miércoles, 30 de septiembre de 2009

JULIAN ZINI





El padre Julián Zini nació en Paraje El Centinela, Ituzaingó, Corrientes, y anotado en San José, Misiones, el 29 de septiembre de 1939. Poeta, músico popular e intérprete dedicado al lenguaje y al cancionero de raíz folklórica del Litoral. Sus letras presentan un enfoque que enraíza tanto en las tradiciones de la región litoraleña, como en la cultura popular emergente del hombre profundo de la región que desde antiguo fuera Corrientes de las Misiones. Al tiempo, entronca con un compromiso concreto en favor de la memoria, la identidad y la justicia social frente a la realidad de opresión y pobreza impuestas por décadas al pueblo correntino y guaraní.Sus temas se hicieron muy populares en todo el país a mediados de los ’80, especialmente a partir de la producción discográfica de grupos chamameceros renovadores como Los de Imaguaré y Reencuentro, como en la actualidad con el grupo Neike Chamigo. De su producción pueden destacarse los chamamés Avío del alma y Memoria de la sangre, con Julio Cáceres; Camba Caridá, con Edgar Romero Maciel; La tierra no tiene dueño, con Mario Velázquez; Soy lo que soy, con Blas Martínez Riera; Tapera de mis recuerdos, con Joaquín Sheridan; Guitarra chamamesera, Soy, con Nicolás A. Niz: Como mi gente, con Oscar Mambrín; La Valija, Soy Región, Chamamesero, Atardeciendo, Herencia, La jaula, Amarillo, el rasguido doble María de Itatí, con Mario Boffil; Provinciano desterrado, Niña del Ñangapirí, Viejo peón, María de los lapachos, Junio y tu Adiós, con Ricardo Gómez; Nuestro Canto, Pimpollo, Confesión, con Mateo Villalba, entre muchos otros, como los más destacados. El poema Pimpollo alcanzó gran difusión en los últimos años recitado por Omar Cerasuolo desde Radio Nacional Buenos Aires, cuyo primer intérprete fue el músico correntino Toto Semhan, su compadre. Es autor y compositor de los chamamés Compadre, qué tiene el vino, Qué triste y qué lindo, Antonio Gil, Cambá Violín, Tierra prometida, y del rasguido doble Mi niño chiquito, entre otros. Julián Zini, quinto de siete hermanos, hijo de Leoncio Gerónimo y Celia Gallardo, vivió su infancia en Paraje Cambaí, en Monte Caseros, Corrientes, a orillas del Río Miriñay, antiguo puesto de las Reducciones Jesuíticas.Realizó estudios de Filosofía y Teología en el Seminario Menor en la ciudad de Corrientes, y los completó en el Seminario Mayor de La Plata, Buenos Aires. Ordenado sacerdote en 1963 por Alberto Devoto, primer obispo de Goya, fue consecutivamente cura párroco en las ciudades de Mercedes, Curuzú Cuatiá y Goya, Corrientes. En 1967 formó parte del Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo junto a Miguel Ramondetti, Osvaldo Catena, Domingo Bresci, Luis Farinello, entre otros. Actualmente es Vicario episcopal para la Cultura del Obispado de Goya, con destino en la parroquia San José Obrero, de la misma ciudad.En los últimos años realiza giras artísticas por los pueblos del interior de las provincias de Corrientes, Chaco, Formosa, Misiones, Santa Fe y Entre Ríos, dando charlas y recitales tendientes a crear conciencia respecto a la preservación patrimonial y defensa de las riquezas naturales de la región. Aquí, su prédica acerca de la importancia del Acuífero guaraní, de las aguas del Yberá, de los ríos Paraná y Uruguay, es acompañada por diversos artistas populares como Teresa Parodi, Antonio Tarragó Ros, León Gieco, María Ofelia, entre muchos más.León Gieco y Antonio Tarragó Ros le dedicaron el conocido schottis Paí Julián, grabado en el disco De Ushuaia a la Quiaca.Desde 2002 anima encuentros artísticos junto a Mamerto Menapace y Luis Landriscina, algunos de ellos a beneficio de la Fundación Favaloro (Reconquista, Santa Fe, 2003; Teatro Ópera, Buenos Aires, 2004; Cosquín, Festival Nacional de Folklore, 2005 y 2006).En septiembre de 2005 recibió un tributo a su trayectoria en el Salón Azul del Senado de la Nación, en homenaje a su labor en el campo de la cultura popular, junto al investigador y músico Pocho Roch. Obras publicadas:Ñande Roga, La Pura y limpia Mamá Ama de Itatí, Ñande Rekó (Ediciones Camino Real, de Milcíades Aguilar, Corrientes).Camino al Chamamé (Camino Real), La Cruz Gil (Camino Real) y Memoria de la Sangre (Ediciones del Paiubre, 1983; Editora Patria Grande, Buenos Aires, 2006) en colaboración con Julio Cáceres, Páiz, Avellanal y otros.Nuestro Canto: antología de poemas. (Editora Patria Grande, Buenos Aires, 2005).El Árbol de nuestra Identidad (Editora Patria Grande, Buenos Aires, 2005).Avío del alma. (Editora Patria Grande, Buenos Aires, 2006).Memoria de la Sangre. Tomo I (Editora Patria Grande, Buenos Aires, 2006).CHAMAMÉ. Un modo de ser (Editora Patria Grande, Buenos Aires, 2007).Memoria de la Sangre. Tomo II (Editora Patria Grande, Buenos Aires, 2008).Discografía:María Itatí. CassetteSigno de esperanza. CassetteDios con nosotros. Feliz Navidad. CompactoAlgo lindo está naciendo. CompactoNeike Chamigo. CompactoSoy Región (junto al grupo Neike Chamigo). Compacto Avío del alma (junto al grupo Neike Chamigo). CompactoAsí cuenta, canta y reza nuestro pueblo (junto a Luis Landriscina, Mamerto Menapace y el grupo Neike Chamigo. Teatro Ópera, julio de 2004). Compacto dobleIglesia y Comunión . Compacto

MONUMENTO AL GAUCHO


MONUMENTO AL GAUCHO

El miércoles pasado se cumplieron 10 años del fallecimiento del artista plástico Néstor Lorenzo Alvarez, quien esculpió el monumento al Gaucho, una de las más caracterizadas obras que luce la zona balnearia de Villa María. También ha sido reconocido por ser el escultor del monumento al Indio Ctalamochita y varias figuras religiosas que adornan el frente de la Catedral santuario en esta ciudad. Alvarez es recordado, además, como destacado ceramista y titiritero, al tiempo que ejerció la docencia en la Escuela Provincial de Bellas Artes "Emiliano Gómez Clara". El fallecimiento del reconocido artista se produjo luego de una prolongada enfermedad, cuando se encontraba en la vía pública, a escasos metros de su vivienda, situada a la altura del 300 de calle San Martín.
El modelo
La imagen que se impone, al observar el monumento al Gaucho, es el fiel reflejo de un hombre tradicionalista que aún está con nosotros. Se trata de Onil Centeno, hoy septuagenario, quien junto a su hermano Gerónimo, ya fallecido, fue uno de los mejores jinetes de estos pagos, coronándose campeón argentino de doma, con múltiples participaciones en el festival de Jesús María. Fue precisamente Onil Centeno quien sirvió de modelo, por su precisa estampa criolla, al escultor Néstor Alvarez. El recuerdo, entonces, por el artista y docente ya desaparecido, que supo dejar su impronta en las obras que se erigen junto al torrentoso Ctalamochita. El reconocimiento, a su vez, a la expresión telúrica del gaucho Onil Centeno, cuya imagen representa a todos los hombres de esta tierra.
Fuente: El diario de Córdoba

martes, 29 de septiembre de 2009

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN











SAN MIGUEL DE TUCUMÁN

Hoy 29 de Setiembre de 2009 se celebran los 323 años del traslado de San Miguel de Tucumán desde Ibatín a su actual emplazamiento. Para festejar el acontecimiento se organizaron una serie de actividades de las que podrán participar todos los vecinos. Además, se conmemora la festividad de San Miguel Arcángel, Los festejos comenzaron anoche con un espectáculo de tango y continuarán esta noche, a partir de las 21.00, en el Paseo de la Independencia. Se presentarán la Orquesta Juvenil de la Universidad Nacional de Tucumán, Cecilia Paliza, Los Arrieros y el Grupo Caviar. También habrá fuegos artificiales.Previamente, a las 20.00, en la plaza temática ubicada en Congreso y San Lorenzo, se reeditará la obra "Tucumán 1816".Para conmemorar el Día de la Ciudad, a las 10.30 se ofrecerá una misa de acción de gracias en la Iglesia Catedral.A las 20.30, en la plaza temática, el Intendente Domingo Amaya inaugurará un panel con una línea de tiempo. "Es algo muy importante para nuestra conciencia histórica. Allí se contará la historia de nuestra tierra, de San Miguel de Tucumán, la provincia y el país, en contexto con los sucesos del mundo, abarcando más de 300 años de historia"", explicó Amaya.
Las causas que impulsaron el histórico traslado.

