, es un cuchillo de no más de 15cm. de hoja al que se le daba en el campo un uso general y era, por excelencia, el cuchillo. Se usaba para todo lo que puede ser usado un cuchillo en las tareas rurales y domésticas. Así servía tanto para comer, como para cortar una lonja, capar un animal, sacar una espina, picar tabaco y todo lo que a usted se le ocurra; incluso rascarse la espalda o como escarbadientes. Decían los gauchos que "sirve tanto pa'brir un asau como pa' cerrar una discusión..." Y tal herramienta debía llevarse siempre a la mano, lo que dado su tamaño, la experiencia y la práctica lo ubicaron en la cintura y en el punto anatómico más cómodo: la ingle. El paisano llamaba "verija" al pliegue inglinal. De ahí el nombre: verijero, porque se portaba en la cintura, con su vaina, y con la punta inclinada hacia la verija. Podía llevarse atrás, como el facón, pero por su pequeñez era muy fácil perderlo cuando se andaba a caballo. El facón, en cambio, nació como arma de defensa, pero a falta de otra cosa, cumplía también el rol de herramienta de uso general.
En cuanto al caronero, no mide menos de 45 ó 50 cm. y es lisa y llanamente un arma de combate. Sustituto del sable, versión telúrica de la espada, el caronero no era portado por el hombre como el cuchillo, sino que lo llevaba sujeto debajo de las "caronas", pieza de cuero vacuno que formaba parte del apero o recado criollo, en consecuencia de allí deriva su nombre: caronero, que va debajo de las caronas. El caronero nace como parte del ingenio del gaucho, ya que no se fabricaban como tales. El gaucho o un herrero de campaña, los confeccionaba a partir de un sable o espada rotos o modificaban alguna de estas armas que habían "olvidado" devolver a la milicia. Básicamente se usaba para pelear de a caballo, o de a pié si se estaba en desventaja .
Sobre los metales que se usan para hacer cuchillos:
Se denomina título al porcentaje de pureza de los metales preciosos como la plata, siendo 900 (90% plata pura 10% de cobre) el título más empleado en platería. Todo platero está obligado a acuñar las piezas realizadas con el título empleado y respalda con su cuño personal registrado, la calidad de la aleación. Por regla general, sólo con el cuño del título es suficiente para deslindar de responsabilidades al vendedor si un análisis de laboratorio arrojara un título diferente al acuñado.Las auténticas piezas criollas antiguas como frenos, espuelas, estribos, estriberas, etc., jamás eran de plata 900! Se usaba plata de título de entre 500 y 800. Esto era así no por una cuestión de costos o baja calidad, sino por practicidad. En aquella época eran elementos de uso cotidiano y no ornamentales como hoy. Ocurre que en la medida que baja el título, sube la dureza de la plata y si tuviéramos un par de estribos de la más fina plata esterlina (925), donde le ponemos la pata para montar, nos quedamos sin estribo. Así de sencillo. Por eso los elementos de plata de uso regular, eran de plata más baja que la utilizada en joyería.
Pero el afirmar la calidad, la antigüedad y por supuesto el valor de una pieza por sus cuños o sellos no se limita a la plata.
La alpaca, (metal blanco, plata alemana, coco, etc.) es una aleación de latón, níquel y zinc; es un noble material que produce infinidad de objetos hermosos, pero no es metal precioso ni semiprecioso, porque esas categorías están reservadas para los metales puros (oro, plata, cobre) pero por su color y pulimento es un buen sustituto de la plata y por su dureza y precio, en algunos casos, más práctico que la misma plata. Pero su valor como metal, es inferior al cobre. Todos los cuchillos que se ofrecen a la venta, llevan una marca en la hoja, en los casos en que no tienen marca alguna, quizás se trate de cubiertos de baja calidad hechos en talleres o fábricas pequeñas no dedicadas específicamente a cuchillería, donde no se justificaba la elaboración de un cuño y el martillete para aplicarlo.
Pero por regla general, todas llevan alguna marca. Entonces no es de destacar que una hoja tenga un cuño, sino qué cuño tiene. Todos habremos visto alguna vez la famosa palabra "SOLINGEN" estampada en un cuchillo. Se piensa en Solingen como en una afamada marca y lamentablemente no lo es. Solingen es a Alemania, lo que Tandil a Argentina o Toledo a España: un lugar geográfico donde destaca la acería y la metalurgia, y donde se asientan las más afamadas fábricas de cuchillos. Pero Solingen es grande... y los pequeños talleres sobran.
Así llegaron a Sudamérica los cuchillos que sólo dicen Solingen. Algunos, vaya a saber la procedencia, sí, usaban Solingen como marca pero no estaba registrada.



