martes, 21 de agosto de 2007

Peña Los Lanceros desfilando en Bs. As.


Atardecer de domingo

Atardecer en el campo , luce triste y rojo el horizonte. Sentada bajo la galería
una anciana mira entrar el sol. Se arropa con su manta y en el silencio del campo
retumban sus pensamientos.
A lo lejos silba una perdiz.... Ay José!!! Cuánto me duele el camino!!! Solía
decirte que no te apuraras en volver del pueblo, me gusta la soledad en el
campo. Mis plantas, mis animales y yo no sentíamos el paso del tiempo y nos
sorprendía tu regreso. Mi caballo, atado bajo el ombú del patio, jugaba con la
coscoja, esperando que lo desensille y le dé su morral, mientras yo trajinaba a
pie con las ovejas, los terneros y las cabras. Va a helar, está muy frío , ya ha
parado el viento pampero, pensaba, mientras tapaba mis plantas bajo la galería.
Removía las cenizas del fogón, calentaba la pava grande, por si querías bañarte y
te esperaba adivinando cuando te acercabas, por el movimiento de los animales en
el corral o por las zalamerías de mi cuzco de compañía . Me contabas las
novedades del pueblo y me sorprendías con alguna golosina o con un beso con
aliento a ginebra con permiso de domingo.
A lo lejos se oye el ruido de la ruta, silencio en los viejos corrales de palos y
ramas, la vista recorre el patio con la maleza crecida y amarilla, el horno
proveedor de sustento yace medio derruído y con la boca abierta de dolor y
asombro por la desolación que hoy se ve en esta casa...Un triste día de agosto
como hoy, te cubrió la noche con su poncho negro y helado. Lo que sucede es mi
vejez, la tristeza del tiempo en el almanaque y la añoranza del amor. Dicen que
las almas buenas no se van del todo del lugar donde fueron felices y eso es lo
que me ayuda a seguir como si nada hubiera pasado y fueras a regresar en
cualquier momento del pueblo. Hoy no vinieron los hijos , están en la zafra o
juntando algodón o quizás se fueron para Buenos Aires a buscar la fortuna que
aquí nunca lograrán.Y allá? Será fortuna vivir como se ve en las fotos grises de
los diarios que leo cuando en el almacén me envuelven las papas. Ellos tienen
sueños, fuertes los brazos y el coraje que heredaron de sus padres para enfrentar
la vida.....lo demás es encontrar el camino justo . Vuelan , pero saben que aquí
en esta casa están sus raíces y el regazo de su madre, para recibirlos cuando
algún golpe del destino los haga trastabillar. Algún día solamente tendrán
recuerdos y alguna flor para llevar adonde todo es silencio.
Atardece este domingo de invierno en el campo y estoy viva.....mejor me voy para
adentro.

Lydia Musachi

lunes, 20 de agosto de 2007

Chaqueño Palavecino

Chaqueño Palavecino



Lo compases de un malambo
suenan en chacarera
es el chaqueño que suena
a puro violín y garganta.
Grandioso gaucho salteño
genio y figura de Orán
en ancas de tu canto viajan
Verdes paisajes de amor.

Bajo el cielo de tu Salta
y al revuelo del pañuelo
sueño prenderlo en el alma.
Que bien luce tu estampa
cuando raya tu caballo
y en el patio de tu finca
airosas vuelan las faldas.
La sin corazón retumba
repiquetean las botas
que nunca guardes la risa
que siempre luce tu boca.

Lydia Musachi

Todos los verdes

TODOS LOS VERDES

Me gustaría pintar todo el verde que estoy viendo
verdes grises, verdes claros y verdes oscuros azulados
limoneros, saucedales, manzanos cargando frutos
incipientes y rosados
y la brisa que refresca junto a los canales.

Este es el valle del Neuquén, el Limay y el Río Negro
bajando a borbotones regando al paso sus aguas
los verdes frutos cargados y refrescando esperanzas.
Duro el trabajo en las chacras, dulce espera renovada
que se busquen soluciones para conservar la dicha
de poner en nuestros campos todo el sudor y las ganas.

No permitamos ahora que algunos bajen los brazos
ni que terminen sus vidas angustiados y de un balazo
es duro el tiempo y el aire apesta violencia
pero ante tanta maldad antepongamos conciencia.

Si miramos hacia atrás conocemos el pasado
si atinamos a pensar casi nada a cambiado
porque la historia se encarga de mostrarnos los errores
que venimos heredando desde otras generaciones.

Pero el día llegará y seguramente será
lo que quisimos que fuera
si pusimos buena siembra, buen resultado tendremos
si no aflojamos trabajo y defendemos la tierra.


Neuquén, 05 de diciembre de 2001 Lydia Musachi

El Resero

El Resero

En épocas pasadas, cuando abundaba el ganado y no existía el transporte en camiones, habitaba en nuestras lllanuras, un personaje, que arreaba las tropas de vacas, también nombradas reses, a las ferias de ganado, por ese motivo, lo llamaron resero o tropero . Habitante de los suburbios puebleros, solía tener sus propios animales: algunas vacas, unas pocas ovejas y por supuesto su tropilla de caballos criollos, que el mismo amansaba y enseñaba a trabajar con el ganado. Bizarro trabajador de la campaña, enfrentaba los avatares de inviernos fríos y lluviosos al igual que ardientes veranos, con el tranco firme y sin pausa de su noble compañero tan criollo como el mismo.
La vestimenta del resero era sencilla, vestía bombachas amplias, camisa, chaleco, pañuelo al cuello, buen sombrero de paño, fuertes botas de montar y el infaltable poncho, cruzado sobre la grupa. Generalmente el poncho del resero era impermeable, para protegerlo de las frías garúas invernales, de los vientos y de las lluvias que lo sorprendieran por los caminos. Cuando era necesario hacer noche en su trayecto, buscaba un lugar donde el ganado quedara seguro, y con sus compañeros de arreo se turnaban para dormir. El recado era su cama: las caronas sobre el suelo, el mandil y el cojinillo sobre éllas , las matras y su poncho eran sus cobijas. Los lomillos o bastos le servían de almohada .
En nuestro pueblo los reseros fueron agremiados en el Sindicato de Trabajadores Rurales y Estibadores que se fundó el 4 de agosto de 1944 , designándose una persona que se ocupaba de tener al día la lista de afiliados y dar los turnos para el trabajo que se presentara, ya sea en las ferias de remates o para algún arreo que solicitaban los ganaderos de la zona. Hoy en día quedan algunos reseros que trabajan en la única e histórica feria ganadera que aún opera en nuestra ciudad.
En el Mercado de Hacienda de Liniers, se encuentra el Monumento al Resero, cuya silueta difundieron en todo el país, las ya viejas monedas de diez pesos, donde se ve la noble figura de un prócer desconocido, montado en su noble caballo criollo, como queriendo atravesar las calles y salir campo afuera , buscando el horizonte.
En nuestra ciudad, el Centro Tradicionalista Potros y Lanzas y la Municipalidad, han querido homenajear a tan sufrido trabajador y a su fiel montado, con un monumento emplazado frente a la Terminal de Omnibus y organizando desde hace 12 años la Fiesta del Resero, declarada de interés Municipal, Provincial y Nacional. El predio donde desarrolla sus actividades, y se realiza la Fiesta del Resero, lleva el nombre de don Remigio Astrada, quien cuenta con 90 años de edad y fuera un reconocido exponente en el trabajo de resero.