Como es sabido, Don Diego de Villarroel fundó en 1565 la ciudad de San Miguel de Tucumán, en el lugar llamado Ibatín (muy cerca de la actual Villa Quinteros). Lo hizo cumpliendo órdenes de su tío, el gobernador Don Francisco de Aguirre, fundador a su vez de Santiago del Estero en 1553.Con el esfuerzo de varias generaciones de sus vecinos, la ciudad se mantuvo allí más de un siglo. Pero sobrevinieron calamidades como el desborde del Río Tejar que causó importantes destrozos. También el agua se tornó insalubre, provocando bocio. A todo ello se sumó el hecho de que los viajeros que venían de Buenos Aires para seguir al Alto Perú, o viceversa, usaban por razones de seguridad el Camino del Perú, pasando por Esteco, Choromoro y Tapia, sin tocar San Miguel de Tucumán (en Ibatín). El aislamiento comercial de la ciudad se hizo evidente, provocando su detrimento económico. Corrían los años 1680 cuando se comenzó a pensar en la conveniencia del traslado al lugar de la Toma (actual ubicación).Entonces el gobernador Diez de Andino gestionó ante el rey autorización para la mudanza.El monarca expidió el 26 de diciembre de 1680 una cédula real concediendo la autorización. Posteriormente hubo muchas dilaciones: si era realmente conveniente el traslado o no. Hasta el mismo Cabildo llegó a expedirse, el 15 de marzo de 1684, en contra del traslado dando sólidos argumentos. No obstante, el nuevo gobernador Mate de Luna, que tenía su sede en Salta, ante la reanudación de las calamidades en la ciudad, dispuso el 18 de agosto de 1685 que se procediera al traslado y ordenó a su teniente, de gobernador en Tucumán, don Miguel de Salas y Valdez que lo hiciera. Este capitán, que era tucumano nativo, comenzó su misión el día 24 con el traslado del Árbol de la Justicia, el archivo de la ciudad y otros elementos.Así se llegó al 29 de septiembre, cuando solemnemente se celebró el día de San Miguel, patrono de la ciudad, dándosela oficialmente trasladada a la ciudad, que había estado asentada 120 años en Ibatín.

FUENTE:Junta de Estudios Históricos de Tucumán.

sábado, 26 de septiembre de 2009

LOS CANTORES DE QUILLA HUASI







LOS CANTORES DE QUILLA HUASI
La historia de Los cantores de Quilla Huasi es bastante conocida, al menos para quienes fueron seguidores de ese cuarteto que adornó con bellas canciones, la página de una época inolvidable para el folclore argentino.Yo quiero hacer una sencilla reseña, más que otra cosa, para revivir conforme voy escribiendo, emociones de un tiempo musical irrepetible.En 1952, los salteños Fernando Portal y Carlos Vega Pereda, con el bonaerense Ramón Núñez (el japonés para sus amigos), y el rionegrense de Viedma, Carlos "conejo" Lastra (de inconfundible estilo), se juntaron para integrar un conjunto folclórico. Ellos no sabían que estaban forjando una historia; que pasarían a figurar en la antología de la música nacional.Núñez es oriundo de Capilla del Señor, y Pereda se radicó de muy joven en Villa Mercedes (S. Luis); de ahí que andando con los compadres tonaderos, acariciados sus oídos por guitarras y canciones de Cuyo, fue amando el cancionero de esa región y por eso muchos creen que es Cuyano.El poeta de Waco; el sanjuanino Eusebio Dojorti, más conocido como Buenaventura Luna, creador de la legendaria Tropilla de Huachi Pampa, ofició de padrino del grupo al que bautizó como LOS CANTORES DE QUILLA HUASI. En el idioma indígena quechua, "los cantores de la casa de la luna" se traduce como "los cantores de quilla huasi", porque Quilla significa luna, y Huasi quiere decir casa.Así, con un repertorio mas bien norteño apoyado en guitarras, quena, charango y bombo, debutaron en la Confitería Richmond de la céntrica calle Esmeralda de Buenos Aires en 1954, y poco después lo hicieron en LR1 Radio El Mundo de esa Capital.En 1956 Oscar "Cacho" Valles (porteño), cuyo verdadero nombre era Oscar Mazantti, reemplazó a Portal, y el conjunto tomó otro rumbo; la guitarra de Valles se complementó con la de Núñez, y el repertorio se tornó más cuyano. Otro cambio significativo fue el del pampeano de Gral. Pico, Roberto Palmer, por Vega Pereda, producido en el año 1960. Palmer venía de integrar un trío melódico, y le dio a Los Quilla un signo más romántico y no tan cuyano.Carlos Vega Pereda quizá quiso probar suerte como solista (esto lo supongo yo), y abandonó el marco protector del cuarteto; grabó excelentes LP pero no tuvo la repercusión que merecía; hoy está residiendo en Villa Cura Brochero, un apacible lugar cordobés en el Valle de Traslasierra, que guarda memoria del "Cura gaucho" José Gabriel Brochero.No recuerdo exactamente cuando se produjo la última variante en el conjunto (sé que fue antes de 1976), cuando el riojano Ramón Navarro entró en lugar de Ramón Núnez (otro misterio para aquellos que no estábamos en el círculo íntimo de Los Quilla). El punteo del "japonés" pasó a ser ejecutado por Palmer con bastante solvencia.Tuve la suerte de verlos en la vieja casa de LR3 Radio Belgrano que estaba en Ayacucho y posadas. Unos años después, cuando ya Palmer había reemplazado a Pereda, compartí con ellos un asado que les ofreció el Club Rivadavia de San Genaro (S. Fe).
Aunque el salteño Fernando Portal fue el “inventor” de “Los Quilla”, su participación en el conjunto fue más bien breve, ya que una enfermedad le imposibilitó seguir integrándolo; en su lugar ingresó Oscar Valles, convocado por el propio Portal.
Fernando Portal falleció en Santa Fe el 26 de Setiembre de 1977, fue autor de Estoy de Vuelta con César Perdiguero, Zambita del Caminador con A. Yupanqui, Zamba de la Toldería con Buenaventura Luna y Oscar Valles.
Hoy en el año 2009, Los cantores de Quilla Huasi son: Carlos Lastra, Paulo Passerini, Alberto Aristegui y Nelson Pérez, ellos depositan toda la confianza en el sello discográfico Bayres Music para realizarse este disco titulado Coplas maduras compuesto por 13 obras con un rico y variado repertorio mezclado con viejos éxitos con nuevas propuestas y compartiendo alguno de los temas con otros artistas, nada menos que León Gieco, Patricia Sosa, Antonio Tarragó Ros, José Ángel Trelles y Marta Cortés.

viernes, 25 de septiembre de 2009

POSADAS











POSADAS
Capital de Misiones, la ciudad de Posadas se encuentra sobre la margen izquierda del río Paraná y constituye la puerta de entrada para descubrir las maravillas naturales que encierra esta particular provincia a través de la Ruta Nacional Nº12.Otras vías de acceso son el Aeropuerto Libertador General San Martín que recibe vuelos de cabotaje y dista 12 km del centro, o por el Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz, que une Posadas con la ciudad de Encarnación (Paraguay) a través del río Paraná.El clima de esta ciudad es subtropical sin estación seca, en un marco de exuberante vegetación y de un intenso tono rojizo de la tierra. La media anual es de 25º C, aunque en los veranos se registran altas temperaturas.La arquitectura del ejido urbano de Posadas presenta antiguas construcciones que rememoran la época de las misiones jesuíticas. Plazas e iglesias que conservan un estilo romántico se fusionan con la zona de la costanera, ideal para el descanso y el relax.
La ciudad acrecentó enormemente sus atractivos turísticos durante los últimos años, especialmente al inaugurarse la costanera sobre el río Paraná en 1999, de aproximadamente 3 km, aunque aún restan terminarse un par de kilómetros más. El centro de la ciudad ha crecido en los últimos años, y la Calle Paseo habilitada a mediados de 2005 representa un atractivo extra, junto a un pequeño (pero moderno) centro comercial o shopping center, el Posadas Plaza Shopping, inaugurado en la esquina céntrica por excelencia: San Lorenzo y Bolívar. Otros sitios interesantes son la Bajada Vieja, lugar histórico donde se forjó la actividad portuaria de los inicios, el Jardín Botánico, el Centro de Convenciones, el Parque de la Ciudad, el Parque República del Paraguay, el Anfiteatro Municipal Manuel Antonio Ramírez, la Catedral, el Mercado “La Placita" (en la av. Roque Saenz Peña), el Mercado del puente, la Casa de Gobierno, la plaza 9 de Julio (con su feria artesanal), la plaza San Martín y el paseo Bosetti, entre otros. Una variedad de museos con muestras históricas de Misiones y el paso de los jesuitas por estas tierras, más algunos teatros completan la oferta cultural. También se puede disfrutar de la noche de la ciudad, en sus variados bares, restaurantes, pubs, discotecas y un casino.
Mención aparte merecen la actividad náutica y el río, que atraen a los locales y turistas. En sus aguas se practican todo tipo de actividades náuticas como canotaje, paseos en lanchas, moto de agua y la pesca. La isla del Medio es otro logro reciente de los posadeños, que instalaron en la misma una pequeña infraestructura y viajes programados en lancha para poder disfrutar del sol, el verde y sus playas. Es sin duda una de las ciudades mas bellas a orillas del Paraná.