Fuente: http://www.folkloreargentino.com.ar/

lunes, 15 de marzo de 2010

ANIVERSARIO PEÑERO





















NUESTRA PEÑA CUMPLE 22 AÑOS







La Peña Folklórica "Los Lanceros", nace a raíz de la necesidad de contar con un ámbito cultural dedicado a la enseñanza de nuestras danzas folklóricas y tener la posibilidad de cursar la carrera de Profesor de Danzas Folklóricas Argentinas.Se incorpora nuestra escuela al INSTITUTO DE ARTE FOLKLORICO (I.D.A.F.) que dirigía el Profesor Juan de los Santos Amores.El primer curso se inició con 16 alumnos, siendo las Profesoras Lilian y Evangelina Parucci, del IDAF que funciona en la Peña La Carreta de la ciudad de Las Rosas.La dirección de le escuela fue de la Profesora Lydia Musachi.
Al mismo tiempo se tramita la Personería Jurídica de la institución fundada el 15 de marzo de 1988, obteniendo el Nro.: 372. Fue su primera presidenta la Sra. Lydia Musachi actuando como secretaria Graciela Carballo de Gómez, siendo los demás integrantes de la comisión directiva: Celeste José Depetris, Cliria Francisca Costero, Mirta Pagani, Maria Virginia Mesa, Renee Tourón , Ignacio Gómez y varios otros que pusieron todo de sí para hacer que la peña fuera lo que soñamos.Además de danzas, se daban cursos de telar norteño a cargo de la Sra. Mirta Gallo del Centro Tradicionalista La Carreta de Cañada Rosquín, se realizaron varios festivales folklóricos, cenas con locro y empanadas, se asistía con abanderado y escoltas a todos los actos públicos de nuestra ciudad y a los eventos tradicionalistas donde se nos invitaba. Se dieronn charlas sobre nuestra cultura aborigen y sobre folklore en las escuelas primarias y en la Escuela Técnica de nuestra ciudad. Se fueron juntando libros y elementos para nuestra biblioteca folklórica, que luego fueron donados a la Biblioteca Domingo Piccolo. Estuvimos presentes en cuanto evento folklórico se realizaba.Participamos de competiciones a nivel provincial en Bigand, obtuvimos el 2do premio, y en Melincué, nuestra representante Mirta Carina Macedo fue elegida paisana Provincial . En el año 1993 fuimos subsede del Festival Nacional de la Zamba, que se llevó a cabo en la ciudad de San Miguel de Tucumán, del 7 al 10 de Octubre de 1993.La pareja ganadora de nuestra subsede fue la representante de la Municipalidad de San Jorge y éllos fueron los encargados de representarnos en la elección de la mejor pareja de nuestra provincia que viajaría a Tucumán.
El grupo de danzas de la Peña folklórica " Los Lanceros", utiliza como presentación en todas sus actuaciones y como lema diario el siguiente párrafo de nuestro eximio representante de la cultura gauchesca, Don Ricardo Rojas:
"Revivir, mantener o divulgar las mas bellas formas de la tradición americana, es noble empresa de arte y ciudadanía. Empresa necesaria en todo tiempo, lo es más en nuestra época desorientada y en nuestra ciudad heterogénea.
TRADICION no es pasado muerto...sino vida anterior que sobrevive, o sea, sustancia espiritual de nueva vida para lo por venir".
En la Fiesta Provincial del Malambo que se lleva a cabo en la ciudad de Venado Tuerto, hemos participado dos años consecutivos, con nuestro grupo de danzas y solista de malambo. Llevamos, en la primer oportunidad, como solista masculino de canto y guitarra, a nuestro amigo y colaborador Omar Molbert, oriundo de la localidad de Centeno. Obtuvo el segundo premio en canto. El como buen gaucho, agradecido nos dedicó este hermoso poema:

PARA LYDIA Y SUS LANCEROS

Las gracias les quiero dar
a la Peña Los Lanceros
que con su aspecto sincero
han hecho mi alma vibrar
cuando llegó mi cantar
recuerdo y nunca lo olvido
a esos queridos amigos
mojones de tradición
siempre seré un eslabón
entre sus brazos unidos.