El Trébol, 20 de abril de 2006 Lydia Musachi

El Juego de la taba

LA TABA: JUEGO CRIOLLO



DEDICATORIA

A mis amigos taberos de los pagos de Magdalena: a Quito Rodríguez, al Vasco Errecarte, al Negro Morcilla, al Zorrino Haedo, al Vasquito Soroa, a Cacho Maggi, a Cacho Conte, al Viejo Gómez, al Negro Gómez, a Montenegro y a Oscar Rodríguez, que jugando de afuera le da calor a la fiesta y a Carlitos Rodríguez,que en invierno con guisos de mondongo y en verano con asados de falda, alegra el espíritu a todos.


Alberto Buela(*)




La Taba como juego practicado por los criollos de Suramérica no es un simple juego de azar como lo era en la antigüedad greco-romana sino que además del factor suerte requiere habilidad técnica en se manejo. Por eso se dice que << tirar la taba no es pa´ cualquiera>>.
Con este trabajo queremos cubrir un vacío en la literatura campera sobre el tema. Puesto que la única publicación que encontramos sobre la taba es un artículo de Luis C. Pinto: La taba Rioplatense, apuntes para una historia de este juego, del año 1959, donde el autor declara: << Confesamos nuestro amor al estudio del pasado vernáculo, pero no nos consideramos especialistas en el aspecto técnico del juego que nos ocupa>>. He aquí el objeto de este libro: aclarar al máximo los aspectos técnicos del juego, dado que nosotros somos, antes que nada, taberos.


EL TERMINO TABA

Algunos autores sostienen, no sin razón , que la palabra proviene del griego astrágalos y del latín talus que significaban en ambos idiomas tanto vértebra, taba como dado. Existió en Roma la lex tallaria contra los que jugaban abusivamente a los dados.
Otros autores afirman que la voz << taba >> hace referencia a la manera de manipular estos huesitos y que debió ser el primer cubilete árabe que en dicha lengua se llama tabba o kaba. Y es probable que hayan sido ellos quienes introdujeron la palabra en España durante su larga dominación desde el año 711 al 1492.


ANTECEDENTES HISTÓRICOS

El juego de la taba es practicado ya en la antigua Grecia como juego de azar, puesto que se jugaba con cuatro pequeñas tabas de carnero o cordero que se tiraba como nuestros dados modernos todos conjuntamente con la mano o cubilete. Las cuatro caras de los huesitos llamados astrágalos, permitían 35 combinaciones diferentes.
El primer antecedente que tenemos figura en la Ilíada de Homero, canto XI donde se cuenta que Patroclo, primo de Aquiles, había huido a su lado después de matar a Clitónimo, hijo de Anfidamante, en una pelea durante una partida de tabas ( astragaloi ). El Término en plural confirma que en la antigüedad clásica, lo mismo que en la España de hoy día, se jugaba a las tabas pero no a la taba-en singular- como se juega en América.


Además del juego, las tabas sirvieron como objeto de adivinación y la astrágalomancia fue un arte muy tenido en cuenta. En este aspecto fue muy famoso el oráculo del templo de Hércules en la ciudad de Acaya.
Entre los romanos fue un juego que estuvo muy en boga. Ellos lo llamaban Alea que significaba suerte. De ahí proviene la célebre frase de César cuando atravesó el Rubicón para atacar Roma: Alea jacta est (la suerte está echada).El juego con la cristianización del mundo pagano fue perdiendo paulatinamente vigencia, sobre todo el aspecto vinculado a las prácticas adivinatorias y en general, en Europa se conservó como juego de azar en las zonas pastoriles de montaña. En el pueblo de la Briviesca (Castilla- León) se realiza el martes anterior a la Ascensión la Fiesta de La Tabera, donde sobre mesas se tiran las tabas. Hay que tener en cuenta, sobre todo con respecto a nuestro juego de taba, que la identidad del nombre no significa la identidad del juego. Puesto que son juegos diferentes, aun cuando pudiera existir alguna remota semejanza.
La taba como juego americano, desprovista del aspecto adivinatorio, se juega en una combinación de baquía y suerte en todo el cono sur de América especialmente en las zonas agrícolo-ganaderas, pues es necesario abundante ganado vacuno para de allí, sacar las mejores tabas que son aquellas que provienen del garrón de los grandes toros o bueyes. Su radio de acción abarca toda la Argentina, parte de Chile y Bolivia, la campaña paraguaya, el sur de Brasil y todo el Uruguay.
Cuenta Martiniano Leguizamón en su libro De cepa Criolla (1908) que “Rosas y Quiroga fueron dos diestros apasionados y formidables taberos que dejaron larga fama”.



En cuanto a la partida más grande de taba, parece ser que fue la que se jugó durante cinco días – del 13 al 17 de septiembre de 1872- en la Tapera de Díaz de Los Toldos, a propósito de una carrera sobre diez kilómetros entre Juan Moreira y el cacique Justo Coliqueo, que se corrió el día 15 y ganó Moreira por media cuadra de distancia. Se formaron cuatro canchas de taba y tres de monte.
Fue y es un juego prohibido desde siempre por las autoridades debido a las consecuencias que se derivan del juego por dinero, como peleas y discusiones violentas.
Los versos del poeta y cantor sureño Héctor del Valle vienen, al respecto, como anillo al dedo:

Y como quien a gusto se desata
Al ratito nomás ya me encontraba
En la ida y venida de una taba
Donde cambia de dueño mucha plata.






DESCRIPCIÓN DE LA TABA

Es uno de los huesos que integra el tarso de los vacunos que en anatomía se llama astrágalo. Tiene cuatro caras la mayor denominada carne o suerte con forma de S, la menor llamada culo o playo y las dos laterales hoyo y tripa. Existen según su peso tabas livianas y pesadas. Las primeras de entre 250 a 300 gramos y las segundas de 350 en adelante. Si bien hay quienes juegan tabas tal como salen del animal, la mayoría de las tabas para jugar están . Es decir, se le realizan al hueso apliques de metal que no sólo le dan mayor peso, volumen y equilibrio sino que además permiten < la clavada>, tiro de máxima destreza en este juego. Los apliques de metal se hacen en las dos caras planas siendo de metal más o menos precioso- cobre, bronce u oro para la suerte y hierro o acero para el denominado culo o chuque.

En cuanto a la preparación de las tabas se dejan secar hasta eliminar todo vestigio de carne. Generalmente suele dejarse sobre un hormiguero, luego se la tapa con yerba usada para la que la coloree y finalmente se la hierve en grasa cubierta hasta algo más de la mitad pero dejando la cara de la suerte seca. Ello permitirá obtener una taba suertuda. El procedimiento contrario, en general produce tabas < culeras>. En Argentina los mejores especialistas en el < calzado de tabas> son de la escuela de Pedernales Provincia de Buenos Aires, de donde proviene la marca < El Campechano> de Juan Alessandrelli, continuado luego por Ángel Núñez y actualmente por Copes y Pulenta.

Los tipos de tabas según los modelos de < calzado> pueden ser de suerte o culo –partido o entero-. De filo o hacha, que es la parte del culo que debe , simple o con gavilán. Y en cuanto al tipo pueden ser derechas o izquierdas según indique la punta de la suerte.


LA CANCHA, EL TIRO Y LAS REGLAS


Se requiere un terreno limpio donde ubicar la cancha, que está compuesta por dos campos separados uno de otro por una distancia de siete pasos o seis metros como mínimo. El espacio entre los dos campos se denomina que está delimitada por dos líneas o rayas a las que a veces se les pone un alambre por arriba para determinar mejor si el tiro fue adentro o no. En cada campo, además de regarse y apisonarse, suele marcarse un que es un espacio circular de tierra bien humedecida que permita al tabero de baquía realizar la <> que consiste en hacer que la taba caiga en el campo contrario y quede firmemente adherida al suelo merced al hacha o filo y con la suerte para arriba.