jueves, 24 de septiembre de 2009

LA VIRGEN DE LA MERCED




LA VIRGEN DE LA MERCED

La Orden de la Merced llega a tierras americanas con los primeros conquistadores. Y junto a ellos, también llega a tierras del Tucumán la devoción a Nuestra Señora de La Merced. La fe creció rápidamente y en 1687, tantos favores le debía el pueblo tucumano a la Virgen, que se la nombró “Abogada de la Ciudad”. Hoy, día de su festividad, miles de fieles renovarán su fervor y recordarán su intercesión para el triunfo de la histórica Batalla de Tucumán, de la que se cumplen 196 años.La Santísima Virgen de La Merced es patrona de la Arquidiócesis de Tucumán y Generala del Ejército Argentino. “Cuenta la tradición que al salir del templo para dar las últimas órdenes sobre la batalla, el general Manuel Belgrano se cruza con unas damas tucumanas que iban también a pedir misericordia a la Virgen. Belgrano les dice al pasar: ‘pidan milagros señoras, que milagros hemos de necesitar hoy’”, señaló el profesor de Historia Angel Núñez Molina.“Agradecido por el triunfo de la batalla, Belgrano coloca en las manos de la imagen de la Virgen de la Merced su bastón de mando y la proclama Generala de los Ejércitos de la Patria. Lo hace en el Campo de las Carreras (actual plaza Belgrano), el 27 de octubre de ese año, en ocasión de la procesión que se realiza en esa fecha porque la batalla había postergado la festividad,”, agregó Núñez Molina.La imagen que se venera en Tucumán y que se encuentra en el templo de La Merced, recibió la coronación pontificia del papa Pío X, al cumplirse el centenario de la batalla, en 1912. “La corona que adorna la imagen de la Virgen desde ese día fue confeccionada con oro y joyas donadas por las familias tucumanas”, precisó el historiador. Luego se realizó una réplica de esta corona, que es la que luce a diario la imagen, según informó Lorenzo Villafañe, que fue camarero asistente de la Virgen desde 1967 hasta 1994, y cumple un servicio apostólico en el santuario desde hace 50 años.“La Virgen tiene dos mantos, uno de diario y otro de fiesta. El segundo fue confeccionado en hilos de oro para el año de la coronación, en 1912, y está en exposición en el camarín. El otro es una réplica, que se hizo en 1986 y fue bordado por las hermanas Adoratrices”, señaló.Villafañe, también conocido a través de sus 48 años como asistente litúrgico en la misa televisada de canal 10, conoce hasta los últimos detalles de la imagen. Se encargaba de sacarla del camarín, de vestirla y de cambiar su peluca (tiene dos) para entregarla a las señoras que se ocupaban del mantenimiento.
Dos imágenesEn el santuario de Rivadavia y 24 de Septiembre, hay dos imágenes iguales de La Merced, que se reparten los actos de devoción: la histórica, que sale para su festividad y en ocasiones especiales, y la peregrina, que preside las procesiones y visita distintos lugares. Según Núñez Molina, en tiempos de la Independencia, la imagen histórica no salía del templo. Debido a eso, la figura a la cual Belgrano le dio su bastón de mando no era la titular. “Un estudio que se hizo para el centenario de la batalla señala que el bastón fue entregado a la imagen llamada ‘la Grande’ que pertenecía a la cofradía y que estaba bajo el cuidado del matrimonio español Carranza Tejerina. Era la que habitualmente salía en las procesiones. Pero es a la imagen histórica, que presidía el altar mayor del templo mercedario, frente a la cual Belgrano se postró para pedir que la Virgen interceda para ganar la batalla”, aseveró Núñez Molina.
La imagen vino desde Ibatín
Sabiendo que las fuerzas flaqueaban Belgrano pide la protección de la Virgen de la Merced. Desobedece la orden del gobierno central de replegarse hasta Córdoba, quedándose en la ciudad y pone la suerte de sus armas en las manos de la Virgen de la Merced, en la mañana del 24 de Setiembre de 1812, día de la festividad mercedaria.
En 1813, el Cabildo de Tucumán designa a la Virgen “Abogada Menos Principal” de la ciudad, equivalente a vicepatrona, ya que el patrono de la ciudad era San Miguel Arcángel . Los vicepatronos son los santos apóstoles Simón y Judas Tadeo.
El 24 de Setiembre de 1943, el general Pedro Pablo Ramírez, a cargo de la presidencia de la Nación, coloca sobre el pecho de la imagen de la Virgen de la Merced, “la banda de Generala” del Ejército Argentino en una solemne y concurrida ceremonia en plaza Independencia.
Monseñor Juan Carlos Aramburu, ex arzobispo de Tucumán, fue quien el 29 de noviembre de 1963, gestiona ante Su Santidad Pablo VI la declaración de Patrona Principal de la Arquidiócesis de Tucumán.
La histórica imagen de la Virgen de la Merced está presente en Tucumán desde antes del traslado de la ciudad a su actual emplazamiento. “El 24 de Setiembre de 1685, cuando se arranca de la plaza el árbol de justicia en Ibatín, junto con los archivos, se carga sobre una carreta la venerada imagen mercedaria, que los llevará a La Toma”, detalló el profesor Angel Núñez Molina.
Fuente: La Gaceta

miércoles, 23 de septiembre de 2009

AGRUPACIÓN TRADICIONALISTA DE SALTA "GAUCHOS DE GÜEMES"











El 23 de setiembre de 1946, un grupo de ciudadanos reunidos en el Foto Club de la ciudad de Salta, funda bajo la denominación Club de Gauchos General Güemes, la que hoy lleva el nombre de Agrupación Tradicionalista de Salta "Gauchos de Güemes" bajo la presidencia de Ernesto Day la Vice presidencia de Justo Pastor Villa. Son 63 años de preservar las tradiciones y los valores del gaucho salteño.
En cada Paraje, Pueblo o Ciudad de Salta, está la presencia de aquellos bravos centauros a través de Los Fortines de la Agrupación Tradicionalista de Salta GAUCHOS DE GÜEMES. Que año tras año, para el 17 de Junio llegan desde los más recónditos lugares de la Provincia, para estar presente frente al pedestal de roca viva que inmortaliza en el bronce, al máximo Héroe de la Salteñidad, rindiendo su sentido homenaje y de alguna manera renovar aquel compromiso que asumieron los mayores, cuando dieron ese heroico “Sí” en la Gesta Libertadora. Recordamos con éllos las palabras del General Don Martín Miguel de Güemes:
“YO NO TENGO MAS QUE GAUCHOS HONRADOS Y VALIENTES. CON ÉSTOS LOS ESPERO, A USTED, A SU EJERCITO Y A CUANTOS MANDE LA ESPAÑA”.

DIA DE LAS BIBLIOTECAS POPULARES




Las BIBLIOTECAS POPULARES son asociaciones civiles autogestionadas por vecinos de una comunidad que abren espacios de vínculo cercano con el otro, con la educación y con la cultura local. Son apartidarías, de funcionamiento horizontal y democrático, y hace más de 130 años promueven en nuestro país el encuentro con lo popular. Actualmente, hay en la Argentina más de dos mil Bibliotecas populares, donde trabajan veintiocho mil voluntarios para "la educación permanente del pueblo".Las actividades que realizan exceden el préstamo de libros: fomentan la lectura, el acceso a la información y los derechos ciudadanos, convocan a la participación activa e inserción social, promueven la investigación, la consulta y realizan talleres culturales. Actúan como sede de reuniones de asociaciones vecinales, brindan charlas informativas y reciben a partidos políticos para el acercamiento entre representantes y representados.Estas organizaciones de base se ubican donde pueden, usan habitaciones de centros comunitarios, alquilan locales barriales, recuperan estaciones de tren. Y, además, se mueven para tender lazos con "otros" lejanos: ofrecen libros para leer en los micros de larga distancia, en salas de espera de centros de salud, en hospitales y en centros penitenciarios.


La biblioteca de nuestra ciudad se llama Domingo Píccolo en honor al maestro que fundó la primera biblioteca en la Escuela Nro: 274 Francisco N. Laprida.


A comienzos del año 1994, la Fundación “Ciudad de El Trébol”, entidad dedicada al apoyo de la educación y la cultura se propone como objetivo, la creación de una biblioteca pública, convocando a todas las instituciones de la ciudad, en la lista estaba incluída nuestra institución la Peña Folklórica Los Lanceros. En el mes de abril se lanza la convocatoria para formar una “comisión provisoria” a fin de reunir antecedentes y realizar gestiones pertinentes para la definitiva institucionalidad. Las gestiones tuvieron éxito. Según ordenanza Nº 233 del 4 de agosto de 1994, se crea la Biblioteca Pública Municipal. Luego de un tiempo se cambia su denominación por biblioteca popular. El 14 de agosto de 1994, en un acto público se labra el acta constitutiva y se forma la subcomisión Biblioteca Popular “Domingo Píccolo” de la Fundación Ciudad de El Trébol. La CONABIP la reconoce con el Nº 3365 según disposición Nº 36 del 19 de abril de 1995.Funcionó en un sector de la planta alta del edificio del Correo ( ENCOTESA), alquilado por la Municipalidad.
Quince años de trabajo continuo, siempre buscando brindar mayores y mejores servicios hacen que hoy cuente con:
o Un edificio (el que ocupa actualmente) adquirido por la Municipalidad para que pueda la Institución funcionar sin sobresaltos y contar con espacios que permitan futuras ampliaciones.
o Una excelente relación con otras instituciones del medio, especialmente con el Museo Municipal y la Secretaría de Cultura.
o Muy buena prensa.
o 7600 volúmenes.
o 650 socios.
o 3 computadoras en red y una impresora, para socios.
o 3 computadoras y tres impresoras para uso exclusivo de la biblioteca.
o Un televisor de 29” y un reproductor de video.
o Salón calefaccionado.
o Exhibidor para mostrar novedades adquiridas, etc.