A Lydia quiero nombrar
corazón de Los Lanceros
su danza es pañuelo en vuelo
su mano tibia torcaz
su corazón repicar
de bombos en chacarera
el vuelo de su pollera
hace vibrar de emoción
lo mismo que el Pericón
y el flamear de mi bandera.

Nunca declinen sus lanzas
los lanceros de mi provincia
seamos indios aunque sin vincha
se puede luchar igual
con nuestra danza enfrentar
la invasión de los cipayos
el malambo como un rayo
recuerdo a los olvidao
que la Patria se ha formao
con la lanza y de a caballo.

De la Peña Los Lanceros
lo digo lleno de gozo
salieron mozas y mozos
bailarines de los buenos
orgullo de nuestro suelo
no se hechan a la retranca
y de su cadencia arrancan
mostrando el arte nativo
si parecen que han salido
de la misma "Salamanca".

Omar Molbert- 7 de junio de 1989

Desde el año 1995 la escuela de danzas de Los Lanceros ha dejado de estar incorporada al IDAF, las comisiones directivas fueron cambiando, los conjuntos de danzas y sus directores también. Desde el año 2004 hemos estado tratando de recuperar el patrimonio de la Institución que se fue diluyendo en las distintas personas que tomaron su conducción. Aunque no lo hemos logrado, fuimos rescatando los libros de Actas, algunas carpetas con correspondencia y volvemos a empezar con los mismos principios con que la fundamos. Seguimos conectados con el IDAF, ya que como actual Presidente, soy Profesora titulada en dicho Instituto, y que tras el fallecimiento del Profesor Juan de los Santos Amores, dirigen su esposa Maria del Carmen Pini y su hija Viviana Diaz.
Hoy al cumplirse los 22 años de su fundación, nos encontramos trabajando en la conformación de la biblioteca, que cuenta ya con cerca de 300 libros, mas o menos la misma cantidad de cassettes, que están siendo pasados a discos compactos, cerca de 150 videos, que también están siendo pasados a DVD. Hemos adquirido una nueva Bandera de Ceremonias y la de nuestra Provincia, con sus respectivas astas. El nuevo estandarte luce muy orgulloso en nuestra secretaría, fue realizado por el Sr. Daniel Rubiolo, uno de los Presidentes que comenzó la reconstrucción de la institución. En estos momentos estamos buscando un lugar adecuado para armar nuestra biblioteca, el museo criollo, para el cual ya contamos con muchos elementos donados por antiguos socios y amigos de la institución, y para darle forma al grupo de bailarines que participaremos en los encuentros a los cuales estamos constantemente siendo invitados.
FELIZ CUMPLEAÑOS PEÑA FOLKLÓRICA LOS LANCEROS!!!