La clavada perfecta se denomina Luis XV. Si la taba en la clavada queda muy parada se debe verificar con un billete o papel que la punta de la suerte se encuentre despegada del suelo. Caso contrario, se transforma en <> o <> figura que carece de valor- no se gana ni se pierde-, salvo que de antemano se estipule lo contrario.
Existen sólo dos formas correctas de tomar la taba ya sea con la suerte hacia arriba y la punta hacia delante, lo que permite la clavada de <> o con el culo hacia arriba y el talón hacia delante, lo que posibilita el tiro de <>. La taba se tira girando hacia adentro como las agujas del reloj. Existe, además de estos dos tiros de destreza o habilidad, el tiro de <>que consiste en enviar la taba dando sucesivas vueltas en el aire; este es el tiro más común, y ya no supone destreza sino sólo suerte. Y en general, hace que la taba <> en el campo contrario antes de detenerse.

Para tirar la taba el tirador se ubica detrás de una de las rayas, toma el hueso con la palma abierta hacia el cielo y apoya suavemente el pulgar en la parte superior para darle el equilibrio correcto al arrojarla, evitando que <> cuando la arroja. Mide a ojo la distancia, dobla el brazo de modo que la mano llegue a la altura del hombro, inclina un poco el cuerpo y elevando el brazo lanza la taba.
En cuanto a las reglas las fundamentales son : se juega en una cancha de siete pasos entre campo y campo. Con una sola taba todos los jugadores. No se debe pisar la raya ni cambiar de campo. Si cae adentro es mala, es decir no hay juego. La suerte gana el culo pierde. Si cae de costado, sea hoyo o tripa es mala. Los jugadores pueden jugar a su mano o a la de los otros, sea al tiro o a la espera. Las apuestas se realizan en el centro de la cancha. El jugador que recién entra y es sacado sin haber podido ejecutar ningún lance tiene <>, si la pide.



LA TABA Y LAS TRAMPAS


La taba es uno de los pocos juegos, sinó el único, donde los pillos buscan sacar ventajas a los que saben jugar, más bien que a los que no saben. Puesto que estos últimos al tomar la taba de cualquier manera y arrojarla << de roldana>> no dependen de ninguna habilidad o baquía sino simplemente de la suerte, y ahí no hay trampa que valga.
Como dijimos, sólo existen dos formas correctas de tomar el huesito, una con la suerte hacia arriba y la S apuntando – para lograr < la clavada> de dos vueltas-. Y otra, con el culo o chuque hacia arriba y el talón apuntando –para lograr la clavada de vuelta y media-.
Los tramposos son de dos clases: los que trabajan sobre las tabas o sobre las canchas.
La trampa más habitual es sobre la taba. Así entre los timberos es cargarla para que <> al que tira a clavar. La taba se carga del lado de la suerte, ya sea llenándola con plomo o metal. Otra forma es, antes de cazarla, hervirla en grasa del lado de la suerte varias veces, lo que le da mayor peso a este lado y la desequilibra en la caída. Este tipo de tabas se denominan <>.
La segunda trampa en importancia, aunque de mayor elaboración es acomodar la cancha. Como dijimos, la cancha está compuesta de dos campos y para que la taba rebote y no se clave , una forma es aprovechar las raíces de un árbol próximo rellenando previamente a la jugada el campo de ese sector. La otra forma de trampear un campo es enterrar un cuero de oveja debajo del mismo, lo que hace las veces de colchón impidiendo que la taba se clave y ayudando a que se dé vuelta. Al respecto están los famosos versos:

<< Clavé en medio de la cancha
la hoja de mi facón,
entonces saqué un pellón
a flor de tierra estanquiado>>


Para evitar esta trampa lo mejor es jugar con <>- sector de cada campo bien picado y regado que no se permite pisar- en donde el tabero diestro pueda mostrar sus habilidades.
Existen además otras trampas menores, que son debidas más bien al aprovechamiento de las circunstancias que rodean una partida cualquiera.


TIPOS DE PARTIDAS

La partida normal y tradicional de taba se juega al aire libre en una cancha y con una sola taba entre diez o doce jugadores distribuidos por mitades.
Las partidas por campeonatos o certámenes se juegan simultáneamente en varias canchas debido a la cantidad de participantes. Y se van descartando por puntaje hasta llegar al final en una sola cancha.
Las partidas de exhibición se juegan entre dos o cuatro jugadores avezados y con varios tipos de tabas para mostrar sus destrezas.
Tenemos también el tipo de partida denominada << treinta y una >>, donde se otorga de entrada un valor a las distintas posiciones en que puede caer la taba. Así la pinina vale treinta y una; la clavada, diez; la suerte vale cinco puntos; el culo clavado, tres y el culo simple, uno. Las apuestas se realizan antes de comenzar el juego y el jugador que primero haga treinta y una gana la apuesta, pero <>. Por ello el jugador se puede plantar si estima que puede pasarse. En tal caso todos los puntos que haga después se le suman al contrario quien, sin pasarse, puede ganarle si suma mas puntos que él al plantarse.
Finalmente tenemos las partidas <>, en galpones, vagones de tren, galerías, etc., en donde se arma la cancha con dos bolsas de arpillera bien mojadas con un poco de tierra o arena arriba. En este caso no existe la clavada porque es imposible hacerla, pero se busca un tiro denominado <> donde la taba cae de plano suerte.


NOTAS BILBLIOGRÁFICAS


Son muchos los autores que han escrito algo sobre la taba, pero sólo noticias limitadas a unos pocos renglones, a lo sumo un par de páginas. De modo tal que la bibliografía sobre le tema es muy abundante pero al mismo tiempo muy pobre en profundidad. Todos, incluso criollistas reconocidos como Martiniano Leguizamón o Justo P. Sáenz, dicen más o menos lo mismo y del juego en sí no se ocupan, dándolo por sobreentendido.
De la bibliografía rescatamos dos: Un artículo del antropólogo Luis Pinto y tres páginas del eximio folklorista don Carlos Villafuerte.

1.- Pinto, Luis C.: La taba rioplatense, apuntes sobre una historia de este juego, Revista antropología, 1959.

2.- Villafuerte, Carlos: Los juegos en el folklore de Catamarca, La Plata, Ministerio de Educación de la Provincia de Buenos Aires, 1957.


Noticia: La Asociación Argentina de Taba tiene por objeto la práctica y difusión del juego de la taba como deporte y destreza criolla. Su sede está en Atalaya, Partido de Magdalena, Provincia de Buenos Aires. Sus teléfonos son 02221-452497 ó 011-4581-3290. También hay un correo electrónico: asociacionargentinadetaba@yahoo.com.ar .y una página web: www.asocardetaba.com.ar

(*) Presidente de la A.A.T.

viernes, 10 de agosto de 2007

<

Recetas Criollas

PAN CASERO

INGREDIENTES

1 kg. de harina 000
100 grs. manteca o grasa
20 grs. levadura prensada
2 c. soperas de sal fina
1/2 l. de agua tibia
1 c. de azúcar

PREPARACION

Colocar la harina en un bol, agregar la manteca derretida sobre la harina, formando pequeños grumos. Espolvorear la sal fina. Disolver la levadura en el agua tibia y agregarle el azúcar, dejando reposar 10 minutos. Agregar esta preparación a la harina formando una masa suave. Hacer tres bollos redondos iguales. Dejar levar en lugar templado cubiertos por un repasador.
Hacerles un corte en forma de cruz con un cuchillo bien filoso o una gillette. Llevar a horno a temperatura de 180 grados durante 40 minutos. No abrir el horno antes de los 20 m. Antes de retirarlos pincharlos para ver si estám bien cocidos por dentro.