Sus bibliotecarias Marta y Ana, son las encargadas de ordenar, catalogar y brindar su asesoramiento a los lectores adultos, estudiantes secundarios y niños que a diario concurren a buscar respuesta a sus deseos de saber o buscar sanos entretenimientos.

domingo, 20 de septiembre de 2009

DIA NACIONAL DEL CABALLO
















En el establecimiento ¨El Cardal¨ en Ayacucho, perteneciente al Dr. Emilio Solanet, paladín del caballo criollo al que rescató del olvido y el menosprecio. Fue fundador y Presidente de la Asociación de Criadores de Caballos Criollos, y allí, en ese su establecimiento, nacieron sus famosos MANCHA y GATO.
Un 23 de abril de 1925 guiados por el profesor Aimé Tschiffely, partieron desde la Sociedad Rural Argentina en Palermo, estos dos criollitos rumbo a Nueva York. Este audaz caballero nacido en Suiza pero educado en Inglaterra se desempeñaba como profesor de Educación Física e Inglés en el colegio Saint George de Quilmes. Cuenta Don Gilberto Montagni quien se desempeñó como cabañero durante sesenta años en el establecimiento de Emilio Solanet, que cierto día apareció en la estancia un inglés medio loco¨ por Tschiffely que quería dos animales para ir a Estados Unidos.- El doctor Solanet cedió a su insistencia y le entregó a Gato y Mancha, dos pingos un poco viejos. Pero llegaron justamente porque los caballos eran baquianos y sabían donde debían pisar y que comer, jamás hubiera tenido éxito con caballos jóvenes.
Tres años después, el día 20 de septiembre de 1928 cruzaban la Isla de Manhattan para llegar al City Hall donde los esperaba el alcalde de la ciudad Mr. James Walker. ¨Quedé hechizado durante largo rato - expresa Tschiffely- miré a mis Caballitos Criollos y luego a esas enormes moles de Cemento y acero: uno, producto de las llanuras de la Patagonia, áridas y barridas por el viento; las otras, fruto del trabajo de cerebros humanos, de su iniciativa, ciencia y habilidad. Antes de darme cuenta de ello, hablaba otra vez con mis caballos: Si viejos, esto es Nueva York, pero yo sé que las pampas argentinas los llaman. Tengan paciencia, los llevare de vuelta porque bien se lo merecen¨.
Luego recorrieron la Quinta Avenida con el trafico suspendido en honor y llegaron al Cuartel de la Policía cerca del Central Park, donde los caballos fueron alojados.
Con esta hazaña se marco el récord universal alcanzado por los caballos, de altura: 5900 metros, temperatura: 18º C bajo Cero, distancia: 21.500 kms. Cubiertos en 504 etapas a razón de 42,6 km. pr día. Los dos Criollos fueron llevados repetidas veces de un clima extremo a otro, de zonas tropicales a desérticas. En su camino fueron tomando agua y pastos buenos y malos, asimilándolos admirablemente hasta demostrar sus extraordinarias condiciones de sobriedad, resistencia y rusticidad.
Los dos pingos ya tenían 18 años cuando se aventuraron a este desafío y murieron a los 34. De esta forma Emilio Solanet dueño y criador de los caballos, demostró la capacidad de la raza que él había perfeccionado.
Este récord aún no ha sido superado pero la historia tiene un costado más interesante. El jinete que recorrió 20 naciones de América volvió a reunirse con sus dos compañeros de ruta a 70 años de su aventura. Sus restos fueron trasladados en 1998 desde Europa y depositados junto a la tumba de sus entrañables Mancha Y gato para cumplir con su ultima voluntad en la estancia El Cardal.
Por ley nacional Nro: 25.125, sancionada y promulgada en Setiembre de 1999, se ha establecido como DÍA NACIONAL DEL CABALLO¨ el 20 de Septiembre, coincidiendo con la llegada de Tschiffely con MANCHA y GATO, a Estados Unidos. Este hombre notable y ¿porqué no decirlo? y dos caballitos criollos igualmente excepcionales, ¨aquellos del galope corto, del aliento largo y el instinto fiel¨ según los versos de Belisario Roldán. Con este ley se celebra la presencia y relevancia con que el caballo acompañó a la organización histórica, económica y deportiva de la República Argentina.

Caballito criollo
Canción
Música: Floro Ugarte
Letra: Belisario Roldán

¡Caballito criollo del galope corto,
del aliento largo y el instinto fiel!
Caballito criollo que fue como un asta
para la bandera que anduvo sobre él!
¡Caballito criollo que de puro heroico
se alejó una tarde de bajo su ombú,
y en alas de extraños afanes de gloria
se trepó a los Andes y se fue al Perú!
¡Se alzará algún día, caballito criollo,
sobre una eminencia un overo en pie;
y estará tallada su figura en bronce,
caballito criollo que pasó y se fue!

viernes, 18 de septiembre de 2009

LA GLOBALIZACION Y SUS EFECTOS








DECLARACION DE SAN LORENZO
Es propio de la naturaleza de la Globalización, que las Corporaciones transnacionales se apropien de los bienes comunes, mal llamados recursos naturales. Las consecuencias de esas políticas son: la devastación de los ecosistemas a nivel planetario, el despoblamiento de enormes territorios, la extinción de la vida rural y la sumisión de los países y de sus corporaciones a las necesidades de los nuevos mercados globales. En nuestro país, al igual que en muchos otros, esas políticas han impactado con impunidad, ignorando a la Constitución Nacional y a sus leyes, afectando de manera brutal la vida de las poblaciones y erradicándolas a las periferias urbanas de miseria, contando siempre con el apoyo y la participación de funcionarios, técnicos y científicos, ganados desde su formación académica para las ideas de la gran escala, del progreso ilimitado y del culto a las tecnologías.
Nos hemos reunido en esta ciudad de San Lorenzo, los movimientos y organizaciones que luchamos contra las fumigaciones, los que luchan contra la mega minería, contra la contaminación urbano industrial, por nuevas políticas en tratamiento de residuos, la preservación de los glaciares, los que proponen modelos productivos sustentables, los que cuestionan los proyectos de crecimiento y postulan que se respeten las economías regionales, los que luchan por permanecer en la tierra y también, los que luchan por poder regresar a la tierra. Hombres y mujeres de la ciudad y del campo, ecologistas y agricultores, campesinos y pueblos originarios, exiliados ambientales y nuevos pobres, generados por un sistema de usurpación y de saqueo generalizado, por un modelo sistemático de desempleo rural, de contaminación y de urbanización forzada. San Lorenzo no es una ciudad cualquiera, es el punto focal de coincidencia de las rutas de la soja, de la minería y de la trata, es el vórtice de un embudo al que denominan modelo de agro exportación y de nueva minería, por donde se desangra cada día la Patria de los argentinos. Y si nos atrevemos desde esta localidad de San Lorenzo a enfatizar las memorias de una Patria común, memorias relegadas y menospreciadas en el imaginario de las políticas públicas y en la formación ciudadana, es porque, precisamente, en estas tierras de San Lorenzo, se produjo el primer combate de los patriotas contra el Imperio español en América del sur. Sentimos que, las presencias fantasmales de aquellos héroes de ayer, nos acompañan hoy en estas luchas que llevamos. En las tierras de San Lorenzo, comenzó la historia de la emancipación de América del Sur. Esos esfuerzos no han terminado, sus objetivos y propósitos no sólo están pendientes, sino que, están aún muy lejos de cumplirse, y en espera de que nuevas generaciones retomen esas banderas entrañables. En el mismo espacio donde San Martín realizó su primera carga de caballería, hoy se han radicado las corporaciones granarias, los silos gigantescos dentro del ejido urbano, los puertos privados, las enormes explanadas donde estacionan y aguardan millares de camiones, las terminales por donde se cargan los minerales que llegan desde la lejana Alumbrera, las usinas de los nuevos Biocombustibles e innumerables molinos que procesan soja y aceites para la exportación. San Lorenzo es el epicentro de un modelo colonial, que no tiene todavía, un Raúl Scalabrini Ortiz, que lo exponga con crudeza ante la conciencia política de los argentinos. Por primera vez en el corazón del país extractivo, la presencia de tantos compañeros de las regiones más apartadas, nos muestra en las calles el camino que debemos continuar para afirmar nuestro rechazo a este modelo de contaminación y de muerte. Estamos aquí en San Lorenzo; y desde aquí llevaremos a nuestros pueblos la voluntad de resistencia al modelo colonial y de permanencia en la lucha por la Soberanía.
Dada en San Lorenzo, Provincia de Santa Fe, República Argentina, el 13 de Septiembre de 2009 por la Campaña Paren de Fumigar y la UAC, Unión de Asambleas Ciudadanas