jueves, 11 de marzo de 2010

ESPERANZA













En las Efemérides Culturales Argentinas, figura el 11 de marzo de 1857, como fecha en que se da por establecida en la provincia de Santa Fe la colonia agrícola Esperanza, fundada con colonos traídos por contrato, por mediación de Aarón Castellanos, entre los que había italianos, suizos y otros. Casi todos tuvieron que improvisarse como agricultores e, incluso, defenderse de las invasiones de los aborígenes, dueños originales de las tierras cedidas a los inmigrantes.
La ciudad de Esperanza, para ser llamada primer colonia agrícola argentina organizada, exhibe al pie de cada documento oficial la siguiente leyenda:" ESPERANZA: Cuna de la Colonización Argentina - Proyectada por Documento Legal el 15/06/1853. Garantizada por Ley del Congreso Nacional el 18/11/1854 - Dividida y amojonada entre Setiembre y Noviembre de 1855 - Poblada a principios de 1856."
Esto no obsta para decir que fueron muchos los intentos anteriores o casi simultáneos con la fundación de Esperanza, por llevar adelante una colonia agrícola que perdurara en el tiempo, en el país.
Basta recordar los intentos en la colonia escocesa de Monte Grande, provincia de Buenos Aires en 1828 y otros más hasta llegar a 1856. Aunque creemos que es justo el título de primer colonia agrícola organizada del país, con el cual se la reconoce a Esperanza, este es un tema que queda abierto a muchas discusiones y polémicas. Por eso transcribo y cito "in extenso" la opinión de dos historiadores. Mi intención es poner información en poder del lector para que luego él, formule sus propias conclusiones y tenga una opinión formada con respecto a este tema.
En primer término cito a Juan Schobinger, quien ante esta discusión planteada dice:
CAPITULO II
LOS PRECURSORES INMEDIATOS.
PRELIMINARES DE LA FUNDACION DE ESPERANZA.
Ni la inmigración de Suiza, ni la fundación de colonias en la Argentina en la década de 1850 son, pues, hechos casuales o aislados. Forman parte -y una parte de especial trascendencia para el futuro- del proceso de expansión del excedente humano europeo sobre los despoblados países americanos, así como la imperiosa necesidad de éstos de poblarse y de europeizarse. Ya hemos señalado las colonias suizas fundadas por entonces en Estados Unidos; también en el Brasil se oberva una renovación de los intentos en este sentido. En el mismo año cuyo centenario conmemoramos (1856), 90 inmigrantes suizos se instalaron como medieros en la colonia Rio Novo (Sao Paulo), a raíz de la interesada propaganda del senador Vergueiro. Muchos otros asientos surgen por esa época en el Brasil, que terminaron en su mayor parte en un fracaso, como sucedió con el ejemplo citado.Los alemanes pudieron desempeñarse mejor en sus establecimientos algo posteriores de Rio Grande do Sul. Los ensayos colonizadores que mencionaremos como precursores inmediatos de la inmigración suiza organizada, pueden colocarse en una línea con los intentos de la época pre-rosista; son como un "decíamos ayer" que continúan tras una interrupción de 25 años la obra de los tiempos de Rivadavia. Ello puede verse hasta en el hecho de que aun continuaba en vigor --aunque desnaturalizado, como dijimos-- el sistema de la enfiteusis. Estos ensayos no llegaron todavía a alcanzar el valor duradero de la empresa de Aarón Castellanos, y no podrían ser señalados como "primeras colonias", tan poco como los que mencionamos en la época 1824 - 1828.
Como descendiente de los primeros colonizadores suizos-alemanes e italianos, rindo homenaje a todos los que de una manera u otra, llegaron con sus herramientas o con sus ideas, a trabajar la tierra, mas allá de todas las especulaciones políticas, económicas o de cualquier otra índole. Ellos llegaron de buena fe, la tierra que les otorgaron era para trabajar muy duro, con muchos riesgos, con mucha nostalgia por lo que en Europa dejaban... Lo que entra en el terreno de las polémicas es: de quién eran las tierras que les adjudicaron?
Lydia Musachi

domingo, 7 de marzo de 2010

Dr.RAMÓN CARRILLO


VIDA Y OBRA DEL DR. RAMÓN CARRILLO
Quien repase la vida, la obra y el legado de Ramón Carrillo podrá comprobar que, a 104 años de su nacimiento, este gran médico sigue estando a la vanguardia y la figura de quien hace más de seis décadas se convirtió en el primer ministro de Salud Pública de Argentina no ha sido suficientemente reconocida. El doctor Carrillo gestó una auténtica revolución sanitaria y a mediados del siglo pasado puso en marcha un proceso a través del cual los beneficios de los avances científicos comenzaron a llegar a sectores de la población que prácticamente desconocían la existencia del derecho a la salud. Durante su gestión como ministro, entre 1946 y 1954, se duplicó el número de camas hospitalarias existentes en el país, al pasar de 66.300 a unas 132.000 cuando el sanitarista dejó el cargo poco antes del derrocamiento del gobierno democrático de Juan Domingo Perón.Además, en apenas dos años, con campañas sumamente agresivas se logró erradicar una enfermedad endémica como el paludismo, prácticamente desapareció la sífilis y las enfermedades venéreas, mientras que el índice de mortalidad por tuberculosis disminuyó de 130 a 36 por cien mil. También se consiguió terminar con epidemias como el tifus y la brucelosis, en tanto que la mortalidad infantil se redujo drásticamente, de 90 a 56 por mil. Carrillo nació el 7 de marzo de 1906 en un hogar humilde de la por entonces pequeña ciudad de Santiago del Estero, se recibió de médico en Buenos Aires, completó su formación en Europa y falleció el 20 de diciembre de 1956, pobre, enfermo y exiliado en Belem do Pará, en el norte de Brasil. El 17 de octubre de 1945, la fecha en que el peronismo irrumpió en la vida política argentina, el médico ocupaba la jefatura del Servicio de Neurología del Hospital Militar, desde donde al año siguiente presenció la llegada al poder de Perón, quien le propuso quedar al frente de la Secretaría de Salud Pública.Desde ese organismo, que en 1949 se convertiría en el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social de la Nación, Carrillo creó y puso en marcha el Plan Analítico de Salud Pública, que permitió identificar problemas como la falta de camas en los hospitales y el deterioro de las instalaciones sanitarias, además de la inexistencia de insumos y personal calificado. “Sólo sirven las conquistas científicas sobre la salud si éstas son accesibles al pueblo”, fue una de las frases que por esa época marcaron el camino trazado por Carrillo, que basó el rol del Estado en materia sanitaria sobre tres pilares: medicina preventiva, medicina social y atención materno-infantil. Además, elaboró un diseño arquitectónico desconocido en el país y bajo ese concepto se crearon 234 hospitales o policlínicos gratuitos espaciosos y funcionales. Otro de los legados de este gran neurocirujano y neurobiólogo que se mantienen hasta hoy es la división de Argentina en regiones sanitarias, lo que contribuyó a desarrollar una estrategia específica para cada zona a partir de la centralización normativa y la descentralización ejecutiva. Los marginados, los ancianos, los habitantes de los pueblos más aislados y distantes de la extensa geografía nacional fueron alcanzados por campañas de vacunación y en algunos casos conocieron lo que era recibir atención médica por primera vez. Carrillo también fue el promotor de la primera fábrica de medicamentos de origen nacional, lo que hizo posible la llegada de los remedios a la mayoría de la población. Y en el plano de la investigación realizó trabajos de avanzada sobre las células cerebrales denominadas neuroglía y sobre la anatomía comparada de los cerebros de las diversas clases de vertebrados. Tras el derrocamiento de Perón, la dictadura instalada bajo la falaz denominación de Revolución Libertadora le acusó de enriquecimiento ilícito y, a pesar de que el sanitarista justificó todos sus bienes, sufrió confiscaciones y una persecución que le obligó a abandonar el país para trabajar en Brasil. Para colmo, su problema de hipertensión arterial, que desde la juventud le provocaba cefaleas, se hizo más intenso por esos años y su fallecimiento, a los 50 años de edad, fue provocado por un accidente cerebro vascular.