DULCE DE DAMASCOS, CIRUELAS O DURAZNOS

1 kg de fruta pelada
700 grs. de azúcar

Procedimiento

Trozar la fruta, ponerla en una cacerola gruesa con el azúcar y dejarla toda la noche. Al otro día cocinarla a fuego bajo, revolviendo cada tanto, hasta que espese. Pobrar el punto poniendo una cucharada en un plato y hacerle una raya por el medio. Estará listo cuando la raya no se borre.

Mujeres del Olvido

Mujeres del olvido, heroínas de la historia
22/07/2001 - La Revista Diario Primera Edición. Posadas, Misiones Argentina
Patricia Da Luz
En el relato de nuestra historia americana pocas cosas han quedado tan en evidencia como la ausencia –salvo algunas excepciones- de la participación de la mujer en los distintos procesos que van desde la conquista hasta el asentamiento de las Naciones.
Lo cierto es que, olvidadas por su condición en la sociedad de la época o relegadas porque la intensidad de esos tiempos imponía el esfuerzo varonil a sus perseverantes luchas cotidianas, las mujeres quedaron a un costado de la historia oficial, al borde de la significación heroica que obtuvieron sus pares.Pero el trabajo de los que optaron por hurgar un poco más allá de las batallas y fundaciones logró hilvanar historias que rescatan la trama femenina del proceso americano, rico en gestos altruistas, muestras de solidaridad, actos heroicos, rebeldías sin antecedentes, entregas sin condicionamientos.Como débil reconocimiento, algunas trascendieron su tiempo para instalarse en nuestros recuerdos escolares que tuvieron a Doña Gregoria Matorras como madre del Libertador, o al tesonero trabajo en el telar de la sanjuanina Paula Albarracín; la colaboración de las damas mendocinas con el ejército de Los Andes; o el gesto de las mujeres que socorrieron a los heridos en las batallas de Vilcapugio y Ayohuma; o la determinación de las porteñas que con aceite hirviendo ahuyentaron al invasor inglés.De estas excepciones, Félix Luna afirma en “Las mujeres y sus luchas” que “apelar a la memoria descubre una bruma que puede compararse con la que envuelve a otros sujetos de la historia cuya presencia, como la de la mujer, ha sido omitida o, al menos, escamoteada por la historiografía oficial”.Tan apasionante como conocer el relato de los hechos históricos de nuestro continente es descubrir (o revalorar) el desempeño de las heroínas que no alcanzaron a romper el cerco de la trascendencia, pero sí se ganaron la inmortalidad por una vida llena de hechos heroicos o por una determinación que les reservó un lugar en la historia, nuestra historia.Una conquista con manos frágiles La crónica del Río de la Plata indica que fue el adelantado Don Pedro de Mendoza quien arribó a estos puertos con las primeras veinte mujeres que conformaron su tripulación integrada por mil soldados y cien cabezas de ganado caballar, en 1536.Entre las primeras mujeres españolas que llegaron al “río de argento” estaban María Dávila, mujer y legataria de Pedro de Mendoza; Elvira Pineda, criada de Juan Osorio y testigo de su alevosa muerte; Mari Sánchez, esposa de Juan Salmerón de Heredia; Catalina de Vladillo, Isabel de Quiróz, María Duarte y otras, cofundadoras de Buenos Aires.Es justamente una de estas “adelantadas” la que oficia como primera corresponsal de las inhóspitas tierras de la conquista, puesto que con la despiadada descripción de las penurias que se vivían en estas tierras, Isabel de Guevara conmueve no sólo a la corona española sino a las futuras generaciones.Casada con Pedro Esquivel, desde Asunción Isabel de Guevara envía una carta a la reina Juana el 2 de julio de 1556, donde le hace saber la importancia del trabajo de la mujer y la miseria en la que viven en el Río de la Plata.“...Y como la armada llegase al puerto de Buenos Aires con mil quinientos hombres y les faltase el bastimento, fue tamaña el hambre, que al cabo de tres meses murieron los mil. Este hambre fue tamaño, que ni la de Jerusalén se le puede igualar ni con otra ninguna se puede comparar. Vinieron los hombres con tanta flaqueza que todos los trabajos cargaban de las pobres mujeres, así en lavarles las ropas como en curarles, hacerles de comer lo poco que tenían, limpiarlos, hacer centinela, rondar los fuegos, armar las ballestas y cuando algunas veces los indios les venían a dar guerra –hasta acometer a poner fuego en los versos y a levantar los soldados- los que estaban para ello, dar alarma por el campo a voces, sargenteando y poniendo en orden los soldados. Porque en este tiempo –como las mujeres nos sustentamos con poca comida- no habíamos caído en tanta flaqueza como los hombres...”El relato de Isabel refleja que cada paso de la conquista fue seguido por el contingente de mujeres “... Después determinaron subir el Paraná en demanda de bastimentos, en el cual pasaron tanto trabajo las desdichadas mujeres, que milagrosamente quiso Dios que viviesen por ver que en ellas estaba la vida de ellos; porque todos los servicios del navío los tomaban ellas tan a pecho que se tenía por afrentada la que menos hacía que otra, sirviendo de marcar la vela y gobernar el navío y sondar la proa y tomar el remo al soldado que no podía bogar y esgotar el navío...” Ya entonces la ingratitud era moneda corriente a la hora de reconocer el trabajo de las féminas “...He querido escribir esto y traer a la memoria de vuestra alteza para hacerle saber la ingratitud que conmigo se ha usado en esta tierra, porque al presente se repartió la mayor parte, de lo que hay en ella, así de los antiguos como de los modernos, sin que de mi y de mis trabajos se tuviese ninguna memoria, y me dejaron de fuera sin me dar indios ni ningún género de servicios”.Continuar la empresaEn otro retazo de nuestra historia, una expedición de valentía y perseverancia tiene su origen en 1547, cuando Juan de Sanabria firma una capitulación con el rey en la que se compromete a traer ochenta hombres casados con sus familias y ochenta doncellas. Al morir, su viuda Mencia de Calderón demuestra su fuerte personalidad y coraje al decidir cumplir con el compromiso y se propone realizar, de cualquier forma, el viaje a las tierras salvajes. Es así que en 1550 parte de San Lucar, con un grupo de cincuenta mujeres casadas y solteras en la expedición de Juan de Salazar de Espinosa. La travesía estuvo plagada de todo tipo de vicisitudes hasta que arribaron a Asunción, cinco años después de la partida.De este grupo, María Sanabria, la hija menor de la comandanta, se casa con Hernando de Trejo y de esta unión nació quien habría de ser con el tiempo, primer franciscano criollo y tercer obispo de Tucumán, Hernando de Trejo y Sanabria, fundador de la actual Universidad de Córdoba. De leyendasLas memorias de nuestras mujeres también se mezclan con el romanticismo que le otorgan los recuerdos que la transforman en leyendas, tal el caso que relata Ruy Díaz de Guzmán en la “Argentina Manuscrita”.La protagonista es una mujer llamada “la Maldonada” que, “enloquecida por el hambre, se lanza fuera del recinto fortificado, porque el horror de la situación es superior a cualquier contingencia que se presente en tierras de los indios. Mendoza ordena que sea apresada y atada a un árbol a la vera de un arroyo, desnuda, para que sirva de comida a las fieras y de escarmiento a todos. Se cumple la orden y tras una noche de tormenta acuden los soldados en busca de los despojos de la víctima. Ante su asombro la encuentran indemne, lo que le vale el perdón y de allí el origen del arroyo Maldonado”.De amores y desprecios Los relatos lujuriosos de los tiempos de la conquista tiene a muchas nativas como protagonistas de los amores prohibidos con los españoles que a la corte llegaban con formato de escándalo.Mucho ha de pasar hasta que por cédula real se autoriza a los españoles a casarse con indígenas. En “Las mujeres argentinas”, Elsa Jascalevich indica que “sólo se cita un ejemplo en la República Argentina: doña Teresa de Ascencio, hija del cacique de Angaco, casó con el capitán don Juan de Mallea cuando se fundó la ciudad de San Juan. Fue la primera mujer del valle de Tulum que unió su sangre a la raza blanca”. Se suma a este enlace el de Juana Zárate (india Yupanqui de la familia Inca Manco II) y Juan de Ortíz. La hija del cacique aportó a su boda un pacto de amistad con los españoles, sellado por el Anta Huarpe, su padre, y una dote de muchos reales en oro. Esta unión marcó un período de paz entre españoles y las tribus nativas, tanto que el cacique se convirtió en un indio noble. Pudo anteponer el “don” que le concedió el rey Felipe como privilegio real, además del señorío de Angato para sí, sus hijos y descendientes.En la vida de los esposos perduró el amor y tuvieron vasta descendencia, pero la apasionada historia se fue diluyendo con el tiempo, las familias españolas que posteriormente se adueñaron de la zona, se burlaron del hidalgo enamorado y vengándose de los hijos de la india, los despreciaron llamándolos mulatos.Fue la hija de Juan de Ortiz de Sárate quien renunció al poder conferido por el rey para gobernar si muriese su padre lo que motivó todo tipo de especulaciones y comentarios.Reivindicaciones LiterariasCon la colección “Narrativas históricas”, la Editorial Sudamericana ha publicado varias obras de autores contemporáneos que bucean en la historia latinoamericana para rescatar figuras de gran importancia en el pasado, muchas de ellas son mujeres.Así, por ejemplo, Elsa Drucaroff reflota en “La Patria de las Mujeres, una historia de espías en la Salta de Güemes” la valentía de Loreto Sánchez de Peón, quien participa al frente de un grupo de mujeres organizadas a las que se las denomina “bomberas” que se transforman en una red de espías de vital importancia para la emancipación de la Patria.En “La condoresa, Inés Suárez, amante de don Pedro de Valdivia”, Josefina Cruz de Caprile bautiza con el nombre del cóndor hembra a la protagonista para relatar dos tramas: la conquista de Chile y el amor entre la indomable española y el conquistador.Conocedor de la historia latinoamericana, el estadounidense Víctor W. Von Hagen, expone detalles y resalta la figura de una de las mujeres más inquietantes de la América en tiempos de la emancipación. En “Las cuatro estaciones de Manuela, los amores de Manuela Sáenz y Simón Bolívar”, la muestra como una mujer muchas veces caprichosa pero también sagaz y política, que “se consume en el fuego de sus propias pasiones”.No menos interesante es la novela de Ana María Cabrera “Felicitas Guerrero, la mujer más hermosa de la Argentina”, en la que relata la historia de esta bella mujer, viuda del acaudalado Martín de Alzaga, quien tiene una vida comprometida y rebelde para su tiempo, el intenso amor que provocaba con su singular belleza y personalidad fue el causante de su muerte trágica y en su nombre se levantó la iglesia de Santa Felicitas, de Barracas.