jueves, 17 de septiembre de 2009

LA VUELTA DEL TREN







CUANDO EL TREN VOLVIÓ A CAÑADA DE GÓMEZ

El 22 de agosto de 2006, el tren de pasajeros volvió a detenerse en el andén del ferrocarril después de 13 años de ausencia en las vías que atraviesan la ciudad. Tan esperado era el servicio por parte de la comunidad que las autoridades y los miembros de la Asociación Cañadense El Tren prepararon un festejo con espectáculos y fuegos de artificio al que concurrieron cerca de mil personas. Se trata del servicio Ferrocentral, una prestación que proviene de la fusión de las empresas Nuevo Central Argentino (NCA) y Ferrovías, que une Córdoba con la Capital Federal. Ahora Cañada de Gómez comenzó a figurar entre las paradas del tren, que comenzó a funcionar en marzo del año pasado. "Los dos últimos trenes se detuvieron en marzo de 1993. Fue una despedida nostálgica y sólo un puñado de trabajadores presenció ese final. Eran entonces las 4.50. A todos nos parecía mentira que después de casi 130 días el tren dejara de marchar. Hoy ha regresado", dijo emocionado el presidente de la Asociación Ferroviaria El Tren, Angel Benetti. "Pretendemos dejar para la ciudad no sólo recuerdos que se atesoran en el museo sino además concretas obras para el presente y futuro del ferrocarril. Festejo este momento inolvidable que va a quedar en las retinas de todos", añadió el ex ferroviario. En el acceso a la estación se organizó un espectáculo de títeres y bailes de tango, y en el instante del arribo lanzaron fuegos de artificio. Fue una diversión para los cañadenses y también para quienes viajaban en ese momento al lado de las ventanillas. En los andenes estaban antiguos empleados ferroviarios que observaron el paso del convoy con lágrimas en sus ojos. La anunciada llegada del tren hizo que un puñado de viajeros aprovechara ese primer servicio para viajar a Retiro. Cuando el tren comenzó a ingresar a la estación ferroviaria de Cañada de Gómez, un millar de personas apostadas cerca de las vías y enarbolando pañuelos y banderitas argentinas, le brindaron una singular bienvenida con aplausos y gritos de alegría. La intendenta cañadense Stella Clérici agradeció a los ex ferroviarios por el trabajo mancomunado realizado junto a funcionarios locales para que el tren vuelva a parar en esta ciudad. "Los cañadenses podremos viajar de vacaciones a Córdoba o hacer trámites a Buenos Aires con costos accesibles", añadió la mandataria. Tras sus palabras, se descubrió una placa recordatoria de la reimplantación del servicio. Algunos padres fueron acompañados de sus hijos que por primera vez veían un tren de pasajeros. "Andrés tenía tanta ansiedad que me hizo venir una hora antes para verlo de cerca", comentó un papá que no olvidó su pañuelo para agitar. El tren posee una capacidad para unas 300 personas y está conformado por una locomotora, coches camarote con 12 habitaciones dormitorio y aire acondicionado, pullman, primera clase y otros vagones para clase turista, además de un coche comedor donde se sirven comidas preparadas en el mismo tren. También tiene furgones para encomiendas y un vagón para transportar 12 vehículos. Pasajes en los vagones Los servicios implementados rumbo a Rosario y Buenos Aires pasarán por esta ciudad los jueves y domingos a las 23, en tanto que el tren que parte a Córdoba se podrá tomar de regreso, los martes y sábados a las 3.40. Por el momento los pasajes se adquieren en el interior de los vagones. "No debemos detenernos aquí, ahora tenemos que soñar por un servicio urbano que una Cañada de Gómez y Rosario, como supimos contar en otras décadas. La asociación tiene proyectos en ese sentido e instó a los funcionarios locales y provinciales a que trabajemos seriamente para concretarlo", señaló Benetti. "La vuelta de los trenes era necesario e imprescindible, no sólo para que la gente cuente con otro medio de transporte, sino para que los pueblos del interior del país -donde el tren fue su medio de vida- puedan salir del ostracismo a los que fueron llevados, entre otros motivos, por la falta de los servicios de trenes de pasajeros", opinó otro de los ferroviarios que dieron el presentes.
Fuente: Salvemos el tren- Delegación Lobos- Pcia de Bs. As.
Deseamos que tengan la misma suerte tantos pueblos del interior de nuestro país, que han quedado deshabitados por el éxodo de los jóvenes estudiantes hacia las grandes ciudades y que no han regresado al recibirse. A qué podrían haber vuelto si ni sus padres y ni sus abuelos pueden sostenerse económicamente en un pueblo donde ha cesado el tráfico de cereales en la estación, donde han desaparecido las firmas cerealeras, los empleados ferroviarios, los viajantes de comercio, los ramos generales, etc. Apoyemos la vuelta del tren de pasajeros y de carga , entre tantos beneficios que obtendríamos, está el de bajar el número de muertos por accidentes en las rutas, la reactivación del comercio, el regreso de los profesionales, etc. LA VUELTA DEL TREN ES LA VUELTA A LA VIDA DE LOS PUEBLOS DEL INTERIOR. Lydia Musachi- Peña Folklórica Los Lanceros.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Raúl Augusto Cortázar

Nacido en la ciudad de Salta el 17 de junio de 1910, era hijo de D. Octavio Augusto Cortazar Arias y de Da. Irene Lozano Valdez, quienes lo llevaron consigo a la Capital Federal a temprana edad, de tal modo que allí cursó sus estudios, desde el primario hasta los superiores, conquistando cuatro títulos universitarios.
Profesor en Letras, Abogado, Bibliotecario y Doctor en Filosofía y Letras, carreras éstas cursadas en la Universidad de Buenos Aires.
Toda su vida la dedicó a la docencia y a la investigación, desempeñándose como docente en diversas cátedras, ganadas por contrato, en la Universidad de Buenos Aires y en la Universidad Católica Argentina, además de dictar cursos especiales en otras universidades nacionales y extranjeras. Fue profesor titular de Literatura Argentina,, Folklore General y Ciencias Antropológicas, orientación folklore.
Estaba casado con doña Celina Sabor, catedrática de Literatura Española - quien dictara un curso especial de esta materia en la Universidad Nacional de Salta - y docente de la Universidad de Buenos Aires.
Renunció drásticamente a todos sus cargos en la Universidad de Buenos Aires - por incompatibilidad política - en junio de 1974 y, pocos meses después, una corta enfermedad cercenó la vida de este eminente salteño y notable estudioso argentino, que falleció en la Capital Federal el 16 de septiembre de 1974.
(Extractado de "AUGUSTO RAUL CORTAZAR A UN AÑO DE SU MUERTE, de Fernando R. Figueroa, publicado en El Tribuno el 14-9-75).
Víctor Montoya, recuerda así a Raúl Cortazar:
Julio Cortázar unió su talento literario a la lucha infatigable por la soberanía de los pueblos, consciente de que la literatura y la revolución eran hermanas gemelas en tiempos de injusticia por Víctor Montoya Cierto día, estando aún recostado en la celda húmeda y maloliente, cayó un libro desde el mirador por donde se filtraba la luz del día y recibía el plato de comida. Mi sorpresa fue tan grande que me incorporé de inmediato y lo cogí entre las manos cual una paloma mensajera; tenía las esquinas plegadas y el lomo estropeado. Cuando leí el título: Rayuela, lo primero que destelló en mi mente fue aquel juego que solía jugar de niño, saltando sobre un pie y empujando el tejo con la punta del zapato. En efecto, Rayuela era un libro armado como un rompecabezas; un juego de palabras, símbolos, imágenes y otros recursos literarios, que traspasaban las fronteras levantadas por los doctores de la literatura entre la realidad y la fantasía, ya que para su propio autor, “la noción de frontera era una noción tan artificial como la línea ecuatorial”. En el reverso del libro se veía la imagen de un hombre que tenía el rostro de niño gigante, a pesar de llevar una hermosa barba y una melena leonina. Y, delante de él, la hebra de un cigarrillo humeante entre los dedos. Apenas abrí el libro, no sabía si empezar a leer según el orden que estaba impreso o según el orden señalado por el autor. Permanecí perplejo por algún tiempo, pero luego de elegir la segunda alternativa advertí que la estructura de la novela no era similar a la de los libros tradicionales. Sin embargo, a pesar de ser la novela más voluminosa y compleja llegada a mis manos, la leí apasionadamente entre el sueño y la vigilia, sin sospechar que más tarde yo mismo viviría como Oliveira; mejor dicho, como Cortázar, con un pie en Bolivia y otro en Suecia. Por entonces desconocía que ese libro, que dormía y despertaba conmigo cada día, era la obra clásica de Cortázar, que el llamado boom de la literatura latinoamericana se impuso en el mundo y que Julio Cortázar era uno de los pocos autores leídos internacionalmente. La lectura de Rayuela me deslumbró por su estilo. Y cada vez que me perdía en el laberinto de sus páginas, imaginaba a su autor viviendo lejos, bajo un cielo azul que se hundía en el horizonte, en una ciudad inundada de luces y en un cuarto que tenía más discos que libros. A ratos, lo imaginaba escuchando jazz o tango como músico frustrado, derribando en cada round a sus adversarios y tecleando una máquina de escribir como si tocara un piano mágico del cual, en vez de nacer música, nacía un castillo de palabras donde se hospedaban las criaturas de la imaginación. Al cerrar el libro, volví a clavar la mirada en sus ojos y a recorrer detalladamente el mapa de su rostro, mientras mi mente asociaba la imagen del Che Guevara con la suya, quizá, porque ambos eran argentinos y defendían la misma causa, o, quizá, porque se enfrentaron armados contra los opresores del mundo: el uno con un fusil y el otro con una pluma. Cuando terminé de leer Rayuela, bajo la luz casi mortecina de una bombilla pendida sobre la cabecera, quedé cavilando en una y mil cosas, probablemente, porque consideré que nunca más volvería a leer otro libro con tanto cariño. Rayuela fue un estímulo para mí y su autor un leal compañero, quien, sin saberlo, me alentó a escribir mi primer libro, cuyas páginas se deslizaron por los mismos barrotes por donde él entró en la celda, burlando la vigilancia de los torturadores. Desde entonces, parece no haber transcurrido el tiempo, pues al leer su Nicaragua tan violentamente dulce, experimenté la misma sensación como cuando leí Rayuela en un rincón de la celda; claro está, con la diferencia de que su autor, lejos de todo patriotismo vocinglero, dedicó la última etapa de su vida a escribir artículos contra los atropellos a la dignidad humana y a reafirmar su compromiso con los movimientos revolucionarios, aunque jamás militó en ningún partido político. Julio Cortázar, como el resto de los escritores latinoamericanos —salvo contadas excepciones—, unió su talento literario a la lucha infatigable por la soberanía de los pueblos, consciente de que la literatura y la revolución eran hermanas gemelas en tiempos de injusticia. A muchos años de haberse despedido de todo y de todos, no quiero imaginarlo muerto ni sepultado. Prefiero seguir pensando que está vivo, luego de haber dado “la vuelta al día en ochenta mundos”. ¡Cortázar no ha muerto! Vive en el corazón de los hombres enamorados de la libertad. Anda por ahí con la estatura de la gente normal, tal vez por ese país de volcanes que él definió con certeza: “Nicaragua tan violentamente dulce como sus bruscos atardeceres cuando del rosa y del naranja se vira a un terciopelo verde y la noche cae llena de ojos de tigre, oliente y espesa”. Sí, Cortázar vive en la memoria de los “nicas”, donde lo vio Sergio Ramírez, desplazándose de la ciudad al campo y del campo a la ciudad, entre hombres y mujeres que trabajaban y estudiaban con el fusil al hombro, y donde lo vio García Márquez “sin más armas que su voz hermosa”, leyendo textos salpicados de lunfardo en medio de un estrépito de aplausos. Julio Cortázar —o Yulió Cortasar, como le decían los franceses— vive aún en cualquier lugar. Y si no fuese así, desdichado de mí por no haberlo conocido en vida. Pero quizá sea mejor, porque entonces ese gran escritor, que un día pasó por mi celda, será una llama perpetua en mi memoria. No importa que no le haya estrechado la mano ni abrazado como a un hermano. Me basta con haber oído su voz con los ojos y haber leído sus obras con el corazón.