jueves, 4 de marzo de 2010

Academia de Folklore y el Congreso del Bicentenario




La Academia de Folklore de la República Argentina está formada por seis cuadros académicos:
Miembros de Honor, Miembros Titulares. Miembros Consultos, Miembros Correspondientes en el interior del país y en el exterior, Miembros Adherentes y Miembros Honoris Causa.
Edita en forma cuatrimestral una revista académica coleccionable, que se llama “Cuadernos de Folklore”, y que incluiye artículos, entrevistas, historia, muestras fotográficas, de artesanías, humor, gastronomía, etc., de la amplísima y rica gama de temas folklóricos nacionales.
Asimismo, comenzará a crearse una Base de Entrevistas en formato “video” a personalidades relacionadas con todas las manifestaciones y disciplinas del Folklore para que dejen sus testimonios a generaciones venideras.



CONGRESO DEL BICENTENARIO




Autoridades del Congreso
Presidente de la Academia de Folklore de la Republica Argentina: Dr Antonio Rodirguez Villar
Secretaria: Marián Farías Gómez
Presidente del 1er Congreso “Augusto Raul Cortazar”: Dra Olga Fernandez Latour de Botas
Comision Coordinadora del Congreso: Dra Olga Fernandez Latour de botas- Mg Maria Azucena Colatarci- Ing Carlos Molinero
Fechas Claves
Programa general
Jornadas Regionales Cuyo: 22 y 23 de octubre 2009-
MendozaPresentación Documento Inicial: 2/11/09 CABA
Jornadas Regionales Salta 10 y 11 Noviembre 2009
Jornadas tematicas : Marzo a Agosto 2010, vs sedes
Jornadas Regionales Noroeste: Marzo 2010- Corrientes
Jornadas Regionales Pampa /Patagonia: Abril 2010- Cañuelas, Bs As,
Exposición de Pinturas y artes: Palacio Legislativo Congreso nacional. Agosto 2010Jornadas Centrales: 25 al 28 /8 2010- San Luis
Jornada Final: Octubre 2010, Palacio Legislativo, Congreso Nacional
Programa inicial sobre presentaciones y participaciones
Propuestas de jornadas temáticas a realizar: se reciben hasta el 31/3/2010
Inscripción para Jornadas Centrales: desde 1/3/10 a 30/6/2010 (el modulo aparecerá en la web)
Propuesta de paneles o temas para las jornadas centrales: hasta el 15/4/10
Presentación de Ponencias: hasta el 30/6/2010
Publicación de resultados y conclusiones: Noviembre 2010