Bailando en las Fiestas Patronales

El grupo de adultos de la Peña Folkórica Los Lanceros actuando en las Fiestas Patronales de El Trébol, nuestra ciudad.

Reseña de mi ciudad


HISTORIA DE LA CIUDAD DE EL TREBOL

La zona en que está ubicada mi ciudad,llamada El Trébol, Depto San Martín de la Provincia de Santa Fe, carece de cursos de agua permanente, por éllo no ha habido asentamientos aborígenes en la época anterior a la llegada de los españoles. No presenta montes de altura suficiente para resguardar al hombre. En sus pastizales sólo prosperaban los animales de porte menor, por lo que no era zona propicia para la caza. Se habría utilizado como lugar de cobijo temporal o de paso hacia las áreas mejor dotadas para la supervivencia de los nativos de estas tierras.
La fauna estaba representada por el ñandú, la vizcacha, el peludo, iguanas, zorrinos, zorros colorados y plateados, pumas, gatos monteses, etc. Actualmente se pueden ver algunos ejemplares de estos animales en los campos que están aún sin trabajar y pocos visitados por el hombre, se refugian en las isletas de árboles autóctonos o cerca de los pequeños cursos de agua.
No hay pesca en la zona, sólo en las épocas llovedoras se reproducen mojarras, anguilas y tortugas en los bajos inundables.
Entre las aves tenemos teros, lechuzas, caranchos, chimangos, horneros, pirinchos, corbatitas, amarillitos, paraguayitos,tijeretas, bandurrias, varias clases de palomas ( caseras, turcas, monteras, torcazas, de la Virgen), calandrias, gorriones, tordos, pechos colorados, cotorras , etc.
La flora autóctona es muy escasa, se cuenta con espinillos,algarrobos,talas,chañar,tipas, ombúes, aromitos. Las pasturas como el trébol, paja brava, cortaderas, gramillas, espartillo, tunas y malezas como el cardo, la viznaga , el romerillo y el yuyo de sapo. En las cunetas o lugares poco transitados se pueden encontrar todavía algunos ejemplares de arbustos usados para poner en el mate o en infusiones como el té: poleo, paico, yerbabuena, yerba de pollo, etc.
Los primeros habitantes establecidos en la zona fueron criollos, dueños de grandes extensiones, se conocen algunos apellidos: Chacón, López, Madariaga, Suarez, Echeverría. El Dr. Eduardo Passo, de quien se dice fue descendiente del integrante de la 1a. Junta de Gobierno Patrio, compró la Estancia Las Taperitas a un criollo de apellido Machado y en 1889 solicitó la aprobación de un loteo que denominó Pueblo Passo, éste fue el primer antecedente de nuestra localidad.
El 15 de Enero de 1890, pasa por la zona el primer tren con destino a Las Yerbas, oficializándose como población y llamando a su estación El Trébol, en honor a la flor nacional de Irlanda. El distrito estaba formado por las Estancias Las Taperitas, Tres Arboles y La Victoria, además de Santa Catalina y El Cardo. Estas últimas desde 1933 pasaron a pertenecer al Distrito Los Cardos. Esta es una breve reseña del lugar donde están mis raíces, donde descansan mis antepasados venidos desde Suiza e Italia, primeros inmigrantes de la Colonia Santa Ana, cerca de Esperanza. Hoy es una pujante ciudad de 12.000 habitantes, con importantes industrias y explotaciones agrícolas ganaderas.Adonde vuelven nuestros hijos cuando terminan sus estudios universitarios o los que vencidos por las añoranzas regresan a su terruño.