El ESCRITOR TUCUMANO


Ricardo Rojas nace en Tucumán el 16 de setiembre de 1882, hijo de un caracterizado caudillo santiagueño, Absalón Rojas. Desde pequeño debió enfrentar la adversidad al fallecer su padre y quedar a su cuidado sus hermanos menores.
Autodidacta, en 1899 llega a Buenos Aires. En 1903 escribe y publica su primer obra, titulada "La victoria del Hombre". Para 1917 publica lo que sería considerado su más grande y original obra: "Historia de la Literatura Argentina.

El 5 de enero de 1934 es confinado, junto con otros prestigiosos dirigentes radicales en el penal de Ushuaia. Su cautiverio se prolonga durante casi todo el año. Allí escribe su ensayo "Archipiélago" y el poema "El Albatros".En 1943 escribe y publica otra obra de teatro, titulada "La Salamanca".En 1957 escribe "San Martín. Hombre de Estado", que constituye un original entregado al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación y que permanece inédito. Fallece en Buenos Aires el 29 de julio y dona al Estado su biblioteca y su casa sita en la calle Charcas 2837 de la Ciudad de Buenos Aires.
Sin más título que el de bachiller fue doctor honoris causa de las universidades de Buenos Aires, de Río de Janeiro y de San Marcos de Lima, miembro de las academias y sociedades científicas de Estados Unidos, Francia, España, Méjico, Venezuela, Uruguay.
Polígrafo multifacético, intelectual orgánico, maestro de la juventud, demócrata convencido. La vida y la obra de Ricardo Rojas constituyen un ejemplo para todas las generaciones de argentinos.
Nuestra Peña Folklórica Los Lanceros lleva como lema desde su fundación el 15 de marzo de 1988 estas palabras del Dr. Ricardo Rojas:

Revivir, mantener o divulgar las mas bellas formas de la tradición americana, es noble empresa de arte y ciudadanía.
Empresa necesaria en todo tiempo, lo es mas en nuestra época desorientada y en nuestra ciudad hetereogénea.
TRADICION, no es pasado muerto sino vida anterior que sobrevive, o sea sustancia espiritual de nueva vida para lo por venir."

martes, 15 de septiembre de 2009

ANIVERSARIO DE RAWSON
















CIUDAD DE RAWSON










El 28 de julio de 1865 desembarcaron en Puerto Madryn un centenar y medio de colonos galeses, que iniciaron el poblamiento definitivo de la región, se instalaron a orillas del río provisoriamente y lo llamaron Fuerte Viejo; dando lugar así a una de las epopeyas más importantes de la segunda mitad del Siglo XIX, en nuestro territorio patagónico. Sin duda adquiere para los capitalinos un valor histórico importantísimo, puesto que es allí donde nacerá luego la localidad que se denominará Trerawson, hoy Rawson, en honor al ministro argentino que tanto ayudó a los colonos galeses ( Ministro del Interior Dr. Guillermo Rawson) .
La ley del Honorable Congreso de fecha 8 de octubre de 1862, por la que se dona por ahora a cada una de las familias de inmigrantes, un terreno de 25 cuadras, en lo que están todos conformes así como en que, desde el momento en que han pisado el Territorio de la República y en adelante quedan bajo la autoridad y las leyes del Gobierno Argentino..." (Acta de fundación de Rawson ). Para hacerles entrega de las tierras y declarar oficialmente fundada la Colonia, arribó el comandante militar de Patagones, teniente coronel Julián Murga. Cumplió con su misión el 15 de septiembre de l865, fecha en la que se impuso a la naciente aldea el nombre de Rawson, izándose el pabellón nacional".
Se aprovechó muy bien la subida del agua del río, como producto de las mareas, para canalizar la costa y regar sus sembradíos. Rawson se convirtió en 1868 en la cuna del periodismo y la educación del Chubut. En ejemplar único, manuscrito, apareció "Y BRUT" (La Crónica, en lengua galesa) y con precarios medios comenzó la primera escuela. Ambos dirigidos por Richard J. Berwyn". Durante una larga década, los colonos se rigieron por sus propias autoridades. Un Consejo de los Doce oficiaba de poder legislativo, un gobernador ejercía el ejecutivo y dos tribunales -uno de arbitraje y otro de jurados- administraba la justicia." Todos ellos tenían su residencia en las cercanías de Rawson .
Un antecedente de los cambios que se venían es el nombramiento, en 1876, de Antonio Oneto como comisario de la Colonia. "Con él, dio comienzo una nueva etapa administrativa que culminó con la Ley 1532, denominada de Territorios Nacionales. Con esta ley sancionada el 16 de octubre de 1884, Chubut se trasformó en una Gobernación y se le fijaron los límites políticos que actualmente tiene. Como primer gobernador se lo designó a Luis Jorge Fontana, que asumió sus funciones en Rawson, el 30 de mayo de 1885. Un interés de los trabajadores en organizar una expedición que los lleve a reconocer el interior y ocuparlo en forma efectiva, Fontana consiguió la correspondiente autorización del Gobierno Nacional y partieron desde Rawson el 14 de octubre de 1885. Esta expedición es conocida como "Los Rifleros de Fontana". El regreso a nuestra ciudad capital se produjo el 1º de febrero de 1886. Cuando está por finalizar esta década, que marcará el nuevo perfil de capital administrativa, surge la idea de crear una Comisión Municipal. La primera reunión comunal tuvo lugar el 5 de octubre de 1888, eligiéndose como presidente a don Gregorio Mayo. Nuestro primer Juez de Paz, surgió de una elección que se llevó a cabo el día 27 de agosto de 1889, y resultó electo David L. Jones.
Para una mejor comunicación entre una margen y la obra del río se construirá un puente de madera y tierra. Este puente, de madera, fue tema de competencia literaria en el "Eistedvod" (juegos florales) que los colonos galeses celebraron al año siguiente. Más tarde, en 1917, fue reemplazado por uno de hierro, cuya figura se incorpora, como elemento típico, a la estampa del pueblo". La construcción del puente de madera en 1889 significó la desaparición del viejo botero.
El siglo se despedirá con la mayor inundación registrada del Río Chubut, fue en 1899, ..."produjo considerables daños a Rawson, edificado entonces en su mayoría sobre la ribera. Como una de las consecuencias, la Capital del Territorio hubo de trasladarse provisoriamente a Trelew". Debemos agregar que las casas de quienes vivían en la zona rural también sufrieron las consecuencias de esa inundación, uno de ellos fue el vecino Lewis Jones, que vio cómo su casa desaparecía bajo las aguas. Los restos de la misma, aún hoy se pueden visitar.