Lydia Musachi- El Trébol- Pcia de Sta Fe- E-mail:lmusachi@hotmail.com

jueves, 9 de agosto de 2007

MITOS Y LEYENDAS DE ARGENTINA Y EL MUNDO
(80) - LA LEYENDA DEL OMBÚ

El ombú suele aparecer raramente... Lo creen árbol bueno, su raíz enorme y retorcida con grandes protuberancias sirve de guarida a los perros.
Lo creen un árbol bueno porque generosamente da sombra al caminante. Cuenta la leyenda que cuando Dios hizo el mundo, después de haber hecho los mares y la tierra, los hombres y los animales, cuando hacía las plantas, a cada una le preguntaba lo que quería ser. Cuando le llegó el turno al Quebracho, éste le dijo: - Tata Dios... ió quero ser juerte y duro pa' resistir los golpes de la suerte, y Tata Dios lo hizo juerte y duro. Cuando le llegó el turno al jacarandá, éste dijo: - Tatita... ió quero ser coqueta como mujer, y Tata Dios la hizo coqueta... Después le llegó el turno al cañaveral... - Qué querís ser vos?... le dijo Tata Dios... - Ió quero ser, Tata Dios, largo y duro pa' ser lanza e' soldado y picana 'e los bueyes en el trabajo 'e las carretas... dijo el cañaveral del cañadón... Por último le llegó el turno al ombú y éste al ser preguntado por Tata Dios, le contestó:
- Tata Dios... ió quero ser coposo para dar sombra y descanso a los caminantes; ió no quero flores ni perfumes, ni vistosos colores, ni jugo, ni siquiera fruto... que mi tronco sea blando y que ni los clavos puedan quedar clavados en mi madera... Tata Dios... ió quero hacer el bien a los hombres... ió quero aliviarles las fatigas cuando cruzan las llanuras y los montes, los ríos y montañas bajo el sol calcinante y muertos de sed en medio de la tierra reseca por el fuego y el calor... Y Tata Dios lo hizo como le pidió el ombú.
Pasaron muchos siglos y siglos... Vino el Redentor del mundo, salvó a los hombres y éstos lo crucificaron. Cuando el ombú lo supo corrió y pidió hablar con Tata Dios... Tatita Dios consintió y el pobre ombú lleno de dolor; le dijo: - Tata Dios... cuando usted hizo los árboles les preguntaba a todos qué querían ser... y tuitos querían ser bonitos, lindos y juertes... Ió no quería nada d'eso pa' que jamás pudiera servir de cruz, como sirvieron otros otros árboles p'al Hijo de Dios que nos trajo amor al mundo... - ¡Ah...já!...bueno m'hijito... mi hais ienao de satisfacción... A naides había oído hablar tan lindo, dijo Tata Dios... y abrazándolo, le dijo: - Ió te protegeré por toda la eternidad para que sigas haciendo el bien a los hombres... Fuente: www.vocesdelfolklore.com.ar

Qué es la Patria?


¿ Qué es La Patria?

Es la Patria nuestro cielo
nuestros campos, la frontera,
el suelo donde nacimos
y la Bandera.

el aire que respiramos,
las herramientas que yo esgrimo,
el sudor de nuestra frente...
y nuestro Himno.

Es la Patria nuestra casa,
nuestros ríos, nuestras sierras,
la cama donde dormimos...
y nuestra tierra.

Es el pan que cosechamos,
nuestras dichas y desgracias,
los hermanos compatriotas...
la democracia.

Es la Patria los amores,
nuestros hijos, nuestras madres,
nuestro trigo, nuestras flores...
y nuestra Libertad!!!!!

Juan de los Santos Amores

Acercándonos a nuestro folklore


Y en el camino se acomodan las cargas dice un viejo refrán….
Así lo creemos y así lo dejamos escrito en esta primera incursión en este valioso rincón dedicado a nuestro folklore.
Dijo Ricardo Rojas:
“ Revivir, mantener o divulgar las mas bellas formas de la Tradición Americana, es noble empresa de Arte y Ciudadanía. Empresa necesari
a en todo tiempo, lo es más en nuestra época desorientada y en nuestra ciudad hetereogénea.
Tradición no es pasado muerto, sino vida anterior que sobrevive, o sea sustancia espiritual de nueva vida para lo por venir.”

Buenos Aires, Abril de 1924

Folk, pueblo y lore, sabiduría, son dos vocablos de origén inglés que, unidos, han plasmado un valioso concepto. Folklore es lo que un pueblo sabe. Lo que ha acumulado a través del tiempo. Vive en la forma ancestral de tejer las fibras, de preparar los alimentos y modelar las cerámicas; en la forma de manifestar las alegrías y las penas… Folklore es la manera especial que tiene cada pueblo de ver el mundo y vivir la vida.
Las costumbres y tradiciones van contándose y enseñándose de padres a hijos, con el tiempo el origen de las tradiciones se olvidan, pero todos sienten que éllas les pertenecen, forman parte de su historia o que esa costumbre los representa.
Por eso todos los pueblos aman y conservan su folklore. Para darlo a conocer , estudiosos que saben escuchar al pueblo han recopilado y puesto por escrito las voces del saber colectivo. A esto lo conocemos como folklore literario. En cambio a los autores que se inspiran en temas populares o emplean técnicas y lenguajes folklóricos, a éstos se los llama autores de literatura de proyección folklórica.
En este rincón trataremos de poner a consideración de nuestros visitantes, un poco de todo, como en botica.

Día Internacional de las Poblaciones aborígenes.


DIA INTERNACIONAL DE LAS POBLACIONES INDIGENAS

En la Resolucion 49/214 del 23 de diciembre de 1994, la Asamblea General de las Naciones Unidas, decidió establecer el "Día Internacional de las Poblaciones Indígenas", a celebrarse el 9 de agosto cada año durante el Decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas del Mundo. Los pueblos indígenas del mundo, o "pueblos originarios", no han seguido la misma trayectoria histórica de la colonización. En el nuevo mundo, los colonizadores europeos llegaron y se asentaron sin más ni más, con resultados drásticos. Los pueblos indígenas fueron apartados y marginados por los descendientes dominantes de los europeos. Algunos pueblos han desaparecido, o están a punto de desaparecer. Según cálculos modernos, la población del siglo XV, precolombina, de América del Norte era de 10 a 12 millones. Hacia el año 1890, se había reducido a aproximadamente 300.000. En partes de América Latina, los resultados fueron análogos; en otras, todavía existen poblaciones indígenas mayoritarias. Pero hasta en esas zonas los pueblos indígenas suelen estar en desventaja. Los pueblos indígenas de América Latina siguen haciendo frente a los mismos obtáculos que los pueblos indígenas de otras partes del mundo; primordialmente, están despojados de sus tierras. Y ese despojo suele basarse en distinciones derivadas originalmente de la raza.Los problemas que afrontan los pueblos indígenas ocuparán un lugar muy visible en el programa de la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, que se celebrará en Durban (Sudáfrica) del 31 de agosto al 7 de septiembre. Se espera que en esa reunión la comunidad internacional preste más atención a la amplia diversidad de formas modernas de racismo y discriminación. El título de la Conferencia pone en claro que la lucha contra el racismo es mucho más que una simple cuestión de color.
Es de imperiosa URGENCIA rescatar nuestro patrimonio Cultural.Debemos trabajar todos para salvar el testimonio de culturas minoritarias que están en vías de desaparecer. A pesar del último censo realizado en Argentina, que incluye un ítem sobre POBLACION ABORIGEN, los datos son INCIERTOS ya que ellos omiten declarar sus raíces debido a la discriminación social que reciben. A pesar de sus diferencias geográficas ya como generadores o consumidores de energía comparten un claro objetivo en común:- Derecho a un territorio propio y adecuado a su realidad cultural.- Derecho a ser reconocido como pueblo y no como minoridades.- Derecho al auto desarrollo (de acuerdo a sus necesidades).- Derecho a la autodeterminación.- Derecho a la integridad cultural respetando su cosmovisión.

Los Pueblos originarios en la Argentina de hoy.


Los pueblos originarios en la Argentina de hoy
En medio de la acuciante crisis global contemporánea, el rescate de los valores esenciales de la cosmovisión originaria no sólo resulta imprescindible para el resurgimiento de las identidades étnicas de los propios indígenas, sino que coincide con la búsqueda de muchos occidentales en pos de una sociedad más justa, integrada y sustentable. Esta coincidencia permite hoy un nuevo acercamiento que era impensable tiempo atrás.No existe consenso sobre el significado del término “pueblos indígenas”. Sin embargo, se puede recordar la definición que ofrece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su artículo 1.1.b: “[son] considerados indígenas por el hecho de descender de poblaciones que habitaban en el país o en una región geográfica a la que pertenece el país en la época de la conquista o la colonización o del establecimiento de las actuales fronteras estatales y que, cualquiera que sea su situación jurídica, conservan todas sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas o parte de ellas."En la Republica Argentina , en el año 2001 se realizó el Censo Nacional de Población, en el que se relevó, además, los hogares donde existe población indígena la información no está disponible pero "las cifras que extraoficialmente arroja dicho censo es de un millón y medio de personas que se reconocen como indígenas"1 , lo que significaría aproximadamente un 4% de la población del país."Algunas ONG's y organizaciones han estimado que el número de personas indígenas podría estar entre 800.000 y 2.000.000.Se cree que un porcentaje bastante elevado vive en asentamientos rurales y en forma comunitaria representando aproximadamente entre un 3% y un 5% de la población total del país. Algunas provincias cuentan con entre un 17 y 25% de indígenas en su población."2 Cabe destacar también que por efectos de la migración urbana, en algunas capitales de provincias habría una altísima concentración de estos habitantes. Los indígenas urbanos recién empiezan a reconocer sus raíces. Durante muchos años escondieron su identidad, para no ser víctima de discriminación. Por ahora, es difícil estimar esta población en ámbitos urbanos pero si existiera y se realizara un censo adecuado a la realidad actual de los pueblos originarios, las cifras seguramente no tendrían mucho que ver con las del hecho en 2001.Para más información, ver “El censo indígena en la Argentina”:Tiempo Nacional de Pastoral Aborigen [ENDEPA] y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos [MEDH], Julio 2003, Informe alternativo sobre el cumplimiento del Estado argentino a las obligaciones asumidas por la ratificación del convenio 169 de la OIT relativo a pueblos indígenas en países independientes
2 Centro de Estudios Legales y Sociales, Morita Carrasco, 2002. Una perspectiva sobre los pueblos indígenas en Argentina.
• Más de 20 etnias
La composición y distribución de la población originaria en Argentina sería aproximadamente la siguiente3:
- Región Noreste (provincias de Chaco, Formosa, Misiones y Santa Fe): pueblos Mbya-Guarany, Mocoví, Pilagá, Toba, Vilela y Wichí.
- Región Noroeste (provincias de Catamarca, Jujuy, La Rioja, Salta, San Juan, Santiago del Estero y Tucumán): pueblos Atacama, Avá-Guarany, Chané, Chorote, Chulupí, Diaguita-Calchaquí, Kolla, Omaguaca, Tapiete, Toba, Tupí-Guarany y Wichí.
- Región Sur (provincias de Chubut, Neuquén, Santa Cruz y Tierra del Fuego): pueblos Mapuche, Ona, Tehuelche y Yamana.
- Región Central (provincias de Buenos Aires, La Pampa y Mendoza): pueblos Atacama, Avá Guarany, Diaguita-Calchaquí, Huarpe, Kolla, Mapuche, Rankulche, Toba y Tupí Guarany.
LEGISLACIÓN
1985: Ley 23.302 sobre política indígena y apoyo a las comunidades aborígenes de Argentina. Su articulo 5 crea “el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas –INAI- como entidad descentralizada con participación indígena.”
En el año 1994, en ocasión de reformarse la Constitución Nacional de la República Argentina, y en la misma línea que el convenio antes mencionado se incorporaron los Derechos de los Pueblos Indígenas en el art. 75 inc. 17: “Corresponde al Congreso: Reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos”.
1994: Ratificación del Convenio sobre la Diversidad Biológica. Este pacto surgió de la Cumbre para la Tierra celebrada en 1992 en Río de Janeiro. Establece los compromisos de mantener los sustentos ecológicos mundiales a medida que avanzamos en el desarrollo económico. El Convenio establece tres metas principales: la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de la utilización de los recursos genéticos.
2000: Ratificación del Convenio Internacional 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en países Independientes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).LA VIOLACIÓN DE SUS DERECHOSSi bien la legislación reconoce a los pueblos originarios derechos fundamentales en cuanto a los temas de participación, de territorio, biodiversidad, derecho consuetudinario, educación intercultural, en los hechos estos no se respetan:- Derecho de participación y consulta en todos los asuntos que les afectanMuchos errores, omisiones e incumplimientos del Estado en relación con la aplicación práctica del derecho indígena, podrían ser subsanados si existiese una efectiva participación de los afectados en el diseño, planificación, ejecución y control de las políticas que les conciernen. No obstante, y paradójicamente, el mismo Estado que debe garantizar este derecho es quien más frecuentemente lo viola.
- Derechos territorialesSurge claramente del derecho constitucional que corresponde al Estado Nacional y concurrente a las provincias, arbitrar los medios necesarios para regularizar el dominio de los pueblos indígenas sobre las tierras que tradicionalmente ocupan. A su vez, la ley nacional 23.302 establece la competencia del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas en la gestión de transferencias de tierras. La tibieza con que este organismo encara la defensa de los derechos territoriales indígenas aumenta la inseguridad jurídica de las comunidades respecto de la propiedad de las tierras. Más aún en los casos de tierras fiscales provinciales, en los que el INAI alega incapacidad para presionar a los gobiernos locales.
- Derecho a la educación bilingüe e interculturalLa falta de definición sobre lo que significa la educación bilingüe e intercultural ha llevado a que, en la práctica, sólo se incorpore a la escuela un hablante del idioma indígena en carácter de "auxiliar bilingüe" del maestro oficial. En la práctica este desempeña muchas veces tareas de ordenanza y/o limpieza. Por otra parte, no existe una adecuación de contenidos curriculares que dé cabida a la historia y cultura de los diferentes pueblos indígenas. Esta situación podría mejorarse con el nuevo Programa Nacional de Educación Intercultural y Bilingüe del Ministerio de Educación, creado en junio de 2004.
Fuente: Centro de Estudios Legales y Sociales, Morita Carrasco, 2002. Una perspectiva sobre los pueblos indígenas en Argentina.
CULTURAS INDÍGENAS
Los pueblos originarios de la Argentina se encuentran hoy en un proceso de rescate de su identidad cultural. Sin embargo y a pesar de sus diferencias, mantienen vigentes sus valores esenciales, que la Fundación Desde América identifica como:
- Una profunda integración con la Naturaleza y el Universo- Sentir y cuidar la Tierra como el hogar- El respeto por todos los seres vivientes- El sentido comunitario de la vida
EL MOVIMIENTO INDÍGENA EN ARGENTINA
Nació de manera formal con el Gran Parlamento Indígena en 1973 y luego con la creación de la Asociación Indígena de la República Argentina en 1975. Muchas organizaciones surgieron en los años ochenta y representan a cada pueblo a nivel provincial. Hasta hace unos años, el movimiento indígena en Argentina estuvo muy disperso: es el reflejo de la diversidad de sus pueblos y de sus realidades. Entre muchos aspectos, esta divergencia se marca entre el Norte y el Sur, por sus historias distintas y su composición étnica más homogénea al Sur, muy fragmentada en el Norte (conviven 9 etnias en la provincia de Salta). Hoy, el movimiento indígena trata de organizarse al nivel nacional. El intento más reciente es la Organización Nacional de los Pueblos Originarios de Argentina (ONPIA), creada en 2003.Es importante tomar en cuenta la existencia de dos corrientes de opinión que predominan dentro del movimiento indígena. Una tiene reivindicaciones que giran en torno a la emergencia, los servicios sociales (planes jefes y jefas, becas de estudio, etc) y exige el cumplimiento de las leyes vigentes. Otra, más progresista, trabaja en la construcción de un Estado Intercultural. Reclama la elaboración de una política indígena de Estado -política estructural y no solamente social- y ve la clave de esta construcción en la participación de los indígenas en todos los ámbitos de la vida política.