sábado, 12 de septiembre de 2009

ANIVERSARIO DE NEUQUÉN CAPITAL



ANIVERSARIO DE LA FUNDACION DE NEUQUÉN CAPITAL












La historia de la ciudad de Neuquén se remonta a la finalización de la Conquista del Desierto cuando el 18 de octubre de 1884 se sanciona la ley 1532, por la cual se crean los territorios nacionales de la Patagonia, entre ellos, el Territorio Nacional del Neuquén.El Coronel Manuel José Olascoaga fue designado como el primer gobernador.Con la construcción del puente ferroviario sobre el río Neuquén, el territorio neuquino quedó finalmente conectado con Bahía Blanca. Las pruebas de resistencia del puente se hicieron el 26 de junio de 1901, y el 12 de julio de 1902 quedó autorizada la empresa ferroviaria para realizar el servicio hasta la estación Neuquén.En 1903 asume la gobernación del territorio Carlos Bouquet Roldán y decide el traslado de la capital desde Chos Malal, donde se encontraba, hasta la confluencia.Casi todas las tierras aledañas al área ferroviaria de la futura capital eran propiedad de Casimiro Gómez (de Buenos Aires), quien a su vez, era uno de los principales proveedores de arneses y monturas del ejército nacional. Estas tierras le fueron compradas para establecer la ciudad.La ansiedad de Bouquet Roldán por instalarse en la nueva capital era tal, que meses antes de inaugurarla oficialmente se trasladó a la misma y durmió en carpa.Mientras impartía ordenes al gobernador interino (Eduardo Talero), que todavía se encontraba en Chos Malal, con un ingeniero trazaban las futuras calles y el sitio donde se instalaría la gobernación.El lunes 12 de septiembre de 1904 arriba a Neuquén Joaquín González en nombre del presidente Roca y esa misma tarde, junto al gobernador Bouquet. Roldan y al secretario Eduardo Talero, se colocó la piedra fundamental de la pirámide recordatoria de la fundación y se sirvió un almuerzo de carácter campestre, junto al puente, con un día sumamente ventoso. La comitiva ministerial partió en tren ese día, evidenciando el tratamiento meramente protocolar de la instancia fundadora pero que marcó el nacimiento de la ciudad de Neuquén.
FELIZ 105 AÑOS QUERIDA CIUDAD DE NEUQUÉN, QUIMEY NEUQUÉN!!

viernes, 11 de septiembre de 2009

DIA DEL MAESTRO











FELIZ DIA A TODOS LOS MAESTROS DE NUESTRO EXTENSO PAÍS!!! Desde La Quiaca hasta Ushuaia y desde los Andes al Uruguay. Les damos las gracias a todos Uds. que llevan la docencia en el corazón y que en los lugares mas recónditos e inhóspitos son los puntales de la vida, los maestros, enfermeros, consejeros y mediadores familiares. Un merecido reconocimiento de los que nos educamos bajo el alero de tanto cariño. Qué Dios premie su abnegada labor en estos tiempos tan difíciles. Y como homenaje a todos nuestros queridos maestros citamos como ejemplo el caso de un maestro rural de la localidad de Pascha, Salta, tuvo que pedir un crédito personal para comprar alimentos para los alumnos de su escuela. Esto se debió a que no le llegaban las partidas correspondientes para sostener la escuela. Pascha está a 3800 metros de altura y está situado a 120 kilómetros al oeste de Salta Capital. Otro caso más de los esfuerzos cotidianos que hacen los maestros rurales para enseñar en zonas alejadas de la Argentina.
En el XXlX Encuentro Nacional de Maestros RuralesTandil 2008, Victor Hugo Koprivsek nos cuenta que fueron llegando desde los lugares más remotos, del fondo de Jujuy, del medio del monte chaqueño, de las costas del sur. Poco a poco las provincias se hicieron rostros: La Pampa , Córdoba, Entre Ríos, Mendoza y Salta.Ellas trajeron la ternura en sus ojos y ellos la solemnidad del camino.Más de 120 maestros rurales de todo el país se dieron cita en el silencio de Tandil, porque este año fue Buenos Aires cede, porque hasta aquí llegaron hechos de sonrisas y versos para volverse pájaros. Es que la historia se escribe con firmes manos y el compromiso con un mundo más humano viene de lejos. Exactamente desde hace cincuenta años, cuando por vez primera se estrecharon los fundadores en un abrazo hasta hoy.A.M.R.A. es el fruto del sueño de unos pocos que a lo largo de la marcha se volvieron multitud, en experiencia y generosidad, en pasión y resistencia.He visto a los mayores andar la vida con tanta convicción, andar sin esperar siquiera a la muerte, sacudiendo las conciencias hasta quebrar resignaciones y quietudes. Y he visto a los más jóvenes seguir su huella hacia el futuro, ese mañana hecho canción, que se vislumbra apenas como una lucecita en la más de las noches, porque ahora estoy de vuelta en el remolino de los barrios, en la furia de las márgenes, y me devuelve el tren aquella tristeza de los abatidos, me devuelven las calles aquel desencanto empujando en los andenes y amontonándose en los colectivos, sin importar del otro, con bocinas enfurecidas y apuros por llegar y cumplir con la macabra rueda.Ay amigos, ahora entiendo la persistencia de mi madre por no faltar a la cita, por cada año arrimarse al calor de los que saben y se juegan, justo allí, donde nadie llega. Arrimarse al fuego sagrado que irradian ciertas gentes hondas.La Villa Don Bosco fue testigo de semejante osadía. Cómo se abrazaron hasta el reencuentro, cómo se rieron hasta los huesos y cómo bailaron hasta nacer de nuevo. Del 13 al 20 de enero el tiempo se detuvo para mi, de tal manera se detuvo que aún ahora, a una semana de todo eso, me cuesta salir al barrio sabiendo que no veré el rostro de René Molina, el cuerpito pequeñísimo de Silvia o la fragilidad de Don Calderón. Quién me dará una Paloma para rearmarme en cada esquina, o un Emilio para enfrentar las tardes grises. En dónde encontraré una Lita para no dejar que los traidores se salgan con la suya o un Hugo chaqueño para reír en cada almuerzo. Dónde veré una bandera tan alta como aquella, otra vez, una bandera celeste y blanca flamear con tanto orgullo, y dónde, amigos, me cruzaré con una Diduvina Tapia para que me diga con un silencio larguísimo que la vida vale la pena.Acaso todos ellos, maestros rurales, directores de escuelitas unitarias, todos ellos con Sabinas generosas, todos me repitan en las noches amargas “Sigue adelante muchacho, también es tuya la poesía”. Pues bien, cómo diría Galeano: “El tiempo que fue sigue vivo dentro del tiempo que es”. Y a medida que los meses pasen el eco de sus voces retumbarán en mi, no ya como un asombro, sino como una certeza, porque de sobra sé, que perdidos en medio de nuestro país, esparcidos entre llanuras y silencios, subiendo cuestas o desmalezando olvidos, ellos andan con sus guardapolvos blancos, horas y horas andan, para llegar junto a los niños campesinos, para poner una flor en la soledad de la distancia y abrir sus ojos. Ellos andan sin descanso sabiendo que no pueden fallarles, que el cansancio no debe doblegarlos, porque detrás de la montaña o cruzando el río bravo, un niño espera... un niño espera

jueves, 10 de septiembre de 2009

AIMÉ PAINE




El10 de septiembre de 1987 dejo físicamente de existir, Aimé Painé. Estaba grabando un programa para la televisión en Asunción, capital del Paraguay, cuando sufriera una hemorragia cerebral. Fue operada de urgencia, no obstante los esfuerzos de los médicos por salvarla, las complicaciones post-operatoria le ocasionaron la muerte. Fue velada el martes 15 en Buenos Aires, a la cual concurrieron dirigentes indígenas, amistades cercanas y admiradores de la popular cantante.
Al día siguiente fue trasladada a su tierra natal para darle sepultura de acuerdo al estilo y tradición de su Pueblo. Numerosas fueron las organizaciones tanto indígenas como criollas representadas y numeroso fue también el publico que se congrego para despedir a la destacada luchadora y personalidad Mapuche. Aime, cuyo nombre "oficial" era Olga Elisa (debido a las leyes racistas argentinas que no permiten a los indígenas usar sus propios nombres) había nacido el 23 de agosto de l943 en la ciudad de Ingeniero Huergo, provincia de Río Negro, Argentina.
Su desaparición enluta a toda la nación Mapuche; es cierto, no todos la conocían ni sabían de la obra gigante que realizaba, porque su tarea no siempre contaba con la simpatía de los medios de comunicación argentino ni de la comprensión y apoyo gubernamental necesario. Sin embargo a pesar de los obstáculos conquisto un lugar importante en el ámbito cultural Argentino, que hace que todo aquel que la descubra en el futuro -porque ella es de esas que no mueren- sentirá orgullo de haber tenido una hermana del temple de nuestra Aime y lamentara su temprana partida. Aime cultivo y desarrollo con originalidad la música de su pueblo, resguardando con celo la raíz y peculiaridades propias de nuestra cultura ancestral. Como mujer mapuche reflejaba las mas genuinas cualidades de nuestras heroínas, con singular valentía desafió a la sociedad opresora en su corazón mismo, y allí, en Buenos Aires se instalo para denunciar, reclamar, persuadir y conquistar a una sociedad indiferente, casi siempre hostil a los anhelos de justicia de nuestro Pueblo.
Uso su nombre mapuche 'ilegal' y cantaba en mapu-dugun, su lengua casi extinguida; confección su ropa indígena que la usaba con orgullo donde fuera. Su sola presencia física era un reto y una evidencia demoledora, "Nuestro Pueblo no ha muerto, aun existe y seguirá' existiendo", repetía una y otra vez. Destinada a cubrir un espacio histórico, su partida pareciera irremplazable, solo su conducta ejemplar, dedicada a la noble causa humana por la sobrevivencia, justicia y libertad de un pueblo mutilado y expoliado por siglos, con su territorio ocupado, su cultura despreciada y hasta sus nombres prohibidos y que fueran reducido por la fuerza de las armas a una minoría. Este desolador panorama, no fue suficiente para quebrar su voluntad y fe en la bondad de la conciencia humana, esa determinación y fe será, sin duda, la fuente de inspiración de muchas Aime del mañana, quienes fortalecidas con su ejemplo, continuaran con la tarea temporalmente inconclusa, porque su partida física no fue mas que un pasaje de retorno que la condujo para siempre, en la mente y corazón de sus hermanos y de todos los oprimidos que al igual que el Pueblo Mapuche luchan por los derechos básicos inherente de todo grupo humano, el derecho a vivir en su mapu (tierra), de ser ellos mismos y dueños de su destino.
Aime era cantante, tenía una capacidad vocal como pocos; pero ello no era suficiente para los señores que deciden a quien se le debe grabar y promover. Durante su larga trayectoria artística, no se le conoce un solo disco, quizás es demasiado esperar, de quienes históricamente se han caracterizado por su insensibilidad y desprecio por nuestros valores culturales. Tocaba el cultrun y las cascahuillas, la pifilca y el torompe (instrumentos musicales típicos mapuche) y cantaba con el alma, recorría a lo largo y ancho de su Argentina, que a pesar del trato y la incomprensión, tanto quería y esperaba y allí en el norte, alternaba con sus hermanos Tobas, Kollas, Huichi, Piliga, Guarani, etc., llevando el mensaje fraterno y solidario de sus hermanos del Sur (mapuche). La pureza de su voz, su determinación, superación y coraje fue ganando de a poco pero sostenidamente al publico y cultivando conciencias solidarias con nuestra causa; perseguía a la juventud Argentina, en una ocasión me dijo: "Los jóvenes son los que mas se interesan por nuestra cultura", pero sobre todo buscaba a las abuelas y niños mapuche: "Las abuelas son mis maestras y lo que aprendo se lo transmito a los niños", con escasos recursos que les originaba su voz, se internaba todo los años en la Patagonia y cuando le alcanzaban los recursos iba a visitar al resto de su familia en Chile, porque como ella lo decía: "Nosotros los mapuches somos una gran familia, hoy dividida por fronteras estatales impuestas." A pesar del estado caótico en que se encuentra nuestra sociedad mapuche, tenia confianza en el futuro. En una entrevista con la BBC de Londres, respondiendo sobre los problemas para preservar el idioma mapuche dijo: "Nos es difícil mantener nuestro idioma, por esa falta de respeto, esa falta de comprensión a una cultura indígena y agrego "Cuando nos den el espacio, el respeto que como seres humanos necesitamos, entonces creo, que no va ser tan complicado". . . "Yo espero y sueño que alguna vez en Argentina, al igual que otros pueblos, nosotros Mapuches, también podamos hablar nuestro idioma y sentirnos felices de ser nosotros mismos", tu eres optimista entonces, pregunto el periodista, "Si por eso hago lo que hago, sino me moriría". Donde quiera que fuese en el campo o la ciudad, daba aliento y optimismo al mapuche, sembrando la semilla esperanzadora de un futuro de justicia y libertad, pero al mismo tiempo se nutria de conocimientos y sentimientos de su Pueblo, se iba a los Nguillatun (ceremonias religiosas) y revivía de nuevo.
Como toda artista postergada y agitadora social ignorada que pedía ser escuchada, necesitaba de la publicidad, sin embargo la rechazaba terminantemente cuando se la condicionaba o era para 'llenar vacíos' y ser exhibida como un elemento folclórico atractivo, en programas que eran incompatibles con sus principios. Los medios de comunicación solían llamarle 'La Princesa', quizás porque era hermosa, de modales finos, con una voz que sobresalía entre los grandes del canto y vivía en un barrio residencial de Buenos Aires o quizás porque era selectiva, porque no aceptaba condiciones sobre lo que debía decir y/o porque no se dejaba utilizar. Estas cualidades le eran continuamente cuestionada por los medios de comunicación argentina.
Los estereotipos y moldes creados que alimenta y justifica el racismo de la sociedad huinca, sobre nuestra gente, no podían admitir que una mujer mapuche tuviera esas cualidades (que solo ven en ellos) y que viviera en Buenos Aires en un lugar destinado para blancos o de cualquier otra extracción cultural, excepto indígena.
"A mi nadie me ha dada nada, todo lo que tengo lo he obtenido con sacrificio", me respondio cuando le propuse en Buenos Aires, a mediado de abril del año pasado, que participara al 5to. Periodo de Sesiones del Grupo de Trabajo sobre Poblaciones Indígenas, Sub-comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que se realizo en Ginebra desde el 3 al 7 de agosto; le era difícil creer, cuando le dije que los costos para Suiza serian subvencionados por una institución Inglesa y en Inglaterra por el Comité Exterior Mapuche. Me fui a Chile, semanas mas tarde, devuelta nuevamente a Buenos Aires, con cierta reserva se decidió venir. Era desconfiada hasta con nosotros y yo la entiendo, ella no fue una excepción en nuestro Pueblo, conoció la amarga experiencia de la vida llena de engaños, obstáculos y decepciones, incluso por quienes muchas veces dicen solidarizar con nuestro Pueblo. En otra ocasión me dijo: "Desde la invasión española, que nos quieren salvar, hoy surgen salvadores par todos lados, mientras nuestro Pueblo sigue de mal en peor".
Creo no equivocarme al deducir que su viaje a Europa lo vivió y disfruto al máximo, finalizada la Conferencia de Ginebra, viajo a Inglaterra para tomar parte en una serie de eventos culturales organizado por el Comité Exterior Mapuche desde el 7 al 19 de agosto, durante su tiempo libre lo acompañe a algunos lugares pintoresco del sur de este país. "¡que maravilla!", exclamaba cuando le llamaba la atención una arquitectura antigua, "Ché esperá", con su típico acento argentino, cuando la dejaba atrás, "Es que a voz no te interesa la arquitectura", para de inmediato comentar, "pobrecito", como te aburrirás caminar por caminos que ya conocés", quería conocer todo, no se desprendía de su cámara fotográfica y de su pequeña libreta de apuntes.
Aime era fuerte como el acero, cuando era necesario, a las preguntas mal intencionadas de los periodistas, tenia siempre la respuesta inteligente y certera. Sin embargo, interiormente era profundamente humana noble de corazón y espíritu. En Bristol, reunida con los dirigentes del Comité Exterior Mapuche, estallo, hablo con pasión y sin tapujos; cuando se refería al estado de postración actual a que ha sido condenado nuestro Pueblo, no pudo mas: "Como es posible que los siglos de heroica resistencia de nuestros antepasados, por el cual dieron su vida cientos de miles de personas, se va echar al olvido", con un nudo en la garganta y con lagrimas en su rostro, "Nuestra identidad de Pueblo se esta perdiendo y no hay suficiente unidad entre nosotros". No era la Aime que conocía, ni la imagen que inspiraba, siempre y en toda circunstancias bien controlada, radiante de optimismo y casi siempre alegre.
"Me voy contenta, he aprendido mucho en Ginebra y con ustedes", su humildad y honestidad contrastaba el estilo generalizado de aquellos dirigentes que dicen saberlo todo. Se fue devuelta a Buenos Aires a reanudar su tarea con un entusiasmo que no la ocultaba. Descubrió en Europa, que no era la única que realizaba una tarea de locos: "No estaba equivocada, al luchar par una causa que pareciera perdida", me repetía en diferentes lugares, el rose con dirigentes de Pueblos y Naciones indígenas del mundo, reunidos en el Palacio de las Naciones Unidas de Ginebra, la impacto profundamente, con atención escuchaba a los delegados que relataban los problemas que enfrentan sus pueblos en su lucha por su sobrevivencia. Quedo impresionada de la joven luchadora por los derechos de los pueblos indígenas de Guatemala, Rigoberta Menchu, después que tuviéramos una larga conversación con ella.
En el Aeropuerto de Heathrow de Londres: "Adiós mi lenguaraz (traductor) que Ngenechen (Dios) te proteja", anduvo unos pasos y se devolvió para nuevamente abrazarme. Solo la terrible noticia de su deceso, que nos quebró a los que la conocíamos, explico mi reacción y mi espontánea respuesta 'Buen viaje y éxito en el Paraguay'.


Autor: Reinaldo Mariqueo