Feb 20 2007 12:00AM NotasENCUESTA NACIONAL INDÍGENASegún una encuesta a nivel nacional, hay en la Argentina más de 400 mil aborígenes.Los censistas, que también debían ser aborígenes, visitaron entre mayo de 2004 y 2005, 57 mil hogares de todo el país. Encontraron a representantes de 22 pueblos diferentes. Fuente: www.clarin.com









Copyright © 2004 periodismosocial.org.ar - Todos los derechos reservados

Peña Folklórica Los Lanceros

Peña Folklórica Los Lanceros

Historia de la Peña Folklórica Los Lanceros

HISTORIA DE LA PEÑA FOLKLORICA "LOS LANCEROS"

La Peña Folklórica "Los Lanceros", nace a raíz de la necesidad de contar con un ámbito cultural dedicado a la enseñanza , principalmente , tener la posibilidad de cursar la carrera de Profesor de Danzas Folklóricas Argentinas, por lo que con el apoyo de los socios lograr que los cursos sean gratuitos para los alumnos, ya que los destinatarios de éllos son niños, jovenes y adultos provenientes de familias de escasos recursos. Se realizan los trámites para obtener la incorporación de nuestra escuela al INSTITUTO DE ARTE FOLKLORICO (I.D.A.F.) que dirigía el Profesor Juan de los Santos Amores, obtenida la misma comienzan inmediatamente los cursos con la concurrencia de 16 alumnos bajo la dirección de la Profesora del IDAF Lydia Musachi y de las Profesoras Lilian y Evangelina Parucci, tambien del IDAF de la ciudad de Las Rosas.
Al mismo tiempo se tramita la Personería Jurídica de la institución fundada el 15 de marzo de 1988, obteniendo el Nro.: 372. Fue su primera presidenta la Sra. Lydia Musachi actuando como secretaria Graciela Carballo de Gómez, siendo los demás integrantes de la comisión directiva: Celeste Jos
é Depetris, Cliria Francisca Costero, Mirta Pagani, Maria Virginia Mesa, Renee Tourón , Pilo Gómez y varios otros que pusieron todo de sí para hacer que la peña fuera lo que en sus principios se enumera, porque además de la enseñanza de danzas, se daban cursos de telar norteño a cargo de la Sra. Mirta Gallo del Centro Tradicionalista La Carreta de Cañada Rosquín, se realizaron varios festivales folklóricos, cenas con locro y empanadas, se asistía con abanderado y escoltas a todos los actos públicos de nuestra ciudad y a los eventos tradicionalistas donde se nos invitaba. Se dieronn charlas sobre nuestra cultura aborigen y sobre folklore en las escuelas primarias y en la Escuela Técnica de nuestra ciudad. Se fueron juntando libros y elementos para nuestra biblioteca folklórica, que luego fueron donados a la Biblioteca Domingo Piccolo. Estuvimos presentes en cuanto evento folklórico se realizaba, con nuestro grupo de danzas participamos de competiciones a nivel provincial en Bigand, obtuvimos el 2do premio, y en Melincué, nuestra representante Mirta Carina Macedo fue elegida paisana Provincial . Ella nos representó con su presencia de paisana y con su donaire al bailar, gato, chacarera y escondido. Fue su acompañante en la oportunidad, uno de nuestros profesores el joven Jorge Calderón, proveniente de la Peña La Carreta de Las Rosas.
En el año 1993 fuimos subsede del Festival Nacional de la Zamba, que se llevó a cabo en la ciudad de San Miguel de Tucumán, del 7 al 10 de Octubre de 1993. En la Subsede de Carcarañá se eligió la pareja de baile que representó a la Pcia de Santa Fe en la citada Fiesta Nacional. La pareja ganadora de nuestra subsede fue la representante de la Municipalidad de San Jorge y éllos fueron los encargados de dejar bien sentado nuestro prestigio zonal en la elección de Carcarañá. Aunque no fueron los ganadores, les agradecimos de corazón el habernos representado tan bien.
El grupo de danzas de la Peña folklórica " Los Lanceros" , utilizó como presentación en todas sus actuaciones y como lema diario el siguiente párrafo de nuestro eximio representante de la cultura gauchesca, Don Ricardo Rojas:
"Revivir, mantener o divulgar las mas bellas formas de la tradición americana, es noble empresa de arte y ciudadanía. Empresa necesaria en todo tiempo, lo es más en nuestra época desorientada y en nuestra ciudad heterogénea.
TRADICION no es pasado muerto...sino vida anterior que sobrevive, o sea, sustancia espiritual de nueva vida para lo por venir".
En la Fiesta Provincial del Malambo que se lleva a cabo en la ciudad de Venado Tuerto, hemos participado dos años consecutivos con el siguiente grupo de danzas: Lydia Musachi, César Tiberi, Sergio Tourón, Claudia Joele, Gladys Maurino y Fabián Reynoso. Solista juvenil de malambo fue Horacio Gabriel Tourón, quien fue muy aplaudido por el público. Llevamos el primer año al solista masculino de canto y guitarra, nuestro amigo y colaborador Omar Molbert, oriundo de la localidad de Centeno, pero incondicional con nuestra institución. Obtuvo el segundo premio en canto. El como buen gaucho, agradecido nos dedicó este hermoso poema:


Omar Molbert- 7 de junio de 1989
PARA LYDIA Y SUS LANCEROS

Las gracias les quiero dar
a la Peña Los Lanceros
que con su aspecto sincero
han hecho mi alma vibrar
cuando llegó mi cantar
recuerdo y nunca lo olvido
a esos queridos amigos
mojones de tradición
siempre seré un eslabón
entre sus brazos unidos.

A Lydia quiero nombrar
corazón de Los Lanceros
su danza es pañuelo en vuelo
su mano tibia torcaz
su corazón repicar
de bombos en chacarera
el vuelo de su pollera
hace vibrar de emoción
lo mismo que el Pericón
y el flamear de mi bandera.

Nunca declinen sus lanzas
los lanceros de mi provincia
seamos indios aunque sin vincha
se puede luchar igual
con nuestra danza enfrentar
la invasión de los cipayos
el malambo como un rayo
recuerdo a los olvidao
que la Patria se ha formao
con la lanza y de a caballo.

De la Peña Los Lanceros
lo digo lleno de gozo
salieron mozas y mozos
bailarines de los buenos
orgullo de nuestro suelo
no se hechan a la retranca
y de su cadencia arrancan
mostrando el arte nativo
si parecen que han salido
de la misma "Salamanca".


Desde el año 1995 la escuela de danzas de Los Lanceros ha dejado de estar incorporada al IDAF, las comisiones directivas fueron cambiando, los conjuntos de danzas y sus directores tambien. Desde el año 2004 hemos estado tratando de recuperar el patrimonio de la Institución que se fue diluyendo en las distintas personas que tomaron su conducción. Aunque no lo hemos logrado, fuimos rescatando los libros de Actas, algunas carpetas con correspondencia y volvemos a empezar con los mismos principios con que la fundamos. Este año 2007, recomenzamos con nuestra Escuela de Danzas dependiente del I.D.A.F. ya que yo como Presidente,soy Profesora recibida en dicho Instituto de Arte Folkórico que fundara el Profesor Juan de los Santos Amores y que tras su fallecimiento dirige su esposa Maria del Carmen Pini y su hija Viviana Diaz.